Capitulo 3 – Cruz Insensible


Para cuando Hisui salió por las puertas de la escuela, el sol ya se había puesto.

El debería sentirse contento por la llegada del sábado, un día de descanso, mañana, pero su andar se notaba incomparablemente pesado.

La vampiro había hecho una inexplicable rabieta y se había ido sola—ciertamente eso fue todo lo que ocurrió.

-Que cansado….-

Murmuró indiferentemente Hisui, caminando sin ganas.

En sus manos llevaba la mochila de la escuela y la sombrilla que Rushella había dejado.

Aunque ya el sol se había puesto y Rushella no necesitaba la sombrilla—Esta era una pertenencia personal de ella después de todo.

Haberla dejado hubiera estado bien, pero por alguna razón, Hisui la levantó cuando salía del salón de clase.

No era como si el pensar en regresárselo a su dueña no se le hubiese ocurrido. Sin embargo, no sabía dónde estaba ahora la dueña.

Si uno tuviera que hacer una suposición, seguramente estaría en la propia casa de Hisui.

Como habían quedado en unos términos tan malos después de la disputa ridícula, Hisui no espero que continuara insistiendo en vivir en su casa. Pero ya que su ataúd estaba ahí, tendría que volver al menos una vez.

Aunque los vampiros no tengan que dormir en ataúdes, estos les proveen protección de la luz del sol y ayudan a recobrar la fatiga y los poderes espirituales, por lo tanto los ataúdes son cosas necesarias. En especial los vampiros de “clase” alta eran muy particulares sobre sus ataúdes y les gustaba tenerlos personalizados. El ataúd de Rushella probablemente era así.

Si ella de verdad iría a abandonar a Hisui, de seguro llevaría su ataúd con ella.

Por otro lado, ella podría ya haber hecho esto. Para cuando el llego a casa, ya había sido posible que ella se hubiera marchado.

Y pensar que el día en que se separarían llegaría de manera tan simple, Hisui no pudo evitar hacer una amarga expresión.

Por otra parte, ¿Por qué tenía el que estar gastando sus células cerebrales en pensar en una chica tan escandalosa y arrogante?

Que repentinamente lo mordía, se llamaba a si misma su ama, una vampiro demasiado testaruda.

Que lo seguía a casa, a la escuela…tan problemática más allá de cualquier comparación.

Incluso bebiendo sangre era muy torpe…Y lo más molesto, lo hizo recordar otra vez la inusual constitución de su cuerpo.

El desde el principio había querido olvidarlo por completo.

El desde el principio había querido olvidarse de como era su propio cuerpo y vivir como una existencia humana ordinaria.

-Vaya molestia…..-

Murmuró Hisui para sí mismo. En ese instante, sintió gotas de agua frías caer sobre su rostro.

-Está lloviendo huh….-

Hisui miró al cielo. Las gotas de lluvia instantáneamente llenaron el cielo y caían violentamente.

El reporte del clima no había predicho esta lluvia. Los peatones cercanos todos fueron atrapados por el siniestro.

La lluvia era asombrosa, provocando que las personas en las calles levantaran sus bolsas o revistas como remplazo de un paraguas mientras corrían rápidamente entre la lluvia.

Al verlos, Hisui recordó la sombrilla en su mano.

Rushella había mencionado—que esto podía ser usado como un paraguas, capaz de frenar la lluvia con facilidad, un refinado tesoro. En otras palabras, era usado por los vampiros para defenderse del agua viviente que fluye a la cual le temían tanto.

Pero ahora, no estaba en la mano de Rushella.

A la repentina lluvia no le importaba en quien caía, simplemente seguía cayendo sin parar.

Pensándolo seriamente, esta clase de preocupaciones quizás eran parte de sus impulsivas emociones.

Si Rushella estaba al aire libre—él no lo sabía.

Si Rushella había regresado a casa—él no lo sabía.

Si Rushella estaba en problemas por haber olvidado su paraguas—él no lo sabía.

Incluso si le llevara el paraguas hasta sus manos, seguramente, definitivamente—ella no tendría ninguna palabra de agradecimiento para él.

Claramente este resultado podía adivinarse fácilmente, pero Hisui no se decayó del todo.

El camino estaba resbaladizo y casi cae unas cuantas veces. Su vista estaba borrosa. Su resistencia también se estaba acabando gradualmente como resultado de estarse empapando.

Aun así Hisui no descansó y corrió derecho a casa.

Finalmente, cuando la entrada principal llego hasta su vista, Hisui estaba casi sin aliento. Usando lo que le quedaba de fuerza, abrió la puerta y entro al jardín frente a la entrada.

-¡Tu….!-

Claramente él había esperado haberse estado preocupando demás, pero frente a sus ojos apareció Rushella en el peor estado posible.

Escurriendo agua: la debilidad de un vampiro. Y en una apariencia conocida—Una chica empapada en agua de lluvia temblaba ligeramente, y colapsó frente a la entrada.

-¡Hey, ¿Estas bien?!-

Hisui la sujetó en sus brazos y la sacudió pero no obtuvo ninguna respuesta.

