Capitulo 4 – Cohabitación Carmesí

Parte 1

Sorprendentemente, Rushella era una persona madrugadora.

Para empezar, una vida nocturna era más deseable para el biorritmo de un vampiro, pero levantarse temprano no era un algo malo por sí mismo.

Aunque simplemente era porque temía quedarse hasta tarde y luego quedarse dormida más tarde durante las clases de la tarde sólo para ser despertada por Hisui. Sin embargo, despertarse temprano en la mañana era algo refrescante.

Para ser honestos, ella se despertaba más temprano que Hisui.

Para colarse en su habitación.

Este aspecto era de esperar de un vampiro.

La puerta del cuarto de Hisui siempre estaba abierta. E incluso si cerrara su pieza, ella acabaría rompiendo la puerta. Esa es la razón por la que invadir su habitación no requería de mucho esfuerzo.

Hoy, una vez que se despertó antes de que el despertador de Hisui sonara, y trató de despertarlo antes de que sonara el reloj, o más bien, chuparle la sangre.

Anoche se había dormido antes de que Hisui regresara de hacer las compras, parecía que había regresado a casa bien.

Como siempre, su rostro dormido bajo la manta era pacífico sin ningún signo de estar alerta.

-Fufufu, de nuevo con esa cara de descuido, en realidad quieres que chupe tu sangre ¿no?-

Se lamió los labios mientras murmuraba, y se recostó sobre él con cuidado para no despertarlo.

Justo cuando sus labios carmesí se aproximaban a la nuca de Hisui como siempre, el abrió los ojos dentro de repente.

-¿Qué es esto? Te despertaste. Bueno, está bien, quédate quieto.-

-¿Quién eres?-

Mientras se frotaba los ojos, Hisui ladeó la cabeza.

Podría ser debido a que no era capaz de verle muy bien su cara en la oscuridad ocasionada por las cortinas cerradas, pero sólo dos personas vivían en esa casa.

-¿Qué estabas soñando? ¿Acaso te olvidaste del rostro de tu ama?-

-… ¿Ama? ¿De qué estás hablando?-

-¿Así que todavía estas medio dormido? ¡Soy yo, date prisa y despierta!-

Rushella agarró el cuello de la camiseta de Hisui y lo sacudió.

Hisui parpadeó sorprendido.

Con certeza, él ya debe estar completamente despierto, pero aún parecía perplejo.

-En serio, ¿quién eres? ¿Una asesina? ¿Una ladrona? Tienes coraje, lo reconozco. Bueno, fue una suerte que hayas venido a mi habitación. Si hubiera sido la habitación de Miraluka, habrías terminado como carne picada. Piérdete, antes de que sufras unas dolorosas consecuencias.-

-¿Qué estás diciendo? ¿A quién llamas una ladrona? Bueno, ya que me estoy quedando en la habitación de esa Miraluka, ¡Serás castigado por tu insolencia de inmediato!… ¡Espera, esa ya es mi habitación! ¡¡¡Como si me preocupara alguien que ya está muerta!!!-

-¿De qué va todo esto? Oye, de verdad llamaré a Miraluka para que te dé una paliza…. Ella tiene el sueño pesado. Si se entera de que fue despertada por tu culpa, sufrirás tremendamente.-

-¿Que podría suceder si llamas a alguien que ya ni siquiera existe? ¿¡Hay un límite para la somnolencia!?-

-Ehh….. ¿No está aquí? Oh, así que por eso viniste…. Cielos, ¿salió a pasearse por ahí otra vez? más bien, ¿quién eres tú? Tú… no eres una ladrona ¿verdad? Ehh… ¿Por qué…Por qué estoy siendo abrazado por una mujer tan hermosa? No puedo entender que esta situación para nada.

Sin embargo, al escuchar el cumplido de Hisui, Rushella sonrió ampliamente.

-¿Qu-Qué te pasa? Hoy estás siendo bastante honesto.-

-Bueno, es porque no he visto a alguien tan hermosa a excepción de Miraluka. Dejando eso a un lado ¿Solo una… una ca… camisa blanca sin más? ¿Qué pasa con esos pechos?-

Hisui se sonrojó y se quedó mirando los pechos de Rushella con ojos brillantes.

