Capitulo 5 – Beso Sospechoso


-¿Por qué tengo que desnudar mi piel frente de los demás?-

Renegó Rushella, estaba molesta por las miradas a su alrededor.

Después de terminar de limpiarse al terminar el almuerzo, Rushella fue a la enfermería.

Hoy era el examen físico.

Antes de entrar a la habitación, todas las estudiantes tenían que vestirse con la ropa de gimnasia, pero antes de llegar a la enfermería, la mayoría de las presentes se las habían quitado ya, dejando solo su ropa interior.

Ya que sus cuerpos estaban expuestos a las demás durante la examinación, todas estaban interesadas y habían elegido su ropa interior con especial cuidado. Las variadas telas cubriendo los cuerpos de las chicas eran de colores bastante llamativos.

Aunque el propósito del examen físico era tomar medidas, altura, peso, o la altura que se tiene al estar sentado, la mayoría de las chicas aprovecharían la oportunidad para tomar las cintas de medición y registrar sus tres medidas.

Reunidas en grupos, las amigas median el busto y las caderas una de la otra.

-¿De qué están tan alegres…?-

-Oh cariño, ¿de verdad no planeas tomar tus medidas?-

Alguien detrás de ella de pronto arrancó la camiseta de Rushella.

Envueltos en encaje blanco, dos frutos saltaron fuera sacudiéndose.

-Qu…-

-Wow, esos pechos de verdad son enormes. Entre tu y yo, ¿hay un empate? No… ¿¡Tu estas ligeramente al frente!?-

Unas manos salieron desde atrás manoseando y apretando atrevidamente.  El rostro de Rushella se enrojeció y se giró, gritando de manera furiosa:

-¡¡T-Tu perra…!!-

-Estas son copas F, aproximándose infinitamente a unas G, huh…. No, tal vez ya han rebasado la barrera de la G. Unas niñas tan enormes, estas cosas.-

Sonrió Mei a su formidable rival.

Ella ya se había quitado su propia ropa de gimnasia y estaba solo en ropa interior. Para nada apenada. El ajustado diseño de su ropa interior era bastante lascivo para una estudiante de primer año de preparatoria.

-T-Tu perra, ¿¡que estás haciendo tan repentinamente!?-

-¿Qué hago? …Solo me preguntaba si debería ayudarte a tomar tus medidas. Por cierto, tu sostén está un poco ajustado. Ya que Hi-kun te acompaño a comprarlos, ¿por qué no tomaste las medidas apropiadas antes de comprarlos?-

-P-Porque, no entiendo eso bien, igual solo compré algunos lindos primeros…-

-Que desperdicio de día de compras. Solo pídele al personal de la tienda que te ayude a tomar medidas. ¿No eres demasiado ignorante en las cosas del mundo?-

Draculea_V01_-_164

-¡Estas siendo molesta! ¡¡De todas formas, no necesito  tu ayuda!!-

-Si usas sostenes que no se te ajusten bien, la forma se arruinara, ¿sabías? Si aún quieres seguir usando esa clase de ropas con escotes reveladores como el vestido que usaste el primer día, te aconsejaría poner un poco más de atención, ¿de acuerdo?-

-Ooh…-

Mei comentó un punto muy acertado. Rushella se quedó en silencio, incapaz de encontrar algo con que replicar. Aun sin memoria, ella podía notar que la experiencia de Mei como mujer era mucho más superior que la de ella.

-Hi-kun es un pobre tipo. Pensar que estaría en compañía de una chica que ignora como estar presentable. Tal vez las propias formas de apariencia de Hi-kun podrían decaer un montón.-

-…Grrr-

El mencionar el nombre de Hisui, provocó que la expresión del rostro de Rushella cambiara inmediatamente.

-Después de todo, mis tres medidas ya fueron tomadas, no importa si me voy ya… ¿Qué hay de ti?-

Sonrió Mei con total compostura.

Rushella dudó por un largo rato y entonces finalmente le pidió ayuda a su enemiga.

-…Ayúdame, a medirme.-

-Eso es, se una chiquilla buena y obediente. Entonces acabemos rápidamente con esto.-

Las experimentadas manos de Mei desenrollaron la cinta de métrica y midió el cuerpo de Rushella.

-Como era de esperarse, tu busto excede los 90 cm….. La cintura, wow, es aún más estrecha que la mía……-

-¿Qué te ocurre?-

-¡N-Nada! Las caderas…… Parecen más pequeñas que las mías. Supongo que debería alegrarme huh… Hey, ¿Hi-kun es del tipo de hombre que adora los pechos o de los que adoran los traseros?, Para hacer bebes ¿supongo que serían suficientes mis caderas que son aptas para procrear?-

-…No tengo idea. Porque necesitaría saber los gustos de ese sujeto…-

-Oh querida, ¿en verdad? ¿Entonces eso quiere decir que no sabes porque Hi-kun no vino hoy a la escuela? Cierto cierto…. también he oído que la representante de clase también faltó. ¿Sabes la razón?-

-No tengo idea, ese tipo no volvió a casa anoche.-

-Mm~hm… ¿No se encuentra bien? ¿No es porque sigues chupando su sangre todos los días?-

-Bueno……-

Rushella bajó la mirada y no pudo decir nada. Después de todo, ella sabía bien que el perder sangre hacia que el cuerpo se sintiera más pesado.

-…No bebo tanta en un día. Por lo menos no corre ningún riesgo de morir.-

-Pero se acumula día con día, ¿cierto? Aunque Hi-kun siempre este tan tranquilo, en realidad es bastante difícil para el ¿verdad?-

-Para empezar ese tipo es perezoso…-

Aunque Rushella replicó insistentemente, su tono de voz era mucho más débil de lo normal.

Mei no se molestó en argumentar y fue directo al grano.

– Oh bien como sea. Por cierto tus tres medidas ya las tengo… Ahora, cuando hagamos cambio con los chicos y hagamos los exámenes médicos y dentales, sería mejor si me pudieras examinar… Después de todo, teniendo en cuenta nuestras identidades, es algo molesto.-

-Es verdad… La formación de mi cuerpo es diferente a la de los humanos.-

-Me iría bien en el dental, pero con el medico por otra parte… Si me encuentro con un especialista en medicina interna experimentado, podría estar en mucho riesgo. Tú probablemente tendrás problemas con ambos, pero el dental seria el problema más grande. El largo de tus colmillos de seguro llamaría la atención.-

-Son más cortos que cuando chupo sangre, pero un alboroto no seria bueno, ¡Bien, hora de usar los ojos místicos para salir de esto!-

-¿Podrías hipnotizar y hacer “todo sea normal” en mi chequeo? Como recompensa… Te ayudare a hacer el examen dental. Sería un problema si tus queridos colmillos causaran un sobresalto ¿cierto?-

Sonrió Mei de manera considerada.

Rushella no se percató de sus motivos ocultos.

-Hah, al parecer finalmente estas mostrando respeto hacia una “Verdadero Ancestro”. Muy bien, adelante y siéntete muy honrada.-

-…Si si. Por cierto, ¿qué tal si te ayudo con algo de limpieza dental? Hagamos que esos preciados dientes reluzcan con esplendor.-

Sonrió Mei tiernamente y sacó un vaso de papel lleno de un líquido blanco y pegajoso. Y enseguida la meneó con palillos de dientes desechables.

-¿Limpieza dental…? ¿Te refieres a lavar los dientes? Si eso hace los dientes más bonitos, adelante.-

-…Bien, aquí vamos, abre tu boca.-

-Si. Ah—-

Rushella abrió grande su boca.

Mei enseguida vertió dentro el contenido del vaso de papel.

Algo del líquido salpicó e hizo que el rostro de Rushella se pusiera blanco.

-(¿¡Que es esto!?)-

-Relájate, es inofensivo. Se endurecerá instantáneamente en tu boca… Y entonces las manchas en los dientes se adherirán a eso. Una vez removido, tus dientes brillaran intensamente. Vamos, muérdelo firmemente~~-

-¿De verdad…? Porque sabe tan amargo… Y tan pegajoso.-

Rushella sintió que el líquido se solidificaba dentro de su boca. Se sentía parecido a esa “goma de mascar” que había probado recientemente. A Rushella no le gustaba la goma de por sí, pero esta pegajosa sensación en su boca era aún peor.

-Grandioso, ya está listo— Abre grande, no le arruines la forma cuando lo esté sacando.-

Rushella hizo un gesto de disgusto y saco fuera de su boca la elástica sustancia.

Sus dientes estaban impresos claramente en eso. Mei cuidadosamente la colocó en una bolsa de plástico que semejaba a esas usadas para transportar evidencia criminal.

-…¿Ya está? ¿Cómo están los dientes?-

Rushella limpió su boca pero aun había algunas manchas secas del líquido blanco sobre su rostro. Incluso su lengua aún tenía restos del blanco y opaco líquido. Su refinado rostro estaba lleno de desagrado.

Tomando acción, Mei le dio un pañuelo y le comunicó los resultados del “examen dental”.

-Sí, aha, ya veo… Agradables y bonitos, ¿no es así? Sin problemas. Cierto, ve y enjuaga tu boca. Después dirígete al gimnasio y encárgate de mis exámenes internos y dentales, de acuerdo❤-

-…Lo sé. Mi boca se siente horrible. Y esta cosa blanca sobre mi rostro…-

Rushella ajustó sus desacomodadas ropas y salió de la enfermería a enjuagar su boca.

Mirándola alejarse, Mei miró a la bolsa en su mano y sonrió satisfecha.

-Lo tengo❤-

-…Y así que así fue como pasó, ¡misión cumplida!-

-Gracias por sus esfuerzos, Ms. Informante.-

Durante el descanso después del examen físico, Hisui estaba hablando con Mei.

-Eso es muy rudo~ Esto es trabajo, repito, trabajo. Yo solo reporté a la policía que un vampiro se había adentrado aquí en la escuela. Debería ser felicitada por mi forma de actuar, ¿verdad?-

-Gracias a ti, fui arrastrado en esto también. Pase por un montón de cosas indeseables~~-

Hisui encontraba difícil de aceptar lo que había ocurrido ayer. Y en conjunto con haber dormido poco, su humor estaba llegando a su límite.

