Capitulo 1 – Historias de Touko

-… ¿Qué tratas de hacer?-

(… Lo siento.)

Touko se disculpó con la cara llena de desaliento.

Arrodillada de manera formal en postura seiza y la espalda recta, mientras jugueteaba con sus manos, nerviosamente miraba a la jueza, quien la observaba con cierta frialdad.

Frente a ella, con los brazos cruzados, y con una postura austera, la mediadora, La vice-presidenta del Consejo Estudiantil, Uno Kirika

Precisamente debido a esta “bruja”, Touko había sido capaz de permanecer en la escuela, así que se sentía responsable por el Incidente…. No, más bien, los incidentes que habían ocurrido últimamente.

-A pesar de que se te permitió moverte libremente dentro de la escuela, pero debes saber que hay límites para todo, ¿cierto?-

(…… Lo siento.)

Touko bajo la cabeza con gran abatimiento.

Su cuerpo ya intangible se volvió aún más transparente.

-Durante el verano, los informes de los estudiantes que asistían a clases extras o a actividades del club, los testimonios han ido aumentando sin parar. Podríamos ignorar los avistamientos ocasionales, pero en lugar de eso, prácticamente has estado interactuando con ellos. Según los reportes del club de fotografía, el 80% de las imágenes tomadas en la escuela son… ¡Fotografías de fantasmas!-

(!Eso es porque cuando escucho el obturador de la cámara, quiero ser fotografiada… y hacer una buena pose!)

-Esta fantasma es realmente obstinada.-

Mirando desde afuera, Hisui no pudo evitar dar su comentario al respecto.

Después de la conmoción en el aula, habían dejado a Reina en la enfermería y llevaron a Touko al aula vacía usada como la sede del Club de Investigación de lo Sobrenatural.

Kirika al enterarse del asunto, rápidamente tomo acciones al respecto y comenzó a sermonearla.

-¡Que un grupo de estudiantes susceptibles a este tipo de cosas se percaten de tu existencia, hará que empiecen a esparcir la noticia y hará que las personas de los alrededores tengan interés en verte más fácilmente! ¿¡Te das cuenta de las consecuencias de tus actos!?-

(…… Pero yo quiero ser vista.)

Touko inflo sus mejillas de tristeza.

Su lindo comportamiento pertenecía a una adolescente cualquiera.

A pesar de que ya estaba muerta.

-Parece que no comprendes tu posición actual…-

Kirika hablo con frialdad y luego extendió la mano sobre la cabeza de Touko y comenzó a frotar sus dedos.

Entonces cristales blancos cayeron de sus dedos y se dispersaron sobre la cabeza de Touko.

(¡Ah, basta ya, Kirika-chan, será eso…!)

-Efectivamente. Sal Purificadora. Recientemente se realizó un funeral por aquí cerca de alguien que conocía, por lo que termine asistiendo y recibí esto. ¿Por qué no te ayudo a pasar al otro lado con esto?-

Kirika pregunto con una sonrisa, pero sus ojos tenían una seriedad increíble.

Y pensar que una bruja utilizaría sal purificadora, lo que es bastante raro, pero estaba usándola en contra de Touko.

(!Ah! !Ya basta! !Eso quema! !Oh, no, estoy desapareciendo…!)

Para Touko, quien originalmente ya era algo translucida, su contorno se volvió aún menos definido.

Estaba a punto de desvanecerse.

Con la sensación de que las cosas iban en serio, Hisui no tuvo más remedio que intervenir.

-Oye, Senpai, ¡Muéstrale algo de piedad! El reflejo de Touko-san esta…-

-Aunque no me encargue este asunto con mis propias manos, la escuela tomara acciones para exterminarla. El consejo estudiantil ya ha recibido muchas quejas y también hay testigos entre los profesores. Últimamente han estado discutiendo seriamente sobre si hacer o no un exorcismo.

-… ¿En serio? Dime, Touko-san, ¿Por qué paso todo esto?-

(Hisui-kun, todo eso es porque ninguno de ustedes estaban en la escuela durante las vacaciones de verano, estaba tan sola… ¡Quería a alguien que jugara conmigo! Yo solo quería disfrutar de mi vida escolar apropiadamente, entonces estaba dando vueltas por ahí…)

-Sí, puedo entender cómo te sientes…-

(¡Quiero un montón de recuerdos… quiero enamorarme!)

Dicho esto, Touko estaba a punto de llorar.

Aunque Hisui quería decir algo para consolarla, el termino haciendo un comentario sarcástico con exasperación.

-… Uh, ¿de dónde proviene el amor después de morir?-

Una calamidad se creó por haber hablado sin pensar.

(¡E-Esa es… una enorme preocupación para mí!)

-Eh, incluso si eso te preocupa, pero… ¿Me equivoco?-

Hisui se volteó hacia las otras detrás de el en busca de aprobación.

Sin embargo, no solo Kirika, que seguía regañando a Touko justo ahora, sino que también Rushella, Sudou Mei y Kariya

Eruru, quienes habían estado observando en silencio, miraban a Hisui enfadadas.

-Eh… ¿Cuál es el problema aquí?-

-Hisui, hay cosas que puedes decir y otras que no, ¿verdad? ¡Debes ser más considerado con los corazones de las damas!-

-¡Si, Hi-kun! ¡No olvides que ella es una dama en la primavera de su juventud!-

-… Solo quiero decirte, ¿Por qué mejor no te mueres?-

-Ella no quería escuchar algo como eso…-

Kirika fue la última en criticarlo.

Sin embargo, ella era la que estaba tratando de exorcizar a Touko contra su voluntad.

-Hey, ¿desde cuándo se volvieron tan unidas? ¿¡Que pasa con esta repentina cruel alianza de chicas!? !Es como obligar a un amigo a acompañarla a una confesión y luego decirle: “Hey, date prisa y sal con ella!” ¡Eso es lo que se siente!-

-Date prisa y sal con ella.-

-¡¿Tenías que decirlo?!-

Hisui le grito a Mei de manera directa.

Por otro lado, Touko parecía bastante satisfecha.

-No, no, no, esto no está bien. Además, la razón por la que estamos reunidos aquí es por lo que paso antes, así que tenemos que discutir sobre el paso de Touko-san al más allá. ¿O me equivoco?-

Hisui pregunto a Eruru, quien debería estar más calmada.

Sin embargo, la fría y pequeña belleza con lentes de media montura rechazo su sugerencia sin dudar.

-… Si se trata de satisfacer los persistentes lamentos de un muerto, claro. Touko-san no tuvo la oportunidad de disfrutar la primavera de su juventud debido a su repentino fallecimiento. Aunque personalmente creo que asemejar un romance con los días de la juventud es algo tonto y triste, pero si ese es su deseo, ¿quién soy yo para cuestionarla? Mientras te sacrifiques por ello, el problema se puede resolver fácilmente.-

-¿Acabas de decir sacrificio?… ¿¡Dijiste sacrificio!?-

-Sí, lo dije.-

-Hey, hey, ¿al menos podrías negarlo? ¡De la forma en que lo dices, bien podría terminar siendo maldecido por ella!-

-Por supuesto.-

-¡No te limites a afirmarlo de inmediato!-

Arghhh, que dolor de cabeza.

La vida cotidiana de Hisui, la cual ya consistía en suministrar sangre a un vampiro y con su virginidad amenazada por un ser humano artificial. Y además, una posesión fantasmal, la cual no es una broma en lo absoluto.

-Touko-san… Además de un ser humano como yo, umm… ¿No hay otros candidatos entre los fantasmas? Creo que debe haber alguno dentro de la escuela……-

(Hmm, si existen. Hay alguien, pero solo le queda la mitad de la cara……)

-¡Escalofriante! ¡Eso es aún peor que un espíritu maligno!-

(Aparentemente, él quiere pasar a la otra vida y me pregunto si podríamos ir juntos, pero lo rechace. Él no es mi tipo.)

-Hmm, bueno… Hmm, creo que tienes derecho a elegir. ¿Hay algún otro fantasma que capte tu atención?-

(Hmm… Ah, hay un tipo pero solo le queda su esqueleto, lleva una capa negra y una gran guadaña. Converso conmigo un par de veces…….)