Por lo general, Rushella lo habría abofeteado en la cara por lo menos una vez, pero al ver una nueva reacción, sonrió satisfactoriamente.

-Ohh…. ¿Te interesan?-

Ella levantó sus senos sujetándolos con sus brazos. Como si tratara de provocarlo.

La cara de Hisui se enrojeció aún más, y Rushella estaba inmersa en un inefable sentido de superioridad.

-Ehh… ¿Qué significa esto? Tal belleza de ensueño, en mi habitación… ¡Ah, ya sé, esto debe ser un sueño! Oye, Oye, incluso si soy un estudiante de secundaria, estoy dejando que mi lujuria se desboque….. ¡Excelente, hazlo más, MÁS!-

-…Lo sabía, todavía estás medio dormido. Muy bien, piensa en esto como un sueño, si eso es lo que quieres. ¡Ya que el tiempo que has pasado conmigo siempre ha sido siempre como un sueño!-

Durante el intercambio de sincronización, Rushella asintió como si estuviera satisfecha.

-Sueño… Ya veo, entonces así es como es. Pues bien, una acción como esta… también es aceptable ¿no?-

Las manos de Hisui se extendieron tímidamente hacia los pechos de…….. Rushella.

Las manos de Hisui tocaron el levantado pecho haciendo que se balanceara.

Y de esa forma…Enterró sus dedos en esa tierna carne.

-¿¡¡¡Qué!!!?-

En ese instante, el rostro de Rushella se vio teñido de rojo.

Sin embargo, Hisui no le prestó atención y siguió mirando a los pechos de Rushella asombrado.

Draculea_V04_-_BW06

-Ehh, ¿Cómo pude reproducir….. una sensación tan realista? Así que estaba sexualmente frustrado.-

Mientras frotaba cuidadosamente los pechos de Rushella, Hisui estaba dejando salir sus sentimientos guardados en el fondo de su corazón.

Una cosa tras otra, no la dejó ir, y estaba tratando de avanzar a la siguiente fase.

-¿Es-Es esto es…quizás, ahora…. puedo hacer lo que quiera?-

-…… ¡Como si fuera a dejarte! ¡¡¡Quítame la mano de encima!!!-

Rushella gritó en voz alta, y usando su fuerza, retiró las manos de Hisui lejos de sus pechos.

Afortunadamente las manos se alejaron de inmediato, pero con ese movimiento, los botones de su camisa se le salieron. Revelando esa tierna piel blanca en su totalidad.

Sus pechos no estaban cubiertos por nada, porque ella no llevaba puesta ropa interior.

Hisui se quedó mirando maravillado aquel pezón expuesto.

-¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡No mireeeeeeeeeeeeeeees!!!!!!!!!!!-

Rushella ocultó sus pechos no cubriendo los ojos de Hisui, pero si abrazándolo.

Sin embargo, tuvo el efecto contrario al deseado. Con certeza, la sensación gráfica fue transmitida a Hisui por completo.

-Ah… Esta es…. Ehh, ¿¡qué!? ¿¡Estás tentándome!?-

-¡Silencio, cállate! ¡Ya es suficiente, sin más preámbulos, me iré después de chuparte la sangre!-

Rushella abrió la boca ampliamente.

Hisui hizo una expresión alterada una vez vio esos blancos y brillantes colmillos.

-Eso… Imposible, ¿eres un vampiro?-

-¿Qué estás diciendo? Sólo quédate en silencio.-

Los labios se le acercaron a la nuca, y la punta de los colmillos se clavaron en su piel.

Hisui hizo una mueca espantosa, hasta ahora nunca había mostrado tal expresión.

-He-Hey detente……. ¿Qué estás tratando de hacer?-

-¡¡Silencio!!-

En cuanto dijo eso, Rushella empujó sus colmillos sobre el cuello de Hisui, mientras presionaba con gran fuerza.

La cara de Hisui estaba distorsionada.

En lugar de gritar como siempre, él sólo mostraba una mirada de asco y miedo.

-Detente…-

Su tono de voz era débil, y su resistencia también, eran muy pocas.

Incluso sintiéndose incomoda, Rushella continuó violentamente bebiendo más allá de la cantidad normal en respuesta a sus acciones.

Después de beber su sangre, ella apartó la boca del cuello de Hisui, y como toque final, lamió suavemente la sangre que goteaba de la punta de su lengua.