-¿Qué importa? Al menos eso prueba que eres completamente humano, Hi-kun.-

-Yo ya soy humano, no necesito pruebas de eso. Si mi sangre es chupada o no, no me afecta. Pero espero que no hayas revelado nada acerca de la formación de mi cuerpo, ¿lo hiciste?-

Hisui estaba verificando las preguntas que surgieron durante la “examinación” y Mei asintió.

-No, no lo hice. Por otro lado, aun encuentro tu formación corporal bastante increíble. Es imposible, ser mordido por un vampiro y seguir estando bien.-

-Mi sangre disminuye, eso no es estar completamente bien… De todas formas, gracias por eso. Si divulgas eso, probablemente seré llevado y diseccionado. El estilo de esa chica Eruru de hacer las cosas no va para nada con su nombre. Quien sabe que podría pasar.-

Recordando su injusto trato la noche anterior, el rostro de Hisui se tornó preocupado y sacudió su cabeza.

Tratado de esa forma simplemente porque estaba viviendo con una vampiro. Si se hubiese convertido por completo en un vampiro, esa chica de seguro no hubiera mostrado piedad.

-Ah~ Es cierto, aunque ella es realmente linda en apariencia, es bastante despiadada contra las criaturas sobrenaturales, en especial con los vampiros.-

-…¿Por qué rayos será eso?-

Hisui recordó sus dudas de ayer y murmuro para sí mismo. Aunque no sabía que tan sobresalientes eran las habilidades de ella, su arrogante actitud y la frialdad hacia los vampiros eran altamente inusuales. Parecía casi una obsesión fanática.

-Pero ella está muy metida en su trabajo y obtiene resultados. Ya que estas preocupado por la representante de clase, ¿no sería mejor dejar que ella se hiciera cargo de las cosas?-

-…Por ahora, no puedo confiar en esas personas.-

Habló Hisui, muy desagradado.

La operación de Mei hoy era debido a que Hisui había aceptado la misión de Eruru la noche anterior.

Como primer testigo del incidente, Hisui había sido llevado a la estación de policía para tomar su testimonio después de que el llamó a la policía.

-Primero debemos tomar parte con las partes dañinas, consideramos que la vampiro que vive contigo como la principal sospechosa. Antes de que la víctima se desmayase, indicó a ´Rushella´ como la culpable. ¿No la escuchaste?-

-…La escuche.-

Hisui no fingió demencia. Después de todo, la policía ya sabía de eso así que no había razón para mentir.

-Entonces continuare. Al parecer te has dado cuenta de tu propia estupidez, ¿no es así? Como dejaste a una vampiro sola en este caso, eres parcialmente responsable.-

-…¿Qué quieres que haga?-

-Esperamos que puedas ayudar a la investigación. Para exterminar esa vampiro, primero necesitamos evidencia. En otras palabras, debe de probarse rigurosamente que ella atacó a la víctima.-

-¿Quieres que encuentre pruebas fehacientes o que reúna huellas?-

-Estamos un poco en lo cierto. Lo que quiero que hagas es que reúnas marcas de huellas.-

-¿Qué es eso?-

-Como los humanos, los dientes de los vampiros tienen diferencias menores en sus formas. Si la marca de mordida en la victima corresponde con las marcas que obtengas, entonces la culpabilidad del vampiro estará probada. Prepararemos las herramientas para ti y Sudou Mei te ayudara. Ve y obtén sus marcas dentales.-

—Después de explicar eso, ella le permitió a Hisui volver a casa.

Él había ido a la escuela por la tarde, se había reunido con Mei quien ya estaba informada, después las cosas sucedieron como se narraron anteriormente.

Ahora, las marcas dentales debían ser entregadas a Eruru y entonces su encomienda estaría terminada.

-Pareces bastante molesto, Hi-kun. ¿Tanto así te niegas a sospechar de Rushella? Yo la note extraña desde el principio. Insistiendo en llamarse a sí misma ´Verdadero Ancestro´ o como fuera… Después de que se lo conté a Kishida-san, se rio, ¿sabías? Ese tipo tan serio.-

-Hmm…Espera, ¿también reportaste que esa chica se hacía llamar ´Verdadero Ancestro´?-

-…¿? Lo reporte, sí. Eruru-chan espera que podamos proveer tanta información detallada como sea posible. Pero no creo que realmente le interese esa habladuría.-

-..Ya veo.-

Hisui miró a las fotos que Mei había tomado prestadas como materiales de investigación.

Mei se tocó la cabeza e hizo una mueca después de mirar la foto.

-Wow…¿Esa es la foto tomada de la marca de mordida de la representante de clase? Que herida tan horrible…-

-He visto a muchas víctimas de vampiros antes… Pero este cuenta como el caso más serio. Casi en el borde de ser convertida en un vampiro. Bastante sangre fue succionada en una sola vez.-

-¿Es muy raro ese tipo de caso?-

-Para convertir un humano en un vampiro, la persona necesita ser completamente drenada de su sangre. La sangre ocupa el 8% de la masa corporal de una persona. Ya que la representante de clase es más delgada que lo promedio, su masa probablemente no llega ni a los 50kg. Calculando a partir de eso, su sangre a lo mucho seria 4L. Beber tanta en tan poco tiempo es una tarea bastante difícil aun para un vampiro. Los vampiros normalmente drenan el total de sangre de sus víctimas por varias noches, no solo por principios o reglas, sino más importante porque beberla de una sola vez es muy complicado.-

-Quizás estés en lo cierto… sin embargo, el cuerpo produce sangre a diario, ¿verdad? Si pasa un periodo de tiempo, ¿la sangre no seriá reabastecida? ¿que hay de eso?-

-Lo que quiero decir con ´total de sangre´ es conceptualmente hablando. Como una analogía, es como la porción total del ´alma´. Algo así como la barra de HP en un videojuego. De todas formas, es la porción acumulada de sangre que necesita drenarse de un humano para completar la transformación en un vampiro. Para un humano el cual la sangre total son 4L, puede hacerse en una o varias ocasiones. Todo lo que se necesita es tomar 4 litros. La reposición del metabolismo no interesa. El chupar sangre en realidad es solo un ritual. Fuera como este la sangre, satisfacer las condiciones conceptuales es más importante.-

El flujo continuo de conocimiento de Hisui era bastante convincente. Y algunas de las cosas mencionadas los estaban llevando al punto medular del desconocido vampiro que Mei no conocía.

-Este vampiro… es posible que estuviese así de sediento, pero en ese caso, no habría dejado ni una gota de sangre en la representante de clase. Pienso que va más allá del interés de convertirla en vampiro. Ella fue drenada para ser llevada a la muerte directamente. Por otra parte, si el vampiro solo buscara sangre, deberían de haber más víctimas. En ese caso, debería de haber sido atacado también yo. Así que— –

-¿Así que?-

-Por alguna razón en particular, el culpable succionó deliberadamente una gran porción de sangre de la representante de clase. Hasta poco antes de convertirla en vampiro por completo. ¿Qué planeaba ese tipo realmente…?-

El olor de la conspiración provocó que Hisui pensara profundamente.

-…Como yo lo veo, a juzgar por tu tono de voz, solo estas intentando limpiar a Rushella de sospechas.-

-La manera de chupar sangre no encaja con su estilo, esa es la verdad. Si hubiera sido mordida por ella, yo lo sabría bien.-

-¿Pero qué hay del testimonio de la víctima? Incluso si no se comparan las marcas de los dientes, ¿no es eso prueba suficiente?-

-Tal vez.-

Dijo Hisui sin saber que argumentar. Mei se encogió de hombros.

-Oh bien como sea, esta marca dental será algo sencillo, iré a entregarla. Llegaremos a una conclusión hoy mismo.-

-Esa cosa… ¿usaste esa herramienta que te dio Kariya para obtener las marcas dentales?-

-Sí, es una versión improvisada de la que usan los dentistas. Una resina especial de súper secado rápido. Seguramente se endurecerá completamente en un momento.-

-…Ya veo.-

Hisui cerró sus ojos y pensó por un instante, entonces sugirió.

-Ah, déjame que la lleve yo. Es en la estación de policía, ¿verdad?-

-Si… ¿porque?-

-Tengo algo que necesito confirmar. Antes de que el sol se ponga.-

-¿¡Piensas ir ahora!? ¿Qué hay de las clases de la tarde?-

-Me retiraré por hoy. Los maestros ni siquiera han notado que vine a la escuela… Solo inventare una vieja excusa.-

Diciendo eso Hisui tomó precauciones para evitar ser visto y se dirigió a los portones de la escuela.

-¿Por qué estás aquí?-

La frase de recibimiento de Eruru fue llena de enfado.

Naturalmente, Hisui no era particularmente amistoso tampoco.

-Vine a entregar lo que requeriste.-

Hisui tomó la bolsa marcada de evidencia policiaca ante sus ojos y dijo. Ya casi se hacía oscuro y el sol poniéndose, haciendo que sus sombras se alargaran.

-En ese caso, solo debiste esperar en la sala de recepción de la estación ¿Por qué saliste corriendo de pronto hacia las bancas de afuera?-

Justo como lo acababa de decir Eruru, Hisui salió corriendo por las puertas tan pronto como dijo en la recepción que informaran a Eruru.

-Quería sentir la brisa de fuera. Permanecer en ese edificio me pone incomodo.-

-Nadie necesita tus comentarios. Apresúrate y dame esa cosa.-

Eruru estiró su mano y apuró a Hisui a entregarle las impresiones dentales.

Pero Hisui la ignoró y de pie en la misma posición con su espalda de frente al sol que se ponía, exigió algo.

-Seguro te daré esto, pero hay una condición.-

-¿Qué condición? ¿De verdad quieres dinero? Que desvergonzado…-

-¿Puedo visitarla?-

-…¿?-

-La representante de clase debe haber sido traída aquí, ¿verdad?-

Hisui miró hacia el edificio de paredes blancas junto a la estación de policía.

Era uno de los pocos hospitales de rehabilitación en el área. Construido en este lugar, seguramente estaba bastante relacionado con la policía.

