Capitulo 5 – Festival de Deportes

Eruru se despertó, pero le resultaba difícil abrir los ojos.

Para empezar, la sangre de vampiro corriendo por su cuerpo suprimía sus actividades biológicas durante el día. Por otra parte, había bebido café negro antes de ir a la cama sin pensar en las consecuencias. La cafeína le produjo un sueño muy ligero que le impedía despertar con un comienzo refrescante.

Bostezando adorablemente, salió de la habitación para lavarse la cara.

Incluso después de hacer eso, todavía se sentía somnolienta.

Debido a que no llevaba sus lentes, tenía una visión de la sala de estar bastante borrosa.

En cualquier caso, ella comenzó a quitarse su pijama para cambiarse.

Tomar otro café más tarde podría arreglar las cosas.

… Cuando comenzó a hacer planes en su cabeza para arreglarse, descubrió que había olvidado preparar su cambio de ropa.

Como sea, se desvestiría primero y luego volvería a la habitación… Después de quitarse el pijama, Eruru notó un olor familiar.

La refrescante y energizante fragancia del café.

Este delicioso café preparado con habilidades superiores a las suyas.

Su conciencia gradualmente despertaba más y más, Eruru miró hacia la cocina.

En la cocina, que rara vez usaba, actualmente se estaba usando para su propósito, mientras que un cocinero magníficamente cualificado preparaba el desayuno en el interior.

Hisui preparó el desayuno haciendo su mejor esfuerzo para no mirar a Eruru, advirtiendo con indiferencia:

-… Será mejor que te pongas algo de ropa primero.-

Esta frase despertó a Eruru por completo.

Ruborizada, desesperadamente comprobó su estado.

Lo único que llevaba puesto era su ropa interior.

Un lindo sostén rosado cubría suavemente las curvas de sus pechos, acompañadas por unas bragas.

Su pijama estaba esparcido por todos los alrededores.

Draculea_V04_-_BW08

-¡T-Tú…!-

-Sí, lo sé, después de todo es tu casa… ¿no? Mi madre solía estar desnuda todo el tiempo… Sí.-

Hisui llevó la ensalada y los huevos fritos a la mesa del comedor y se quedó allí.

Sin embargo, sus ojos miraban furtivamente la ropa interior de Eruru.

-¡E-Elimina esos recuerdos en este mismo instante!-

-¡Hey, no apuntes tu arma hacia mí! ¿¡De dónde diablos la sacaste!? ¿¡Dónde ocultas esa arma!?-

-¡¡Cierra la boca!!-

Aunque no le disparó, utilizó su Argentum como arma contundente para golpearlo fuertemente.

Varios minutos después, con la cara aún roja, Eruru estaba vestida y sentada en la mesa del comedor con una mirada repleta de furia.

-Recuerda tu lección…-

-No, no, esa es la reacción equivocada, ¿no? ¡Yo soy el que está herido!-

Con toda la cara magullada, Hisui se sentó frente a ella.

Aunque Eruru se contuvo, Hisui sufría terriblemente debido a las heridas externas y a las hemorragias internas, después de haber perdido su físico especial que curaba sus heridas rápidamente.

-Oye, deberías prestarle más atención cuando haya un hombre en la casa… tu guardia está completamente baja cuando te despiertas, ¿sabes?-

-¡¡Ci-Cierra el pico!! ¿¡Por qué te quedaste mirando!?-

-Fuiste tú quien entró como si nada. Oh bueno, es muy común que las personas que actúan responsables por fuera tengan un lado indisciplinado en casa. Date prisa y come, ¿Ok?-

Hisui habló e instó a Eruru a que empezara a comer.

El rostro de Eruru seguía rojo, pero ella finalmente bebió un sorbo de café y tomó el periódico.

-…El sabor no está mal, pero si piensas que esto es suficiente para que te perdone, estás totalmente equivocado… Hablando de eso, ¿por qué haces todo esto?-

-Uh, ya que me dejaste quedarme aquí, sólo seguía la corriente. Oye, tu nevera está completamente vacía y la cocina está casi como nueva. Deberías tratar de hacer más trabajo en casa.-

-¡Qué molesto… la cantidad de alimento que necesito es mínima!-

-En cuanto a la comida, el vampiro que vivía en mi casa era mucho más excéntrica que tú. Dime, ¿por qué vives sola? Oí ayer que ya estás trabajando.-

-… Vivo separada de mi madre. Porque no hay necesidad de vivir juntas.-

-¿Y tu papá?-

-… No tengo padre. Por favor, no vuelvas a mencionar esa palabra de nuevo.-

Con un rostro lleno de resentimiento, Eruru terminó la amarga bebida de la taza de un trago.

Al ver su reacción, era obvio cuál de sus padres era el vampiro.

Por su propia seguridad, Hisui decidió que sería mejor no mencionar a su padre.