-Umm, estaba deliciosa como siempre. ¡Santo cielos, eso será suficiente para tu somnolencia! ¡Levántate ya y comienza a preparar el desayuno! ¡Tengo que comer bien, ya que tengo entrenamiento matutino hoy!-

Rushella arregló sus ropas desordenadas después de que saliera triunfalmente de la cama.

Por fin su tensión habitual regresó, pero Hisui ni siquiera había tratado de levantarse.

Simplemente se quedó con una mirada vacía al techo con un rostro pálido.

-¿Por cuánto tiempo más piensas seguir durmiendo? Eres el tipo más renuente. Algo de este nivel no debería ser problema para ti.-

Miró a Hisui mientras inhalaba.

En ese momento, se dio cuenta de la anomalía.

……………………………..

Las heridas en el cuello de Hisui no estaban desapareciendo.

En ese cuello suave, todavía había dos marcas, dos enormes cavidades que habían dejado allí sus colmillos.

El color de su cara no regresó de inmediato, lo que significaba que la cantidad de sangre no se había recuperado todavía.

-¿Cuál es el significado de esto? ¿Qué demonios te pasó?-

-¡Deja…..de decir tonterías! ¿¡No fuiste tú quien lo hizo!?-

Hisui se levantó tambaleándose, y respondió en un tono de provocación.

Una cara que había perdido su color original, por extraño que parezca sólo los labios conservaba ese encanto carmesí.

Y unos colmillos brillantes salían de sus labios.

De repente aumentaron de longitud, y por supuesto, Rushella sabía lo que esto significaba.

Quien estaba de pie ante sus ojos era la existencia más cercana a ella.

Alguien que existía en la brecha entre los vampiros y los humanos.

El chico que repelía esa maldición a pesar de que su sangre fuera succionada en repetidas ocasiones, ahora estaba inmerso en un destino lleno de sangre.

Hisui miró a Rushella, quien estaba todavía sin habla, y con hostilidad preguntó de nuevo.

-¿Quién demonios eres?-

 

Parte 2

-¿Cuál es el significado de esto?-

El grito de Mei hizo eco dentro del salón de clase el cual siempre estaba vacío.

Eruru, Kirika, Touko, Rushella e incluso Hisui estaban allí, pero en lugar de divertirse disfrutando de su comida, todo el mundo estaba desconcertado por el extraño suceso.

Especialmente Hisui, que miraba alrededor con ansiedad, como si no entendiera la situación.

-¿Esta es la secundaria Seidou? En realidad, no planeaba hacer los exámenes, más bien ¿por qué soy un estudiante de secundaria? Ciertamente…. El maestro dijo mi nombre, así que estoy debidamente inscrito. Mi altura ha aumentado demasiado, pero….. ¿Por qué? Ha pasado un año, no importa donde mire, sea en el periódico o en la televisión…. en serio ¿Qué es lo que está pasando?-

Explicarle la situación, eso es lo que deseaba, pero nadie era capaz de hacerlo.

Hisui estaba raro.

Hisui era el único fuera de sí.

Por ahora, fue arrastrado a la escuela por Rushella.

Sin embargo, parece que no recordaba estar inscrito en la escuela, incluso inclinaba frecuentemente la cabeza, confundido.

Pero de alguna manera fue capaz de aguantar las clases de la mañana, a pesar de que parecía no tener ni idea sobre el contenido, ni siquiera trataba de tomar notas.

Naturalmente no recordaba a nadie, incluyendo a Rushella. Incluso cuando fue saludado, él sólo inclinó la cabeza en confusión y preguntó “¿Quién es usted?”

La anormalidad obvia incluso a los ojos de un extraño, la cicatriz en el cuello escondida por el vendaje se convirtió en el factor decisivo, y en el descanso de la tarde, fue llevado al salón vacío.

-¿¡Se convirtió en un vampiro, y encima de todo no tiene recuerdos!? Oye, ¿qué le hiciste?-

Rushella sólo bajó la cabeza por la vergüenza, al ser interrogada por Mei.

A pesar de que respondió a varias preguntas formuladas por Eruru, ella seguía siendo la misma de esta mañana, y ni siquiera había participado en las conversaciones correctamente.