-…Eres bastante observador. No sé si eres tonto o astuto… a veces no lo entiendo.-

-Es obvio con pensarlo solo un momento. Así que, ¿cuál es tu respuesta? Con una visita rápida estará bien, ¿de acuerdo?-

-…Bien. Sígueme.-

Hisui siguió a Eruru y se dirigió hacia el hospital de rehabilitación Seidou.

Después de pasar por los puntos de seguridad de chequeo de identificaciones y escaneos de retina, los dos llegaron al subterráneo.

Las víctimas de los vampiros heredan las características de los vampiros y le temen a la luz. Reina seguramente era mantenida bajo tierra para evitar que sufriera más daño.

Finalmente, Hisui y Eruru llegaron al destino. Este piso era igual a los de las instalaciones de arriba, despidiendo una imagen limpia y blanca. Y como estaba bajo tierra, había una sensación aún más sofocante provocada por las paredes alrededor.

El objetivo de la instalación no era tratamiento sino aislamiento. Eso es lo que hacía el ambiente pensar a uno.

-Llegamos.-

Eruru se detuvo.

Ambos estaban en un cuarto con varias cosas aparatos de equipo médico, como si fuera una unidad de cuidado intensivo. Todos ellos estaban conectados a la chica en la cama, convirtiendo su respiración, metabolismo y en especial el estado de su sangre en valores numéricos.

Tal vez para un observador ignorante, este era solo un cuarto para paciente. Sin embargo, al ver la chica atada a la cama con varios cinturones, esta parecía más como una prisión.

La chica con el rostro moribundamente por supuesto era Reina.

Cuando Hisui se acercó, Reina abrió los ojos repentinamente.

-¿Kujou-san?-

-Hola.-

Hisui levantó su mano y saludó.

Reina se le quedó mirando con la mirada vacía y enseguida analizó alrededor.

Parecía aun no tener muy en claro su situación. Sus ojos seguían perdidos.

Su estado era común en las victimas de los vampiros, un estado de conciencia perturbada. Probablemente se despertó múltiples veces más temprano pero sus recuerdos se detuvieron en aquella noche.

-¿Cómo te sientes?-

Hisui se escuchó como un doctor. Reina simplemente respondió con una voz ronca.

-Siento, mucha sed.-

-Déjame ir a comprarte algo de beber, ¿estás de acuerdo?-

Hisui dijo este dialogo típico al visitar un paciente y se acercó aún más a Reina.

Reina estaba lo suficientemente cerca como para tocar su cuello.

-¿Qué te gustaría beber?-

-…-

Al instante que Hisui hizo la pregunta, los ojos de Reina destellaron ligeramente con una luz escarlata.

Entreabrió sus resecos labios y mostro unos dientes limpios, blancos y saludables.

Entre ellos, los caninos eran particularmente alargados.

-Lo que pienso beber, es…-

Solo la cabeza de Reina se desplazaba, Hisui no se movía.

-¡Aléjate!-

Gritó Eruru furiosa y jalo del brazo con fuerza a Hisui, empujándolo fuera del alcance de Reina.

Al mismo tiempo, la luz escarlata se disipó de los ojos de Reina como si hubiese sido sedada y se quedó dormida con una respiración tranquila.

-¿¡Te volviste loco!? ¿¡De verdad querías que te chupara la sangre!?

Dijo Eruru con frialdad. Apuntando su arma a la frente de Hisui sin dudarlo.

A diferencia de las que usa la policía, la S&W M3913 o la SIG Sauer P230JP, esta arma tenía un elegante diseño y era de plata completamente.

Estaba cubierta con patrones decorativos como alas de ángeles y adornos de cruces. Claramente era una creación propia. El cañón semejaba casi como si disparara láser en vez de balas. Para ser un arma letal, su diseño era bastante complejo.

-Qué es eso…. ¿¡De donde lo sacaste!?-

-Este este es el revolver sagrado, ´Argentum´. Normalmente es usado contra los vampiros pero también funciona con humanos. Pero en vez de balas de plata, tal vez quieras comer plomo.-

Al ver a Eruru mover su dejo en el gatillo, Hisui levantó sus brazos y se rindió, su rostro se puso pálido.

-Solo pegunte si tenía sed, ¿de acuerdo? Y si la representante de clase bebe mi sangre, ¿qué importa? Ya que es una vampiro incompleta, no tiene el poder para convertir a las personas en vampiros con su mordida, ¿cierto?-

Tan pronto como Hisui terminó de hablar, el arma lo golpeó en la frente. Era probable que también hubiera sido hecha con fines de combate cuerpo a cuerpo con los vampiros, el cuerpo del arma estaba fabricado muy sólido. Un golpe en la cabeza dolía bastante.

-¿¡Que haces!?-

-Te lo merecías. ¿!Te has puesto a pensar si volviera a ser humana y recordara el haber bebido sangre de alguien más, ¿cómo se sentiría!?-

-…-

-Después de ser mordido por un vampiro, el problema no es tan simple como solo convertirse en un vampiro. Aún más importante, es la dignidad humana que es herida. ¡¡No actúes apresuradamente con tu conocimiento poco brillante!!-

Rugiendo con furia y enfado, Eruru señaló a la durmiente Reina una vez más.

Característica de Vampiros #6: una vez mordido por un vampiro, mientras el proceso de vampirización avanza, la victima mostrara lealtad al amo vampiro y poco a poco se convertirá en algo como un vampiro.

Las ataduras de Reina no solo eran para protegerla sino también para resguardarla de su propia peligrosidad.

-Te conduje aquí para permitirte observar el lamentable estado en el que está. No importa que teoría te gustara argumentar, esta es la naturaleza de un vampiro. Ellos chupan sangre y dañan a las personas. ¿¡Incluso una persona como tu puede entender un poco de esto verdad!?-

Draculea_V01_-_181

Hisui no pudo negarlo y miró hacia los estantes en la cabecera de la cama.

En esos era probablemente donde estaban guardadas las pertenencias personales de Reina.

-¿Esto… es de la representante de clase?-

Hisui tomó en su mano una cruz reluciente con delicado brillo. Parecía de muy buena calidad y no una simple baratija. Él también pudo percibir la santidad que emanaba de ella.

-…Si. Se ha reportado que su familia entera son creyentes cristianos. Además ella acudió a una secundaria católica y asistía a la iglesia los domingos. Sus padres no están en casa debido a las labores de la iglesia. De acuerdo a los expedientes, solo pueden volver una vez que terminen de hacer sus labores.-

-Sí que es una familia devota, ¿pero porque no la protegió dios?-

-Si hubiera estado usando la cruz en su cuello en esa ocasión, podría haberse librado. Pero así es como funcionan los ataques de los vampiros. Ya sean devotos santos o mujeres pecadoras, una vez mordidos todos caen y se convierten en monstruos inhumanos. Este es el peor mal en el mundo, que trata a todos por igual.-

-Ya veo.-

Hisui pellizcó con fuerza el cachete de Eruru.

-…¿Qué estás haciendo?-

-Es revancha.-

-¿Acaso eres un niño?-

-Permíteme hacerte una pregunta. Para ti, ¿qué es un vampiro?-

-..¿? Plagas que todos debemos exterminar. ¿No lo he mencionado ya?-

-Otra pregunta, ¿que pasa si se tratara de uno de esos miembros elevados, los pertenecientes a la ¨Pureza”? O aún más… ¿si se tratara de un ´Verdadero Ancestro´?-

-Sería lo mismo. Eso solo aumentaría su amenaza. Elevaríamos la alerta y los exterminaríamos más minuciosamente. Sin embargo, no creo que esa clase de cosas existan aun en esta era. Los miembros de sangre pura pertenecientes a la ´Pureza´, son a lo mucho uno o dos, los ´Verdaderos Ancestros´, son aún más imposibles que existan.-

-Ya veo. Entiendo. De acuerdo, aquí tienes.-

Hisui arrojó las impresiones dentales a Eruru.

-Gracias. El resultado de los análisis saldrá pronto. Puedes irte a reflexionar por tus propias acciones.-

Hisui no respondió pero observó sus dedos que acababan de pellizcar la mejilla de Eruru.

-Deberías entenderlo más o menos. Esa vampiro a tu lado es solo un monstruo chupasangre. Apresúrate y déjala. Sin importar que elección tomes me haré cargo de esa vampiro.-

-Gracias. ¿Podrías guiarme fuera? No puedo salir solo.-

-Aun dando problemas hasta el final. Bien, vamos.-

Siguiendo a Eruru, Hisui dejó el edificio y se dirigió a casa.

Después de que Hisui se marchó, Eruru instantáneamente llamó a Kishida y le entregó las impresiones dentales a él.

-El molde ha llegado. Analízalo inmediatamente.-

-Entendido. Una vez determinado, se lo reportare.-

-Lo sé. Además, baja ahí y prepara equipo anti-vampiro de combate y agentes. No se necesita capturarse, solo lo exterminarlo directamente. Todo acabara esta noche.-

Kishida cuestionó a su despiadada jefa.

-Pero consultora especial, los resultados aún no son—-

-El análisis no era necesario desde el inicio. Las prioridades… No, esta es una manera más conveniente para callar las bocas de esas personas que siguen argumentando sobre coexistir con los vampiros y la búsqueda de la inmortalidad. El resultado final no importa. Como sea, apresúrate y has las preparaciones. No quiero perder iniciativa.-

La chica declaró un cruel mensaje con una adorable voz.

El leal sujeto mano derecha no dijo nada más y simplemente reverenció su cabeza y siguió las ordenes.

-Entendido. Entonces comenzare el análisis y preparare al equipo.-

Kishida se marchó y Eruru se sentó en el escritorio en su oficina. Era en este donde había interrogado a Hisui la vez pasada.

El puntual ayudante seguramente terminaría las preparaciones rápidamente.

-…!?-

Eruru repentinamente tosió y comenzó a respirar con dificultad. Rápidamente se cubrió la boca.

Mientras jadeaba, busco el cajón a su lado y sacó una botellita llena con pastillas.

Temblando, sacó varias pastillas, las puso en su boca, las masticó y las tragó.

La tos persistió un momento más y entonces su cuerpo finalmente se tranquilizó. Eruru exhalo profundamente.

Su lindo rostro mostraba fatiga como lo hacen muchos pacientes enfermos, estaba muy disgustada.