-… ¿Quieres más café?-

-Otra taza.-

Aún ofendida, Eruru le pasó la taza vacía.

Hisui sonrió irónicamente mientras llenaba la taza de Eruru, luego recogió los utensilios para lavar.

De la forma en que se veía, Hisui era un completo maestro de la cocina.

-Así que… ¿Cuáles son sus planes?-

-Qué planes… estaba pensándolo ayer, en última instancia, tendremos que enviar una solicitud oficial a la Sección de Investigaciones Sobrenaturales. La mejor opción es pedirles a ellos que localicen tu doppelganger. También es bastante preocupante el tratamiento que Rushella recibirá… En el peor de los casos, me comprometeré personalmente a mantenerla bajo vigilancia continua para evitar que otros puedan emitir órdenes de exterminio.-

-Claro… Gracias.-

-¿Por qué suenas tan despreocupado? ¿Es que no entiendes tu situación actual?-

-Más o menos. He pensado en ello durante la noche mientras meditaba. Además, eres una buena persona. Eso era un algo que quería aclarar.-

-…-

Eruru rechinó los dientes sin decir ni una sola palabra, con la cara enrojecida.

Hisui aparentemente ya había dicho algo como eso en el pasado.

Como era de esperarse, la verdadera personalidad de una persona nunca cambia.

-Entonces, te dejaré el resto de los platos a ti. Voy a llegar tarde si no salgo pronto.-

-…¿? Espera, ¿¡a dónde vas!?-

-Hmm, a clases. Por supuesto, me refiero a la preparatoria, no a la escuela primaria.

-¿De qué estás hablando…? ¡Estás en…!-

-Aunque no tenga mi conocimiento actual o mis recuerdos. Pero sigo siendo un estudiante. Estoy seguro de que mi colegiatura se paga utilizando el dinero de Miraluka, así que no puedo a faltar a clases.-

-¡Pero…!-

-Si siento la necesidad de beber sangre, me morderé los labios y beberé la mía. Aunque ese sería mi último recurso, esto le funcionaría de alguna forma a alguien como yo, que está en medio proceso de convertirse en un vampiro. Podrías decirle a esa gente que conocí ayer en la escuela que me ayuden en un caso de emergencia.-

Hisui terminó con un suspiro, sin mostrar ninguna intención de faltar a la escuela.

Detenerlo era fácil.

A pesar de que estaba en proceso de convertirse en vampiro, él no era un rival para Eruru después de todo.

Había un montón de formas para detenerlo.

Pero Eruru aceptó de mala gana.

-Haz lo que quieras. Pero… por favor, no te apartes de mí lado en la escuela.-

-Sí, sí.-

Por lo que ambos salieron de la casa y se fueron juntos a la escuela.

Dos seres que padecen las mismas miserias… Una víctima de un vampiro y un medio-vampiro. Bajo la luz del sol, llegaron al salón cuando sonó la campana, con rostros cansados.

Rushella ya estaba en el salón. Mirándolos con ojos tristes, luego desvió la mirada.

Hisui fue a su asiento, que era próximo al de ella.

-… Buenos días.-

Él la saludó, pero Rushella no respondió.

Al final, los dos no intercambiaron una sola palabra hasta después de la escuela ese día.

Después de la escuela, Hisui y Eruru fueron juntos al aula vacía.

Hisui no tenía recuerdos de este salón o del club…

Pero de acuerdo con Eruru, la fantasma y la vicepresidenta del consejo estudiantil venían corriendo hacia él por lo que debería estar allí para escuchar el informe de sus búsquedas, al menos. En otras circunstancias, Eruru no se lo habría mencionado.

Rushella… al parecer, no iba a venir.

Después de todo, ella era actualmente una presunta delincuente. Mei estaba a cargo de su vigilancia y por eso también estaba ausente.

Aunque Hisui no lo recordaba… Lo concerniente a Rushella le dejaba especialmente preocupado.

La expresión que tenía cuando se dio cuenta de que Hisui se estaba convirtiendo en un vampiro…

Aunque aparte de su madre, Hisui nunca había conocido a ningún otro vampiro. Pero sin duda, ningún otro vampiro mostraría ese tipo de expresión.

Incluso si él realmente tenía ese tipo de físico durante el último año… Un vampiro no le mostraría ese tipo de expresión a su presa.

Hisui se rascaba la cabeza tratando de comprenderlo,

Hisui y Eruru finalmente llegaron al salón de clases, entonces él empujó la puerta y entró…

-¡Ah…!-

Alguien se estaba cambiando.

Ella no se veía para nada como una estudiante de secundaria, pero tampoco se veía como una profesora, una mujer esbelta y delgada. Ella había acabado de quitarse la ropa, dejándose puesta un sostén deportivo negro y unos shorts que hacían juego.

-… ¿Qué estás haciendo? Oogami-san.-

Eruru fue la primera en hablar.