-¿Cuál podría ser el problema? Todavía sería comprensible si sólo hubiera perdido sus recuerdos, pero que incluso su físico cambiara…-

Kirika frunció el ceño con una expresión seria.

Touko a su lado también estaba inmersa en sus pensamientos, mientras flotaba en el aire.

En el instante en el que la vio, él gritó al verla por primera vez.

Mientras que todos estaban inmersos en sus pensamientos, Eruru, quien estaba interrogando a Hisui y Rushella, habló.

Ella reunió a las chicas que estaban allí y comenzó a explicar su teoría, de manera que Hisui no pudiera oírla.

-Creo que la droga que provoca el fenómeno doppelganger está involucrada en esto. Desde entonces, he investigado varios casos e incluso varios fabricantes, la Asociación Mágica, pero parece que algo como esto también puede ocurrir.

-….. ¿Lo que significa…?-

Con la pregunta de Kirika, Eruru habló mucho más seria.

-En el fenómeno doppelganger, uno se divide en dos en lugar de ser duplicado, ese tipo de referencia es la más apropiada. En otras palabras, la última noche, Kujou-kun después de que…. se separara de Rushella y se fuera de compras, fue cuando ocurrió el accidente. ¿Fue un incidente accidental, un ataque planeado…..? Dejando eso de lado, su otro yo se separó de él dando lugar a otro Hisui.-

-En otras palabras, el otro Hi-kun tomó los recuerdos de este año y…-

-Se separó, y tomó su físico también. En resumen, el Kujou-kun que está aquí es un ser humano normal, con la mente y los recuerdos de su tercer año de secundaria. Aunque pensándolo bien, ya está al borde de convertirse en un vampiro.-

Eruru confirmó las palabras de Mei, y miró a Rushella.

Estaba mordiéndose los labios, todavía con la cabeza bajada en señal de arrepentimiento.

[Eruru-chan, una pregunta rápida.]

-¿Qué pasa, Touko-san? Y, hacer preguntas está bien, pero por favor deja de pasar a través de mi cuerpo.-

[¡Iya!, se convirtió en un hábito. Bueno… ¿El Hisui-kun que está aquí es el verdadero? Ya sabes, si es un doppelganger, eso sucede a menudo ¿verdad?, ¡En realidad, el real y el clon cambian lugares y ese tipo de cosas! Bueno, ambos podrían ser reales, pero… ehh, ¿quién es el falso? ¿Eh, eh, ehh?]

El fantasma que había entrado en un desconcierto filosófico comenzó a divagar por ahí con un signo de pregunta “?” en su cara.

-Esa fue una buena manera de verlo. Ciertamente, fue dividido, así que por eso los dos pueden ser considerados reales. La línea entre el real y el falso están dentro de las personalidades que tienen, ¿cuál es el habitual Kujou-san que conocemos?……… sólo es un problema de esa clase. Sin embargo, lo único que causó la droga fue un doppelganger a medias…. Como era de esperarse, hay una diferencia entre el “original” y el “clon”. El Kujou-san de aquí es sin duda el “original” con un cuerpo completo, no hay error en eso.-

-…Ya veo. Entonces, ¿Cómo podemos regresar a Hi-kun a la normalidad? ¿Sólo tenemos que encontrar a su clon?-

Mei preguntó con una cara seria.

Aunque todo el mundo estaba preocupado por el bienestar de Hisui, ella no lo veía del todo bien.

-Así es como seria. Teóricamente, el rango en el que el clon podría operar debe estar restringido al área en el que se encuentra el original, alrededor del terreno de la escuela tal vez. Pero no será tan fácil.-

Eruru frunció el ceño, mirando al Hisui que estaba sentado en un lugar separado.

Dentro de todas las historias relacionadas con Doppelganger, habían muy pocas que terminaran sin una tragedia.

El otro yo, la encarnación del lado maligno, por lo general no era una existencia amigable con el yo original.

-Incluso si buscamos, él podría estar ocultándose a sí mismo intencionalmente. Como era de esperarse de un medio yo, va a ser alguien difícil de atrapar. Puede que sea más fácil encontrar a alguien como Touko-san.-

[Ya veo….. ¡Entonces, también trataré de buscarlo! Por si sirve de algo, ¿debería salir de los terrenos de la escuela? ¡Kirika-chan, libera el sello!]