-Creo que se trata de la Parca. Pensar que realmente existe……-

Hisui no podía dejar de recordar la leyenda sobre aquella existencia que cosecha las almas de muertos.

En cierto sentido, probablemente era el candidato más adecuado para quedarse con Touko.

(Sin embargo, su apariencia era bastante escalofriante y termine rechazándolo. Después de eso, charlamos un par de veces y me entere de que en realidad es un buen tipo.)

-Oye, ¿vas por ahí en esta búsqueda de amor…lo rechazaste… e incluso charlaron?-

(Si. Él dijo que sus objetivos de este mes eran bastante altos, por lo que la cuota es un poco difícil de alcanzar, y me pidió que le ayudara. Incluso me aconsejo “date prisa y pasa a la otra vida, no lo pienses, solo hazlo…”)

-¿Incluso se tiene que alcanzar una cuota? ¡Qué trabajo tan trágico!

(Pero en realidad es un buen chico, me dijo que si hay algo que pudiera hacer por mí, podía llamarlo en cualquier momento……)

-Vaya ejemplo de sub-contratación……-

Hisui se estaba cansando de hacer todas esas bromas.

Básicamente, la existencia de Touko volcó todo lo que creía que sabía acerca de los fantasmas.

(Hisui-kun, ¿Te desagrado?)

Touko pregunto cautelosamente mientras flotaba alrededor de Hisui.

Luces fantasmales estaban empezando a aparecer.

Si alguien de afuera vislumbrara esta escena, probablemente añadirían una más a las Siete Maravillas actuales.

-No, para nada… Entonces, ¿qué demonios debo hacer? Supongo que aun si tenemos una cita fuera de la escuela, no estarás del todo satisfecha, ¿cierto?-

-…Parece que tendrás que trabajar más en serio para poner fin a sus días de juventud inocente de una vez por todas. Hi-kun, ¡Date prisa y conviértela en mujer!-

Mei apretó los puños y grito con gran emoción.

Oh cielos, ¿pueden renunciar al sarcasmo?

-Hey, hey, hey, ella ya está muerta. ¿Podrías dejar de hacer esas estúpidas sugerencias?-

-Yo lo consideraría cuidadosamente. Dejar que pruebes el sabor de una mujer podría aumentar tu apetito lujurioso, tal vez eso hará que me desees, Hi-kun…-

—¡Qué idea tan macabra! Y con una fantasma, como es eso posible……-

Esta replica dejo a Mei anonadada y sumergida en una profunda reflexión.

Después de un rato, con una expresión completamente seria, ella respondió:

-… .Air sex?-

-Si no fueras una chica, absolutamente te daría un puñetazo en el estómago…

La cara de Hisui tenía una expresión distorsionada.

Sin embargo, Mei hizo una cara de “inténtalo” mostrando un poco su abdomen.

-¡No me importa, inténtalo! Seguramente, tu mano se fracturara, Hi-kun. Si Aprieto mi abdomen en serio, incluso un bate de béisbol se rompería con facilidad.-

Mei atrevidamente levanto su ropa, mostrando así su abdomen, incluso su sostén era casi visible.

Aunque las líneas de sus músculos no se podían ver, no era difícil imaginar la dureza que tendrían si ella fuera en serio tal como dijo.

-… Eso es cierto~ ~-

Hisui fue quien cayó en pánico después de haberlo notado. Casi lo había olvidado.

Si se metiera en una pelea con ella, no solo no tendría ninguna posibilidad de ganar, lo más probable es que el fuera inmovilizado, arrastrado a una cama y algo precioso para él le seria arrebatado.

Por otro lado, de pie detrás de Hisui, Rushella le pregunto a Eruru acerca de las palabras desconocidas, como de costumbre.

-Hey, me estoy preguntando, ¿Que significa air se…-

-No me culpes por disparar si te atreves a terminar esa palabra, ¿capish?-

Eruru la amenazo, después de haber sacado su arma sagrada Argentum de alguna parte con el dedo ya en el gatillo.

Naturalmente, esta medida no basta como respuesta.

Hablando de eso, ¿había alguien que pudiera dar una respuesta definitiva para esta discusión?

-¿Que siquiera importa? ¡Solo quiero saber! ¡Date prisa y dime! Ya sé el significado de “air”. He oído a Hisui hablar de algo llamado “air guitars” antes. ¡Así que todo lo que necesitas es explicar la parte restante…!-

-¡Eso es aún más inaceptable!-

-Oooooh… ¿A quién le importa? Si es algo divertido, ¡Quiero hacerlo!-

-¡C-Cállate! ¿¡Que no tienes vergüenza…!?-

-¿Está relacionado con la vergüenza? ¡Entonces date prisa y dime!-

-¡U-Umm…!-

El rostro de Eruru estaba tan rojo que parecía estar a punto de hacer un cortocircuito.

Sin embargo, Touko comenzó a reflexionar con una expresión seria.

(Ah claro, también esta eso… ¡Entonces seré capaz de convertirme en una adulta…!)

-¡De ninguna manera! ¡De ninguna manera! ¿Cómo pretendes hacerlo?-

(Hmm… Ah sí, hace poco obtuve la habilidad de “escritura automática” y también la de entrar en los sueños de la gente. Si hago un uso conjunto de estas habilidades……)

-Así que con la escritura automática fue cómo pudiste colocar tu nombre en el formulario para la carrera de relevos. ¡Eso es demasiado paranormal! ¡Si entras a los sueños de la gente, sin duda terminaran con parálisis de sueño y camas embrujadas!-

(Hmm, parece que todo el mundo tendrá pesadillas.)

-¡Eso es básicamente ser perseguido por un espíritu maligno! ¡Haría falta un exorcismo!-

(Pero, p-p-pero si es dentro de los sueños, ¡Entonces también podría…!)

-Espera Touko-san, en ese caso, cuando Hi-kun despierte, sucederá algo en su ropa interior.-

Mei empezó a preocuparse seriamente.

Sí, que consideración tan molesta.

-¿Podrías moderar un poco lo que dices…?-

-No te preocupes, como ya he mencionado antes, lavare personalmente la sucia ropa interior de Hi-kun hasta que queden limpias…-

-… Como sea.-

Hisui hizo una mueca de desagrado. Al mismo tiempo, Kirika se encogió de hombros.

-Es probable que no se pueda evitar. Sin embargo, los fantasmas no pueden permanecer en el plano mortal para siempre. Si ese fuera el caso, el mundo ya se habría llenado de fantasmas desde hace mucho tiempo. Los fantasmas eventualmente se desvanecerán de este mundo. Eso forma parte de las leyes de este mundo.-

Kirika hablo como si estuviera dando una lección, logrando así enfriar el estado de los presentes.

De hecho, en estos días no pueden durar indefinidamente.

Deben terminar en algún momento.

-Si existiera tan solo un bajo riesgo de daño, podríamos ignorar el problema… pero siempre habrán personas con agudos sentidos espirituales. ¿Podrías mostrar un poco más de autodisciplina?-

Finalmente libre de los cuestionamientos de Rushella, Eruru dijo con calma.

Sermoneada por dos representantes de la razón, la inexperimentada fantasma se disculpó tímidamente.

(Lo siento… prestare más atención.)

-Muy bien, entonces me voy. Los preparativos del festival de deportes son bastante agitados.-

Entonces Kirika abandono el lugar.

Hace poco, básicamente, ella había estado entrando y saliendo de esta manera.

Kirika era completamente diferente de un miembro del club de “volver a casa” como Hisui. Claramente, debido al trabajo del consejo estudiantil, estaba muy ocupada.

-Festival de Deportes eh.-

Permaneciendo en el salón de clases, Hisui murmuro inexpresivo.

No podía olvidar la cara de pánico que Reina tenía en ese momento.

Había considerado dejarle a cargo la recta final a Rushella, pero el todavía no podía saber si esa sería la decisión correcta.