Mordiendo su pequeño labio, Eruru murmuró como si maldijera.

-Destruir… los vampiros, déjenmelo todo a mí. Todos ellos… los destruiré a todos.-

Después de “visitar” a Reina, Hisui regresó a casa. Rushella estaba de pie en la puerta.

No importa como lo vieras, ella de seguro estaba esperándolo.

Ambos no se habían visto uno al otro por todo un día y se sentía algo embarazoso. En silencio, de pie cara a cara sin moverse, Rushella finalmente hablo primero.

-Regresaste realmente tarde. ¿A dónde fuiste…?-

-Hmm~~ Había algo que hacer.-

-¿¡Supongo que no fuiste a pasar la noche con esa mujer falsa llamada Sudou, verdad!?-

-Realmente estas actuando como un padre viejo que pone una hora de ir a la cama muy estricta. No es como si tú fueras Miraluka.-

Tan pronto como dijo eso, Hisui se dio cuenta de su equivocación.

Pero ya era demasiado tarde, Rushella se acercó hacia adelante como una flecha e interrogó.

-¿¡Quién es Miraluka!?-

-¿Acaso eres una esposa despechada interrogando a su esposo por amoríos? ¿Quieres reclamarle por ser una gata que toma lo que no es suyo?-

-Deja de burlarte de mí. Apúrate… Dime. Esa mujer… ¿es quién te crio?-

Al ver la sincera mirada de Rushella, Hisui se rindió en seguir discutiendo. Desagradado rasco su cabeza, finalmente el asintió.

-…Si. No sé su apellido. Su nombre era Miraluka.-

-Esa mujer… ¿te dijo muchas cosas?-

-…Ella solo tomó el rol de una madre. Pero ella había pasado la edad de ser mi madre hacia mucho. Básicamente era una bruja vieja. Pero ella se enojaba si yo decía eso, insistiendo con ´al menos llámame Onee-sama.´-

Aun con el desagrado, Hisui no pudo ocultar las emociones en su voz.

Actuando como una madre, más vieja que una abuela, pero de la apariencia de una hermana mayor. Una vampiro algo así.

Qué tipo de relación era esa, Hisui mismo no sabía.

Tal vez familia—Eso era más apropiado para su parentesco.

Así que, cada vez que se refería a ella, Hisui usaba esa palabra.

Ella es mi familia.

Al ver la mirada de los ojos de Hisui mientras el recordaba, Rushella ordeno de mal humor:

-Apúrate… Entra. Y haz la cena. No he comido… en todo este tiempo.-

-Si si… ¿por qué te interesa tanto la comida cuando no la necesitas para nutrición?-

Hisui mostró una irónica mirada y se cambió en su ropa casual, se puso un delantal y fue a la cocina.

El menú de esta noche era arroz, sopa de miso, pescado rostizado y vegetales adobados. Una comida puramente japonesa.

Después de cocinar, ambos cenaron en la sala.

Rushella no estaba acostumbrada a los palillos al principio pero ahora parecía haberlos dominado.

Comenzaron a comer en silencio pero Rushella habló tímidamente.

-Tu…tienes algo que decir, ¿verdad?-

-¿Huh?-

-Así que apúrate y dilo. Responderé.-

Dijo Rushella y giró su rostro hacia otro lado.

Después de pausarse por un momento. Hisui hizo la pregunta que no había podido hacer la noche anterior:
-¿Tú… chupaste la sangre de la representante de clase?-
Rushella sacudió su cabeza pero refunfuñó al mismo tiempo.

-…Yo no sé.-

-¿No sabes? …¿Qué quieres decir, con que no sabes?-

-Como no bebí nada de sangre ayer, estaba muy sedienta por eso. Pero… debería de ser capaz de soportarlo.-

-¿Deberías? ¿No conoces bien tu propio cuerpo?-

-No, lo se… no siento la sed ahora, quizá sea… porque bebí la sangre de la representante de clase, tal vez…-

-Bueno, aun si ese es el caso, si la bebiste o no, deberías recordar…-

A media frase, Hisui recordó de pronto lo que Rushella trataba de expresar.

Recuerdos—Estos eran bastante confusos para ella en primer lugar.

Ella no sabía ni siquiera quien era.

-Esa noche, escuché a una chica gritando. Mis instintos me dijeron que alguien había sido atacado por los de mi clase. Así que me apuré hacia el sonido—Debió de ocurrir así. Pero no estoy muy segura…-

-Aun si perdiste tus recuerdos, deberías ser capaz de recordar eventos recientes, ¿cierto?-

-…Si, pero, pero siento una sed en ocasiones. Por último, esa chica colapsó en el suelo… La fragancia de la sangre me atrajo. Pensé en chupar su sangre, si tu no hubieras aparecido entonces… probablemente la habría atacado directamente.-

-…-

-Tengo miedo a veces.-

-¿Miedo de que…?-

-Miedo de mi misma cuando tengo sed de sangre fresca… Miedo de transformarme en otra persona. Si la ´sed´ no se detiene, tal vez podría hasta atacar personas a la vista sin pensarlo… Esta sensación da mucho miedo.-

La sed periódica de sangre—Un instinto básico al que ningún vampiro puede escapar.

El intervalo entre ataques de sed variaba enormemente entre individuos, pero tenían un punto en común—cuando la sed de sangre llegaba a su máximo, perdían su racionalidad y se convertían en simples bestias.

-Así que… A veces tengo miedo. Pensando que si no puedo chupar sangre por largos periodos de tiempo, pueda ocurrir eso. Podría convertirme en una persona diferente, convertirme… en no más que un monstruo que no sabe nada más que chupar sangre, como lo que dijo Mei, aun peor que un mosquito.-

-…-

-He estado pensando. ¿Por qué no tengo recuerdos? Tal vez, quizás… Algo ocurrió en el pasado. Tal vez sedienta de sangre fresca… me convertí en una bestia. Quizás me convertí en otra persona. Por lo tanto, por lo tanto… Con la yo de ahora, ¿pasara algo? Entonces desapareceré, siempre pienso en eso…-

Así que todo era tan confuso y perturbador.

Miedo al instinto básico de un vampiro y a perder la memoria—agobiada por estas dos preocupaciones, Rushella hizo una mueca de burla hacia ella y se abrazó a si misma con fuerza.

-Así que… no sé. Tal vez bebí la sangre de la representante de clase. Y justo como antes, quizás… me olvidé después de beberla…-

La voz de Rushella se hizo más y más delgada mientras se acurrucaba y se hacía bolita.

No importa como lo vieras, su frágil apariencia no parecía la de un miembro de la raza que dominaba la noche como reyes desde tiempos antiguos.

El frágil corazón de la adolescente era una existencia muy frágil y débil.

No importaba cual fuera su edad real, su edad mental era la misma que la de su apariencia. Esta chica actualmente cargaba una pesada oscuridad por si sola.-

-Esa noche… creí que había un rastro de sangre en tus labios. Pero nunca pude averiguar, ¿por qué había sangre en la daga también? Si estuvieras chupando la sangre de la representante de clase, ¿no necesitarías usar un arma verdad? Sin armas sería suficiente, además están los ojos místicos. ¿Entonces porque?-

-No quiero decirlo.-

Rushella se negaba a hablar por alguna razón y giró su cabeza a otro lado.

-¿Por qué? ¿¡Esto implica tu inocencia sabías!?-

-….-

Rushella evitó el contacto visual y permaneció en silencio.

Hisui continuó viéndola continuamente.

Finalmente, Rushella se rindió y habló con voz desmotivada.

-Estaba…practicando.-

-¿Huh?-

-Estaba practicando como chupar sangre.-

-¿¡HUHHHHHHHH!?-

Hisui se quedó viendo con los ojos abiertos de sorpresa. Rushella se sonrojó y dijo suavemente.

-Es porque dijiste que chupo la sangre muy torpemente, así que… Así que fui a la carnicería a comprar un trozo de carne tan similar a la humana como fuera posible, con relativamente más sangre…-

-Y entones cortaste la carne de un tamaño más adecuado y lo mordiste… ¿Es eso a lo que te refieres con practicando el cómo chupar sangre?-

Rushella asintió con su rostro al rojo vivo.

Hisui se tomó de los costados, intentando desesperadamente suprimir su risa.

-¿¡Hey, no es en serio verdad!? Practicando… ¡Una práctica de como chupar sangre! ¡Que rayos, eso nunca se había oído entre los vampiros! ¡Y yendo a la carnicería! Eh, ¿que era, puerco o res? ¿¡Así que es por eso que tenías sangre en tus labios y en la daga!?-

-¡¡Estas siendo muy molesto!! Es por eso que no quería decirlo…-

Rushella estaba tan avergonzada que estaba a punto de llorar. Sus pequeños puños golpeaban contra el cuerpo de Hisui.

Hisui rio aún más fuerte, rodando en el suelo tomándose del estómago.

-Dame un respiro… he estado atorado pensando en eso todo el día, que estúpido fui…-

-¡¡Estas siendo molesto, apúrate y cállate!!-

El humor de Rushella era muy malo e hizo un puchero descontenta.

Hisui finalmente se las arregló para dejar de reír y preguntó de nuevo:

-…¿Por qué querías practicar?-

-Ya lo dije. Porque dijiste que soy torpe.-

Rushella aun veía a otro lado y no quería ver a la cara a Hisui.

Umm, bueno…-

-El no beber sangre esta fuera de las posibilidades. Sin embargo… Al menos sería mejor si no te duela cuando bebo, ¿verdad? Y no controlo cuanto bebo…-

Al escuchar la delicada voz de Rushella, Hisui se rascó la cabeza algo incómodo.

-Entonces… ¿Qué piensas?-

Era el turno de Rushella para preguntar. Ella había explicado por completo su situación.

¿Así que qué pensaba Hisui de ella?

-¿Piensas… que romperé mi promesa contigo y chupare casualmente la sangre de otras personas?-

Susurró Rushella, acercándose lentamente al rostro de Hisui.

Hisui no pudo responder inmediatamente. Y entonces se preparó para hablar.

Justo cuando Rushella esperaba por una respuesta. El sonido de un auto deteniéndose y las pisadas de muchas personas se escucharon en la entrada.