-No lo haré. Tomará mucho tiempo, y si cometes un error, terminaría convirtiéndose en un escándalo aún mayor.-

Kirika se negó con firmeza.

Era algo cruel para Touko que continuamente traía rumores inquietantes recientemente dentro de los terrenos de la escuela. Aunque en el fondo era una buena persona.

-Sin embargo, el sólo de perder un objeto incautado parece haberse convertido en un asunto serio. Cómo creí, alguien aprovechó el alboroto para llevárselo…-

Mientras Eruru estaba meditando, Hisui, quien sólo estaba viendo hasta ahora, había comenzado a acercarse con nerviosismo.

A pesar de que su cuerpo era el de un estudiante de primer año de preparatoria, su mente seguía siendo la de un estudiante de tercer año de secundaria, al igual que uno esperaría de alguien con la pérdida de memoria, su comportamiento era inusualmente formal.

-Umm……… En primer lugar, ¿cuál es mi relación con todas……? O más bien ¿por qué estoy familiarizado con este grupo de bellezas……?, ¿Cómo hice para volverme popular tan de repente antes de que me diera cuenta?-

-… Seguro que eres despreocupado. Como lo pensé, no has cambiado para nada. Escúchame bien, ahora eres…-

Cuando Eruru suspiró y trató de reprocharle, Mei irrumpió y tomo el brazo de Hisui al mismo tiempo que presionaba sus pechos contra el brazo de Hisui.

-Oh, sí, por cierto, soy tu novia, empezamos a salir cuando entramos a la escuela.-

-Eh, ¿¡De verdad!?-

-Además, ya hemos llegado a segunda base, y luego de eso sigue………-

-¿¡Ehhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!?-

Hisui titubeó.

Era algo natural, ya que una parte de eso era cierta.

-¡O-Oye, espera un segundo! ¡Mintió… es una mentira, Kujou-kun…tú estás saliendo conmigo!-

Kirika lo enredó y tomó el otro brazo.

Ella reprendió a Mei, pero ella había hecho lo mismo por su cuenta.

-Eh, ¿Q-Qué significa esto….. con dos a la vez?-

-¡E-Eso está mal! ¡Ese día, incluso fuiste a mi casa! Y en mi habitación….-

-Eh, ¿¡Qu-Qué sucedió en tu habitación!?-

Preguntó exigiendo una respuesta, pero la cara de Kirika estaba enrojecida, y no dio respuesta alguna.

La multitud no lo negó, ya que era verdad.

-¿Qué pasa con mi vida escolar?…… Yo creí, que había estado viviendo una vida normal, sin causar tanto alboroto…….-

[Ah, si te digo la verdad, ¿saldrías conmigo?]

Aprovechando la situación, Touko se unió también.

Ella lo abrazó por la espalda, y envolvió sus brazos alrededor del cuello de Hisui, los cuales ya habían sido robados.

-¿¡¡¡¡¡¡Ehh!!!!!!? ¿Incluso puse mis manos sobre una persona muerta……?-

[¡Ah, esa forma de hablar hiere mis sentimientos! ¡En el amor las cosas como la vida y la muerte no importan, ¿o sí?! ¡Quiero amar, incluso si soy un fantasma!]

-En primer lugar, por favor descansa en paz.-

Eruru cortó indiferentemente.

Eruru apartó la mirada de Hisui, que tenía las manos ocupadas con dos personas además de un fantasma, y miró a Rushella, quien no trató de meterse en la conversación.

En este tipo de situación, por lo general tomaría parte también y se aferraría a Hisui, mientras que alejaba a las otras mujeres, pero ella bajó la cabeza avergonzada.

-El asunto urgente aquí debe ser el cuerpo de Kujou-kun… ¿pero me pregunto qué pasó?-

Eruru frunció los labios, después de darle un vistazo a la cicatriz hecha por un par de colmillos en el cuello de Hisui.

Aunque oculta por los vendajes, aún seguía teniendo esa detestable cicatriz en él, no le agradaba para nada.

-Como lo había anticipado, ¿Qué tal si tomamos la forma más eficaz para hacerle frente a esto?

En un instante, Eruru se acercó a Rushella y apuntó el cañón de la pistola sagrada Argentum en la sien de Rushella.