-¿No sería mejor dejar que Touko-san participar en la carrera de relevos? Ella es tan ligera que resultaría un trabajo fácil para alguien como ella…-

En cuanto murmuraba para sí mismo, Mei lo interrumpió.

-Hey, si te imaginas esa escena seria simplemente aterradora. Además, sin importar que pueda cargar con el bastón o no, eso será problema. No es como si no hubieran suficientes participantes, ¿Por qué considerarla?-

-Oh, eso es lo mismo que pensaba, Dime, ¿Por qué no haces la recta final? Tu cuentas con bastante fuerza en tus piernas, ¿no es así?-

-No quiero llamar demasiado la atención. Si fuera con todo, rompería el frágil suelo bajo mis pies fácilmente, lo que dificultaría mi velocidad.-

—¿Qué tan alta es la cantidad de fuerza que tienes en las piernas…?-

En las películas, los poderosos monstruos de Frankenstein siempre fueron retratados como lentos y pesados. Como el último modelo, Mei ya había superado al primer diseño.

Sin embargo, el poder y la velocidad aun parecían ser mutuamente excluyentes.

-Bueno, ya que Hi-kun es quien me lo está pidiendo, ¿podría probarlo? Como preparación para el festival deportivo, he preparado unos shorts cortos azul marino, rojos, verdes, en varios colores, ¿Dime cual te gusta más?-

-… No, no me interesa.-

-No finjas.-

-No estoy fingiendo. Desde que era joven, ese tipo de intereses se extinguieron hace mucho tiempo. Por cierto, Touko-san… ¿Por qué llevas puesto eso?-

Antes de que lo notara, Touko ya se había puesto ropa de gimnasia.

Con unos shorts cortos azul marino.

Después de todo, como fantasma, ella aparentemente era capaz de cambiar su vestuario según su voluntad. Se trata de algo sorprendente.

Touko tímidamente levanto la vista y dijo.

(Eh, porque es lo que Hisui-kun quiere…)

Incluso había un pañuelo atado alrededor de su cabeza, pareciendo así que era la única candidata para hacer el tramo final.

-¡E-Espera, Touko! ¡El tramo final debería ser mío! ¡La victoria será mía! … ¡Bueno, yo quiero usar ropa de gimnasia y un pañuelo también…!-

Draculea_V04_-_BW02

Al final, incluso Rushella quiso unírseles.

Por otra parte, como es natural, Eruru miraba a Hisui con frialdad.

-¡N-No, no tienes que hacer eso! Además, encuentro los pantalones cortos más sanos y atractivos.-

-Oh, ¿así que ese es tu tipo de fetiche?-

Mei Confirmo con una actitud racional o calmada.

Sus ojos serios se parecían a los de un analista del mercado profesional.

-Hey, ¿¡Hay tipos de cosas como esas!? ¿Hay guerras de tipos de fetiches ocurriendo en secreto?-

-Que ingenuo, Hi-kun… adoradores de Bloomers (shorts cortos), adoradores de pantalones cortos, adoradores del spandex, adoradores del chandal… Desde que la era de los bloomers termino, su supremacía fue derrocada, ¡La ropa deportiva para chicas ha entrado en una era en la que se ha convertido en una batalla campal de todos contra todos!-

-Nunca he oído hablar de eso. Incluso si es como dices, ¿Tiene algo que ver conmigo en lo más mínimo?-

-Por supuesto que tiene que ver. Supongamos que logro llevarte al almacén del gimnasio y cierro la puerta, si no te gusta mi atuendo, ¿qué crees que haría?

-Déjame decir para que conste, ¡Absolutamente no iré allí!-

-No te preocupes, te llevare a la fuerza ❤-

Dicho esto, Mei levanto el brazo para mostrar su fuerza de combate.

La parte superior del brazo extremadamente femenino, con su tez blanca como la nieve, lo derribaría fácilmente, por no hablar de que rompería el brazo de Hisui si usara toda su fuerza.-

-¡Eso es escalofriante! Además, ir a ese tipo de lugar lleno de humedad y vacío… para hacer eso, ¿estas satisfecha con eso?-

-Más bien, ¿No deberías decir que el ambiente no importa sino el estado de ánimo? ¡Siempre y cuando Hi-kun lo desee, lo hare con mucho gusto, incluso en un establo!-

-¡Como si lo deseara!

Era necesario reafirmar mi negativa.

Excesivamente escandalosa.

-Hisui, ¿Que van a hacer ustedes dos en un establo? Además, ¿Que me pongo para el festival deportivo? Entonces, si se trata de hacerlo como una recompensa por tus esfuerzos cotidianos, umm, podría usar lo que tu prefirieras…-

-…Gracias, pero la intención es más que suficiente. Además, por favor, ignora los comentarios de Sudou, ella es una mala influencia.-

Al ver a Rushella preguntar tímidamente, Hisui no podía dejar de suspirar y responderle con discreción.

Cuando se dio cuenta, ya se estaba poniendo el sol. Hisui aviso a Rushella y se dispusieron a marcharse.

-Ya es hora de volver a casa. La nevera esta vacía, así que tendré que ir de compras.-

-¿En serio? Así que Touko-san, con el fin de conquistar a Hi-kun, vamos a tener una conferencia estratégica.-

(No hay problema, ¡Cuenta conmigo!)

-… Sí, sí, continúen ustedes dos, pueden hacer lo que quieran.-

Haciendo caso omiso de la humana artificial y la fantasma, Hisui salió de la escuela.

Todo en lo que pensaba era en ir al supermercado y comprar los ingredientes para la cena junto con Rushella.

Originalmente, quería hacer una combinación de pescado a la plancha y verduras hervidas, pero sucedió que hubo un descuento en carne de res importada. Incapaz de resistirse a los persistentes ruegos de Rushella, Hisui termino cambiando el menú de la cena a bistec.

-¡Hmm, los platos de esta noche son muy extravagantes! Ojala pudiéramos comer carne todos los días.-

-No seas quisquillosa… Bueno. Eres una vampira, así que no importa.-

De camino a casa, Hisui murmuro.

Para un vampiro, cualquier cosa aparte de la sangre se considera comida chatarra.

A pesar de no tener que comer en absoluto, de hecho, la mayoría de los vampiros tienen peculiares y extravagantes gustos en cuanto a comida.

La madre adoptiva de Hisui compartía esa peculiaridad.

Le encantaba la carne y solo le gustaba a medio cocer.

Pero en consideración a Hisui, la mesa del comedor ofrecía otros alimentos… todo cocinado a la perfección con las normas estrictas al gusto.

-¿Hmm? ¿Cuál es el problema?-

-… Nada.-

La voz de Rushella expreso los pensamientos en la mente de Hisui, trayéndolo de regreso a la realidad.

Si se diera cuenta de lo que estaba pensando, seguramente ella estaría disgustada nuevo.

-Además, ¿por qué estás tan preocupado con los descuentos y con compararlos de forma repetida? También revisas todos los volantes. ¿Acaso eres un ama de casa?-

-Qué triste, no puedo encontrar palabras para negarlo… ¿Pero ser ahorrador no es una virtud?-

-Ya que es comida para mí, ¿qué importa tener un poco de extravagancia? De lo contrario, deberías utilizar mis monedas de oro. Aún quedan muchas, ¿no?-

Tal y como Rushella señalo, en realidad, no eran tan pobres como para no poder costear los gastos cotidianos.

Una pequeña parte de las monedas en su oro de su ataúd había sido intercambiada por dinero en efectivo, pero la mayoría estaba aun en casa.

Hisui tenía control total sobre las finanzas, pero nunca utilizaba ese dinero para nada.

-Hmm, si el dinero de los gastos cotidianos se agotara, empezaría a usarlo, pero no hay necesidad de eso en este momento.-

-… ¿Está bien si solo gastas eso? Ya que es mi dinero, gastarlo en mi sería algo natural, ¿no?-

-Es cierto, pero aun así es mejor ahorrar dinero. Incluso si un vampiro vive por siempre joven, la vida sería difícil sin dinero. Especialmente la forma en la que vives es derrochadora.

