Capitulo 4 – Cordero de Sacrificio


-Así que básicamente, Hi-kun,  ¿haces eso con esa amnésica Verdadero Ancestro una vez al día?-

-¿¡Podrías no decirlo de una manera tan rara!? Solo me chupa la sangre, ¿entiendes? No es para nada divertido, ¿¡de acuerdo!?-

-Eso es hacer eso ¿cierto? Entonces sobre esa chiquilla, ¿has averiguado algo?-

-…No hay pistas hasta ahora. Y digo, te lo ruego, podrías usar una descripción diferente…-

Después de la escuela, Hisui estaba descansando indiferentemente sobre el escritorio en el salón de clase.

Los compañeros de clase ya se habían ido y el salón no tenía a nadie más que a él y a Mei al lado suyo.

Después del fin de semana, varios días habían transcurrido. Rushella había comenzado a asistir oficialmente a la escuela. Hisui muy rara vez interactuaba con sus compañeros, pero de vez en cuando conversaba con Mei como ahora.

Durante la charla de hoy, Hisui intentó preguntarle su opinión sobre el origen de Rushella pero Mei y su “raza” no sabían mucho acerca de los vampiros.

-…¿de todas formas de donde apareció esa chica?-

Haciendo uso del fin de semana, Hisui investigó los orígenes de Rushella por todos sus medios posibles pero hasta ahora no tenía pistas.

Había intentado el ir al bosque donde ella despertó. Ya que no hay señal de personas ahí, uno no esperaría testigos. Hisui había confirmado la posición del ataúd y había marcas claras de donde había sido colocado, pero no ofrecía ninguna pista sobre cuando había sido colocado ahí.

Hisui trató de que las monedas de oro de Rushella fueran certificadas en una tienda de antigüedades pero fuera del hecho de ser monedas genuinas, no se sabía nada: periodo de tiempo, país o región, nada. De acuerdo al anticuario, podrían haber sido simplemente moldeadas pero nunca puestas en circulación.

-Así que el fin de semana terminó desperdiciado de esta forma. Gasté mis preciados días de descanso en nada.-

-Oh cariño, ¿pero no estabas bastante feliz de salir a pasear con ella? Cuando esa chiquilla se estaba probando ropa, estabas comentando “eso se te ve bien”. Incluso fuiste a al área de ropa interior junto con ella.-

-No, eso solo fue ella llevándome para comprar necesidades diarias y ropa… Ya la he comprado para ella, pero sigue usando mi camisa en casa… Hey, ¿¡cómo lo sabes!?-

-Estaba comprando mi ropa para la primavera y entonces los vi por casualidad. Entonces los seguí y observé.-

-¿¡Que quieres decir con “seguí y observé”!? ¡No hables tan a la ligera como una acosadora como si fuese normal!-

-No me subestimes. Mis ancestros por generaciones todos han sido acosadores profesionales. Por venganza, me refiero a seguir al creador de cerca. Si esta habilidad es usada para el amor, ¿puedes imaginar los resultados?-

Hisui no quería imaginarlo para nada.

Basado en el final de la novela original, incluso si el escapaba al Polo Norte, lo más probable es que ella lo siguiera.

-…Se siente más y  más como si dejaras de ser una chica de preparatoria.-

-Oh cariño, ¿estás diciendo que tengo problemas en algún lado?-

Mei acercó su rostro.

Gracias a los dos botones superiores desabotonados de su uniforme, el escote del enorme busto de Mei y su sostén rosado entraron a la vista de Hisui.

Ella era una chica que competía en belleza con Rushella, esta era la peor parte.

Para ser honesto, si Mei se lo tomaba más enserio, Hisui no tenía confianza en sí podría resistir su “hacer bebes”.

Hisui se sonrojó y giró su rostro, entonces una inesperada salvadora llegó.

-Vamos a casa… ¿¡Hey, porque estás aquí!?-

Al ver a Mei, Rushella hizo una mueca de desagrado y se acercó.

Llevaba puesto un uniforme que había sido confeccionado apenas durante el fin de semana. Sin la sombrilla, ella probablemente se ve como una verdadera estudiante de preparatoria.

-El donde vaya yo es de mi libertad ¿no? ¡Antes de que obtenga a Hi-kun, no me iré!-

-¿Qué significa Hi-kun?-

-Hisui, osea Hi-kun. ¿Lo entiendes? Y también, un día, lo llamare Hiihii❤-

-Por supuesto que no.-

A pesar de las protestas de Hisui en contra de este extraño sobrenombre, Mei no parecía que fuera a retractarse.

Ella parecía muy segura de su victoria y caminó hacia Rushella.

-No importa cómo te vistas, es inútil. Un vampiro simplemente dormirá obedientemente en un ataúd hasta que caiga la noche, ¿cierto?-

-Es lo mismo contigo muñeca falsa, solo quédate quieta y actúa como decoración, ¿de acuerdo?-

Las dos chicas se encararon, un enfrentamiento a punto de desencadenarse.

Un instante después, ambas hicieron un “hmph” y pasaron de largo una de la otra.

Mei fue hacia la salida del salón y dejó unas palabras de advertencia.

-Sería mejor que tengas cuidado, Hi-kun. Aunque puedas mantener tu formación corporal en secreto de los demás humanos, si continuas paseándote con un vampiro, serás tratado como uno de su clase.-

-…Tal vez.-

El chico que fue criado por una vampiro se quedó sin saber que responder, mirando a Mei alejarse.

Rushella caminó hacia él y bloqueó su vista.

-…¿Que?-

– A ti, umm… ¿A ti te gustan ese tipo de mujeres?-

-A quien iba a gustarle una mujer que de pronto se te arroja y te tira al suelo… Ella solo tiene por objetivo mi cuerpo totalmente. Solo el cuerpo. Esa clase de relación terrible entre sexos, no la permitiré…-

-En verdad… Entonces está bien. Vamos a casa.-

Rushella asintió satisfecha y apuró a Hisui a regresar.

Momentos después, los dos salieron por las puertas de la escuela y comenzaron su camino a casa.