-Hmm, tal y como puedes ver, estoy cambiándome de… Oye, ¿qué estás mirando?-

-No estoy mirando.-

Hisui respondió con calma y luego frenéticamente desvió la mirada.

Mmm, Ese cuerpo atlético.

Agraciado y ágil.

Probablemente existen personas a las que les guste eso.

Pero Hisui no tenía tal fetiche.

-¿¡P-Por qué actúas tan desinteresado!? Ah… ¿Tal vez eres tímido? Bien, eres un chico después de todo, ¿no? Aún eres un estudiante de preparatoria, No se puede evitar… Ya que quieres mirar, no es como si no pudieras…-

-Salgamos de aquí, Kariya.-

-Sí. Lo siento por molestarla mientras aún está cambiándose.-

-¿Qué pasa con esa reacción de aburrimiento? Alto ahí…-

Rangetsu estaba a punto de seguirlos hasta la puerta cuando de repente se dio cuenta de lo estúpido que era salir en ropa interior, dejándola sin más remedio que retirarse con la cara enrojecida.

Hisui cerró la puerta y dejó de ver el cuerpo desnudo de Rangetsu, preguntándole a Eruru:

-Hmm, ¿quién es ella?-

-Creo que no hay necesidad de que la recuerdes. Más bien, sería mejor olvidarla lo más pronto posible.-

-Sí, siento lo mismo.-

En el mismo momento en el que Hisui se cruzó de brazos y asintió con la cabeza, se fue agarrado por la parte de atrás de su cuello y luego fue arrastrado hacia el salón de clases.

-Hey, ¿qué dem…?-

-Ya me cambié. Entonces, ¿Qué tal, se ve bien?-

Rangetsu posó en medio del salón.

No estaba mal… Pero su atuendo era problemático.

Llevaba una sudadera negra sin ninguna decoración.

Normalmente, esta sería la ropa de trabajo de un profesor de educación física. Ahora con el festival deportivo cada vez más cerca, todos los profesores y estudiantes estaban entrenando y preparándose, así que los otros profesores de las asignaturas estaban dispuestos a llevar este tipo de ropa.

-Eh, ¿Qué está pasando?-

-Investigación encubierta… Bueno, no tan exagerado, simplemente estoy cambiándome de ropa para mezclarme y moverme con mayor libertad dentro de la escuela, ¿lo ves? Provisionalmente, seré una instructora externa contratada para el festival deportivo. La escuela ya fue informada. Aunque no pueda estar en la escuela todo el tiempo, hasta que termine el festival de deportes este fin de semana, planeé infiltrarme para estar al acecho, ¿sabes?-

-Sí, buen trabajo…-

-¿Qué pasa con esa respuesta sin motivación? ¿No quieres aprender de una maestra tan bien parecida como yo?-

Rangetsu alardeó de su delgado cuerpo y se inclinó, pero Hisui no se inmutó.

-No… Um, ese aspecto se adapta muy bien a ti.-

-Oh, ¿No estás siendo honesto el día de hoy?-

-Aunque me parece que las mujeres a las que les quedan bien las sudaderas son algo inusuales.-

-Dejando de lado los aires de atleta, no eres nada atractiva como mujer.-

Eruru entró en el salón de clases y expresó su punto de vista con desagrado.

Rangetsu frunció el ceño ferozmente, dejando descubiertos sus largos colmillos, pero Eruru no se inmutó.

Si fuera un concurso de colmillos, ella ya contaba con su propio par de todos modos.

-… Hablando de eso, Kujou-kun… ¿Hay olor a sangre en tu cuello? ¿Qué pasa?-

Rangetsu miró la venda en el cuello de Hisui y le preguntó abiertamente.

Como era de esperarse de una detective de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales. La condición actual de Hisui no podía escapársele a su sentido del olfato, el cual por supuesto rivaliza con el de un perro de policía.

-En realidad…-

Eruru suspiró y explicó más o menos las cosas a ella.

-… Ya veo, ahora lo entiendo. Pero no es muy bueno de tu parte el no informarle de esto a la Sección de Investigaciones Sobrenaturales, ¿sabes?-

-… Lo sé.-

Todas estas eran las acciones que Eruru había decidido por su cuenta y no podían considerarse un plan sabio.

Se suponía que Hisui y Rushella debían estar en cuarentena en lugar de aquí.

-Dicho esto, en estos momentos carecemos de mano de obra y tú pareces contar con las garantías mínimas… Como sea, Kujou-kun, si tienes a alguien supervisándote, les permitiré moverse libremente. Además, sobre esa vampira llamada Rushella…-

-No hay problema. No te preocupes por ella.-

Como la víctima, Hisui, parecía preocuparle demasiado.

La antigua Rangetsu no habría aceptado con tanta facilidad, pero aunque parecía imposible, aceptó.