-Eres muy ruidoso. ¡Cállate!-

Rushella tenía una mueca de desagrado. Pero Hisui no hizo caso.

No estaba equivocado. Además, su madre adoptiva, que era de su especie, también compartía los mismos valores.

-Umm…dime.-

-¿Hmm?-

-Ese pariente que te crio, debe ser muy adinerada .no? Después de todo, no se preocupa acerca de los gastos de vida en estos momentos.-

En muy raras ocasiones Rushella hablaba sobre la madre de Hisui… Miraluka.

En cuanto a dinero, parecía que Rushella tenía muchas opiniones.

-Bueno… al parecer, obtenía dinero con bastante frecuencia. Después de haber vivido durante tanto tiempo, como es natural, tenía ahorros bastante importantes. Si ella quisiera, podría haber gastado su dinero imprudentemente aparte de la sangre y no había necesidad de ser tan ahorrador.

-Umm… Después de su muerte, te dejo un montón de cosas, ¿no es así?-

Rushella le hizo una pregunta incomoda.

Ya que sabía que hablar de su pariente fallecido le era incomodo a Hisui, no deseaba hurgar más en el tema.

Pero dado el carácter de Hisui… aun así le pregunto.

-Ella me dejo mucho. Más bien, fue demasiado. Los derechos a la vivienda, los ahorros de su cuenta bancaria, etc… para ser honesto, no tengo muy claro sobre lo demás. Creo que también preparo un abogado para que cuando cumpliera veinte años, me entregara todo lo demás. Ahora mismo, los gastos de mi vida diaria ya están totalmente cubiertos, así que no hay nada de qué preocuparse.-

—¿Acaso ya lo sabía?… ¿Sabía que iba a morir?-

-No, creo que… ella probablemente pensó que llegaría un día en el cual podía irse sin tener que preocuparse… algo así. Después de todo, llegaría un día en el que me convertiría en adulto. Así que si aún permaneciéramos juntos, sería poco natural.-

-…-

En efecto.

Un envejecido y decrepito humano. Un vampiro inmortal con eterna juventud. No serán capaces de vivir juntos para siempre.

Los seres humanos mueren con el tiempo.

Incluso antes de que llegue la muerte, un débil y anciano humano no encajaría al lado de un vampiro eternamente joven después de todo.

Tal vez la gente a su alrededor se dé cuenta ello y cause problemas.

Una relación condenada a terminar, sin llegar nunca a la eternidad.

Miraluka probablemente sabía esto muy bien.

Desde la antigüedad, había visto demasiados encuentros y despedidas.

Probablemente a causa de eso, ella decidió dejarle una enorme herencia como si estuviera anticipándose al día en el que se despedirían.

-… Entonces, de que te preocupas, solo sigue adelante y úsalo. Ella lo dejo precisamente para ti.-

Rushella hablo con tristeza.

Sin darse cuenta, había envuelto sus brazos alrededor del brazo de Hisui.

-Hmm… yo también estoy dudando sobre si debería usarlo.-

-… ¿?-

-Por mucho que odie admitirlo, la verdad es que fui criado por ella. En realidad, eso es más que suficiente. Así que no quiero seguir dependiendo de ella. Bueno, los gastos de la escuela no podían evitarse y realmente no puedo conseguir un trabajo a medio tiempo para ganar dinero… De todas formas, yo no quiero seguir dependiendo de ella.-

Una indescriptible sensación de soledad se paseaba en los ojos de Hisui.

Desde este punto de vista, Miraluka todavía ocupaba una parte de su corazón y así seguiría siendo.

Ya sea aceptando su legado u oponiéndose a él, como resultado no podría escapar de su destino.

Rushella probablemente comprendió este nivel de tristeza y una expresión aterradora apareció en su rostro mientras se aferraba al brazo de Hisui con fuerza.

-¡Ay, qué haces, eso duele!-

-¡Que molesto, cállate! ¡Date prisa y volvamos a casa!-

—Qué diablos… H-Hey, estas presionándome con tus pech…-

-¡Silencio! ¡Deja de decir tonterías! ¡Quiero tomar un baño primero, por lo que debes preparar la cena para mi durante ese tiempo!-

Rushella lo abrazo con más fuerza, casi enredando su cuerpo alrededor de él.

Era difícil caminar.

Era evidente que su casa ya estaba muy cerca, sin embargo, cada paso era bastante difícil.

-Ya basta, ¿podrías dejar de presionarme con esos enormes pechos, tan grandes y suaves e hinchados que desafían a la ciencia, en mi brazo? Cuando camino, me tocan… eh, ¿acabo de tocar algo puntiagudo?-

-¿De que estas hablando? ¡Apúrate y sigue caminando!-

Rushella ignoro los inútiles forcejeos de Hisui y lo continuó arrastrando.

Desde el punto de vista de los observadores, eran claramente una pareja en la que el novio era arrastrado por su novia.

Por ejemplo, el observador de pie en la entrada de su casa, ¿quién sabría qué tipo expresión tendría?

-Parece que se están divirtiendo juntos, ¿eh?-

Apoyada contra la pared, una mujer se burló.

Su cabello negro muy corto y físico delgado destacaba bajo la luz de la luna.

El traje negro de aquella mujer daba la impresión de ser una profesional, mientras que las curvas de su cuerpo se parecían las de una modelo o a una magnifica atleta.

-Ha pasado tiempo, ¿eh?-

Oogami Rangetsu, ese era su nombre.

Perteneciente a la Sección de Investigaciones Sobrenaturales del Departamento de Policía Metropolitana, al igual que Eruru, era una detective certificada.

Sin embargo, Hisui y Rushella la ignoraron por completo y pasaron al lado de ella.

-… Hey, ¡Alto ahí, ustedes dos! ¿Por qué me están ignorando?-

Cuando ambos pasaron sin prestarle atención, Rangetsu grito enojada.

Pero ellos se miraron el uno al otro y observaron con recelo al huésped no invitado.

-Hey, se ve enojada… ¿Vino para visitarte? Ella no se ve como un vampiro, ¿podía ser un enemigo? ¿Tal vez esté relacionada con tus recuerdos perdidos?-

-¡Yo no la conozco! ¡Bien, ignórala!-

Rushella arrastró a Hisui hacia la entrada de su casa.

Rangetsu lo agarró.

-Hey, hey, hey, ¡Alto ahi! ¡Soy yo, Oogami Rangetsu!-

Luego de presentarse a sí misma, dijo su nombre.

Hisui parecía haberla recordado y aplaudió en señal de respuesta.

-Oh… ¡Muy bien!-

-¿Me acuerdas ahora?-

-No.-

Le respondió inexpresivo y saco su llave.

-… ¡Espera! Pero qué demonios, deberías recordarme después de hablar un poco, ¿de acuerdo?-

-Lo siento, ¿quién eras tú de nuevo?-

-¡Así es! ¡No te recuerdo nada en lo absoluto! Si sigues molestándonos, llamaremos a la policía, ¿de acuerdo?-

Rushella estaba tan enfurecida como Hisui.

Ambos habían olvidado a Rangetsu completo.

-¡Ustedes dos… yo soy la policía! ¡Mira, aquí está mi placa!-

Al igual que en un drama de televisión, Rangetsu abrió su insignia para mostrar su identidad.

Pero a cambio había dos miradas escépticas sobre ella.

-Es falsa, ¿cierto?-

-Hmm, lo sabía, en situaciones como estas, lo mejor es llamar a la policía…-

-¡Están yendo demasiado lejos! ¿Han olvidado el incidente con el vampiro de la última vez? Soy yo, una mujer lobo, ¡Oogami Rangetsu!-

Se suponía que tenía que ocultar esa identidad tanto como fuera posible, sin embargo, ella lo grito de manera imprudente.

En este punto, Hisui pareció recordar algo.

-¡Oh, en esa ocasión!-

-¡Si, si!-

-Lo siento por haberles causado problemas ese día. Adiós.-

-¡Adiós!-

Entonces Hisui y Rushella volvieron a ignorar y abrieron la puerta para entrar a la casa.