-A propósito, ¿te uniste a alguna de esas cosas “klubs”?-

Rushella debió de estar preguntando ¿porque ella asistió a la reunión de introducción a los clubs? Esa era una reunión donde estudiantes de curso superior daban una introducción a los clubs para los nuevos estudiantes.

Para empezar los intereses de Hisui con eso eran cero, así que respondió completamente de manera poco entusiasta.

-Nop. Si algo pasa, estaré en el club de ir-a-casa.-

-¿Qu es eso? ¿¡No lo mencionaron hoy!?-

-Las actividades consisten en esto: después de un cansado día de clases, después de cantar elogios a la juventud de primavera después de la escuela. El problema más grande usualmente es el profesor del salón-casa que habla mucha basura mientras estamos ahí antes de la despedida. Esto muy probablemente es debido a la personalidad del profesor del salón-casa. Pienso que tengo suerte ya que nuestro salón-casa es mucho más pequeño que el de las demás clases.-

-Básicamente quieres decir ir a casa directamente. No sigas con tu palabrerío.-

-Ya lo captas.-

Rushella gradualmente estaba adquiriendo sentido común moderno y se estaba haciendo más y más difícil engañarla.

Aunque ella aún seguía teniendo problemas con sus estudios, superar eso era probablemente sería solo cuestión de tiempo.

-Los profesores dijeron que en los próximos días se permitiría a nosotros observar libremente los “klubs”… ¿Lo harás?-

-No tengo interés. Eh, a juzgar por tu tono… Que, ¿quieres ir?-

-Solo quiero echar un vistazo. Umm, esas personas que están interesadas en los “klubs” todos ellos lucen muy entusiastas, solo tengo curiosidad… Sobre que es.-

Aunque intentó sonar convincente, Rushella no pudo ocultar su enorme curiosidad e interés en la vida de club.

De cualquier modo, ahora que tenía alimento y refugio, ella estaba comenzando a interesarse en toda clase de cosas.

En la vida escolar, parecía haber puesto interés en las actividades de club. Pero para una vampiro…

-Pero, umm… Tú eres una…-

-Lo sé. Las cosas de fuera no son convenientes. O mejor dicho cualquier cosa deportiva no es conveniente. Se eso al menos.-

Vampiros y humanos. La diferencia de habilidad física era muy obvia incluso durante el día cuando la actividad de los vampiros era más suprimida. Si Rushella se uniera a las actividades de club humanos, esto por si solo sería hacer trampa.

-Entonces… en los de cultura. ¿Podría…. echar un vistazo?-

-Claro, vayamos allá.-

Rushella sonrió felizmente y se aferró a su brazo.

-¿¡Q-que estás haciendo!?-

-¿Huh? Acompañar a tu ama es tu trabajo ¿no?-

-Umm, bien, ya nos hemos ido de la escuela, que tal si vemos eso mañana…-

-Claro.-

Aunque Rushella aceptó, no soltó el brazo de Hisui.

-Digo, ¿Rushella-san?-

-¿Que?-

-Bueno, ummm…-

Su cuerpo lo estaba tocando, tales partes como, sus pechos, sus pechos, sus pechos además de sus pechos y cosas así.

-¿Que, acaso los chicos y las chicas alrededor no caminan así? Mira, todos alrededor están haciendo esto.-

Todas las personas a la vista de Rushella eran parejas. Ya que estaban algo lejos de la escuela, cerca de la estación, había muchas parejas intimas tomadas de las manos en los alrededores.

Hisui al principio quiso decirle la verdad, pero para evitar que Rushella entrara en su modo irrazonable, se dio por vencido.

Esta ojou-sama era tan arrogante y engreída pero aun así completamente vulnerable en esta área.

Todo el tiempo usando solo una camiseta o envuelta en una toalla de baño en casa, pero si el mencionaba esto, a ella inmediatamente se le pondría el rostro enrojecido e incluso se pondría violenta.

Para evitar desastres innecesarios, Hisui continuó caminando con ella sujetada de su brazo.

Segundas intenciones… por supuesto que no.

-Ah… debo ir a comprar algo. La leche se terminó.-

-Sí, compra carne también. No olvides el vino rojo.-

-No comprare eso. En especial el vino.-

-¿¡Que más da!? Tu forma de cocinar no es del todo mala pero es muy común. Quiero comer algo un poco más sangriento…-

Después de todo como un vampiro, la dieta de Rushella consistía en su mayoría de carne. No solo le gustaba la carne, también le gustaba a medio cocinar. Probablemente por la sangre, ella amaba toda clase de productos lácteos. Además, de los postres y los dulces.

Ella además tenía un inusual interés personal en el vino rojo. Hisui naturalmente lo negaba y por el momento usaban jugo de uva como reemplazo.

-Hoy comeremos pescado asado. Oh, será mejor que compre algunos rábanos para agregar un poco en tiras.-

-Entonces déjame dar una buena bebida de sangre. No la bebí esta mañana-

-Fuiste tú la que se quedó dormida. Aunque yo, le agradezco a los cielos.-

-Ofrecer tu sangre a mí es tu deber. Incluso si se trata de mí, comenzare a atacar humanos indiscriminadamente si no puedo suprimir la necesidad, ¿sabes?-

Esta simple frase causó que el rostro de Hisui se oscureciera.

-Cierto… Es verdad, lo se.-

El entendió. Eso es lo que los vampiros eran como criaturas.

Hisui mostro un rostro de comprensión y Rushella soltó su brazo y dijo:

-Solo necesitas ofrecer obedientemente tu sangre a mí.-

-No es nada divertido. Y no importa cuántas veces lo hagas, aun eres muy torpe…-

Hisui repentinamente cubrió su boca a media frase.

Miro tímidamente a Rushella… Pero era muy tarde, ella estaba mordiéndose el labio, viéndolo.

Desde el día de la lluvia, este tema había sido tabú.

Aunque ella de hecho era muy torpe, Hisui se había abstenido de mencionarlo por consideración hacia ella… Pero terminó dejándolo escapar de su boca.