-¿En serio…? En realidad, la situación sigue siendo la misma, sólo que tu cuerpo ya muestra los síntomas.-

En cualquier caso, si Sudou-san está a cargo de la vigilancia de… Sin embargo, si algo sucede, tú cargarás con toda la responsabilidad, ¿está claro?

Rangetsu miraba a Eruru con una expresión aterradora mientras le preguntaba.

Originalmente las dos eran enemigas en una lucha entre facciones, pero al ser enviadas al mismo campo de batalla debido a su misión. Tenerlas a ambas cooperando juntas sería pedir demasiado.

Ahora que le estaba prestando ayuda a Eruru y podría utilizar esto para deshacerse de Eruru en caso de que si la situación cambiara, Rangetsu tenía las de ganar sin importar como se desenvolvieran las cosas.

-No hay problema. Ya había decidido asumir toda la responsabilidad. Pero aun así, no esperaba que aceptaras tan fácilmente.-

Rangetsu suspiro y miró a Hisui, luego cambió de tema mientras apoyaba su rostro en sus manos.

-… ¿Entonces qué? ¿Cuáles son sus próximos planes?-

-Por favor, escucha a estas chicas primero.-

La aguda audición de Eruru ya había percibido pasos acercándose al salón.

A pesar de que oía los pasos de una persona, dos personas entraron.

Kirika y Touko.

-Eh, ¿usted es?… Oogami-san, ¿no?-

[Oh, es la chica recadera.]

-¿Quién es la chica mandadera?-

Rangetsu protestó al oír el comentario de Touko antes de dirigirse a Eruru nuevamente.

-¿Ellas son las colaboradoras que mencionaste?-

-Sí. Por favor, tomen asiento. Confirmemos todos los planes que tenemos preparados.-

Kirika asintió y se sentó mientras Touko rondaba por los alrededores, como de costumbre.

Haciendo caso omiso de Touko, Eruru comenzó la reunión conjunta del Club de Investigación de lo

Sobrenatural más la Sección de Investigaciones Sobrenaturales.

-En estos momentos, el festival deportivo se realizará en la fecha prevista. Así que… ¿Han llegado más cartas amenazadoras?-

Eruru le preguntó a Kirika. La vicepresidenta negó con la cabeza.

-No. Debido al incidente con la carpa de hace poco, los profesores y los estudiantes en los clubes deportivos se han vuelto más cuidadosos. Ninguna de las instalaciones y el equipamiento han mostrado tener daños hasta el momento.-

[Oh, yo también estaba vagando alrededor de la escuela para ayudar, ¿sabes?]

-… En cuanto a los avistamientos de Touko-san, los testigos han aumentado en gran medida, eso es preocupante…-

Kirika se quejó amargamente.

El fantasma con gran iniciativa no estaba desperdiciando ningún esfuerzo.

-… Sin embargo, la presencia de Touko-san es realmente una gran ayuda. Sobre la cuestión de los doppelganger. Ya le hablé de eso a mi abuela. Este tipo con cuerpos semi-tangibles son muy difíciles de capturar. Sin embargo, si Touko-san lo hace, ella podría ser capaz de detectar al doppelganger. Después de todo, los doppelganger se consideran entidades semi-espirituales, por lo que deberían ser capaces de interferir entre sí.-

-Por el contrario, el otro lado estará en guardia contra Touko-san para estas fechas, no ha regresado a la escuela, probablemente es porque Touko-san está aquí.-

Hisui habló lentamente.

A pesar de haber perdido sus recuerdos y estar en proceso de convertirse en un vampiro, sus habilidades y conocimientos sobre entidades sobrenaturales se mantuvieron intactas.

Rangetsu estaba completamente impresionada después de escucharlo.

-Eres muy listo. Entonces, ¿qué planeas hacer?-

-No mucho. Pero ya que es difícil para él el interferir en la escuela antes del festival deportivo, probablemente haga una conmoción durante el festival, ¿no?…Dime, el doppelganger de la representante de la clase que se sienta junto a mí, ¿Hay noticias sobre ella?-

-Los únicos que la vieron directamente fueron Uno-san y tú. Ahora, tus recuerdos no son claros. ¿Recordaste algo?-

-Nada. Pero… sé que la representante de clase es una buena persona y es muy amable conmigo.-

Hisui respondió la pregunta de Eruru mientras estaba sumido en una profunda reflexión.

Al verlo sumido en sus pensamientos, Eruru cambió de tema hablando del día del Festival deportivo.

-En este momento, Debemos mantener la vigilancia y el problema es el mismo día del festival deportivo. Ahora mismo, contamos con la ayuda de Oogami-san y Touko-san también podría contribuir… También… Nosotros nos encargaremos de las cosas según cambie la situación, supongo que el mayor problema… es encontrar los doppelganger de Sera-san y Kujou-san. A pesar de estar seguros de que están cerca, si continúan separados, todos ellos desaparecerán eventualmente… No estoy excesivamente preocupada, ¿o sí?-

Dándose cuenta de la gravedad de la situación, Rangetsu asintió solemnemente.