Pero Rangetsu agarro sin piedad del cuello a Hisui y lo empujó hacia ella.

-¿Que estás haciendo? … ¿ya recordé quien eras, no?-

-¿Cuál es el punto si lo único que haces es recordar quien soy solamente? ¿Qué tipo de reacción es esta? Incluso si un policía común llega a tu casa, debes estar algo sorprendido, ¿verdad?-

-No he cometido ningún delito. No actúes tan engreída, perro del estado.-

-¡Si, ese nombre se te ajusta muy bien!-

Rushella se cruzó de brazos y se mostró de acuerdo.

Apunto de llenarse completamente de ira, Rangetsu miro a ambos ferozmente.

-Ustedes dos, realmente creen que pueden decir lo que quieren… ¡Yo soy un noble lobo!-

-Pero basados en la clasificación biológica, es muy difícil discernir entre los perros y los lobos, ¿no? Y no es que una sea inferior o superior al otro.-

-Sí, los perros son lindos, al ser tan peludos y agradables. Además, ¿qué derecho tiene un hibrido como tú de hablar sobre lobos de sangre pura?-

Rushella audazmente señaló la verdad.

No era posible refutar sus palabras, entonces Rangetsu rechino los dientes.

-Entonces, ¿que la trae por aquí? Aún tengo que preparar la cena, ¿sabe?-

-Finalmente estas dispuesto a hablar adecuadamente. Pero hablarlo aquí no es algo realmente apropiado…-

-No, lo haremos en este lugar. ¡Date prisa y terminemos con esto!-

De manera relajada, Hisui comenzó a pedirle a Rangetsu que se fuera.

En ese momento, Rushella le susurro a Hisui en el oído.

-Hey, tal vez esa perra quiere entrar en la casa.-

-Eh, ¿por qué?-

-Debido a que ella se ve como si nos hubiera estado esperando en la entrada por un largo tiempo.-

-Oh, ¿Lo dices porque estaba apoyada en la pared, con los brazos y las piernas cruzadas? Si fuera en cualquier otro sitio, cualquier persona, un adulto hecho y derecho no debería estar haciendo eso en medio de la calle, ¿no crees? Ese tipo de comportamiento es a lo sumo, el de alguien de segundo año de escuela media.-

-Sí, sus piernas largas y delgadas son todo un espectáculo, ¡Pero no puedo soportar verla así!-

-Si. Y este muro es tan duro, ¿quién sabe si pudiera ensuciarse o desgarrar la ropa?-

-Oh, puede ser.-

Rangetsu torció frenéticamente la cabeza y miro su espalda.

Naturalmente, el movimiento que puede hacer con el cuello era limitado. Así que después de algunos esfuerzos inútiles para mirar atrás, lo único que consiguió fue un dolor en el cuello.

Por eso, Rushella muy amablemente reviso su espalda por ella.

-Parece que no pasó nada, pero hay una gran cantidad de polvo. Bien, déjame sacudirlo.-

Rushella sacudió el polvo que tenía en la espalda, librando a Rangetsu de una situación embarazosa.

-¡Si, está limpio ahora!-

-… Gracias.-

-Está bien, tenga cuidado en su camino de regreso.-

-Buena suerte con tu trabajo.-

Hisui y Rushella sonreían mientras se despidieron.

Rangetsu hizo una reverencia y se volvió para marcharse… entonces, repentinamente freno con fuerza y se dio la vuelta.

-… Oye, ¿Por qué me despides tan rápidamente? ¡Por poco caigo en tu juego!-

-Rayos. Se dio cuenta.-

Hisui saco la lengua con picardía mientras Rushella tenía una expresión amarga.

-¡Es hora de que se comporten… dejen de tomarme por tonta!-

-… Entonces, se breve con lo que tienes que decir. ¡Si quiere que nosotros la invitemos a tomar él te adentro, mejor que se le olvide!-

-¡Como si me importara eso! Hay una cafetería cerca, ¿qué hay de mí? No subestimen a los funcionarios públicos, ¿de acuerdo?-

-¿Por qué insiste en hablar con nosotros?… No debe haber nada que hablar entre nosotros, ¿no es así? ¿¡Acaso estas buscando a Hisui para tratar de “persuadirlo” de nuevo!? …¡No, el me pertenece!-

Rushella abrazo el brazo derecho de Hisui, no, más bien todo su cuerpo, y entro en un alto estado de alerta.

Era imposible para ella llevarse bien con un hombre lobo en primer lugar. Y ahora, ella estaba tratando a Rangetsu de la misma manera que a Mei, una rival tratando de conseguir a Hisui.

-Por qué ustedes dos están así de cerca… Mmm, así que te sientes atraído por los vampiros, ¿eh?-

-… No.-

Hisui negó verbalmente, pero ya que los senos de Rushella estaban presionando fuertemente contra él, no pudo evitar sonrojarse.

Y tampoco mostro resistencia.

-He venido aquí hoy a causa del incidente con el vampiro del otro día. Los resultados de los interrogatorios están casi listos. Así que vine a dar un informe.-

-A quién le importa eso. No estoy interesado.-

Hisui la rechazo inexpresivo.

Él no estaba fingiendo, realmente tenía un aura de indiferencia.

-Uh, pero… necesitas comprender la situación, ¿cierto?-

-Más precisamente, no confió en ti. A pesar de que hayas interrogado a ese vampiro llamado Fabru, Fester o lo que sea, tienes un montón de pruebas en su contra. Pero muy bien ya podrías haberlas alterado. No necesito un informe lleno de prejuicios y segundas intenciones, así que se los pediré a Kariya más tarde.-

Hisui la rechazo sin piedad.

Durante el incidente anterior, habían sido enemigos desde hace ya algún tiempo. Incluso ahora, habían unos temores que persistían dentro de Hisui.

El chico que trataba a todas las razas por igual todavía no se fiaba de algunas criaturas sobrenaturales parecidas a los humanos.

El monstruo más terrible en el mundo… los humanos.

Le resultaba imposible confiar en Rangetsu, que estaba tratando de pasar de enemiga a amiga, para así asegurar su supervivencia.

Mezclados en la sociedad humana, interactuando con los seres humanos, disfrazados como seres humanos, para hacer todo esto se necesita tener inteligencia y astucia.

-¡Q-Que… confías en Kariya-san más que en mí!-

-Ella es mucho más confiable.-

-… ¿Es así? Pensé que era porque te gustaba ¿Te gustan las mujeres pequeñas?-

-… ¿De que estas hablando? Bueno, debo reconocer que ella es muy linda.-

Hisui dio su opinión sincera, pero termino causando que Rushella lo apretara con fuerza.

-… ¿Qué demonios?-

-Estas siendo muy molesto. Cállate.-

Rushella hizo un puchero en señal de desagrado y froto su cara en el brazo de Hisui. Tenía el aspecto de una niña abrazando a su muñeca favorita.

-¿Kariya-san… será digna de nuestra confianza? Aunque en el incidente anterior, de alguna manera cambio de bando, en realidad, ella solo planea utilizarte, ¿verdad?-

-No me importa. He recibido ayuda por parte de ella, así que creo que así estaremos a mano. Si puedo hacer algo con lo que resulte beneficiada ¿no sería algo por lo cual alegrarnos?-

-… !!-

La respuesta inesperada hizo que Rangetsu se inquietara un poco.

¿Por qué había tantas diferencias entre las maneras de comportarse entre Eruru y ella?

-Ella solo está interesada sobre tu extraño físico… y preocupada por esta vampira, .no? Un día, en cuando todo esto termine, ella terminara apuntándote con su arma, ¿entiendes eso?-

-No, de hecho, lo hace frecuentemente. Para ser honesto, estaría totalmente agradecido si eso cambiara. ¿Es eso todo sobre lo que querías hablar? ¿Viniste hasta aquí solo para hablar mal a espaldas de Kariya?-

Hisui le estaba dando a entender algo como “Acabemos con esta conversación y márchate”. Su tono de voz no trataba de disimular su disgusto.

Lleno de un aura de indiferencia hacia los invitados no deseados, Hisui estaba logrando intimidar un poco Rangetsu.