¿Ahora que, visitas a esta hora?-

-…Tú espera aquí, no salgas.-

El rostro de Hisui estaba serio. Ordenándole a Rushella quedarse en la sala, caminó hacia afuera.

Al salir de la casa, encontró a los uniformados de la policía táctica alineados en el jardín de fuera.

Usando un equipo muy elegante altamente protector alrededor de sus cuellos, obviamente estaban desarrollados para resguardarse contra los vampiros.

Muy probablemente, todos los materiales usados en el uniforme estaban hechos de fibras resistentes contra los dientes de los vampiros.

Fuera del jardín, podían notarse indicios de una camioneta blindada. Varios reflectores fueron dirigidos hacia los alrededores de Hisui. Iluminando el cielo nocturno como si fuese de día, sin dejar ningún lugar para que el objetivo se ocultase.

-Buenas noches, Kujou-san.- La líder de las tropas era Eruru.

Justo como la primera vez que se encontraron, Kishida estaba de pie a su lado.

-¿Qué haces? No causes problemas a los vecinos, apúrate y apaga las luces y guarden silencio.-

-Nos iremos una vez que terminemos los asuntos. ¿La entregaras, a la plaga?-

-…¿Ya están listos los resultados del análisis?-

-Si. He pasado por los procedimientos correctos antes de venir aquí. Así que no hay necesidad de pedir tu consentimiento. Esta es mi primera y última advertencia para ti, cómplice. Entrégala.-

El rostro de Eruru estaba serio y no toleraba ninguna objeción.

A sus órdenes, Hisui muy probablemente sería capturado por uno de los hombres al lado de ella.

Enfrentando este crítico momento antes de la inminente crisis, Hisui apretó sus puños y pensó en respuestas. La atmosfera alrededor se puso más tensa.

Enfrentándose silenciosamente, rodeado de peligro—El silencio se rompió por un brusco sonido detrás de Hisui.

-¿Qué ocurre con todas estas personas? ¡Hey tú, apresúrate y explícame!-

Rushella ignoró a Hisui y abrió la puerta claramente.

-…Idiota.-

Gruñó Hisui pero la cosas ya habían ocurrido.

Capturada—No, a juzgar por las intenciones de Eruru, esta debería ser una misión de exterminación. Los miembros de la unidad táctica todos se pusieron en gran alerta con la llegada del “enemigo”.

-Oh vaya, esto seguramente me ahorra un montón de esfuerzo.-

-¿Qué planeas? Hey, sirviente mío, ¿quién es esa chica? ¿Por qué una enanita está actuando tan superior?-

-Por favor no compliques aún más las cosas….-

-En verdad. Si me dejas obedientemente clavar una estaca en tu corazón y cortar tu cabeza, al menos te daré un final rápido.-

-Tu perra…-

Al sentir las asesinas intenciones llenando por completo el alrededor, Rushella ahora entendía su situación.

-Simples humanos, ¿qué planean hacerme?-

-Destruirte. ¿Qué opinas?-

-Palabras muy atrevidas. Pero tienes una razón. Yo requiero sangre para sobrevivir y tú no tienes una razón muy convincente para destruirme, ¿cierto?-

-Hablando de razones, el hecho de que eres un vampiro es razón suficiente. Por otro lado la evidencia es rigurosa. Ese tipo detrás de ti nos dio pruebas.-

-¿¡Que!?-

Rushella miró a Hisui sorprendida, pero él la ignoró y simplemente miró a Eruru.

-Nunca pensé que beberías la sangre de tantas jovencitas vírgenes. Eres el vampiro más ambicioso en tiempos recientes en esta era.-

-¿Hablas sobre esa representante de clase cualquiera…? Y no, yo no lo hice…-

-¿Aun no estas negando? Qué raro. Tus dientes encajan completamente con la mordida de la víctima. Además, este tipo nos ayudó a verificar eso.-

-¡Marcas dentales… ¿Mías!? ¡Tu…!-

Rushella recordó las acciones de Mei durante el examen físico.

Eso termino siendo por esto. Y la razón era… instrucciones de Hisui.

-¿¡Sospechaste de mi después de todo…!?-

Rushella mordió su labio y habló, lagrimas aparecían ya en sus ojos.

Pero Hisui permanecía quieto.

-¿Qué cosas sin sentido está diciendo? Si la sangre de un humano es chupada, entonces es natural sospechar de un vampiro. Muy bien, Hisui-san, entréganosla. Tengo el deber de lidiar con esta plaga.-

Eruru, Kishida y el resto de los policías se aproximaron.

Entonces Hisui reaccionó.

Como si protegiera a Rushella, se paró enfrente de ella, bloqueando a los miembros del equipo policiaco.

-¿Ahora qué? No estarás pensando en tomar parte del lado de esa plaga, ¿lo estás?-

-Entonces permítanme verificar la evidencia. Hablando de eso, ¿en primer lugar ustedes porque sospecharon de ella?-

Hisui apuntó su dedo índice hacia Rushella.

Al ver su rosto serio, Eruru no pudo evitar dar un suspiro.

-…Porque ella es un vampiro. Desde que han aparecido las víctimas, sospechar de ella es natural, ¿verdad?-

-Aparte de ella, hay otros vampiros.-

-..¿¡Que hay del testimonio de la víctima!?-

-Este punto ese el que encontré muy sospechoso. ¿Por qué creen tanto en ella? ¿Creer en alguien que ha sido mordido?-

-¿Por qué? …¡Ah!-

Eruru tembló involuntariamente.

Ciertamente—Esa era una existencia poco fiable.

Una vez mordida, no se puede confiar en una persona.

Y porque—

-Una vez mordida, una persona mostrara lealtad hacia quien lo mordió—el amo. Una víctima solo pagara la amabilidad con traición, hacia aquellos intentando protegerla. Por eso, mantienen a la representante de clase atada con seguridad. ¿Así que deberían saber verdad? No pueden creer en las palabras de alguien que ha sido mordido. Ellos normalmente defienden a su amo. Ellos posiblemente no pueden dar la identidad de su amo. Si la dicen…  es mucho más que obvio que son las órdenes del amo, para encontrar un chivo expiatorio.-

-..¡!-

Todos los policías comenzaron a hablar entre ellos. Todos ellos poseían conocimiento sustancial sobre los vampiros. Por lo tanto, podían entender el punto clave de lo que Hisui había mencionado directamente.-

Sintiendo la mirada de sus subordinados, Eruru permaneció en calma.

-Ciertamente, lo que dices tiene sentido. Sin embargo, la lealtad de los mordidos varía substancialmente dependiendo de la fuerza mental de la persona y el grado de vampirización. Y en este incidente…-

-Casi al borde de convertirse en un vampiro completo, la víctima es una frágil chica de preparatoria. No importa como lo veas, ella muy probablemente no puede oponerse a la voluntad del amo. También fui al hospital para confirmar su condición. Tu deberías saberlo mejor que yo, ¿no es así?-

Los argumentos de Hisui eran aún más precisos.

De pie detrás de Eruru, el parloteo de los policías se hacía aún más ruidoso.

Con el fin de prevenir el caos, Eruru sacó la evidencia.

-…Pero las marcas dentales concuerdan. Nunca ha habido dos personas con las marcas dentales completamente idénticas. Esto es tan preciso como las huellas digitales. ¡Absolutamente no puede haber ningún error!-

-¿De verdad?-

-¡Estas comenzando a ser molesto! ¿Por qué estas protegiendo esta plaga?-

-Imposible.-

Afirmó Hisui con total confianza, suprimiendo instantáneamente la intimidante aura de Eruru.

-Es imposible. Las marcas dentales no pueden coincidir.-

-Que tonterías estas diciendo…-

-Justo como ella dijo… sospeche de ella en un punto.-

Hisui señaló a Rushella detrás de él y dijo.

Ciertamente, él había sospechado de Rushella desde hacía un tiempo.

Sin embargo—

-También sospeche de ustedes. ¿Miembros de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales?-

Al ver la penetrante mirada de Hisui, Eruru no pudo evitar sentirse intimidada. Pero ella mantuvo su postura y se burló en respuesta:

-Qué cosas sin sentido estas diciendo… Nosotros somos una verdadera organización policiaca.-

-Una verdadera organización policiaca que cree fácilmente en el testimonio de una víctima. Quizás ustedes… Preparaban una cargo criminal plausible, intentando exterminar a mi inquilina… sentí que ustedes tenían esa intención. Así que para probar si ustedes eran de confianza… hice algunas ligeras alteraciones.-

-¿Alteraciones…? ¿¡Que rayos hiciste…!?-

-Antes de que las marcas dentales se endurecieran completamente, las ajuste ligeramente para cambiar su forma.-

Las palabras de Hisui dejaron sin habla al equipo de Eruru quienes estaban ahí de pie.

Vencer a un vampiro que se había estado alimentando con sangre humana—Esta justa razón estaba comenzando a mostrar algunas grietas.

-Así que, definitivamente no pueden encajar exactamente con las marcas dentales de Rushella.-

-¡Tu…!-

El rostro de Eruru estaba paralizado.

El chico que había menospreciado ahora estaba de pie en su camino como una enorme amenaza.

Hisui presionó en su ventaja.

-¿Por qué marcas dentales que no concordarían terminaron siendo idénticas a las marcas en el cuello de la representante de clase? Muy simple, eso. Alguien está fabricando evidencia para que hacerla quedar a ella como la culpable.-

Eruru apretó sus pequeños puños

La acusación definitiva provocó una tensa atmosfera.

El criminal no era un vampiro sino un humano.

El equipo policiaco no dijo esto pero sus inquietas miradas buscaban la afirmación de Eruru.

-¿Tú me creíste…?-

En silencio todo este tiempo, Rushella preguntó agradecida.

Hisui se rascó apenado la cabeza.

-…Sospeché de ti al principio pero después te creí. Así que… ¿Qué vamos a hacer aquí?-

Preguntó Hisui en un casual tono de voz y miro a Eruru desafiantemente.

Antes de que Eruru pudiera responder, su rostro se puso pálido, Hisui continuó aun en la raíz del asunto.