Los ojos de Rushella estaban cerrados, sus labios azules, su cuerpo entero temblaba, su cuerpo estaba tieso, su temperatura era muy baja. Incluso su inigualable piel blanca se estaba poniendo enfermizamente pálida.

El agua que fluye era una debilidad pero no algo fatal. Pero por estar en medio de una tormenta por tanto tiempo, el daño aun así era de gravedad.

El cuerpo de Rushella virtualmente era como un cadáver justo ahora. Los latidos de su corazón eran muy lentos, su metabolismo entero funcionaba más lento.

-¿¡Qué estás haciendo aquí!?-

A causa de la repentina lluvia que la había debilitado, sin su paraguas en su mano para protegerse de la lluvia, y estando así de empapada, finalmente terminó desmayándose—el proceso era fácil de imaginarse.

Sin embargo, hablando normalmente, un vampiro no podría ser atrapado por la lluvia sin protección como ahora.

Después de todo, los mismos vampiros eran quienes eran más sensibles y estaban más alertas de esta debilidad.

Hisui hizo una mueca de disgusto, levanto a Rushella en sus brazos y entro a la casa.

Aunque él también estaba empapado, podía sentir en sus brazos que la temperatura de Rushella era incluso más baja que la suya, casi como si hubiera llegado al punto del congelamiento.

En verdad se sentía como—cargar un cadáver.

-¡¡No mueras entiendes?…..!!-

Este grito hizo que Rushella moviera ligeramente su mano pero Hisui no pudo percibirlo.

Ni siquiera se había dado cuenta de que había usado la palabra “mueras” en vez de “destruyas”.

-……¿?-

Al despertar, ella sintió cálido su alrededor.

Claramente había estado helada hacia un instante, casi tan fría como para calar hasta los huesos y desde una perspectiva de vampiro, pero ahora se sentí muy cálido su alrededor.

-¿Este lugar….es…?-

-¿Despertaste?-

-Tu…..-

Con su conciencia aun no muy clara, Rushella se sentó en el sofá.

Tan pronto como se incorporó, Hisui, sentado al lado de ella, giró su cabeza hacia otro lado.

Ella noto esto extraño, y enseguida se dio cuenta de su apariencia.

-¡¡Ah—!!-

Al ver hacia abajo, ella se dio cuenta que estaba completamente desnuda. Aunque había estado durmiendo bajo una sábana, a causa de haberse sentado, su voluptuoso busto se había salido instantáneamente.

-¡N-no…!-

-No—estoy—viendo.-

Dijo Hisui mientras mantenía su rostro mirando hacia otro lado. Él ya había anticipado la reacción de Rushella. Rushella levanto su puño cubriéndose, se sonrojó, y jaló la sabana para cubrirse.

-Ya está bien…Así ya puedes ver.-

Llamado por Rushella, Hisui la miro de nuevo.

Él ya se había cambiado en su atuendo usual de dormir que consistía en una camiseta unos shorts. También se había dado un baño, para hacer entrar en calor su cuerpo que había sido empapado por la lluvia.

Rushella analizaba la habitación como confirmando la situación.

Esta era la habitación de Hisui. El aire acondicionado daba aire cálido. La temperatura original era como una de invierno, pero ahora la habitación estaba agradable y cálida. La sabana mencionada también le había servido a mantenerse cálida.

-¿Por qué…estaba desnuda?-

Con la cuestión clave mencionada, Hisui evitó contacto visual y respondió.

-…Si te hubieras quedado con las ropas mojadas, te habría dado un resfriado ¿cierto? De todas formas, mantuve mis ojos cerrados mientras te quitaba tu ropa. Después todo lo que hice fue secarte. Como fue con una toalla, no toque nada.-

-…¿De verdad?-

-No soy un depravado que trataría de aprovecharse de una chica inconsciente.-

-Solo por esta vez…. Te creeré.-

-Gracias.-

Ambos parecían estar sufriendo alguna clase de dificultad para seguir dialogando.

Como si trataran de encontrarse el uno al otro, buscando el lugar del otro….Ambos trataban fuerte de formar las palabras.

-¿Tú me ayudaste a entrar en calor? Por mi…-

-…Así es, pero no como en las películas donde las personas se abrazan juntas desnudas. Si en verdad hubiera hecho eso, se seguro me matarías, por otro lado ni estoy tan cálido, solo haría que te enfriaras mas.-

-Ya veo….-

Normalmente no importaba como Hisui se explicara, Rushella aun así atacaría… Pero hoy, ella parecía inusualmente honesta.

De todas formas, se veía tan frágil, en conjunto con la blanca pureza de su cuerpo, uno solo pensaría en ella como una hermosa jovencita frágil y vulnerable.

-Esta cosa, la olvidaste.-

Casualmente Hisui le dio la sombrilla a Rushella.

La dueña recibió su objeto perdido y simplemente se le quedo mirando.

-¿No es esto algo necesario para los vampiros? ¿Por qué lo dejaste tirado por ahí?-

-Porque…-

Rushella hizo un puchero.