-…Vayamos a casa.-

-Umm.-

-..Una vez que tenga mis recuerdos, ten por seguro…-

Rushella habló furiosa y de pronto aceleró el paso.

-¡Hey, espera…!-

Antes de que Hisui pudiera seguirla, Rushella había desaparecido de su vista.

Pero Hisui continuó insistiendo. Al dejar el camino principal, entro  a un pequeño callejón desolado.

Justo cuando se paró y miro a su alrededor en busca de señales de Rushella, un lujoso auto se detuvo a su lado.

Al mismo tiempo, la puerta del conductor se abrió y un hombre alto salió.

-¿Tu eres Kujou Hisui, cierto?-

Vestido de negro incluyendo una corbata negra, sombras negras, traje negro—Un hombre de negro como en las películas.

Llevaba un maletín de cuero negro. Excepto por su rostro, todo era negro.

Un rostro apuesto, parecía bastante maduro y firme, probablemente en sus treinta o algo así. Su cabello estaba partido ligeramente hacia un lado y se fijaba a su cabeza, dando una impresión muy carente de individualidad.

-..Yo soy, ¿qué sucede?-

-Por favor venga conmigo-

Hisui respondió con desconfianza.

…¿sucede algo?-

-Eso se le explicara después.-

Al decir eso, el hombre dio un puñetazo brutalmente a Hisui en el estómago al mismo tiempo.

-Urghh…-

Hisui se dobló y entonces recibió un golpe de karate en la parte trasera de su cabeza.

La combinación de ambos golpes llevo a Hisui a estar inconsciente inmediatamente. El hombre hábilmente tomó a Hisui y lo arrojó dentro del auto.

El auto encendió y abandonó la escena sin dejar rastro.

Sin embargo—había una persona más en la escena, atestiguando todo.

-…Digo, ¿están contentos ahora señores~~ Secuestradores?-

Unas pocas horas después de la inesperada escena de rapto, Hisui gimió de furia.

Estaba ahora en un cuarto tenuemente iluminado.

Había un escritorio y montones de libros y documentos. Probablemente una oficina en algún lado.

Ante sus ojos probablemente estaba el escritorio de alguna clase de administrador.

Pero con los codos en el escritorio, con su cabeza entre sus manos, la persona sentada enfrente en el escritorio no parecía encajar con el entorno.

-El termino secuestrador es bastante exagerado, ¿Kujou Hisui-san?-

La voz hablándole a Hisui se escuchaba muy juvenil y linda.

Sentada en la butaca, la persona encajaba perfectamente en esa voz y era una delicada y pequeña chica.

Parecía tener alrededor de doce o trece años de edad, usando lentes de medio aro. La camisa de bordados de encajes daba el aire de una doncella. Su lindo rostro era como el de una muñeca.

-Usando un modo tan salvaje para traerme aquí, no pienso que haya otra palabra que se adecue mejor que secuestradores para describirlo, ¿cierto?-

-Yo por otra parte creo que te estoy protegiendo.-

-Quien sabe. Además, ¿¡Que hay de la serie de escenas inexplicables!? ¿¡Es un juego de castigo!?-

Hisui estaba furioso naturalmente.

Antes de ser traído a este cuarto, había sufrido un montón de tratos irrazonables.

Primero le sacaron sangre, después su cabeza fue sumergida en un contenedor plateado lleno de agua.

Entonces fue forzado a masticar ajo crudo, después de masticar por un momento instantáneamente tenía una cruz presionando su rostro.

Justo cuando llegaba al límite de su paciencia, su vista fue cubierta por una bolsa de sangre para transfusión.

-¿Quieres un trago?-

Le hicieron tal pregunta.

Draculea_V01_-_138

Naturalmente, Hisui no tenia deseos de beber así que simplemente sacudió su cabeza en sorpresa. Esa persona terminó vertiendo el contenido de la bolsa en una copa grande para vino mientras decía: “No seas tímido, se mi invitado”.

-No, ya dije que no tengo sed.-

…Después de que él se negó, entonces vinieron un montón de procedimientos incomprensibles, finalmente fue traído a esta habitación. Por cierto, sus manos ahora estaban atadas así que aún no estaba libre.

-Qué demonios… Hey, ¿Qué estas tratando de investigar sobre mí?-

-¿Aun no te has dado cuenta? Este es solo un chequeo de rutina. Verificando para comprobar si eres un vampiro o un humano normal.-

Habló fríamente la chica, tomando los registros en su mano para leerlos.

-Afortunadamente, has aprobado todas las pruebas. Que bien, aun eres un humano.-

-No entiendo de qué demonios estás hablando.-

Aun furioso, Hisui no retuvo sus palabras. La chica entrecerró sus ojos con desagrado.

-Kishida-

De pie a su lado, el hombre asintió. Caminó hacia Hisui, y le ofreció una tarjeta de identificación.

El hombre era el culpable de que él hubiera sido traído a este lugar. Hisui se dio cuenta de eso; entonces le quitó la tarjeta.

-…Especialista de la Sección Especial de Investigaciones Sobrenaturales del Departamento de Policía Metropolitana… Kariya Eruru… ¿Qué demonios?-

-Exactamente como lo dicen las palabras. Hablando formalmente, no soy una funcionaria pública. Pero por mi conocimiento y talentos, he sido contratada como una experta. Mi especialidad recae en los vampiros. Encantada de conocerte.-

Habló Eruru con el rostro inexpresivo.

Aun teniendo tan lindo nombre y rostro, su comportamiento no era completamente lindo del todo.

-Me parece que lo he leído antes en algún destacado reporte sobre leyendas urbanas… ¿Es como un equipo de investigaciones especiales para resolver casos poco claros?-

-Ese es el trabajo normal de la policía. Nuestro trabajo es investigar casos causados por entidades sobrenaturales. Y lidiar con los culpables. Y  por la “explicación” que recibiste anteriormente, ¿probablemente hayas entendido sobre que eres sospechoso? No te hagas el estúpido, Hisui-san.-

Eruru era como una muñeca francesa, sus alargados y brillantes ojos miraban a Hisui mientras ella hablaba.