-De hecho, la búsqueda de los doppelganger es nuestra máxima prioridad… Pero, ¿cómo debemos hacerlo?-

-Oh, la abuela me habló sobre eso. Ya que ellos seguramente están cerca, podríamos crear una barrera para disminuir lentamente su área de movimiento. Pero este tipo de barrera tiene sus límites, así que no estoy muy segura de lo pequeña que un área que puede… –

Kirika apoyó su rostro mientras fruncía el ceño, mirando a Hisui con preocupación. El proceso de vampirización y el debilitamiento causado por el doppelganger le causaban a Hisui un gran sufrimiento.

-… Hay que intentarlo, haz que el área quede lo más pequeña posible. Lo mejor sería… forzarlos a entrar a la escuela.-

Hisui le respondió a Kirika esperando poder darle un plan más específico.

-Es posible, pero… ¿Por qué la escuela?-

-Tener una ubicación precisa es mejor. Dejando mi doppelganger de lado, el de la representante de la clase debería morder el anzuelo con facilidad, después de todo, aquí es donde se encuentra su objetivo.-

-… Es posible. Mi lado se hará cargo de la mano de obra y equipo para la barrera. Finalmente, hay una última pregunta que me gustaría hacer… ¿Esa vampira está bien?-

Después de confirmar el plan, Rangetsu preguntó por algo aún más incierto.

Aunque los doppelganger eran un problema complicado, la situación de Rushella también era preocupante.

-De acuerdo a Kariya-san, ella no ha bebido la sangre de nadie, aparte la de Kujou-kun. Pero esa ya no es una opción en este incidente. Si ella bebe la sangre de otra persona, seguramente terminaría convirtiéndose en un objetivo de exterminio.-

-No hemos confirmado este hecho aún. En efecto. Si ella bebe la sangre de otra persona, la ejecutaré yo misma.-

Eruru habló con frialdad.

Después de todo, ella ya había apuntado su arma contra Rushella anteriormente.

-Estaba pensando que sí fuera eso, no tendría por qué preocuparme por eso. Pero el problema es que si ella insiste en mantener su orgullo y reprime sus principios. Hacerlo le resultaría doloroso, ¿verdad?-

Nadie dijo nada

Aparte de Hisui, todos los presentes conocían la personalidad de Rushella, en otras palabras, tenían un cierto tipo de confianza en ella.

Lo más probable es que Rushella no bebería la sangre de nadie que no fuera Hisui.

Ella preferiría soportarlo.

Pero una vez que la resistencia llegara a su límite, los vampiros se vuelven locos.

-La sangre de Kujou-san ha sido recolectada de forma regular para utilizarse en transfusiones a sí mismo y como raciones de emergencia para Rushella. Él tiene cierta cantidad de estas en casa, por lo que debería ser suficiente para que dure hasta que se resuelva este incidente.

-… Muy bien.-

Al escuchar la explicación de Eruru, Rangetsu también aceptó el plan de contingencia y se levantó.

-Entonces daré unos paseos casuales por el colegio. Antes del comienzo del festival deportivo, que cada uno haga bien su trabajo.-

-… Sí.-

Entonces la reunión conjunta terminó.

Era hora de que las clases terminaran, Hisui inicio su camino a casa.

Sin embargo, fue a la casa de Eruru en lugar de su vieja y familiar casa.

Mirando a la dirección a su casa, los ojos de Hisui reflejaban el sol poniente.

¿Cómo estaba Rushella?

-Oye, tú…-

-¿Qué?-

Mei estaba preparando la cena mientras Rushella estaba esperando, tumbada en la mesa de comedor.

Aunque Rushella no ayudaba en lo absoluto, aburrida sin nada que hacer, se limitó a esperarla.

-… ¿No necesitas beber sangre? La sangre de Hi-kun… hay bolsas almacenadas aquí, ¿verdad?-

Mei señaló la pequeña nevera junto a la nevera normal y le preguntó.

Esto era esencial en la casa de cualquier vampiro o dhampiro, una nevera para almacenar unidades de sangre.

-… Hablando de eso, si usar unidades de sangre puede satisfacer a los vampiros, ¿por qué todavía atacan a los humanos? Eso les evitaría la molestia.-

-¡A pesar de calmar la sed, el sabor es terrible! ¡Después de probarla una vez, me dan ganas de vomitar cada vez que recuerdo el sabor! Incluso con la sangre de Hisui. ¡Quiero beberla directamente y tiene que ser de su cuello! ¡Aunque de otras partes serían mucho mejor que las bolsas de sangre, todavía no es suficiente!-

-… Qué exigente. Suenas completamente como una especie de crítica de comida gourmet.-

-¿¡Acaso los humanos no buscan comida deliciosa, insatisfechos con ingerir sólo lo suficiente para seguir vivos!? Por el contrario, ¿¡por qué los humanos no comen sólo esos ‘suplementos’!?-

-Tú sí que sabes cómo encontrar puntos débiles. Tal vez lo que dices sea cierto… Pero los humanos no atacan a otras personas.-

-…-

-Si hubieras aguantado un poco, Hi-kun no hubiera terminado así.-

-… Cierra la boca.-

Rushella gritó y entonces se quedó en silencio.