Porque ella no tenía una razón legitima. Ella solo había hecho un berrinche como una chiquilla y entre sus emociones, arrojó la sombrilla.

-¿Por qué estabas parada en medio de la lluvia? Aunque no tuvieras una sombrilla, pudiste haber encontrado refugio, ¿cierto?-

-Llovió de repente cuando estaba en tu entrada. No tuve tiempo de encontrar refugio…-

-Entonces pudiste haber roto el cristal de la puerta y haber entrado ¿no? Incluso si la lluvia te debilitaba, eso está dentro de tus posibilidades, ¿no es así?-

Dijo Hisui imaginando fácilmente una solución. Rushella simplemente respondió suavemente:

-…me preocupaba, que te enojaras….-

-…-

Al parecer ella se había desmayado en la lluvia por preocuparse de tal cosa.

Mientras ella dudaba, la lluvia se hizo más fuerte, al final, no tuvo tiempo de encontrar un plan diferente—Probablemente es así como sucedió.

-…De todas formas, dejemos de hablar de eso. Ven aquí.-

Hisui extendió su cuello y lo señaló.

Mirando a Rushella ladear su cabeza confundida, el agregó de mala gana:

-Date prisa y bebe.-

-…¿Por qué? ¿No estas siempre estas indispuesto a que chupe tu sangre?-

-Después de todo, cuando esa chica me tenía en el suelo… Tú me salvaste.-

Hisui trató esto como el regresar un favor, el no vio a los ojos de Rushella.

-Incluso un vampiro se recupera lentamente si es herido en sus puntos débiles. Habiéndote empapado por tanta lluvia, el beber sangre es la mejor forma de recuperarte rápido. Tu deberías saber esto más bien que yo, ¿no es cierto?-

Las palabras de Hisui eran muy objetivas e imparciales, pero Rushella no hacía nada.

Era claro que en el pasado ella nunca había considerado estas cosas antes de chupar sangre—Con un puchero, ella evitó el contacto visual.

-¿Qué, ahora no estas satisfecha con mi sangre?-

-..¡Después de todo, chupo sangre de una forma muy torpe, ¿no es así!?-

Rushella cubrió su rostro con la sabana y habló con desesperación.

Aunque Hisui no podía ver su rostro, ella parecía estar sollozando.

-Digo…-

Hisui mostró una expresión exasperada.

Al parecer, su honesta opinión había herido la autoestima de esta orgullosa señorita.

-…Ahora no es momento de pensar en eso, ¿no crees?-

-…..-

Rushella permaneció en silencio, mirando resentida a Hisui.

Al parecer el comentario le había dado en un punto sensible.

-…Torpe, bien…Es por eso. ¿Aún no te acostumbras a eso, no es cierto? Después de todo, perdiste tus recuerdos. Deberías ser capaz de volver a recordar esa sensación, ya que después de todo eres una ´Verdadero Ancestro`.-

-..¿Tú de verdad lo crees? ¿Qué soy un ´Verdadero Ancestro`?-

-…..-

-Incluso si me llamo a mí misma un ´Verdadero Ancestro`…no tengo forma de probarlo. Si tuviera sirvientes o familia, ellos me ayudarían a probarlo, pero estoy sola…no puedo probar nada.-

Dijo Rushella burlándose de sí misma.

No pertenecía a ningún lugar del mundo. Solo era una vampiro solitaria.-

Habiendo apenas despertado la noche pasada, ella no había visto ninguno de su clase.

Solitaria—Todo lo que ella sabía era que era una clase de vampiro ´Verdadero Ancestro`.

No obstante, incluso este hecho no puede probarse.

-De todos modos—¿Qué son exactamente los ´Verdaderos Ancestros`? Solo conozco el significado literal de las palabras, pero en verdad nunca entendí el término como una existencia…-

-Igual para mí como humano. Incluso entre los vampiros, aquellos que en verdad entienden el término probablemente puedan contarse con los dedos de una mano—No, tal vez ni eso. Los únicos que pueden entenderlo son los mismos ´Verdaderos Ancestros`.-

En efecto, al hablar del secreto más grande en las leyendas de los vampiros, nada estaba por encima de los ´Verdaderos Ancestros`.

Para un vampiro, quien había chupado su sangre era su ´amo`. Y los amos tenían sus propios amos.

Siguiendo este círculo más y más, la entidad conocida como el ´Verdadero Ancestro` era el punto final.

Además, descendientes entre los vampiros. Ellos eran llamados los “Puros”. Y siguiendo de vuelta la línea de linaje del “Puro” a todos lados, la existencia del progenitor era conocida como el “Verdadero Ancestro.”

Por succión de sangre y por apareamiento eran los dos métodos por los cuales se podía conseguir el nacimiento de nuevos vampiros.

Los vampiros no existían aislados, sino que pertenecían a complicados y masivos linajes de familia por medio de estos dos métodos de procreación.

Y en la cima de estos linajes, gobernando desde la cumbre estaba la existencia que era el “Verdadero Ancestro”.