A juzgar por el título de encargado especial, su edad y lo que había dicho, ella no era un miembro oficial de la policía. Pero su penetrante mirada no era inferior a la de un interrogador experimentado.

-…Ese destacado reporte también habla sobre la policía especial que ha resuelto casos que no pueden ser explicados por la ciencia. ¿El DPM cuenta con una oficina clandestina o hay encuentros espeluznantes con poca luz en cuartos de reunión? ¿Tú perteneces a los de ese tipo? ¿Una organización que cuenta como parte del DPM?-

-Somos una rama secreta. Después de todo la nación no puede admitir la existencia de entidades sobrenaturales ante el público general. Sin embargo, esta es la verdad. Criaturas sobrenaturales rondando los lugares son una crisis para la nación. Vampiros, por sobretodo. Va de mal en peor, podría afectar la dignidad de los ciudadanos. Con este propósito, deben ser supervisados tan pronto como sean descubiertos. Si aparecen víctimas, entonces estos deben ser puestos en cuarentena y protegidos. Justo como contigo.-

-Ahora entiendo… Así que al parecer ustedes se enteraron de Rushella. Nunca pensé poder ocultarla por siempre… Y pensar que todo se sabría tan pronto.-

-Un colaborador nos informó. Debido a la naturaleza de nuestra organización, tenemos colaboradores esparcidos por todos lados.-

-…-

Hisui sintió un molesto sudor en su rostro.

Aunque él podía imaginarse de quien se trataba, aun así preguntó.

-..El colaborador, ¿quién es?-

-Sudou Mei.-

-¡Esa perra informante!-

Hisui se sintió acabado.

Un tipo de sensación que no podía confiar en nadie.

Y Eruru habló fríamente como si insultara.

-¿Por qué actúas tan sorprendido idiota? Proteger a los ciudadanos es nuestro trabajo. Que nos informen sobre criaturas no-humanas es solo de esperarse, ¿cierto?-

-Uh, bastante razonable… Pero, ¿Qué quiere decir la palabra colaborador?-

-Justo como lo dice. El objetivo de los de su tipo es convertirse en humanos, por eso ellos no tienen malas intenciones hacia los humanos. Los vampiros son diferentes. Así que como es natural, nos aliamos primeramente con los del tipo de Mei. Para permitirles vivir vidas humanas normales, les ayudamos a establecer expedientes públicos y registros de nacimiento, etc. Entonces a cambio, nos ayudan en nuestras misiones. ¿Hay algún problema con eso?-

-…No quiero decir nada por ahora.-

-¿Por qué está deprimido? Ella solo está llevando a cabo su labor. Esto es lo que se significa hacer todo por la humanidad. Un humano artificial está actuando de forma más humana que tú. ¿No te sientes avergonzado de ti mismo?-

Las palabras de Eruru eran despiadadas.

Sal arrojada en las heridas, Hisui calmadamente mencionó la verdad de la que se había dado cuenta.

-…Es a causa del reporte de Sudou que fui puesto como sospechoso como víctima por estar dando vueltas con un vampiro a mi lado, ¿cierto?-

-Exactamente. Sin embargo, no es así de fácil distinguir a los humanos ordinarios de los vampiros y a los humanos en proceso de convertirse en vampiros. Son necesarias examinaciones complicadas.-

-¿De verdad? Pensé que era fácil mencionar la diferencia.-

-Naturalmente un humano como tú con conocimiento muy poco brillante no lo sabe. Los vampiros se han adaptado muy bien en la sociedad humana. Pienso que incluso alguien como tu sabe que le temen a la luz del sol. Pero en la actualidad, existen agentes especiales de bloque de luz que pueden ser aplicados a la piel para dejar de preocuparse por eso.-

-Pero esa medicación no es perfecta. Después de usarla, la piel luce brillante y es fácil de distinguirse. Incluso la medicación de alta calidad que no puede ser distinguida a simple vista se puede encontrar fácilmente por el tacto. Además, los agentes bloqueadores de luz solo funcionan por un día a lo mucho. Olvidar reaplicarlo es fatal y no es nada de ensueño. Si ellos quieren pasear durante el día, usar una sombrilla es más práctico.-

-..Oh por, tú de verdad conoces muy a fondo.-

El rosto de Eruru cambió, solo entonces Hisui se dio cuenta de que había cometido un error.

Él era bastante entendido en esta área ya, pero sería sospechoso si eso se sabía. Ese era el por qué él siempre trataba de evitar que los demás lo supieran.

-Solo lo escuche de alguien más por casualidad. Pero en términos de pruebas, ¿no es suficiente una prueba de sangre? ¿Qué pasa con todos esos procedimientos obsoletos?-

-Esos son los procedimientos más efectivos. La prueba de sangre era solo para saber tu estado de salud. Una vez mordido por un vampiro, la sangre de una persona disminuye gradualmente en volumen y las proporciones de todo tipo sufren cambios.-

-Entonces comparando mi sangre con la de un vampiro, ¿no está todo claro?-

-Por favor cállate, principiante ignorante.  La formación de la sangre de los vampiros y la de los humanos es completamente idéntica. Si te ves forzado a distinguir entre ellas, solo se pueden usar medidas de ocultismo.-

Eruru hizo un “hmph” y se rio de la ignorancia de Hisui.

Sin embargo, Hisui como era natural conocía este nivel de conocimiento. El fingía ignorancia como un principiante para confirmar el nivel de conocimiento de los del lado de Eruru.

(Ellos se han dado cuenta de que la esencia de un vampiro trasciende a la ciencia, huh…No es bueno, esta es una verdadera experta.)

Hisui suspiró para sí mismo y continuó manteniendo su apariencia inexpresiva mientras cambiaba de tema.

-…Umm, ¿entonces esa prueba cualquiera determinó que soy humano?-

-Exactamente. Los resultados probaron que eres completamente inocente. Y como resultado, el lidiar con esa vampiro debe ser pospuesto.-

Remarcó Eruru enfadada. Su tono de voz provocó que Hisui se diera cuenta de su verdadero propósito.