-¡E-Eso no es todo! ¡S-Se trata de… la última vez… lo que casualmente quitaste! ¿De verdad crees que un frasco agua bendita de primera clase lo obtienes de manera gratuita?-

-Que importa, después de todo, se utilizó para derrotar a un ‘puro de los puros’. Tenía que ser usado alguna vez. ¿Pensé que le había pedido a Kariya algo de indulgencia para mí al respecto?-

-Eh, umm, quiero decir…-

-Si continuas insistiendo en que te consiga un reemplazo, entonces tendré que ir a preguntarle a alguien del Vaticano para conseguirte un reemplazo.-

Después de escucharlo, Rushella le pregunto calmadamente a Hisui.

-¿Tienes conexiones con el Vaticano?-

-Era Miraluka quien tenía algunas. Por supuesto, su relación con el Vaticano era esencialmente la que hay entre enemigos, ya que simplemente poner un pie en un lugar como ese le provocaría un enorme dolor, pero aparentemente tenía un par de conocidos allí. Debido a que estaban involucrados con los principales miembros de la Iglesia, interactuaba con ellos de vez en cuando, de manera similar a una versión real del Código Da Vinci. Si menciono su nombre, conseguir un poco de agua bendita no debería ser un problema. O tal vez podría incluso tener alguna en mi sótano.-

Sin dejar que Rangetsu los escuchara hablar, Hisui le susurro cariñosamente al oído a Rushella.

Desde el punto de vista de alguien más, se veía como una romántica conversación entre un par de enamorados.

-¿Por qué comenzaron a coquetearse entre ustedes…?-

-Esto no es coquetear.-

-Esto no es coqueteo en absoluto.-

Aunque estaban entrelazados íntimamente juntos cogidos del brazo.

No había manera de que les creyera.

-Así que terminamos de esta manera… entonces al final ¿cómo pretenden negarlo?-

-…Realmente lo has malinterpretado todo.-

-Ya es suficiente ¡Cállate! Aparte de lo que usaste durante el último incidente, algunos otros artículos confiscados han estado desapareciendo. Al principio, estaba tratando de confirmarlo… ¡Pero veo que ya no hay necesidad!-

-Eh, ¿hablas en serio? Oh… Si necesitas cualquier ayuda, intentare buscarlo tanto como me sea posible. ¿Está bien si le pido instrucciones a Kariya?-

Hisui termino echándole Lena al fuego.

Las palabras de este joven de vez en cuando tocaban ciertos tabúes.

-¡Eres demasiado irritante! ¡Tú, fetichista de vampiros!-

-No, no, Kariya es una dhampira, ella se enoja si la confundes con eso…-

-¡Cállate y ve disfrutar de sus juegos chupa sangres!-

-Podrías no usar la palabra “juegos”, ¿vale?-

-¡Mejor cuídate a ti misma durante las noches iluminadas por la luna! ¡Especialmente las de luna llena!-

-¿No sería una advertencia habitual para cualquier noche oscura? Ah, claro, eres una mujer lobo…-

Antes de que las provocaciones de Hisui terminaran, Rangetsu ya se había marchado, a punto de romper a llorar.

Como era de esperar de un hombre lobo, su velocidad asombrosa hizo que se fundiera en la oscuridad y desapareciera ante sus ojos.

-¿Para qué demonios vino?-

-Creo que se parece bastante a ti, ¿verdad?-

Las palabras de Rushella tenían intenciones ocultas.

A pesar de que no era especialmente astuta, tiene el corazón de una doncella al igual que un ser humano.

-¿Eh? ¿Yo? Lo único bueno sobre mi es que estoy acostumbrado a llevarme bien con los seres no humanos, nada más, ¿verdad?-

-Creo que es exactamente eso.-

En efecto.

Esta era precisamente la cualidad más importante de Kujou Hisui.

Debido a su madre adoptiva y su físico, no poseía prejuicios hacia las entidades sobrenaturales.

Precisamente a causa de eso, estaba rodeado de tantas chicas luchando por captar su atención.

-…Olvidémonos de esa mujer por ahora. ¡Date prisa y hazme la cena! ¡Y prepara la carne! Por el bien de la carrera de relevos, necesito una alimentación adecuada.-

Los pensamientos de Rushella apuntaron de nuevo a la alimentación. Arrastrando el brazo de Hisui, lo insto a darse prisa a la cocina y empezar con su trabajo.-

Sus estómagos ya estaban retumbando de hambre.

-Sí, sí, lo sé, lo sé. La quieres a medio cocer, ¿no?-

-¡Si! ¡Por cierto, también quiero vino tinto!-

-¡Como si fuera a darte vino! … Dicho esto, creo que podría añadir un poco a los platos o a los aperitivos. Después de todo, hay mucho más de lo que podría querer en la bodega subterránea.-

-… ¿En serio?-

Rushella no esperaba tal respuesta y le pregunto preocupada.

Así era, guardados en el sótano de esta casa había un incontable número de botellas excelentes cosechas del pasado.

Los vampiros aman el vino tinto. Naturalmente, quien las coleccionaba era Miraluka.

La última vez, Rushella había roto la botella que llevaba consigo los recuerdos más preciados de esta colección.

Hisui no le presto mucha importancia y nunca había sacado el tema a colación. Sin embargo, Rushella todavía se sentía culpable por aquel incidente.

-Esto es similar al agua bendita de la última vez, no debería dejar que se desperdicie. Puedo añadirle el vino a la carne y las verduras durante la cocción para que no haya falta de oportunidades de usarlo. Incluso si se trata de carne de descuento, añadirle este vino mejorara bastante su sabor.-

-¡Eso es…cierto! ¡Lo que es tuyo es mío! ¡Sírveme bien!-

-Pero que glotona que eres. ¿Pero podrías no robar el vino para bebértelo? Quisiera prevenir que te emborracharas.-

-Yo… no lo hare. Umm… Solo lo haremos nosotros dos juntos.-

-Aun no tengo la edad suficiente.-

-¡Entonces… umm, esperemos hasta que tengas la edad suficiente!-

-Oh… Bueno, eso estaría bien.-

-¡Si!-

Hisui no perdió el tiempo pensándolo y estuvo de acuerdo.

Rushella también parecía satisfecha con su situación actual.

Pensar que este tipo de vida cotidiana podría durar para siempre…

Olvidando que los vampiros y los humanos… son de razas diferentes.

 

Al día siguiente…

-… Por cierto, tu colega toco a mi puerta ayer. ¿Has oído algo al respecto?-

-No, esta es la primera vez que oigo hablar de ello.-

Durante la pausa del almuerzo, Hisui le pregunto a Eruru sobre lo sucedido anoche, pero ella lo negó rotundamente.

Ni siquiera miro a Hisui al responderle.

Mientras comía un sándwich con una mano, estaba mirando en la computadora portátil en el escritorio.

-Y a pesar de que somos compañeras de trabajo, pertenecemos a sectores distintos y no compartimos nuestros puntos de vista.

¿No crees que le estas preguntando a la persona equivocada?

-Sí, pero las dos están bajo el mando de la DPM, .verdad? Honestamente, su insistencia es bastante molesta. Tengo miedo de salir de la casa cuando haya una noche de luna llena.

-¿Tal vez lo único que quiere es verte?-

-¿Eh?-

-Incluso si ella no está dispuesta a pasar los recados a través de mí, podría llamar por teléfono o enviar un subordinado. Hay todo tipo de formas. Dado que te está contactando personalmente de esta manera, ¿no tiene sentido?-

-¿Por qué haría eso? Incluso si estoy más informado de lo normal, sigo siendo un mero estudiante de secundaria después de todo, ¿no?-

-Además de la experiencia, está la cuestión entre géneros.-

Eruru escribe diestramente con una sola mano en el teclado mientras hace un tipo de declaración que no se ajustaba para nada a su carácter.-

-En el incidente anterior, se enteró de quien era la persona que te crio, así como de tu físico. Sin embargo, todavía podrías mantener el statu quo. Lo más probable es que no informo a sus superiores y discretamente escondió estas cosas en su corazón por su propia iniciativa. Deberías al menos expresar un poco de gratitud por eso, ¿no crees?-

-… Bueno, está bien. Oye, siempre te sumerges en el trabajo todo el día, ¿es tan divertido?-

Al ver a Eruru trabajar incluso durante la pausa del almuerzo, Hisui pregunto con ciertos aires de incredulidad.