-Ultimadamente, ¿quién chupó la sangre de la representante de clase? Tengo una pista. Hey, señor, ¿¡porque no reporta ese asunto en particular!?-

Hisui miró hacia—Kishida.

Y todos siguieron su mirada.

El hombre bajo la atención de todos simplemente murmuro tranquilamente.
-Que molestia de tipo.-
-¿¡Eh…!?-

La primera en notarlo fue Eruru.

La persona que la había seguido como una sombra, repentinamente desapareció.

Entonces Hisui lo notó también.

El hombre con quien él se había visto varias veces antes, repentinamente se había desvanecido de la vista.

Claramente más rápido que los límites de la velocidad humana.

Esto era tan precisamente rápido como un vampiro.

Sus ojos despedían una vivida luminosidad rojiza y su boca estaba llena con unos dientes afilados y de color blanco pálido.

-Maldito mocoso.-

Kishida se burló violentamente y sujetó por el brazo a Hisui, ¡mordiendo su cuello!

-¡¡Tu…!!-

Hisui sintió un dolor agudo desde su cuello y la sangre estaba siendo chupada a una velocidad aterradora.

Esta succión de sangre completamente despiadada hacia recordar a Hisui el trágico estado de Reina la noche pasada.

No hay error, este tipo es el verdadero culpable.

-Que mocoso tan astuto, pero este es el fin para ti. Tú me ayudaras a bloquear estas fastidiosas personas.-

-¡¡Tu bastardo, aléjate de él!!-

Más velozmente que nadie más, Rushella corrió hacia Kishida.

Pero Kishida lo había predicho y sonrió sin temor, separándose del cuello de Hisui. Esta succión de sangre, hecha con la intención de dañar, desgarró grandes pedazos de piel y carne del cuello de Hisui cuando los dientes fueron sacados.

Kishida sonrió con crueldad y arrojo a Hisui contra Rushella.

-¡¡Hey, aguanta!!-

Rushella con lágrimas en los ojos atrapó a Hisui en sus brazos. Todo esto estaba yendo de acuerdo a los cálculos de Kishida.

Usando esta oportunidad, sacó un dispositivo de spray y roció a Rushella.

-¿¡Esto es…!?-

Al instante, el sentido del olfato de Rushella se entumeció.

Este olor era justo como el del ataque de ajo que había sufrido por Hisui en aquella ocasión.

Naturalmente, esta esencia concentrada e intensa estaba en un nivel completamente diferente que el ataque de la última vez. Más que un repelente, esta era un arma verdadera para usarse contra los vampiros.

Kishida usó una simple mascara de gas para cubrir su boca y nariz, permaneciendo sin daño alguno. Parece que se había preparado de antemano para prevenir que el equipamento anti vampiro lo afectara.

-Tu bastardo…-

Rushella no tenía la fuerza suficiente ni para hablar. Incapaz de permanecer de pie, ella colapsó.

Kishida soltó una burlesca risa, tomó a la inconsciente Rushella y huyó como una ráfaga de humo.

Brincó fácilmente sobre las paredes. Su figura mientras corría a través de la noche era ciertamente la de un auténtico vampiro.

-¡¡Síganlo, deprisa!!-

Inmediatamente Eruru emitió órdenes. Varias personas siguieron a Kishida a pie. El resto abordaron la camioneta armada y partieron.

El vampiro y los cazadores todos partieron como una tormenta, dejando solamente a Hisui y a Eruru en la escena.

-¿¡Estas bien!?-

Eruru corrió hacia Hisui y comenzó a dar primeros auxilios inmediatamente. Como no llevaba un botiquín médico, solo pudo usar un pañuelo blanco como gasa, intentando contener el sangrado.

Al ver la herida, Eruru no pudo evitar hacer una mueca de desagrado y girar su vista a otro lado.

La herida era muy profunda.

La arteria carótida había sufrido daño severo, resultando en un horrible sangrado. Parte de la piel estaba completamente masticada. No morir en ese punto seria ya bastante afortunado.

-Ese bastardo… Chupando como se le place… Rushella lo hace mucho mejor que el… Glotón, codicioso vampiro… ¿creo que tomo 2L? Oh bien, me ahorró el esfuerzo…-

Eruru estaba tan asustada que gritó instantáneamente.

-¿¡De que estas hablando!? ¡Si te mueves descuidadamente en este momento…!-

De la perspectiva de Eruru, la pérdida de sangre de Hisui era suficiente para ser fatal. Que todo lo que decía era solo para intentar parecer rudo. Pero Hisui le mostro su cuello, provocando que Eruru abriera enormes sus ojos, confundida.

-No puede ser…-

Las repulsivas y terroríficas marcas dentales ya habían desaparecido.

No, diciéndolo de forma más precisa, la herida aun persistía… Pero estaba desapareciendo ante sus ojos.

Los desgarros provocados por los dientes, aun dejaban escapar algo de sangre, pero los rastros del “beso” de vampiro—Había sanado por completo.

-¿¡Porque…!? Podría ser que, ¿¡eres un vampiro!? No, eso es imposible… Entonces alguna otra clase de criatura sobrenatural… Pero, durante el examen…-

-Soy solo un humano. Excepto por la constitución de mi cuerpo que nunca se transformará en un vampiro, eso es todo.-

Remarcó Hisui levemente. Habiendo sufrido un ataque como el de Reina, Hisui estaba más convencido de que Kishida era el culpable.-

-¿No te convertirás en un vampiro…? ¡¡Imposible, una cosa de ese tipo…!!-

Este fenómeno, que ponía de cabeza su perspectiva del mundo, provocó que Eruru sacudiera su cabeza repetidamente en negación.

No obstante, él era un humano real. Los resultados de los exámenes claramente habían determinado eso. Y quien había dirigido esos exámenes había sido ella misma.

En solo minutos, algo dentro de su cerebro estaba colapsando desde las raíces.

-Mira, la situación está un poco más allá de lo esperado. Pero sucede que tú no eres quien fabricó todo esto…-

-¡¡Por supuesto que no!! Porque originalmente yo pensé que el culpable de seguro era…-

-Estas diciendo que a pesar de tu odio, ¿aun así sigues las reglas? Así que ese tipo fabricó los resultados de los análisis…-

-Así…parece. Obtuve los resultados de él… ¿Así que estaba culpando a otros vampiros de sus crimines…? De todos modos…-

Eruru mordió su labio y sacudió su cabeza.

Al principio siendo muy fuerte, ahora ella era una chica profundamente confundida frente a los ojos de Hisui.

Parecía que ese tipo era un ayudante de bastante confianza para ella.

Pero en realidad, él era un vampiro que debería ser destruido.

Aun estando a su lado, ella no se percató de eso.

Aunque su situación de ella era muy simpática, desafortunadamente, Hisui por ahora no tenía el tiempo para esas cosas.

-Ese tipo…¿por qué se llevó a mi inquilina? Si solo hubiera querido escapar, tomar al humano menos poderoso, yo, hubiera sido la mejor opción. Espera, ¿porque la representante de clase culpó a esa chica? Ya que él no quiere los expertos se percaten de él, ocultándose en la sociedad humana, el no estaría bebiendo la sangre de la representante de clase de forma tan imprudente y dejando…-

-¡No tengo idea de eso…! ¿¡Como sabría lo que piensa un vampiro!?-

Gritó Eruru llena de emociones bajando su cabeza.

Su delicado y pequeño cuerpo estaba temblando, viéndose muy vulnerable y frágil.

-Mientras iba en una operación con ese hombre, lo he visto bajo el sol varias veces. Ahora que recuerdo eso, seguramente debió hacerlo a propósito. Además, él es particularmente puntal, eso es probablemente para no olvidar nunca aplicar el agente bloqueador solar. Un hábito de usar guantes… Para evitar el contacto conmigo.-

-El contacto directo contigo permitiría que descubrieras su uso del agente bloqueador solar. Parece que era bastante cauteloso. Pero el problema es ¿porque se infiltraría deliberadamente en una organización de los más desfavorable para los vampiros?-

La duda más grande de Hisui sobre Kishida era esa.

Aunque el probablemente pensó “el lugar más peligroso es el lugar más seguro” pero formar parte de una organización anti-monstruos era un riesgo muy alto. Además mentalmente, debería de haber un montón de estrés.

Aun así, el ocultó su identidad y se puso del lado de Eruru por debajo de ella.

Hisui tenía una teoría respecto a la razón por la que hizo eso.

-Ese tipo… se guardó un detalle para sí mismo cuando recibió el reporte de Sudou.-

-¿Qué pasó? El reporte de Sudou-san pasó a mí a través de él…-

-Sobre mi inquilina. ¿cómo fue el primer reporte que recibiste?-

-Nada especial, muy ordinario… Una Vampiro Asistiendo a la Preparatoria… Eso decía.-

-Lo sabía…-

Tenía sentido ahora, Hisui asintió.

Eruru parecía sorprendida y preguntó.

-¿Qué estas tratando de decir…? ¿Hay algo sospechoso sobre ese reporte? Por lo menos, la aparición de una chica vampiro, yendo a la misma escuela que tu—Esos son hechos reales, ¿verdad?-

-Ciertamente. Pero la parte importante fue omitida. Mi inquilina clama ser un ´Verdadero Ancestro´-

-¿¡Que dijiste!?-

El rostro de Eruru se alarmó.

Un vampiro del tipo ´Verdadero Ancestro´ —¿¡alguno de ese nivel tan elevado estaba en un lugar como este!?

-Imposible… Ese vampiro, no lo puedo creer, como… ¡Nada de eso estaba en el reporte…!-

-Correcto… No aparecía en el reporte. Esa chica Sudou dijo que le dio el reporte al tipo ese Kishida. Pero el oculto este hecho y no te lo reporto. Esta es una de las razones de porque no confié en ustedes completamente. Era claro que un vampiro del tipo Verdadero Ancestro había aparecido y aun así ustedes tomaron tan ordinarias medidas. Y ya sea que me creyeras o no, al menos debiste haberme preguntado para confirmar.-

-Entonces… el objetivo de Kishida… ¿¡Era esa chica desde el mero principio…!?-

-Muy probablemente. Al estar a tu lado, las oportunidades de acercarse a los de su propia clase eran más altas. Quizás mientras te ayudaba en tu trabajo, había estado buscando por un ´Verdadero Ancestro´ en secreto. Chupando la sangre de la representante de clase y después culpando a Rushella. Y después usando a la policía para capturarla. Después reportarte que el objetivo había sido destruido, permitiéndole eso aprisionarla en algún otro lado… Sin embargo, la parte más importante aún no la logro encontrar.-

-¡Las razones no son lo importante! Pensar que un vampiro del tipo Verdadero Ancestro… Qué vergüenza, debo contactar inmediatamente al cuartel general para que envíen refuerzos… ¡¡No, primero, el equipamento necesita reorganizarse…!!-

Eruru ignoró a Hisui y comenzó sacando su celular para proceder a lidiar con su cerebro.