Al tener tantos sirvientes y descendientes, entonces la existencia de este primer “amo” o “progenitor” era simplemente natural.

Así que—¿De dónde vino esta ´Verdadero Ancestro`?

No había una respuesta clara hacia esta pregunta por demás natural.

-¿Quién rayos….soy yo? Porque sería….-

Los ojos de Rushella brillaban tenuemente con un poco de lágrimas. Hisui indiferentemente le dijo:

-Es por la sangre.

-…¿?-

Al escuchar las incomprensibles palabras de Hisui, Rushella finalmente lo vio a la cara.

-La manera de identificar a un ´Verdadero Ancestro´—es por la sangre. Los vampiros encuentran la sangre dulce y deliciosa pero los humanos no experimentan esas sensaciones. Solo es un líquido ordinario. Pero la sangre de un ´Verdadero Ancestro´ es diferente. Incluso los humanos y los vampiros que son de diferentes clanes son atraídos por la sangre de un ´Verdadero Ancestro´. Ese tipo de sangre libera una fragancia como las rosas, haciéndole irresistible a las personas querer probarla… Se dice que el sabor es suficientemente dulce para derretir el corazón y el alma. Habiendo dicho eso, no tengo interés en beberla.-

-Tu…-

-Además, cuando se derrama esa sangre, la gota de sangre crearía una mancha, que formaría un cierto patrón. Desafiando por completo las leyes de la física. También se dice que hay una diferencia de color, pero eso es todo lo que se.-

-….-

Dijo Hisui se con tranquilidad mientras Rushella escuchaba con una expresión calmada.

Habiendo escuchado hasta este punto, como guiada por la voz de él, ella alcanzó su daga corta sobre la mesa.

Hisui inmediatamente le dijo que se detuviera con una voz fuerte.

-No hagas nada imprudente.-

-Pero…-

Seas o no una ´Verdadero Ancestro´, no me importa. Tú eres tú, eso es todo. Si quieres obsesionarte con eso, no me interesa pero espera hasta que tu cuerpo se haya recuperado.-

-….-

-De acuerdo, date prisa y bebe. Si te tardas mucho, cambiare de opinión.-

Apurada, Rushella se acercó tímidamente a Hisui.

Llamado originalmente un “beso”, la acción de beber sangre en este momento se estaba llevando a cabo como si fuera un beso justo ahora.

Para estabilizar su cuerpo que estaba temblando, Rushella suavemente envolvió sus delicados brazos alrededor del cuello de Hisui. Su generoso pecho se presionaba contra el pecho de Hisui y los latidos de sus corazones se juntaban como uno solo.

Entonces no como los anteriores intentos violentos y forzados, los labios de Rushella tocaron la mayor delicadeza el cuello de Hisui.

Perforar.

Más que enterrar sus dientes por instinto, ella mordió suavemente como la forma que lo hace un cachorrito que juguetea a las mordidas con su dueño.

Al filtrarse la sangre desde la herida, Rushella no chupo con fuerza, en cambio lamió suavemente. Incluso las gotas de sangre fresca que se escapaban por la comisura de su boca, ella lamia hasta dejar limpio con la punta de su lengua. Para prevenir que la sangre manchara el área alrededor del cuello, ella uso su rojiza lengua para lamer cuidadosa y minuciosamente la piel de Hisui.

La cosquilluda sensación provocaba que Hisui se moviera.

Esta ocasión, no dolía para nada.

Él podría incluso hasta llegar a decir que era agradable. Si fuese necesaria una analogía, sería similar a la sensación de chupar tu dedo herido.

La duración de la succión de sangre fue bastante breve. Rushella se detuvo poco después y soltó el cuerpo de Hisui.

Un plateado hilillo de saliva los conectaba a ambos.

-…¿es suficiente, solo beberás tan poco?-

-Si…-

Rushella asintió y tímidamente jalo la sabana, regresando al sofá.

Mirándola recuperada hasta cierto punto, Hisui se levantó.

-Ya que te puedes mover, ve a darte un baño, se sentirá más cálido.-

-Eh…-

Tu ropa mojada aún no está seca. Si no te importa, solo usa la mía por ahora. En el segundo piso, el cuarto de la derecha, la ropa está en el closet.-

Habiendo dicho eso, Hisui caminó hacia la cocina al lado de la sala.

Rushella se quedó mirando hacia su espalda. Después de mirar por un momento, se levantó de una manera tambaleante.

Más o menos una hora después, Hisui saco la vajilla sobre la mesa baja de la cocina.

Ya que no había comido de manera digna desde la noche anterior, Hisui decidió tener un espléndido festín esta noche.

Colocado sobre la mesa estaba un plato de pasta Carbonara, y un recipiente grande de ensalada y sopa de vegetales.

También habían platos para comer—La mesa estaba puesta para dos personas.

Justo después de terminar de prepararlo, Hisui escuchó a alguien entrar en la sala.

Rushella acababa de salir de la ducha.