Draculea_V04_-_BW07

Una técnica rápida que no podía ser capturada por los ojos… Debería haber sido esa, pero no era como si con los reflejos de Rushella no pudiera haberlo esquivado.

Pero, ella sólo se mordió los labios, y no trató de moverse.

Incluso si ella era un vampiro, si una bala de plata le fuese disparada a quemarropa en la cabeza, sin dudas perecería.

-¡Espe……..!

Kirika trató continuar, pero mantuvo silencio después darle un vistazo a Eruru.

Eruru ahora estaba llena de intenciones asesinas, es decir que no permitiría a nadie objetar.

-Incluso si encontráramos al doppelganger de Kujou-san, y lográramos fusionarlos con éxito… No hay garantías de que el cuerpo volviera a ser como era antes, ya que no era normal hasta ahora. Un físico que fácilmente podía anular la vampirización por completo, quizás me he familiarizado demasiado con ese tipo de cosas, no son nada más que una vaga ilusión.-

-………………-

Rushella no se movió, se limitó a cerrar el puño, y apretándolo con fuerza.

-Ya te lo había advertido, la razón por la que tus acciones no fueron restringidas fue sólo porque no ha habido ninguna víctima, pero ahora ya tenemos una, cuya su sangre fue succionada por ti y ahora está atrapado en el destino de tu tribu maldita. ¿Ya tomaste una decisión?-

Eruru puso su dedo en el gatillo.

Y, si colocara un poco más de fuerza en él, le volaría el cerebro a Rushella de adentro hacia afuera.

Incluso si aún era de día, si se trataba de un vampiro, él/ella probablemente sería capaz de esquivar una bala en su velocidad inicial.

Sin embargo, Eruru se movería tomando todo eso en consideración.

Rushella ya había perdido desde el momento en el que tuvo a la punta del arma clavada en su frente.

Y nadie intentó detenerlo.

Tal y como Eruru lo había mencionado, el remedio más eficaz para el cuerpo de Hisui en estos momentos, se encontraba en un estado sin precedentes, fue el método que había sido transmitido desde la antigüedad, el único y absoluto método, el cual era destruir al vampiro que había succionado la sangre de la víctima.

-Ya basta.-

Hisui se movió.

Después de que se liberara de Mei y las demás, él agarró el cañón de la Argentum.

-¿Qué estás tratando de hacer? Incluso si has olvidado todo lo pasado en este año, seguro que no has olvidado los conocimientos sobre los vampiros también, ¿verdad? Entonces debes comprender el tipo de situación en la que estás.-

Eruru afirmó fríamente.

En cierto sentido, ella era la que estaba más preocupada por la situación actual.

-Bueno, es tal y como lo dices, pero no es como si quisiera dejar de ser humano. Es sólo que, ¿No deberíamos dejarlo como último recurso? Comencemos buscando a ese clon mío. Si eso no funciona… –

-¿Si eso no funciona?-

-Ya se me ocurrirá algo.-

Hisui respondió optimista mientras miraba a Rushella, quien todavía tenía la cabeza gacha.

Eruru se encogió de hombros y bajó el arma.

-….. Como pensaba, no ha cambiado. Bueno, está bien, continúa con ese cuerpo por un tiempo, y enfréntate a tu propia estupidez.-

-…. No.-

Rushella finalmente levantó la voz.

Apretando el puño, ella declaró con un tono convincente.

-¡¡Como creí…. Esto es algún tipo de error!! ¡¡Incluso hasta ahora, no estaba bien todo el tiempo!! Aun cuando fue mordido por otros vampiros, él estaba completamente bien….. Incluso mis ojos místicos no funcionaron con él en lo absoluto. ¡¡¡Como si ese tipo pudiera convertirse en mi pariente con tanta facilidad!!!-

Esas palabras, que podrían ser consideradas como confianza.

Mei, Kirika y Touko se miraron con una expresión inefable.

Ya que Hisui claramente se había convertido en un vampiro, las palabras de Rushella fácilmente podrían ser vistas como una mentira.

Sin embargo, Rushella tenía una expresión sombría, y al igual que ella, no dejaría salir las palabras para negar la confianza que tiene en Hisui.

Sólo ella, Eruru sólo habló con frialdad.