En comparación a Kishida, en comparación a la víctima, su primer pensamiento era destruir al Verdadero Ancestro Rushella—Al final, todo en su corazón regresaba al punto inicial.

Hisui suspiró ligeramente y la cuestionó exasperado.

-Hey hey, ya la limpiamos del crimen, ¿aun piensas en exterminarla?-

-Si ella de verdad fuese un ´Verdadero Ancestro´ entonces debió de haber chupado la sangre de numerosas personas hasta la fecha de hoy. ¿¡No son obvios sus crímenes!?-

-¿Acaso tienes derecho a hablar así de otros? ¿Qué hay de ti?-

Hisui apuntó su mano izquierda hacia Eruru. Habiendo limpiado la sangre de su cuello, había aun un poco de sangre sobre la mano, que no se había secado aun.

-…¡!-

Eruru giró a otro lado su cabeza fuera de la vista del brazo de Hisui y cubrió su boca. No solo eso, además comenzó a toser, su cuerpo temblaba ligeramente.

-¿Te da miedo la sangre?-

-C-claro que no… Es solo un viejo padecimiento. P-puedo tratarlo rápidamente…-

Sacando una caja de medicamento con las manos temblorosas, arrojó algunas pastillas a su boca.

Pero Hisui la detuvo, regándose las pastillas sobre el suelo.

-¿¡Que haces…!?-

-Detente. Comer eso es dañino para tu cuerpo.-

-Qué tontería… Esto es solo medicina ordinaria.-

-Es correcto. Es solo medicina ordinaria para suprimir tu urgencia por chupar sangre.-

El rostro de Eruru perdió toda expresión.

Miró a Hisui, el rostro de Eruru se había puesto completamente pálido—Tan pálido como el de un vampiro.

-Qué dices… ¡No estarás sugiriendo que soy un vampiro, ¿lo estás haciendo!? ¡Aun como broma, esto es ir muy lejos!-

-Es cierto… Tú estabas muy bien de pie en medio del sol.-

Eruru de pronto recordó lo que había ocurrido más temprano.

Más temprano en el día, cuando Hisui vino a encontrarla, el por qué él esperó específicamente fuera de las puertas.

Era para confirmar. Confirmar si ella era o no afectada por el la luz del sol.

-¿Sospechaste de mi…? ¿¡Sospechaste que yo fuera un vampiro!?-

-Si. Al ver la manera en que odiabas los vampiros, me recordó como los polos de un imán se rechazan unos a otros. Aunque no tener preocupación por la luz del sol podría deberse a haber aplicado el agente bloqueador de luz, chequé eso también… Pero el resultado fue que no lo usabas.-

Al oír esas palabras, Eruru no pudo evitar tocarse la mejilla.

Más temprano… Hisui la había pellizcado ahí.

Al principio pensó que Hisui estaba buscando revancha de una forma muy infantil, pero ahora se daba cuenta de la verdadera razón detrás de su acción.

Él estaba checando la textura de su piel.

A través de la textura, el confirmó si había aplicado o no el agente bloqueador de luz.

-¿¡Tu…cuando comenzaste a sospechar de mí!?-

-La primera vez que nos encontramos. Un físico tan pequeño y aun así parecías anormalmente fuerte. Además, te volteaste cuando tuve el sangrado de nariz, ¿cierto? ¿Un experto anti-vampiros con miedo a la sangre? Estuve pensando, tal vez le temes a la sangre pero te gusta mucho—Ver sangre, no puedes controlarte así que la evitas. Como ese tipo tan hizo la misma acción de evitarlo, también comencé a sospechar. Yendo tan lejos como para abrir las ventanas para que se ventilara… Realmente sospechoso.-

-…-

Para Hisui, visitar a Reina era solo una excusa.

Su verdadero motivo era confirmar la identidad de Eruru.

-…Que astuto eres. Pero todas esas son tus suposiciones sin fundamentos, no soy un vampiro.-

-Cierto, no lo eres. No le temes a la luz, incluso usas un arma con una cruz estampada en ella.-

Admitió Hisui.

Pero no salió del tema.

Casi en un tono de voz despiadado, reveló la verdadera identidad de Eruru.
-Eres un dhampiro, ¿cierto?-
Todo el color del rostro de Eruru desapareció. Con una asustada mirada, dio un paso atrás.

Dhampiro—Un descendiente hibrido entre un vampiro y una humana.

Nacido en la brecha entre la luz y la oscuridad, día y noche, heredando la sangre de ambas razas.

Y sus cuerpos normalmente heredan ambas características de humanos y vampiros.

Con la suficiente intención, podrían disfrazarse como humanos normales perfectamente, pero Hisui descubrió una pequeña grieta en el comportamiento de Eruru.

Eruru se abrazó a sí misma, sin poder dejar de temblar.

Parecía que los peligrosos indicios de la droga comenzaban a desaparecer. Hisui la miró.

Eruru estiró su mano temblando, intentando tomar la caja de medicamento pero Hisui le dijo con dureza.

-¿No te dije que dejes eso?-

Eruru bajó su cabeza y mordió su labio.

La característica  tabú más grande de un dhampiro—el deseo por la sangre humana igual que un vampiro.

Pero a diferencia de los vampiros, los humanos no caen bajo su control como resultado de su mordida. Ni se convierten en vampiros. Sin embargo, el deseo de sangre fresa permanecía de la misma forma.

-Igual que los vampiros, los dhampiros no pueden frenar su deseo de sangre. Ni los vampiros ni los dhampiros morirán de no beber sangre pero su fuerza se vería disminuida. Pero cuando disminuye hasta el límite, sus poderes repentinamente crecerían nuevamente, convirtiéndolos en monstruos irracionales que no buscan nada más que sangre. Tú ya deberías saber eso.-

-…-

-Si eres considerada con las personas a tu alrededor, creo que deberías pensarlo un poco más. Ingerir sangre en pequeñas cantidades sería mucho mejor. Si solo sigues suprimiéndolo, el impulso final será terrible. Así que…-

-¿¡Así que qué!? ¿¡Me estas sugiriendo que vaya a chupar sangre!? ¿¡Sugiriéndome que chupe sangre descaradamente!?-

Los ojos de Eruru lo miraban hacia arriba, sus ojos estaban llenos de lágrimas. Y ella seguía gritando histéricamente.

-¿¡Tú qué sabes!? ¿¡Comprendes a la yo que desea sangre!? ¿¡Comprendes que si no lo suprimo de esta forma, perderé mi cordura!?-

Grito ella desde el fondo de su pecho, casi como si la sangre fuera a brotar de su garganta.

Ella había suprimido esta sensación desde el fondo de su corazón. Esto no podía describirse simplemente como si “cargas iguales se repelieran entre sí”.

-Esta trágica situación, con ella ya me basta. ¡Es por eso que los vampiros deben ser exterminados…!-

Era por eso que ella aprendió desesperadamente sobre los vampiros y siguió esta profesión.

Hisui la escuchó declarar defender su situación, y pasó su dedo índice por encima de los labios de Eruru.

La punta de su dedo tenía restos de su propia sangre.

En el momento que ese color rojo vivo fue aplicado sobre los labios de Eruru, una pequeña cantidad de sangre entró accidentalmente en su boca y alivió su deseo de sangre fresca.

-¡T-Tu…!-

-Que buena persona eres.-

-D-de que hablas…-

-Cuando mi sangre fue chupada hace un momento, tú enseguida te acercaste, preocupada por mí. Eso no es bueno… no pudieron detener a ese tipo. Debiste ser más cuidadosa.-

-E-eso fue…-

-Igual que con la representante de clase, ¿verdad? Creíste en la victima como si fuera una persona normal. Es normal ¿no? Yo debo ser el anormal.-

Eruru quería decir algo. Hisui giró su espalda hacia ella y torpemente sacó su celular.

-Hey, soy yo. ¿Podrías venir? ¿Dónde estás? ¿En la tienda de conveniencia en Nichomune? Perfecto… Entonces ven… Capturaron a esa chica… ¿Qué, estas ocupada? Déjame decirte, ¡todo es culpa tuya! Te explicare después. Gracias.-

Hisui colgó. Entonces murmuró con su espalda hacia Eruru.

-Fui criado por una vampiro. Sin embargo, quien mato a mis verdaderos padres también fue esa vampiro.-

-¿¡Huh!?-

Hisui reveló sus orígenes en respuesta a la confesión de Eruru.

Sin embargo, completamente diferente de Eruru, Hisui hablaba indiferentemente sin emociones. Su tono de voz tampoco se veía afectado.

-En verdad no puedo recordar pero al parecer mis padres querían asesinarme. Un suicidio colectivo. Mis padres querían matarme, a mí que no tenía comprensión de nada en ese momento, y después cometer suicidio. Entonces una vampiro paso por ahí, mató a mis padres, me salvo y me crio. En esta clase de situación, ¿Qué crees que debería de hacer al respecto? ¿Odiar a la vampiro por matar a mis padres? ¿Agradecerle por salvarme? Como humano, ¿qué debería hacer?-

Eruru no respondió.

Este tipo de preguntas no podían responderse.

-Ridículamente, esa vampiro al final murió por salvarme. Por mi culpa, se volvió cenizas.-

Recuerdos del pasado brotaron frente a los ojos de Hisui.

Soportando el abrasador sol en el cielo, la vampiro seguía presionando el pecho del chico para salvarlo.