Mei no insistió en el asunto, en lugar de eso, se enfocó en asuntos más prácticos.

-Aunque entiendo que no necesites beber todos los días, ya casi estás llegando a tu límite, ¿verdad? Oh, pero mientras más rango tenga un vampiro, más fuerte es la resistencia, ¿no?-

-De acuerdo con Hisui, su madre aguantó por un año como su mayor record. Pero eso iba más allá de su límite. Afortunadamente ella bebió la sangre de respaldo que mantiene para casos de emergencia. Más tarde y ella probablemente habría comenzado a atacar a la gente indiscriminadamente.-

-¡Qué miedo! No creo que tengas ese nivel de auto-control, así que date prisa y bebe un poco. Si causas problemas, serás ejecutada, ¿sabes?-

-… ¡Cierra la boca y date prisa con la cena!-

-Como dije, ¿No estarías bien incluso si no comes esto? Por Dios, ¿por qué tengo que cocinar para ti?… Oh, ¿qué tal si le preparo el almuerzo para Hi-kun para el día del festival deportivo? ~ Después de todo, Eruru-chan no lo hará, tal vez esta sea mi oportunidad.-

-¿Ese tipo… irá al festival deportivo?-

Rushella murmuró para sí misma.

El festival deportivo estaba a la vuelta de la esquina.

Hisui no estaba muy motivado en primer lugar y ahora con su salud en estas condiciones… ¿Aun así participará?

Dejarlo vagar libremente entre la multitud… ¿Eruru se lo permitirá?

-Quién sabe… ¿Pero no estabas entusiasmada por eso? todavía prácticas por las mañanas con la representante de la clase, ¿verdad?-

-… Sí. Pero ella se ve bastante cansada. ¿Será debido a los efectos del doppelganger…?-

-Tienes que dar lo mejor de ti también. Por supuesto, voy a tener que preparar un almuerzo especial para Hi-kun❤-

Draculea_V04_-_BW09

Mei estaba impaciente por el próximo festival deportivo.

Rushella la miró con tristeza, entonces pensando en algo, se levantó de su silla.

-Almuerzo eh…-

-… ¿Qué? ¿No me pedirás que te preparare una, o sí? En serio, ¿no sería mejor si bebieras sangre en su lugar ese día? Aunque tengas el agente bloqueador, estar bajo el sol sería desagradable, ¿verdad?-

-Estas siendo ruidosa, así que cállate. Bueno, umm… sólo piensa en eso como experiencia práctica. No es como si no pudiera ayudarte en la cocina, ¿sabes?-

Increíblemente, Rushella decidió unírsele y se acercó.

Aunque todavía estaba cruzada de brazos y la cara levantada en alto.

-Olvídalo, tu ayuda no es necesaria. La cocina es inocente.-

-¿¡Qué importa!? ¡¡No seas tímida!!-

-¡No, en realidad no es necesario! ¡Espera, bueno, estoy sosteniendo el cuchillo de cocina de justo aquí!-

-¿¡Qué importa!?-

Varios minutos más tarde, debido a la insistencia de Rushella, la cocina se encontraba en un estado lamentable que sólo podía ser descrito como una zona de guerra.

-¡Te dije que no lo hicieras! ¡No sólo llenaste a la olla de más, sino que también está a punto de explotar!-

-¡Muy bien, subamos el calor…!-

-¡Arghhh, ya tuve suficiente!-

…Al final, la cena de esta noche terminó en ruinas.

Mientras tanto, en la casa de Eruru.

-… Siento como si algo grave estuviera pasando en mi casa. Debe ser por eso, el vínculo entre los sentidos del vampiro y su víctima, probablemente sean un poco más fiables que las predicciones.-

-Si se corta el vínculo, no tendría sentido, ¿no? Esto es sólo tu imaginación. Aunque siento que tus predicciones tienden a ser reales.-

-Oye Kariya, ¿por qué soy yo quien cocina y lava los platos todo el tiempo? Aunque estés proporcionándome un techo, ¿no podrías cocinar de vez en cuando?-

-Podemos ordenar Pizza y sushi. El minimarket está cerca también. Si caminas un poco más lejos, encontrarás un gran número de restaurantes.-

-Estoy empezando a entender por qué se detuvo tu crecimiento.-

Como resultado, Eruru le dio a Hisui una patada mientras estaba lavando los platos.

El primer fin de semana, desde que Hisui y Rushella viven separados, llegó.

Usualmente, un día de descanso, este domingo también llevaba consigo un evento especial, El festival deportivo. Los estudiantes asistieron a la escuela.