Esa chica estaba intentando seriamente exterminar a Rushella.

-…Si yo hubiera mostrado siquiera una ligera pizca de estarme convirtiendo en un vampiro, ¿Qué le hubiera pasado a esa chica?-

-Exterminada. Eso es simplemente lógico.-

Su tono de voz quería decir: ¿Qué pregunta estúpida estás haciendo?

Detrás de esos lindos anteojos estaban un par de ojos hostiles y firmemente decididos.

-Llevándose la dignidad de los humanos, odiosas pestes. Esos son los vampiros. Ellos son rechazados por los mandatos del cielo. Destruirlos es por nuestro propio bien. Si no te has convertido en un vampiro, si estas en una zona gris, entonces aun puedes ser salvado.-

-…Al contrario, si me convierto completamente en un vampiro, matarla significaría que yo muera.-

Característica de Vampiros #5: cuando el vampiro amo es destruido, una reacción en cadena causa que todos los sirvientes perezcan también. En otras palabras, la muerte de un vampiro causa que todas las personas que hayan convertido en vampiros mueran también.

-¿Y qué? En vez de permitir que las pestes vivan, ¿porque no morir como una contribución hacia el mundo humano? Destruir al jefe automáticamente elimina a los lacayos. El hacer simple el remover las pestes es uno de los pocos puntos buenos en los vampiros.-

Las palabras de Eruru eran completamente firmes.

Si Hisui fuera un vampiro, ella seguramente lo mataría en este punto.

Como humano, ella lo perdonaba.

En el proceso de conversión, ella lo ayudaría.

Los vampiros serian eliminados sin excepción.

Ya que era muy simple, su punto de vista era inamovible.

-¿El trabajo de la policía no es arrestar e investigar a los sospechosos? Castigar a los “culpables” sin un juicio, ¿eso de verdad está bien?-

-Estás hablando sobre los casos humanos. Pero nosotros somos diferentes. Por otra parte, nosotros somos parte de la policía solo por conveniencia de investigación. Actualmente, debido al incremento del número de casos cerca de la capital, nosotros somos parte del DPM. Si es necesario, podemos cambiar nuestros nombres y llevar a cabo nuestra misión bajo otra organización diferente. Es solo por una cubierta.-

Resistirse es inútil, nosotros somos la organización por encima de la ley, autorizada por el país—Así era como sonaban sus palabras.

La pequeña chica daba gran intimidación, provocando que Hisui suspirara una y otra vez.

-..Ya veo. Pero es extraño. Yo podría estar en proceso de convertirme, por lo tanto hiciste un juicio e hiciste pruebas cuidadosas. Pero esa chica, ella es un vampiro real. ¿Por qué no la exterminaste? Es probable que tengas equipo anti-vampiros, ¿cierto?-

Encarando la pregunta de Hisui, Eruru entrecerró sus ojos.

Incluso el inexpresivo Kishida a su lado reaccionó con alguna sensación.

-Pensé que solo eras un tonto enamorado por la belleza de una vampiro, pero nunca espere que en verdad tuvieras un cerebro.-

-“Nunca espere” es innecesario. Así que, ¿porque pasa eso?-

-…Incuso los vampiros, si no dañan a los humanos, su ejecución es aplazada… Porque hay tontos que creen eso. Porque ellos cuentan como humanoides, algunos creen eso. Sin embargo, este tipo de humanos probablemente han sido mordidos por vampiros o quizás están atrapados bajo la influencia de los ojos místicos.-

-Los autodenominados ideólogos o conservadores. Al parecer su grupo no esta tan unido después de todo. En otras palabras, el destruir un vampiro requiere evidencia y procedimientos adecuados.-

Hisui lo señalo a sí mismo.

Eruru asintió con desagrado.

Si Hisui hubiera mostrado el más ligero síntoma de estarse convirtiendo en un vampiro, Rushella hubiera sido condenada.

Pero Hisui era 100% humano.

Esto era algo que valdría celebrarse pero como Eruru había perdido una razón legitima para exterminar un vampiro, ella parecía bastante malhumorada.

-Así que, ya sería hora de que me liberes ¿cierto? Justo como lo comprobaste, soy completamente humano.-

-Humano por ahora. Quiero preguntarte, humano, ¿por qué mantienes esa peste a tu lado?-

-Ella decidió vivir en mi casa por si sola.-

-…No entiendo. Un humano y un vampiro posiblemente no pueden tener una relación sin succión de sangre. Es claro que no eres controlado por los ojos místicos… ¿estas encaprichado por su apariencia?-

-Tal vez. Pero ella solo me trata como un sirviente. Después de todo, ella no entiende la sociedad humana, y casualmente me da órdenes.-

Hisui ocultó el punto clave y apuró a Eruru a liberarlo.

Al parecer Mei no había divulgado la formación de su cuerpo hacia los del lado de Eruru. Si lo mencionaba ahora probablemente sería llevado para ser diseccionado. Por lo tanto permaneció en silencio sobre eso y solo puso excusas para ocultarlo.

-Ya veo. Así que se ha encontrado un nuevo propósito para la basura que no sirve para chuparles la sangre. Debes tenerla difícil.-

Agregando el comentario final, los ojos de Eruru no mostraron ni la más ligera simpatía.

Hisui al principio intentó permanecer en silencio pero no pudo evitar burlarse de ella.

-Cierto, la vida de un estudiante preparatoria de verdad que es dura. Claro, una estudiante de secundaria no le entendería. Ah, ¿o tal vez ni siquiera de secundaria? una niña de primaria… Ah, pero las niñas de primaria de ahora deberían estar más desarrolladas…¡?-

Antes de terminar, Hisui notó que su visión se oscurecía.

En ese instante su frente golpeó contra el piso.

Entonces la parte trasera de su cabeza fue pisada brutalmente por una bota.

El golpe final vino por la reprimenda de Eruru.

-¿Qué acabas de decir, tu basura de la humanidad que no tiene nada más que apariencia, olvidas por completo la dignidad de un humano?-

-¡Tu…!-

Eruru estaba pisando sobre su cabeza.