-Oh, terminaste tu baño…¡Hey, ¿Por qué escogiste eso para vestirte?!-

La belleza recién salida de la ducha—Rushella—no vestía nada más que una camiseta blanca.

No había nada debajo y la parte superior de la camiseta estaba abierta. Sus pechos estaban en riesgo de salirse en cualquier momento. Incluso los puntos con forma de puntas, tocándose contra la camiseta, eran completamente visibles a pesar de la tela.

Uno podía entrever accidentalmente la parte baja de sus delgados muslos si uno no tenía cuidado…Hisui intento de la mejor forma que podía alejar su vista de la zona de peligro.

-¿No es ese mi uniforme…? Lo iba a usar el lunes, por eso es que lo colgué en las ropas del closet….-

-Me dijiste que encontrara algo que ponerme. Esto es capaz de tapar la parte baja también. Además se siente agradable.

Habló Rushella con satisfacción, sin nada de pena.

-Bien, como quieras…Primero siéntate. He preparado más que suficiente. Aunque tengo demasiada hambre, no creo terminármelo todo.-

Hasta que Hisui señaló hacia la mesita que estaba repleta con la comida, fue que Rushella se dio cuenta de la situación.

Con una expresión cautelosa, miró hacia Hisui pidiendo permiso.

-¿Puedo…?-

-¿No acabo de decir que preparé extra? Relájate, no le puse ajo. De hecho, difícilmente he comido ajo en toda mi vida. Incluso la pimienta, no la he comido recientemente.-

-…En ese caso, ¿cómo fue que obtuviste todo eso que me arrojaste ayer?-

-La compre por una rebaja. Después de todo…esa irritante persona ya no está más en esta casa.-

-…¿?-

Rushella pudo percibir una clase de mensaje entrelineas en las palabras de Hisui, pero ella simplemente se sentó del lado opuesto a él en vez de preguntar sobre eso.

Al verlo juntar sus manos y palmearlas y decir un “Itadakimasu”, ella no pudo evitar imitarlo.

-Itadaki, masu….-

Enseguida, la comida comenzó.

Rushella usó su tenedor para enredar la pasta y la observó por un instante, entonces finalmente la llevó a su boca con determinación.

-…Delicioso.-

-Gracias.-

Dijo Hisui sin demostrar emociones.

Rushella sonrió y comenzó a comer armoniosamente.

Cuando la comida sobre la mesa casi había terminada por ambos, Rushella habló como si hubiese recordado algo.

-..Hey.-

-¿Hmm?-

-Sobre ti, también cuéntame algo…-

-¿Huh?-

Hisui estaba bebiendo su sopa y ladeó su cabeza, sin entender a que se refería Rushella.

-Después de observar este mundo durante el día… ahora entiendo. Muy probablemente, mi raza ha sido reducida a unos pocos sobrevivientes en el mundo actual. Incluso si existen sobrevivientes, ellos se ocultaron y han pasado sus días en las sombras. Por lo tanto, los humanos no saben de nuestra existencia. Pero tú eres diferente. Tú sabes mucho, en particular acerca de los ´Verdaderos Ancestros´… Los humanos ordinarios no sabrían tanto, ¿cierto?-

-…..-

-Tú dijiste que solías conocer a alguien que es un vampiro, ¿no es así? ¿Lo escuchaste de esa….persona?-

Rushella lo miró intencionalmente.

Hisui quería dejar pasar eso casualmente, pero al final no pudo ganar contra la seria mirada de Rushella. Encogiéndose de hombros, regresó su taza a la mesa.

-Más que alguien que conocí……¿creo que llamarle familia sería más apropiado?-

-¿¡Por qué me mentiste!?-

-No mentí. Eso cuenta como alguien que conocí, ¿no? Si te hubiera dicho eso, hubieras seguido insistiendo en el tema, así que simplemente lo mencione ambiguamente.

-Qué forma tan astuta tienes con las palabras…¿Pero que hay sobre haber mencionado familia? Tú en realidad eres…-

-Nosotros no estamos relacionados por sangre. ¿Probablemente, puedas imaginarte esa persona como el tutor que me crio? Aunque odie admitir eso.-

Instantáneamente, la expresión de Hisui se llenó con un aire de recuerdos.

Ese parecía ser—un aire muy doloroso.

-Una persona de tu edad debería vivir con su madre y padre, ¿cierto? Tus padres—-

-Murieron. Ni siquiera recuerdo sus caras. Desde entonces lo que supe, es que fui adoptado por un vampiro antes de que tuviese edad para saber reconocer las cosas.-

-Esa persona…¿es una mujer?-

-…¿Por qué el género es de lo que te preocupas?-

Remarcó  Hisui con sorpresa.

Rushella pareció un poco molesta y continuó presionando sobre el tema.