Para anunciar la apertura del festival deportivo, los fuegos artificiales volaron por los cielos, mientras que todos los estudiantes llegaban a la ceremonia inaugural.

De pie allí tambaleante, Hisui parecía fuera de sí mismo.

Mei, quien estaba cerca de él, le preguntó con preocupación.

-Oye… ¿Estás bien?-

-… Sólo estoy… Un poco mareado. Aunque puedo soportar la confusión y el aturdimiento propio del proceso de Vampirización… La luz del sol es terrible. ¿Creo que debería haber recibido una transfusión en primer lugar…? También, mi doppelganger… Si no lo encontramos, podría ponerse peligroso…-

-Oogami-san y Touko-san han estado patrullando toda la escuela. Me enteré de que Uno-san tiene que permanecer vigilando el festival. Una vez que termine, ella se unirá en la búsqueda. Oye… ¿no deberías haberte quedado en casa descansando? ¿Por qué viniste aquí?-

Eruru le susurró en voz baja con cuidado dándole una reprimenda.

Hisui se sentía un poco culpable, pero aun así respondió con buena cara.

-… Si estoy ausente, Rushella se sentiría mal, ¿verdad?-

Dicho esto, miró furtivamente a Rushella, pero sucedió que ella también estaba mirándolo.

Pero tan pronto como sus ojos se encontraron, ella instantáneamente volvió la mirada e inclinó la cabeza.

-Qué idiota eres.-

-Lo sé, ¿de acuerdo? Es hora de la marcha. Apresúrense y vayan a su sitio.-

Mei y Eruru no tuvieron más remedio que volver a sus puestos.

Los profesores en la plataforma principal le dieron órdenes a todo el cuerpo estudiantil de trasladarse a sus posiciones asignadas de acuerdo al año y a la clase.

El festival deportivo había levantado el telón oficialmente.

Tan pronto inició, la resistencia de Hisui ya había llegado a un límite.

Aunque los eventos en los que participaría eran sólo la carrera de velocidad en la mañana y la carrera de relevos al final de la tarde, dado a que el cielo les había dado un día soleado ideal como regalo para el festival deportivo, él se sentía muy mal, incluso estando sentado.

No sería una sorpresa si él quedara al último lugar en la carrera de velocidad.

La corta distancia que corrió, drenó rápidamente su energía restante. Llegando a una cierta tienda en el área de descanso, se desplomó como un cadáver.

Incluso cuando la campana sonó para señalar la hora del almuerzo, se quedó completamente inmóvil.

-Umm… ¿Estás bien, Kujou-kun…?-

Cuando se dio cuenta, Reina estaba a su lado, mirándolo con preocupación.

-Oh, no es nada. ¿Tú… estás bien? Tu cara no se ve muy bien.-

-Hmm, estoy bien…-

A diferencia de Hisui, ella no estaba pasando por la Vampirización, pero del mismo modo, la mitad de su alma también había sido separada.

Aun así participó en muchos más eventos que Hisui durante la mañana.

Probablemente sea por el agotamiento físico en estos momentos.

-Lo que sigue es… sólo queda la carrera de relevos.-

-¿En serio…? Oh, es mediodía, ¿has comido ya? ¿Tus padres te prepararon el almuerzo?-

-Mis padres no vendrán… Entonces estaré afuera. Deberías tener cuidado.-

-Sí…-

Una vez llegaban a la preparatoria, muchos tutores legales no se molestaban en asistir a los festivales deportivos.

El tema de la comida era manejado en su mayoría por los grupos de amigos.

Entonces, el lugar al que Reina se dirigía era fácil de adivinar.

Dicho esto… Hisui se obligó a ponerse de pie y corrió tras ella.

Después de eso, Rushella llegó a donde se encontraba Hisui.

Llevaba dos fiambreras… Una mirada aprensiva estaba dibujada en su rostro.

Pero Hisui ya se había ido.

Después de buscar por los alrededores, corrió para buscar a Hisui.

Después de separarse de Hisui, Reina llegó a un lugar desierto, detrás del edificio de la escuela.

Su cuerpo se sentía terrible.

Muy cansada, ya quedándose sin fuerzas.

Para evitar un golpe de calor, había estado bebiendo agua con frecuencia, teniendo cuidado de evitar recibir la luz del sol directamente.

Sin embargo, su resistencia aún seguía drenándose sin parar.

Sin apetito y sintiéndose como si todo lo que bebía se evaporaba al instante.

Reina suspiró y comenzó a hacerse masajes y ejercicios de estiramiento para aliviar la fatiga.

Todavía quedaba a carrera de relevos por la tarde.

Tenía que usar la mayor parte de su tiempo para recuperar su energía para conseguir algo de fuerzas.

-No puedo fallar nunca más.-

En un principio, pensó que su fatiga venía de la tensión mental causada por los fracasos del pasado, pero ella no parecía tan obsesionada con el pasado.