Eruru se había infiltrado en la escuela para controlar a Rushella y esencialmente evitaba a sus compañeros de clase la mayor parte del tiempo.

Aparte de Hisui, no hablaba con nadie más. Ni siquiera abandonaba su computadora durante los descansos. Ella siempre almorzaba sola por su cuenta.

-Digamos… podrías fingir un poco tu papel de estudiante, ¿no?-

-¿Le estas pidiendo a una universitaria graduada que juegue a ser una estudiante?-

-Uh, lo que quiero decir es… disfruta la primavera de tu juventud.-

-Basta de chistes malos. ¿Has rebajado tu mente al nivel de Rushella?-

-Wow, eso suena muy desagradable.-

Hisui suspiro y volvió a su asiento.

Al lado, Rushella y Mei sacaron sus loncheras mientras charlaban despreocupadamente, entrando en los temas habituales.

Comparar a Eruru con Rushella…En efecto, Rushella sin lugar a dudas está disfrutando mucho más de su juventud.

-Ya que estas en la escuela, ¿qué tal si te relajas un poco? Por lo menos, haz algo más agradable y relajante que trabajar.-

-El solo aquí ya se considera trabajo. Por favor, no hay necesidad de que te preocupes por mí.-

La postura de Eruru se mantuvo firme.

Hisui también detuvo sus comentarios irresponsables y se enfocó en ayudarle a disminuir la carga de su trabajo.

-Escuche de ella que la Sección de Investigaciones Sobrenaturales perdió algunos de los artículos confiscados. ¿Fue durante la conmoción anterior? ¿Me dejas ayudarte a encontrarlos?-

-Eso está bajo mi responsabilidad, por lo que no hay necesidad de que ayudes. De hecho, algunos artículos se perdieron y hubo algunos danos, pero la investigación está casi completa. Sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos, escuche que hay un objeto que aún no han podido encontrar.-

-¿Qué es?-

-No tengo idea.-

Eruru se encogió de hombros para manifestar su ignorancia.

Su actitud irresponsable causo que Hisui quisiera indagar más sobre ese tema.

-Hey, hey, hey, ¿qué es lo que están haciendo con el dinero que obtienen de los contribuyentes?-

-Realmente no tengo idea. Es un producto químico que fue confiscado de algún gremio que trabajaba con cierta magia negra, al parecer, un líquido conservado en un frasco de aspecto sospechoso… con algún propósito desconocido. Podría ser un veneno o un medicamento, o incluso algo totalmente inofensivo.-

-¡Eso suena totalmente aterrador! ¿Que pasaría si se lo llevaran?-

-Es muy probable que ya este fuera. Originalmente, el personal solicito llamar a alguien de afuera para llevar a cabo un análisis exhaustivo, pero con la conmoción sucedida con aquel vampiro. El encargado del personal que transportaba la botella fue una de las victimas.-

Eruru hablo con una expresión seria.

Ese día, apuntando su arma a los colegas y llevando la salvación a los humanos, esos recuerdos oscuros y deprimentes aun no podían ser expulsados de su corazón.

-Así que… ¿no encontraron la botella entre los restos?-

-Así es. Después de todo, la botella es pequeña y podría haber caído en alguna parte o haber sido recogida por alguien… La más probable es la primera. Ya que el contenido no fue identificad, mas aquel complicado incidente, la policía no quiere dar a conocer este asunto. Ellos simplemente le pidieron a alguien que presente un informe y dieron fin al asunto.-

-Ya veo… por cierto, y acerca de ese vampiro Fer-lo que sea…-

-¿Te refieres a Fergus? ¿Qué pasa con él?-

-¿Que paso con el ataúd?-

Asegurándose de evitar atraer la atención de Rushella, Hisui se inclinó para susurrarle a Eruru

El ataúd extraído del fondo del mar, hecho con la misma mano de obra del ataúd de Rushella… era la única conexión existente respecto al misterio de los orígenes de Rushella.

-Torturé a Fergus…quiero decir, estuve a cargo de su interrogatorio. A pesar de haberle preguntado yo misma, ninguna de sus respuestas daba señales de que lo supiera.-

-Disculpa, ¿Acabas de decir tortura? ¿De verdad dijiste tortura?-

-Lo dije.-

-Al menos deberías tratar de negarlo ¿no te parece? ¡Si te corregiste a ti misma, entonces al menos niégalo!-

-No te preocupes. Tengo las cosas bajo control. No se atreverá a mentirnos. Aunque era muy arrogante al principio, después de unas cuantas inyecciones de ajo, empezó a echar espuma por la boca y sus ojos se apagaron, luego nos dijo todo.-

-¡Escalofriante! Como era de esperarse de la gran heroína Kariya. Aunque estoy algo versado en cuanto a las debilidades de vampiros, hiciste algo que yo nunca podría hacer como si nada. Estoy totalmente impresionado y también muy intimidado~~-

-Todo esto es gracias a ti, combinándolo junto con cantidades minúsculas de agua bendita. Estaba tan ido que ya no podía hablar con claridad. Oh, bueno, hubo que esperar pacientemente algo de tiempo para poder escuchar contar la historia completa.-

Después de eso, le permití descansar por unos días. Creo que ya es tiempo suficiente.

Eruru incluso sonrió mientras hablaba.

Al escuchar esto, Hisui tenía los pelos de punta y no podía evitar tratar de distanciarse un poco de ella.

-¿Qué te pasa?-

-…Nada.-

-Sobre el ataúd, ¿Podrías intentar preguntarle a Kirika-san al respecto? Resulta que aún tengo esto desde lo que sucedió con Fergus y la muestra que me proporcionaste en ese entonces.-

Eruru saco las bolsas con las evidencias de su mochila.

Dentro de las bolsas estaban algunos fragmentos rotos de los dos ataúdes.

-Oh cierto. Entonces permíteme encargarme de esto. Me iré por un rato, así que por favor cuida a Rushella por mi.-

-Si pasa algo, le disparare. Así que no te preocupes.-

-…Espeluznante.-

En situaciones de emergencia, Eruru nunca vacilaría. Ese era su estilo.

Con una cierta sensación de incomodidad, Hisui abandono el salón.

A pesar de que sabía la ubicación del salón de clases de Kirika, para ser honestos, sentía algo de vergüenza ir a una de las clases superiores, y mucho más si se trataba de visitar una clase de segundo año.

En un principio, quería encontrarse con ella enviándole un mensaje de texto, pero después de recordar sus responsabilidades en la escuela, se le ocurrió probar con otra posibilidad.

-…Tendré que probar con la oficina del consejo estudiantil.-

Había oído que a menudo trabajaba allí durante la hora del almuerzo.

En vista de que el festival deportivo estaba cerca, lo más probable es que estuviera allí en lugar de en su clase.

Al llegar al piso donde estaba la sala de profesores, Hisui miro a los letreros sobre cada puerta.

Él sabía que la oficina del consejo estudiantil debía estar cerca, pero nunca antes la había visitado.

-Hmm… Ah, aquí esta.-

Por último, encontró un cartel que decía “Oficina del Consejo Estudiantil”. Ante él estaba el lugar de trabajo de Kirika.

Esta habitación tan solo tenía la mitad del tamaño de un aula normal. Su estructura era similar a las aulas especiales como laboratorios u otros por el estilo.

Hisui estaba a punto de abrir la puerta cuando alguien salió de su interior.

El tipo era muy guapo. A diferencia de los rasgos andróginos de Hisui, él era un hombre normal. Con tez más oscura y un Físico musculoso.

Una cara que las mujeres encontrarían atractiva, Hisui reconoció todo esto.