-¡Deja de molestar! ¿¡Es una mujer, cierto!?-

-Bien, si…-

-¿¡Qué clase de mujer!? ¿¡Más bonita que yo!?-

-Esa clase de pregunta subjetiva varia de persona a persona, ¿no es así? Ella parecía de más edad que tú. Quien sabe en realidad que tan vieja seria.-

-¿¡Avanzada en edad!? ¡Entonces yo salgo victoriosa!-

-…Quien rayos sabría. Por otro lado, ¿acaso los vampiros tienen la idea de envejecer? Aunque no se sobre que estés dudando tu sola, un vampiro que adopta un humano probablemente ocurrió por un capricho. Una vez engordado y madurado, ¿planearía chupar mi sangre?-

Finalmente, solo eran un vampiro y su comida—Esa era la conclusión de Hisui.

Rushella permanecía escéptica y miraba fija e intencionalmente a Hisui mientras preguntaba:

-Esa mujer…¿Que le paso?-

-Murió.-

Sin dolor, una respuesta completamente monótona.

Rushella se sintió culpable y no sabía que decir. Hisui continuaba con su comida, sin mostrar reacción alguna.

Aunque Hisui no estaba deprimido ni se veía golpeado por la nostalgia, Rushella aun sentía algo extraño en sus palabras.

Muerto—Ese era un término que solo podía ser aplicado a los vivos, no a los que tenían vidas infinitas.

Por lo tanto, la ´muerte´ no era un concepto usado para los vampiros.

Sus destinos no terminaban en la ´muerte´ sino en la ´destrucción´.

El porqué, era porque ellos ya estaban muertos.

Al menos, con base en el concepto humano de ´vida´, ellos ya eran existencias del exterior.

Sin embargo—El acababa de usar ´muerto´ para describir al vampiro que lo había criado.

Básicamente refiriéndose a este como un humano.

-Como era ella…¿cómo un vampiro?-

-Una mujer extraña. Aunque Japón fungía como su base, ella seguía yendo alrededor del mundo. A causa de acompañarla, nunca fui de manera formal a la escuela hasta la secundaria. Esta casa también era suya. Cierto, una cosa más…-

-¿Que?-

-Ella era un ´Verdadero Ancestro´.-

-¿¡QUEEEEEEEE!?-

El rostro de Rushella estaba lleno de sorpresa.

En su primer encuentro, ella descubrió que Hisui no mostraba reacción al ver vampiros, calmado hasta un grado sospechoso—en combinación con la constitución de su cuerpo, ella se preguntaba si ¿¡le había chupado la sangre a alguien de categoría extraordinaria!?

-Eso es lo que ella dijo. No se los detalles. Como vivía con ella, no pude evitar aprender un montón de conocimiento sobre los vampiros. Pero de forma personal, aun soy solo un estudiante de preparatoria ordinario.-

-Tu estas bien a pesar de que he chupado tu sangre. Eso no suena muy ordinario para mí.-

-Sí, pero solo cuando mi sangre es chupada. Cuando no estoy perdiendo sangre, no soy diferente de una persona ordinaria. La formación de mi cuerpo solo entra en acción cuando un vampiro me muerde. No quiero hablar sobre eso. Al haber visto la sociedad humana hoy, ¿has recordado algo?-

-No….-

Rushella sacudió su cabeza con tristeza. Sus recuerdos básicos sobre ella misma aun eran muy inciertos.

-Sin embargo, tuve algunos resultados. Primero que todo, he decidido que necesito entender más sobre el mundo humano. Esto seguramente debe tener conexiones muy apegadas a mis orígenes.-

-Ya veo…bien.-

-Así que…¡también estaré asistiendo a la escuela!-

Rushella actuó majestuosamente como era usual y declaró en voz alta.

-¿¡EHHHHHHHH!?-

Quizás las cosas hubieran ido mejor si ella no se hubiese recuperado.

Al ver el engreído rostro de Rushella, el rostro de Hisui comenzó a crisparse.

-Eh, que rayos, ¿vas a ir el lunes a mi preparatoria también?-

-¡Por supuesto! Por otra parte, tú eres mi sirviente, ¡¡es tu trabajo servir a mi lado!!-

-¡¡Me niego!! ¿¡Que tan importante crees que eres!?-

-¡¡Soy la grandiosa ´Verdadero Ancestro´ de los vampiros!!-

Rushella orgullosa infló su enorme pecho.

Hisui en secreto se arrepentía por salvarla y miro con el borde de su ojo como Rushella se levantaba e iba hacia la sala.

Entonces regresó con una bolsita en su mano, suficientemente grande como para meter la cabeza de un humano.

-¿Qué es eso?-

-La mantengo en mi ataúd.

Rushella no respondió la pregunta pero vació el contenido sobre el piso.

De la bolsita salió un lustroso brillo dorado.

Acompañado de nítidos sonidos metálicos, se esparcieron por todo el piso.

-Esto…-

Hisui tomó uno para verlo de cerca. Increíblemente, era una moneda de oro, aproximadamente del tamaño de una moneda de 500 yenes, con el grabado de la cara de alguien encima, pero quien sabe de qué periodo del tiempo y de qué país venia esta moneda. Claramente no estaba solo cubierta de oro, sino que estaba forjada completamente de oro puro de calidad.