Gracias a la compañía de Rushella durante las prácticas por las mañanas, su mente estaba relajada.

Muy increíble… A pesar de que se trataba de un grave de trauma.

-¿Estaré pensando demasiado las cosas?-

-No.-

-¿Eh?-

Era una voz familiar.

Una que escuchaba diariamente.

Su propia voz.

Dándose la vuelta, se vio a sí misma.

Una vestida con el uniforme, la otra vestida en ropa de gimnasia – dos personas idénticas, pero con diferente ropa.

Antes de que Reina pudiera gritar, su otro yo balanceo su brazo derecho.

-…¡!-

La barra de hierro en su mano golpeó la pierna de Reina, produciendo un sonido contundente.

Esta era la violencia proveniente de su otro ser.

Reina agarró su pierna derecha desplomándose en el suelo.

No había fracturas ni heridas externas obvias… Pero era tan dolorosa que no podía caminar.

-¿Q-Qué estás haciendo…?-

-Este es tu deseo, ¿sabes? No quiero correr, quiero escapar… Es por eso que nací. La falta de culpa en tu corazón es gracias a mí.-

-…¿? ¿¡De qué estás hablando!? ¡Yo…!-

-No hay problema. Yo soy tu sombra. Sólo tienes que relajarte. Todo terminará aquí. Ahora puedes perder en la carrera de relevos.-

La otra Reina habló, levantando la barra de hierro sobre su cabeza.

Estaba apuntando un segundo golpe a la cabeza de Reina.

Reina cerró los ojos del miedo, tratando de soportar el dolor y el pánico.

Sin embargo, el golpe final no sucedió.

-¡Kujou-kun…!— Ella levantó la vista y vio a Hisui agarrándole del otro brazo.-

-¡Tú…!-

-¡Basta ya, es suficiente!-

-¡Suéltame!… ¡Este es nuestro problema…!-

-… Eso es verdad. Es por eso que te golpeas a ti misma.— En un instante, el rostro de la otra Reina no mostraba emoción alguna.-

Pero se recuperó rápidamente, en lugar de un rostro vicioso lleno de emociones negativas, esta era su expresión normal, calmada.

-Incluso sin destruir el festival deportivo, hay muchas maneras de hacer que la representante de la clase no tenga que correr. En realidad, ella sólo tiene que renunciar por su cuenta. Si está herida, nadie puede culparla. Este método no le hará daño a los demás, pero si te lastimaras profundamente ti misma. Entonces esa es la conclusión que alcanzaste, eso está bien, porque tú también eres la representante de la clase.-

-¡No hables como si lo supieras todo…!-

-No lo sé todo. Lo siento, de hecho, perdí la memoria recientemente. Pero incluso con sólo interactuar contigo durante estos pocos días, sé que eres una buena persona. No vuelvas a hacerte daño a ti misma.-

La otra Reina se mordió el labio con fuerza. La barra de hierro de su mano cayó al suelo.

-No voy a decirte cosas insensibles como pedirte que le hagas frente a tu trauma con valentía. Después de todo, ya haz acompañado a esa chica en sus prácticas por la mañana durante tanto tiempo, no necesitas a nadie más que te consuele. Así que… no cargues con todo tu sola. Con las dos complementando las fortalezas y debilidades de cada una es todo lo que necesitas.-

Hisui señaló a la Reina que estaba de rodillas en el suelo. Ese era su otro yo.

-A pesar de que… no lo entiendo muy bien… Aun así… lo siento— La chica que había recurrido a la violencia bajó la cabeza avergonzada.-

-Umm… es mi culpa, ¿creo?… ¡Así que seré más considerada contigo a partir de ahora!-

Finalmente, ella sonrió mientras habla. En ese instante, como si algo que la hubiera poseído se alejara, la otra Reina se derrumbó.

Incluso el contorno de su cuerpo estaba desapareciendo. De esta manera, ella cayó sobre su verdadero cuerpo.

Y Reina la atrapó. Ambos cuerpos superponiéndose se volvieron uno solo.

En un abrir y cerrar de ojos, sólo quedo una sola Reina.

-Yo…-

Reina sujetó su pierna mientras miraba Hisui.-

Debido a la confusión en sus recuerdos, ella no parecía entender lo que le había ocurrido.

Sosteniendo su pierna derecha se sentó de canclillas en el suelo.

-¿¡Oye, qué fue lo que sucedió!?-

Vestida con una sudadera, Rangetsu corría atléticamente.

Parecía haber olido algo durante su patrulla.

-Llegaste en el momento adecuado. Podrías llevar a la representante de la clase a la enfermería. Su doppelganger ya regresó a su cuerpo.-

-¿¡En serio!? Gracias a Dios… ¿Y el tuyo?-

-Ese, tengo el presentimiento de que está en alguna parte. Iré a probar mi suerte.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s