Hisui recordaba que cuando estaba a la mitad de lo que decía, ella se levantó.

Entonces…No recuerda nada más.

¿¡Qué demonios!?

Al sufrir una patada de castigo, perdió el conocimiento… Algo así. Ya que el ataque había sido muy veloz y preciso, nada de este había quedado en la memoria.

Solo el trágico hecho real de tener la cabeza contra el suelo.

En tan humillante posición.

-¿¡Que estás haciendo…!?-

-Estoy en un nivel diferente de los humanos basura como tú. Tu estupidez no te deja ver que tienes la misma edad que yo.-

-¿¡Eh, no es posible!? Pensé que a lo mucho eras de secundaria…-

Hisui expresó rudamente su opinión, pero sintió su pie pisando más duro. Pisando firmemente contra el piso duro, su boca no pudo decir nada más.-

-Por favor pon atención a tu tono de voz. Ya me he graduado de la universidad y mis habilidades físicas también sobrepasan las tuyas. Por lo tanto, este es el por qué he sido contratada por el DPM. ¿Captas?-

Habló Eruru mientras pisaba duro con toda su fuerza.

Con la sangre chupada por una vampiro, arrojado y sujetado contra el suelo por una humana artificial, pateado por una loli.

Todos estos injustos tratos le estaban sucediendo a él.

El destino de la desgracia femenina, no es posible.

-¿¡Que tan desafortunada se hará mi vida ordinaria!?-

-Tu perezosa y común vida no vale para nada ante la seguridad nacional.-

-Eso no es justo. Como un ciudadano que paga sus impuestos, al menos pido dejar de estar abajo de este zapato…-

Probablemente conmovida por las lágrimas de Hisui, Eruru finalmente levantó su pie.

Hisui vio hacia arriba con dificultad. Debido a alguna clase de destino inevitable, o tal vez, por su posición perfecta, vio claramente alinterior de la falda de la chica que había estado pisando sobre él.

-Ah, son blancas.-

-…!!-

El rostro de Eruru se puso de un rojo brillante y pisó sobre el rostro de Hisui directamente.

-Ouch, ¿¡Que rayos!? ¡¡Era inevitable!!-

-¡¡Cállate!! ¡¡A tipos como tú que son dominados por la lujuria sin importar la situación, son los que más odio!!-

-Bien, lo siento de verdad, ¡de acuerdo! De verdad, algo está entrando en mi nariz… ¡Mierda, es un sangrado nasal!-

Aunque no dolía mucho, su nariz aun así sangraba.

Sujetando su nariz, la mano de Hisui estaba teñida de rojo y sangre goteaba hacia el suelo.

-Este es simplemente tu merecido…-

Probablemente porque el empezó a sangrar, Eruru estaba asustada. Murmuró suavemente y quitó su vista de Hisui.

-Carajo hombre, me estás haciendo ver como si me hubiera puesto todo excitado por las bragas. Hey tu amigo de por allá, ¿tienes un pañuelo?-

Hisui pidió ayuda a Kishida, pero igual que Eruru, él había girado su cara a otro lado y actuaba como si no fuera de su incumbencia.

-Bastardo despiadado…-

-Apúrate y para el sangrado, ¿¡entiendes!?-

Gritó Eruru y arrojó los pañuelos a Hisui. Hisui los atrapó y secó su mano y la sangre alrededor de su nariz.

-…¿Se ha detenido?-

-Casi.-

Aunque había mucho sangrado, se detuvo rápidamente. Esto era debido a la formación corporal especial de Hisui, pero naturalmente Eruru no tenía idea.

Ella enseguida abrió la ventana y ventiló la habitación.

-Que olor tan desagradable… Si solo fueras un vampiro, podría exterminarte enseguida…-

-No digas algo tan espantoso…-

-…De todas formas, la recolección de evidencias de hoy se ha terminado. Sin embargo, ¿estás de acuerdo en volver?-

-¿Huh?-

-Podrías acabar con tu sangre chupada en cualquier momento. ¿Estás de acuerdo con regresar de esa forma? Si lo deseas, podemos protegerte. Hasta que exterminemos esa vampiro. Después de todo, ella pronto mostrara sus colmillos en contra de los humanos en busca de sangre fresca.-

Habló Eruru con total confianza.

Su penetrante mirada mostraba una sensación de culpa, como si viera a un cachorro encerrado en una jaula con una bestia hambrienta.

Sin embargo.

-Ire a casa.-

Dijo Hisui.

No como antes, el hablo tomando una decisión.

-¿Por qué?-

-¿Necesito una razón para volver a mi propia casa?-

-¿De verdad crees que estarás seguro? O tal vez… ¿Esa vampiro te hizo una promesa de no chupar tu sangre?-

-¿Qué con eso?-

-Estupidez. Nada más describe esto. Ni siquiera me molestare en discutirlo contigo. Ve, la próxima vez que nos encontremos… Podrías ya no ser un humano. Entonces serás nuestro objetivo a ser eliminado.-

Dijo Eruru fríamente, con un poco de lastima en su voz.

-Tal vez.-

Kishida lo guió y Hisui dejó la habitación.

Después de ver el escenario desde fuera así como los edificios exteriores, solo entonces Hisui creyó en las palabras de Eruru sobre su organización.

El edificio en el que estaba era la estación de policía más cercana: La Estación de Policía Seidou.

-Ustedes de verdad son la policía…Este mundo debe de estar llegando a su fin.-

-Te llevare un poco más cerca.-

Ofreció Kishida. Hisui de mala gana se subió al asiento de pasajero delantero.

-Esa chica de verdad es hostil contra los vampiros… ¿hay alguna razón?-

-No se los detalles… ¿Tal vez un pariente haya sido víctima? Incluso sin eso, ella tiene un sentido de responsabilidad muy grande hacia su misión.-

Este hombre parecía del tipo callado pero inesperadamente respondió la pregunta de Hisui.