Hisui recordó al presidente del consejo estudiantil y estudiante de tercer ano dando discursos en las asambleas con frecuencia. Según los rumores, al igual que Kirika, estaba igualmente dotado tanto de belleza como intelecto, un estudiante en el cual los profesores confiaban profundamente.

-Perdón…-

Hisui trato de hablar con él, pero no esperaba que este pasara a su lado ignorándolo.

-¡Espera! ¡Aún no hemos terminado de hablar!-

Otra chica salió de la oficina del consejo estudiantil.

Era Kirika.

-¿¡Que significa todo esto!? Si no discutimos sobre los asuntos del festival deportivo, solo tendremos más problemas más adelante.-

-Ya te lo he dicho, haz lo que quieras, ¿de acuerdo? Después de todo, no importa si estoy presente o no. Todos los demás miembros del consejo también creen lo mismo.-

-Pero… ¿¡Por qué no te ocupas de tu trabajo adecuadamente!?-

Haciendo caso omiso de la llegada de Hisui, Kirika reprendió al presidente repetidas veces.

-Todo esto es porque siempre vas demasiado lejos. ¿Es que aún no te das cuenta? Es por eso que nadie quiere venir aquí.-

El presidente replico impacientemente. Kirika se quedó en silencio.

Parecía como si le hubiera hurgado en la llaga.

-Al igual que antes, solo haz lo que quieras. Nadie se opondrá. Si quieres mi aprobación para informar a los maestros, te doy mi aprobación. ¿Estas contenta ahora?-

-…-

-Además tengo una reunión del club, así que debo irme.-

El presidente del consejo estudiantil dejó a Kirika, quien tenía la cabeza inclinada hacia abajo, y se marchó a través del corredor.

Hisui y Kirika permanecieron en silencio. Hasta que Kirika fue la primera en hablar.

-… Parece que fuiste testigo de una escena lamentable.-

-No, está bien…-

Aunque Hisui trato de consolarla, suspiro en su mente, lamentando haber tenido que presenciar tal escena.

A pesar de que ya había oído rumores de que Kirika no se llevaba bien con los demás miembros del Consejo Estudiantil, después de verlo con sus propios ojos, no podía decir nada.

-Son… diferencias en la dirección… ¿o diferentes opiniones sobre…?-

-…Algo así. Pero lo dijo abiertamente, al parecer, todos los demás miembros me odian. –

Kirika hablo amargamente.

Nunca conforme y siempre estaba dedicada totalmente a su trabajo, esa era Kirika, en comparación con la motivación que los otros miembros tenían… Había una brecha enorme y difícil de llenar en toda esa pasión que tenía hacia el consejo estudiantil.

—¿Qué hay de hablar con el maestro que sirve como asesor del consejo estudiantil…? Aunque existan algunas diferencias, aún pueden encontrar una solución.-

Hisui le hizo una sugerencia práctica a Kirika, pero seguramente ella ya la debió de haberla pensado.

Ella termino burlándose con desprecio.

-Ya lo he intentado muchas veces. Cada vez, me pidieron que fuera más comprensiva. Diciendo que soy demasiado testaruda y debería adaptarme más a los demás. ¿Es eso lo que tratas de decirme?

Kirika volteo la mirada hacia el con cierta hostilidad.

Pero Hisui simplemente se rasco la cabeza imperturbable.

-No… realmente no me importa. Después de todo, solo te conozco a ti, Senpai, así que estaré de tu lado.-

-¿D-De que estas hablando…?-

Kirika se enrojeció mucho.

Sin embargo, Hisui no noto el rubor en sus mejillas.

-Uh, exactamente lo que quieren decir esas palabras. Aunque tienen sus propias ideas de lo que en realidad podría ser correcto, aun así, nunca he pensado en ponerme del lado de ellos. Más bien, no quiero hacerlo. Además, ya tienes que lidiar con demasiadas preocupaciones, Senpai.

-N-No es que… este preocupada…-

Kirika jugueteo con sus dedos, y su cara cada vez se tornaba más roja.

Sin embargo, Hisui no se dio cuenta y siguió su camino.

-No es fácil para una persona cargar con todo. A pesar de que ser complaciente es importante también, Al final, todo depende de cómo quieras hacer las cosas, Senpai. Si te resulta difícil, entonces cede un poco. Si encuentras el ceder aún más difícil, entonces solo mantén las cosas como están. De todos modos, no me disgustare por ello, Senpai.-

-¿Q-Que quieres decir con eso…?-

-… Eh, básicamente lo que te acabo de decir…-

Kirika se inclinó de repente, haciendo que Hisui retrocediera un poco de lo que acababa de decir.

A pesar de que no se acercó tanto como lo haría Rushella, fue lo suficientemente cerca como para hacerle sentir incómodo.

-De todos modos, he recibido una gran cantidad de ayuda tuya, así que si crees que puedo serte de utilidad, no me importaría hacer cualquier cosa… las demás también podrían ayudarte…-

-Yo no necesito a nadie aparte de ti…-

Esta última frase hizo que Hisui se quedara completamente perplejo.

-Pero, aunque Rushella sin duda causara más problemas de los que resuelva, Sudou podría complicar las cosas si utiliza demasiada fuerza, no quiero tener problemas con Kariya durante el día, dejando Touko-san de lado… Eh, ¿es porque soy el único que queda?-

-…Mira, es mejor si me ayudas tu mismo. Tengo la intención de entrar en la elección para presidenta del consejo estudiantil del próximo ano. Si soy elegida, voy a dejar que seas parte del consejo estudiantil.-

-No gracias, más bien. Sería algo problemático.-

-¡Silencio! Ya lo he decidido. Sí, eso hare…-

Decidiendo por su cuenta, Kirika asintió satisfecha.

Al ver a Hisui sorprendido, Kirika le pregunto por qué había venido.

-… Así que, ¿que necesitas?-

-Oh… El ataúd del vampiro de la última vez es bastante similar al de Rushella. Me preguntaba si podría pedir tu opinión o recibir algo ayuda para la investigación de esto… pero al ver que estas tan ocupada, mejor olvídalo.-

-No, está bien, no es nada.-

Dicho esto, Kirika le arrebato las bolsas de plástico de la mano a Hisui.

-Oh, pero…-

-Ya he dicho que está bien. Pero no te hagas muchas ilusiones. Que tal… el próximo sábado… ¿Te gustaría venir a mi casa?-

Kirika levanto la vista y preguntó.

De repente, su actitud dio un giro de 180 grados.

-… ¿O ya tienes planes?-

-Ninguno, supongo…-

-Entonces ven. Además, mi abuela finalmente regreso. Con respecto a estos fragmentos y a lo relacionado con Rushella… Ella debería ser capaz de responder a muchas de sus dudas. Estas interesado en eso… ¿cierto?

-Bueno, así es… supongo…-

Ir a la casa de una chica en un fin de semana… Aunque Hisui había intentado resistirse un poco, pero teniendo en cuenta que tenía un asunto importante que tratar, no tenía tiempo para dudas.

-Entonces… está decidido. Muy bien, también preparare un bloqueador de luz solar. Solo recogerlo cuando vengas.-

Kirika parecía buscar más razones para asegurarse de que el la visitaría.

Aunque Hisui en su interior estaba agradecido, no quería molestar demasiado a los demás.

-Realmente no tienes que hacerlo. Estoy seguro de que estas muy ocupada.-

-No requerirá de mucho esfuerzo. He oído de Kariya-san que Rushella-san está muy entusiasmada por participar en el festival deportivo. Entonces, ¿no es algo necesario?-

-Bueno… eso creo…-

-Entonces deja de poner excusas. El sábado por la tarde estará bien, .no? Me pondré en contacto contigo para la hora y el lugar específico más adelante.-

-… Si.-

-… Pues bien, nos vemos el sábado.-

Ocultando una expresión tímida, Kirika se fue después de decir eso.

Durante su partida, sus pasos eran casi como una danza.

A pesar de la inquietud de Hisui no había sido paliada completamente, la campana que marcaba el final de la hora del almuerzo sonó y no tenía más remedio que regresar para hacer el aseo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s