Había aproximadamente quinientas de estas monedas de oro esparcidas por el piso, llenando gran parte de la casa con una magnificencia dorada.

La escena en la habitación era como el abrir del cofre de un tesoro en un cuento de hadas.

-¿Qué es esto, tu riqueza acumulada por hibernar?-

-Aunque no se su valor exacto, debe valer un montón, ¿cierto?-

-Por supuesto, este es oro real después de todo… Pero necesita ser convertido en efectivo primero.-

-Ya veo, Así que, ummm….Básicamente, si, umm eso…-

Habló Rushella en un tono de voz arrogante mientras observaba por alguna reacción de Hisui.

-Esto puede contar como ´renta´ ¿cierto?-

-¿Huh?-

Hisui estaba bastante confundido por sus palabras.

Rushella jugueteaba torpemente con sus dedos mientras veía a Hisui.

-Umm…Si voy a la escuela, necesito un domicilio. Es demasiado problemático encontrar uno nuevo…Por otro lado, tú eres mi sirviente, ¡¡así que permanecer a mi lado es tu obligación sin duda!! ¡¡En efecto, tu deberías ser quien debería estar arrodillado y rogándome!! ¡¡Apúrate y póstrate a rogarme que te permita estar a mi lado!!-

-¿¡Huh——!?-

Hisui torció su rostro.

El de verdad no debió haberla salvado. Simplemente debió abandonarla.

Comenzó a arrepentirse profundamente de todo lo que había hecho por ella. Entonces Rushella comenzó a levantar las monedas regadas. Entonces sosteniendo una pila llena de monedas en sus manos, se las mostro a Hisui.

-¿No las…quieres? ¿Esto, no es suficiente…?-

-Tu…-

-Quedarme aquí…¿no puedo?-

Justo como confesó su memoria perdida, la voz de Rushella era indefensa y como de ensueño.

Como el color de su piel, su existencia era tan frágil que parecía como si el escenario a su alrededor fuese a teñirse de blanco.

Hisui se rascó la cabeza y tomo una moneda de las manos de Rushella.

-La usare como un amuleto de la suerte.-

Habiendo dicho eso, Hisui se levantó, limpió la mesa y llevó los utensilios de vuelta a la cocina.

-Espera, tú…-

-Después de todo, originalmente esta no es mi casa. Es la casa de tus parientes.-

-….-

-Así que básicamente… Incluso si una vampiro de orígenes desconocidos vive aquí, no tengo problemas con eso.-

Dijo Hisui con su espalda hacia ella. Rushella instantáneamente explotó en sonrisas.

Su intranquilidad se desvaneció, ella instantáneamente recobro una expresión que se adecuaba mucho más a su rostro adolescente.

Este cambio pudo sentirse incluso con su espalda girada hacia ella. Entonces Hisui dijo indiferentemente:

-El cuarto más al fondo del segundo piso….. Debería ser el más conveniente para que lo uses. Hay cortinas gruesas que bloquean la luz así que no necesitas preocuparte en las mañanas. Además, es la recamara más espaciosa.-

-¡Si!-

Como si quisiera ver su recamara inmediatamente, Rushella corrió hacia el segundo piso.

Hisui sonrió amargamente y comenzó a lavar los trastes.

En un abrir y cerrar de ojos, ya era de noche—Hisui bajo al sótano de la casa.

El diseño del sótano era muy espacioso, básicamente un área abierta del tamaño de un piso entero.

La habitación estaba construida de roca solida con una biblioteca, una bodega, un almacén de comida y se usaban antiguos candelabros para la iluminación, dando una atmosfera medieval decrepita—En otras palabras, se adecuaba mucho al estilo de un vampiro.

Rushella ya se había ido a la cama en el cuarto que se le había asignado. Originalmente, él había pensado en proveerle el sótano a ella que no le gustaba el sol.

Pero Hisui no hizo eso.

Porque el objeto frente a sus ojos no permitía la existencia de vampiros en el sótano.

Clavada en el suelo, este objeto era una debilidad para los vampiros comparada a la luz del sol.

Es decir, una cruz.

Puesta en una parte más alta, enterrada en el suelo, su tamaño era suficientemente grande como para crucificar un humano en ella.

El brillo de su superficie era semejante al de la plata pura. Un exterior inmaculado e impecable.

Los bordes de la ´cruz´ estaban pulidos para ser tan afilados como cuchillos, con los cuatro extremos formados como “puntas” que semejaban cabezas de flecha o arpones.

Entrecruzándose en el centro había decoraciones de piedras preciosas color carmesí. Envueltas sobre ella había cadenas que simbolizaban un dogma.

Aunque el estilo del diseño era diferente del encontrado en las de las iglesias, esto no afectaba la impresión sagrada que irradiaba la cruz.

Las cruces ordinarias usadas como símbolos de decoración no eran ninguna amenaza para los vampiros.

Pero esta cruz justo aquí era la cosa real.

Era un crucifijo para exterminar el mal y purificar el mundo.

Además, era la tumba del amo fundador de esta casa y este lugar.