Sentado en el sedán, cruzando bajo el cielo nocturno, Hisui continuó preguntando:

-Tu departamento, ¿contrata vampiros?-

-…¿Por qué preguntas?-

-Solo curiosidad. Ya que contratan criaturas Frankenstein, ¿cierto? Y ustedes parecen bastante entendidos acerca de los vampiros. Veamos, esto se le llama usar veneno contra veneno. Por otra parte, ustedes no exterminan los vampiros todos a la vez, así que eso quiere decir que entre los vampiros, algunos son más faciles de tratar que otros, ¿verdad? Pienso que podría haber algún acuerdo en común.-

-…Eres bastante astuto. Ciertamente, ellos son peligrosos, pero eso es solo también como con ciertos humanos. Algunos se satisfacen con paquetes de sangre y algunos incluso se ponen como voluntarios para ayudarnos. Sin embargo, de acuerdo con los deseos de Kariya-sama, todos fueron rechazados.-

-Eso de verdad es un odio profundo.-

Hisui se encogió de hombros y Kishida detuvo el auto, miró su reloj y dijo:

-Lo siento, aún tengo trabajo que hacer. Te dejare aquí, ¿está bien?-

-Seguro. Sería un problema si esa chica en casa me ve con ustedes.-

-Solo puedo pedirte esto… Por favor ayúdanos. Te dejare nuestra información de contacto. Incluso Kariya-sama se apegara a los procedimientos y no actuara precipitadamente. Ella quiere garantizar tu seguridad y se preocupa por ti.-

-…Aun así, ella no actúa forma linda para nada.-

Hisui se quejó y observó el auto de Kishida alejarse.

El cielo ya estaba oscuro. El lugar no era lejos de casa.

¿Qué estaba haciendo Rushella?

Pensó en llamarla para preguntar pero desafortunadamente Rushella no tenía un celular.

Cuando estaban comprando ropa el fin de semana, ella había dicho “¿¡Que es esta cosa!? Los humanos de verdad usan cosas extrañas” así que ella se abstenido de comprar un celular.

Oh bien… Después de todo, ella debe de estar en casa desde hace largo rato.

Una vez que el regrese, seguramente ella comenzara a escandalizar por ser la hora de la cena.

En espera de que cosas molestas vinieran oleada tras oleada, Hisui no pudo evitar suspirar. En ese momento una voz le habló por detrás.

-Eh…¿Kujou-san?-

-Seira…-

Girándose encontró a Reina. Viéndola en su uniforme, se dio cuenta que no había ido a casa.

-¿Estas… bien?-

-¿Huh?-

-En el callejón Nichoume… ¿¡Fuiste llevado a la fuerza por un auto!?

-¿¡Lo viste!?-

Hisui no pudo evitar gritar. ¿¡Ella había atestiguado como había sido raptado!?

-Yo estaba bastante lejos en ese momento. Pensé que estaba imaginando cosas o reconociendo a la persona equivocada…. Así que no llamé a la policía… Lo siento, pero aún estaba muy preocupada… Aunque me diste tu número de teléfono, la llamada no entró…-

-Um, es porque umm. Un conocido me hizo favor de llevarme. El parece estar trabajando y lo decía con buena intención… Entonces me llevó a la fuerza. Que sujeto tan salvaje.-

-…¿De verdad?-

-De verdad, lo digo en serio.-

-Gracias a dios…-

La mirada de Hisui no era firme cuando hablaba pero Reina parecía creerle. Que chiquilla tan pura e inocente.

Sus hogares parecían estar en la misma dirección así que caminaron uno al lado del otro.

-Kujou-kun, hoy… Gracias, umm, por lo de durante la clase de inglés.-

-¿Qué hice?-

-Umm, cuando me mencionaron para responder la pregunta y estaba sin saber que decir… Tu discretamente me dijiste la respuesta, ¿verdad?-

-Oh~ es verdad, eso pasó.

Un suceso trivial que incluso quien lo había dicho lo había olvidado. Pero aun así Reina lo recordaba. Recordando las buenas acciones de las demás personas, agradeciendo con sinceridad—Ella era esta clase de persona virtuosa y de mente noble.

-Mi única materia mala es ingles… Te envidio. Tú siempre respondes con tanta fluidez cuando te preguntan, incluso tu pronunciación suena tan nativa.-

-Bueno, solo mi inglés es relativamente mejor. Porque mi familia viajó por el mundo conmigo… el inglés de alguna forma fue forzado en mi cerebro.-

-Eh…¿Tú eres uno de esos que regresaron del extranjero? Ah, es también igual que Rushella-san, ¿verdad?-

-…Si.-

En su primer día de escuela, Hisui había fabricado una historia de que Rushella había vivido en el extranjero por mucho tiempo y no estaba acostumbrada a los hábitos japoneses… Esa era la versión actual.

Después de todo, Rushella no tenía recuerdos de su lugar de nacimiento. A juzgar por su comportamiento, era probablemente de Europa, la tierra natal de los vampiros, pero no se sabía mayor información.

-Aunque ella es un poco extraña, parece ser muy cercana a ti, ¿Kujou-kun? Siempre comen juntos el almuerzo…-

-Bien, pienso que…-

En realidad para Hisui, eso era para supervisar sus acciones. Pero ante los ojos de los compañeros de clase, ellos parecían estar en términos íntimos.

-Sin embargo, Rushella-san parece muy alejada de las personas comunes. Se siente muy difícil crear una conversación con ella…-

Ciertamente, Rushella había mantenido su distancia de las chicas en la clase.

Comenzando por Reina, algunas de las chicas amistosas de la clase querían acercarse entusiastamente e interactuar con Rushella pero no iba para nada bien.

En este sentido, como una compañera entidad sobrenatural, Mei no tenía problemas con socializar.

Probablemente porque ella ingresó a la escuela para hacer bebes, ella no tenía interés en las chicas. Pero ya que convertirse en “humana” era su meta más grande, tenían que intentar comenzar a llevarse bien con los humanos.

No particularmente con amigos cercanos, con cualquiera ella siempre sonreía sin importar frente a quien estuviera.