-Esa persona no solo me salvo a mi sino a muchas más personas en ese momento, muriendo al final.-

-…-

-Sin embargo, los humanos que fueron salvados, todos maldecían a la vampiro. Diciendo, monstruo, merecías morir, etc. Algunas personas inclusive le arrojaron rocas. Hey, ¿qué lado es el correcto a tu parecer?-

Eruru no pudo responder. Ella no quería para nada enfrentar este tipo de preguntas.

Sin embargo, Hisui siguió cuestionándola despiadadamente.

-¿Qué debería hacer? Como soy humano, ¿debería seguir a esos humanos y maldecir a esa vampiro que me crio? Pero como humano, ¿no debería agradecerle primero? Ya sea que la persona sea un monstruo o no… primero debo decir ´gracias´ ¿verdad?-

Hisui volteó a ver a Eruru pero su rostro veía a otro lado. No, ella estaba evitando la mirada de Hisui.

-Antes de que esa persona muriera, convirtió mi cuerpo en lo que es ahora. De otra forma seguramente yo hubiera muerto. Por lo tanto… desde entonces, no me he de convertir en un vampiro aunque uno me muerda. Así que…¿Qué soy?-

-…¿?-

-Los humanos se convierten en vampiros una vez que son mordidos por vampiros. Y al contrario, alguien que no se convierte en vampiro después de ser mordido no sería humano. ¿Entonces que soy? ¿Una criatura sobrenatural? O ni humano ni algo sobrenatural, ¿alguna clase de monstruo?-

Hisui seguía con la mirada encima de Eruru mientras preguntaba.

Eruru no podía responder pero ya no evitaba su mirada, mirando directo a él.

-Ese tipo de cosa creo que. Ya sea humano o vampiro…-

-Así que… ¿Quieres salvar a esa vampiro? ¿Salvar a un enemigo de la humanidad…?-

-Esa chica… se empapó por la lluvia, cuando más quería chupar sangre… y no lo hizo. Sin duda es un vampiro.-

-…-

-Por mi culpa, ella incluso trató de practicar su técnica de como chupar sangre… Y justo hace un momento… intentó salvarme. Así que qué dices, ¿qué debería hacer?-

Era lo que se llamaría un tono calmado.

Pero la firme decisión que llevaba, Eruru podía sentirla claramente.

-Esa chica me lo prometió. Que antes de que descubriera sus orígenes, no chuparía la sangre de nadie, más que la mía. Yo también respondí a su promesa. Por eso… yo sería su sirviente. Así que debo ir a donde está mi ama.-

Diciendo eso, Hisui entró a su casa.

Eruru se quedó viendo a su espalda, alejándose, entonces una voz familiar se escuchó por detrás.

-Buenas noches~ Ah, parece que el ambiente no está muy bien. ¿Ha habido una conmoción por aquí?-

Mei estaba en uniforme, abriendo la puerta y entrando al jardín.

-Sudou-san… ¿por qué estás aquí?-

-Hi-kun me llamo aquí. Entonces… ¿Quién fue capturada? ¿Rushella?-

-¿Planeas ayudarlo a él…?  Sin importar que te diga yo, date cuenta que salvarla es decisión a voluntad de Kujou Hisui, ¿de acuerdo? Yo no daré ninguna recompensa.-

-Si~ Oh bueno, no hay de otra.  ¿Quién puede negarse a su amado?-

Aunque había sido llamada aquí repentinamente, Mei no parecía molesta.

Incapaz de comprender, Eruru simplemente preguntó confundida.

-¿Por qué…? ¿No odias a los vampiros también?-

-Me desagradan, si… Y para mí, ella cuenta como una rival.-

-No comprendo. En particular… no comprendo a Kujou Hisui. ¿Por qué es capaz de ir tan lejos?-

-Correcto. Pero el, si Rushella realmente hubiera chupado la sangre de la representante de clase… El seguramente la exterminaría con sus propias manos.-

-…¡!-

-Probablemente esta sea su forma de hacerse responsable. Pero en su corazón, el creyó en la inocencia de Rushella. Es por eso que lo pensó tanto y verificó tantas cosas… Buscando siempre la verdad. Pero también se preocupó de la representante de clase al mismo tiempo. Humano y vampiro—claramente unirse a un lado era suficiente pero él quería ambos y buscó el camino más difícil. A esta fecha… y de aquí en adelante también. Si Rushella chupa la sangre de alguien más, él la exterminara personalmente. Esa es a la clase de resolución que él llegó.

-¿Qué rayos es él…?-

-Solo un humano. Pero un humano que trata a todas las entidades no-humanas por igual. Después de que se dio cuenta de mi identidad… nada cambió. Aunque confío bastante en mi apariencia… Pero la mayoría de las personas se alejarían después de darse cuenta, ¿verdad? Pero el no. Ni se distanció ni tuvo ninguna idea rara—Solo continuó normalmente.-

Habló Mei con una alegre expresión.  Originalmente ella solo lo trataba como el objetivo para la misión de hacer bebes, pero antes de que ella se diera cuenta, él se había convertido en su destinado amor verdadero. Al conocer esta clase de hombre, incluso su primer ancestro habría dejado de resentirse de haber sido creada y habría vivido una vida feliz.

-…No entiendo.-

Eruru se quedó en silencio. Pisadas se escucharon por detrás en ese momento.

Girando hacia atrás, miró a Hisui saliendo. En el momento que lo miró, Eruru sintió una clase de mareo.

-Es mejor que no veas. Aunque seas un hibrido, aun podría ser fatal.-

Hisui llevaba en su espalda algo que provocaba que Eruru, no, algo que provocaba que todo ser cercano a los vampiros se sintiera sorprendido.

Una cruz gigante.

Le la había sacado del sótano, con sus cadenas envueltas en su mano y la cruz llevándola en su espalda.

-¿Qué es eso…?-

Cuidando de no ver a la cruz en la espalda de Hisui que era tan alta como el, Eruru volteó su mirada y preguntó.

-La espada sagrada con forma de cruz, la ´Tzara Blade´. Solo con levantarla, los vampiros ordinarios se inmovilizarían. Su hoja es además muy afilada. Su único defecto es que es muy pesada. Tal vez unos 30kg.-

-He investigado cruces durante mi trabajo, la tuya… en verdad es un arma. Y la santidad que emana…. Muy extraordinaria.-

-Cierto salvador fue crucificado en esta cosa en el pasado. Por eso la cruz se transformó de un símbolo de muerte en un símbolo sagrado. Según se sabe, esta es la única que sobrevivió de ese periodo. Porque está formada de plata que fue procesada, ya sea como una obra de arte o como arma contra los vampiros, es del más alto rango. Si no se maneja con cuidado, esos peces gordos del vaticano podrían venir corriendo a reclamarla.-

-¿¡Cómo es que un objeto tan extraordinario cayó en tus manos!?-

-Lo heredé de mi pariente que me crio.-

Explicó Hisui simplemente en una frase y se giró hacia Mei quien se había acercado corriendo.

-Así que, ¿podrías ayudarme a cargar esto? Casi se me ha agotado la fuerza.-

-¿¡Que… me estas usando para cargar eso!?-

-Bueno, tú eres fuerte. Por favor, mi sangre fue chupada, casi estoy viendo estrellas.-

-Bien… Entonces debes ir en una cita conmigo la próxima vez, ¿entendido? Incluye una estadía de una noche.-

-Me iré a casa al atardecer y tú pagaras todos los costos, por favor acepta mi regateo.-

Mei se encogió de hombros y de mala gana tomó la Tzara Blade. Entonces la levantó sin esfuerzo con una mano.

Enseguida ambos salieron del jardín, Eruru los siguió.

-E-esperen, ustedes dos. ¿¡Van a salvar a esa vampiro!? ¿Saben dónde está?-

-Tú le diste toda clase de herramientas a Sudou, ¿no es así? Vi un dispositivo de rastreo entre ellos así que lo puse secretamente en el cuerpo de esa chica. Dejando de lado el ser un vampiro, si esa despistada señorita se extraviase, quien sabe que tantos problemas le causaría a los demás.-

Y pensar que Hisui estaba así de bien preparado.

El levantó su mano derecha y corrió hacia la noche junto con Mei… Pero no habían dado ni dos pasos, Eruru los había tomado por el cuello y los había regresado.

-Hey, estamos en apuros ¿sabían?-

-Me gustaría encargarme de las cosas e ir a casa también, ¿de acuerdo?-

-En esta situación de emergencia, ¿aun quieren llevar esa evidente objeto allá afuera, corriendo con sus propias piernas como tontos? Usen sus cerebros un poco. Llamare a un auto.-

En algún punto, Eruru había recobrado su antigua elocuencia.

Probablemente debido a su anterior conmoción, sus anteojos de medio armazón se estaban casi cayendo. Eruru los empujo hacia arriba con sus manos, un destello de inspiración relumbró en sus ojos.

-Además, vamos a discutir el plan.


6 pensamientos en “Capitulo 5 – Beso Sospechoso

  1. OOOOOHH!!… Es una DANDERE/TSUNDERE *-*… tiene un poco de ambas, pero aun así es hermosa… Gracias por el cap (en solo un día ya me envicie xD)… Si necesitas mi colaboración en algo, por muy pequeño que sea estaré encantado de ayudarte… Aunque no se si sea de ayuda . . . Gracias por todo… Aniki o Aneki? Bye bye, saludos ^_^
    ~Greg~

    Me gusta

    • Aniki ^_^ , todas son hermosas *-* pero mi favorita es Rushella, por ahora pues creo que no necesito colaboración, tal vez mas delante pueda necesitarla, gracias por ofrecerla, y gracias por comentar 🙂

      Me gusta

  2. Siiisiii Orgasmooo!!! jaja alfin muchisisisisisismas gracias Daru :3 sabes que si agus o yo no comentamos es por que lo leemos de a grupos grandes de persona, osea el otro dia calleron 10 a que lo leamos en mi casa que les dije del 4 y también hoy leimos el 5 y6 osea Mucha gente en rosario sigue y va a empezar a seguir la novela :3 Gracias por traducirla!

    Me gusta

    • Hola, claro, comenten cuando gusten, y que bien que haya tantas personas leyéndola, eso me agrada 🙂 así que los orgasmos seguirán 😉 no lo duden, un saludo y sigan atentos por el blog 😀 Chao chao~

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s