Hisui echó un vistazo a la cruz, sus ojos temblaron con una indescriptible tristeza.

Mirando la cruz por un largo rato, Hisui dijo suavemente en una forma quejosa:

-Hey…¿es acaso que esta casa está maldita? Un vampiro extraño se ha mudado aquí, ¿sabías? ¿Estas tramando algo? Ella está durmiendo en tu cuarto ahora.-

La cruz plateada permanecía insensible.

Podía no responder desde el principio.

-Tú te moriste ya pero otra ha venido. Es claro que no quiero verme envuelto con los de tu clase nunca más, pero aquí voy a hacerlo otra vez.-

La cruz permanecía en silencio.

Insensible.

Hisui se inclinó y miro las piedras preciosas color carmesí incrustadas en la cruz plateada.

-Vamos, di algo…Miraluka.-

La cruz no respondió.

La tumba simplemente eligió rechazar al viviente a través del silencio.

Los muertos no pueden resucitar.

No importa que tanto él la interrogara, sus preguntas simplemente resonaban en medio del espacio vacío.

Aunque Hisui sabía que era en vano incluso antes de venir aquí, al final, nada cambió.

Indiferentemente, dejó el sótano.

-¡¡Ow ow ow!!-

A la mañana siguiente, incluso sin un molesto despertador, Hisui no pudo disfrutar el levantarse de una manera natural y agradable.

Después de un tormentoso día de escuela, ya era sábado.

Justo cuando él se preparaba para el inicio oficial de su vida de preparatoria durmiendo de manera adecuada, el repentinamente sintió un agudo dolor desde su cuello.

Al abrir sus ojos…..Había una vampiro sorbiendo su sangre en la misma postura que el día anterior.

-¿¡Que estás haciendo…Rushella-san!?-

-¿Que estoy haciendo? La primera sangre de la mañana. Después de un baño, este es el sabor perfecto.-

Declaro Rushella abiertamente. Su cuerpo se sentía cálido y aún tenía algo de humedad.

Su cuerpo blanco pálido estaba envuelto en nada más que una toalla de baño.

Disfrutando beber sangre después del baño como el día de ayer.

-¿¡Quién te dijo que te dieras un baño tan casualmente!? ¿¡No tomaste un baño anoche ya!? ¿¡Eres Shizuka1!?-

-¡Silencio, tomo un baño primero para que así la sangre sepa mejor!!-

-¿¡Por qué tienes que tomar un baño para hacer que la sangre de alguien más sepa mejor cuando la chupas!? ¿¡Acaso no es eso algo completamente contradictorio!? También, ¡aléjate, duele!-

-¿¡Que le estas diciendo a tu ama!? ¡Ya te pague!-

-¡Japón no tiene sistemas de venta de sangre! Por otra parte, estás equivocada si piensas que puedes comprar mi sangre con solo una moneda de oro, ¡¡no es así de barata!!-

-¡De verdad eres molesto, de todas formas, ¿a quién le importa!?-

Rushella presionó desde encima mientras Hisui se resistía debajo.

Mientras forcejeaba, Hisui inconfundiblemente tocó los enormes pechos de Rushella—La toalla de baño resbaló y cayó.

-¡¡N-no veas——!!-

-¡¡Digo, esto es tu propia culpa….!!-

La escena, bastante familiar para ambos, se repitió una vez más mientras la casa resonaba entre gritos y quejas.

Vampiro y humano, ama y sirviente.

Y así se levantó el telón para el drama de la vida de Hisui y Rushella juntos.


1Shizuka: Personaje de Doraemon que es apasionada por los baños

13 pensamientos en “Capitulo 3 – Cruz Insensible

  1. Al final termine leyendo el tercero -.- son las 12:01 am tengo mucho sueño y felicitaciones estaba muy bueno el capitulo aun que esta vez hubieron unos pequenos detalles per fuera de eso exelente como los otros 2 capitulos :3

    Me gusta

    • Jeje, es de esperarse que haya algunos errores por ahí sueltos en los últimos capítulos, ya que estos no tienen una revisión mas profunda de mi parte, ya que traduzco esta novela para Lanove y ahí se le asigna un corrector para su posterior publicación en ese sitio, pero eso no quiere decir que lo que yo publique primero aquí no sea legible, solo disculpa los menores errores que dejo pasar por ahí, 😉

      Me gusta

    • Hola Julia 🙂 que bien que hay chicas leyendo por aqui tambien, bueno quizas haya mas pero que bien que tu das tu opinion xD, gracias por hacerlo 😉 espero sean de tu agrado las traducciones, pronto mas de estas mantente alerta 😉 un gran saludo

      Me gusta

  2. gracias por el capitulo estuvo de maravilla quiero ver que psara con hisui se quedara virgen una eternidad alado de una hermosa vampiro? jajaja veremos

    Me gusta

  3. Arigatou por el capitulo lo estuve esperando con muchas ansias, verdaderamente no me esperaba que hisui fuera sido criado por un Vampiro xD, ahora a esperar que mas sucede en el siguiente :3

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s