-Rushella-san… De alguna forma ella parece triste algunas veces. ¿Pasa algo?-

-…¿Por qué dejo su país natal y ahora está en un lugar extranjero? Tal vez está preocupada por eso.-

Efectivamente… Ella probablemente estaba preocupada.

Porque no tenía recuerdos, parecía tan solitaria y frágil en ocasiones.

Ese es el por qué deseaba un sirviente consagrado a ella incondicionalmente. Pero como es el destino, ella escogió un mutante quien no se convertiría en su sirviente cuando su sangre era chupada.

Pero atada a la tradición antigua de los vampiros, no podía irse a encontrar otro objetivo.

Que desafortunada y lamentable, quizás…

Mientras Hisui estaba pensando, el de pronto sintió que Reina se desvanecía a su lado.

Una sombra negra la cubría.

-¿Eh…?-

Hisui notó extraña la situación y miró hacia Reina.

Ella ya no podía ser vista. Había numerosas aves volando frente de él, bloqueando su vista.

La parvada de aves volando en formación, así como el aumento gradual del hedor a sangre, esto provocó que Hisui se pusiera alerta por una cierta presencia.

Un vampiro estaba aquí.

Usar aves en vez de murciélagos los cuales eran señal de los vampiros, se veía tan surrealista.

Si ellos fueran capaces de controlar las aves en la calle de esta forma, probablemente la mayoría de los vampiros elegirían ente tipo de aves.

-¡¡Lárgate!!-

Hisui agitó su mochila para dispersar las aves. Estos se esparcieron instantáneamente, abandonando la visión de Hisui.

Pero el espectáculo le provocó desesperación.

Un apestoso hedor a sangre.

El farol de la calle era como un foco, que hacia sobresalir la figura de Reina de la obscuridad.

Había una sombra negra enredada alrededor de ella. Aunque Reina bloqueaba la vista y Hisui solo avistaba una vaga silueta., el aun así comprendía la identidad de la sombra.

Ese era un vampiro.

Él había terminado su comida. El cuello de Reina tenía las marcas de ambos colmillos.

-¡¡Tu…!!-

Hisui avanzó hacia adelante, los ojos de quien había chupado la sangre de Reina lanzaron una luz roja.

Los ojos místicos, únicos en los vampiros, atravesaron a Hisui.

Pero debido  a su constitución corporal que los volvía inefectivos, Hisui simplemente se pauso y enseguida rápidamente continuó corriendo hacia el frente.

Al mismo tiempo, la figura mezclada entre la sombra detrás de Reina, se desvaneció en medio de la noche sin dejar rastro.

Hisui rápidamente  se recuperó y extendió su mano hacia Reina quien estaba cayendo.

Por suerte la atrapó antes de que golpeara el suelo. Cayó postrada indefensamente sobre el pecho de él.

-¿¡Hey, estas bien…!?-

Reina no respondió. Su única herida exterior estaba en el cuello pero su cuerpo entero estaba pálido a causa de la falta de sangre, como si fuera un estado temporal de anemia.

Una gran cantidad de sangre había sido chupada—En otras palabras, el grado de vampirización era severo.

La chica que estaba charlando y sonriendo normalmente justo ahora, se había convertido en una existencia ajena a los humanos en un abrir y cerrar de ojos.

Una vida escolar en sus inicios había sido teñida por un terrible color rojo.

Hisui sintió unas ennegrecidas emociones ardiendo dentro de él.

Apretando sus dientes, miró hacia arriba para ver un rostro familiar.

-¡Tu…!-

Rushella estaba ahí de pie.

Su mano derecha estaba sujetando una daga corta que goteaba sangre.

Liquido rojo brillante goteaba desde un costado de sus labios.

Incluso su respiración era irregular. Estaba jadeando muy fuerte.

¿Podría haber sido ella?

Hisui no lo dijo. Estaba preocupado de mencionarlo.

Rushella simplemente se mantenía de pie ahí inexpresivamente.

En este incomodo silencio, Reina señalo débilmente. Sus delgados dedos temblaban pero claramente señalaban a Rushella.

-…¿Qué sucede?-

Preguntó Hisui. Reina respondió suavemente.

-Esa… chica.-

-…!?-

-Chupó…mi… sangre…Es… ella…-

Al decir eso, Reina se desvaneció de nuevo, como si hubiese exhalado su último aliento. Su delgado brazo también cayó colgando sin fuerza hacia el suelo.

Hisui en silencio miró a Rushella.

Justo ahora lo que Reina había dicho, Rushella debió de haberlo escuchado.

Hisui quería saber cómo reaccionaría ella.

Pero Rushella se giró, cubriendo su boca.

-¡Hey…!-

Rushella no atendió a los llamados de Hisui y se marchó por sí misma.

Solo el peso del cuerpo de su compañera de clase presionaba sus brazos.

Su mente daba vueltas con pensamientos en los que no deseaba pensar.

La única cosa que Hisui pudo hacer fue llamar a Kishida con quien se había conocido hacia poco.

Kishida se apresuró y arregló que Reina fuera llevada al hospital. Entonces Hisui fue llevado de vuelta a la estación de policía para dar una simple declaración de testigo ocular.

Después de que todos los procedimientos terminaron, se le permitió a Hisui ir a casa, ya casi era el amanecer.

A causa de no haber dormido, entró en la casa tambaleante. Ya casi era hora de ir a la escuela, pero Rushella no estaba en casa.

Aunque había muchas cosas que quería decir, su cerebro ya estaba cansado. Hisui no tuvo más opción que ir a su habitación y acostarse sobre la cama.

-…¿Tú… chupaste sangre…?-

Incapaz de decir si estos eran susurros o si hablaba en sueños, la conciencia de Hisui se hundió en la oscuridad.

7 pensamientos en “Capitulo 4 – Cordero de Sacrificio

  1. Muchisimas gracias por el capitulo ya se me hacian años la espera pero valio la pena, sigue asi, excelente traduccion y la historia se pone mas interesante me seguire dando vueltas por aqui a diario para ver que tal, te deseo suerte :3

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s