-Entonces, trata de ponerlo a prueba. ¿De verdad terminó convirtiéndose en tu esclavo o no?-

-¿Qué…… quieres que haga?-

-Algo simple. Por favor ordenarle. Algo que el normalmente no haría. Él ya es tu siervo, después de todo lo convertiste bebiendo su sangre. Él debe obedecer tus órdenes. Por supuesto, con su fuerza de voluntad y el tiempo que lleva como un vampiro, es posible resistirse hasta cierto grado, pero no debería ser capaz de oponerse si incluimos tus ojos místicos. ¿Qué tal si lo pruebas?-

Eruru sugirió con un tono provocador.

La expresión de Rushella finalmente cambió, y con eso volvió a su arrogancia normal.

-Como quieras. Si él fuera un hombre que se convirtiera en un esclavo tan fácilmente, entonces no tendré más problemas. Oye Hisui, ven aquí. ¡Arrodíllate, y lame mis pies!-

Rushella habló orgullosamente mientras se sentaba en la mesa cruzando sus largas piernas.

Encendió la luz carmesí en sus pupilas. A pesar haberlo dicho con un tono completamente dominante, desde el principio creyó que Hisui simplemente le obedecería.

Esto terminaría con un “¿Quién haría tal cosa?”. Sí, Rushella no dudaba de eso.

Excluyendo a Eruru, las otras chicas esperaban eso también.

Aun así…

Hisui fácilmente se arrodilló con sus pupilas huecas.

Sin dudarlo, miró hacia Rushella, quien estaba sentada en un lugar alto, como si estuviera mirando a su amo. Con su lengua comenzó a avanzar hacia esas piernas…

-¡De-detente!-

Rushella lo contuvo moviendo sus piernas. Con ese vigoroso impulso, Hisui fue pateado, cayendo de espaldas.

-Duele……….. ¿Eh?, ¿qué estaba haciendo?-

Después de recuperar la cordura, Hisui parpadeó sorprendido mientras acariciaba el área alrededor de su nariz.

Notó a Rushella abrazándose mientras temblaba continuamente, pero no entendía la razón. Lo mismo con Mei, y la de los otros quienes lo miraban perplejos.

-Con esto todo quedo claro. Kujou-kun fue víctima de un vampiro. Lo tendré bajo mi custodia.-

Así de sencillo, Eruru tomó Hisui por su mano, y lo llevó fuera del aula.

Por un instante, Rushella le tendió la mano para detenerlo, pero se rindió inmediatamente bajándola impotente.

-Oye, Eruru-chan, ¿a dónde vas?-

-Voy a llevarlo a mi casa. Seria problemático incluso si le explicara la situación a la Sección de Investigaciones Sobrenaturales, dicho esto, no es como si fuera a hacer caso omiso de esto tampoco. Como es ahora, no será capaz de mantenerse al día con las clases, y para mí no era necesario en primer lugar. Me iré antes, bien, entonces.-

Eruru arrastró a Hisui mientras se dirigía al salón de profesores después de responder a la pregunta de Mei con indiferencia.

Fuerte aunque con una baja estatura, Hisui no era capaz de oponérsele.

-¿Quién eres? Creí que las otras, bueno, excluyendo a la fantasma, eran estudiantes de la escuela, pero ¿por qué una estudiante de secundaria? O quizás peor, estudiante de prima…-

Antes de que pudiera decirlo, Hisui fue azotado con un poderoso golpe, y fue arrastrado mientras que la marca de un puño aparecía en su boca.

Las tres restantes, excluyendo a Rushella, se miraron entre sí y comenzaron a planear qué hacer a partir de ahora.

-¿Qué haremos?-

Ante la solicitud de Kirika, Mei murmuró mientras miraba a Rushella.

-Me retiraré… Por el momento……-

 

Parte 3

-… ¿Por qué estás aquí?-

Esa noche, dos personas se sentaron una frente a la otra en la mesa del comedor.

Rushella y Mei.

Hisui y Eruru ya se habían ido. Después de clases, Mei y Rushella regresaron a la casa de Hisui juntas.

Durante el camino, las dos chicas permanecieron en silencio. Después de llegar allí, Mei había ido a la cocina para preparar la cena. En estos momentos, filete de carne, verduras cocidas, ensalada y sopa de consomé estaban sobre la mesa.

Por supuesto, la comida estaba hecha para dos.

-Hi-kun no está aquí, así que no es como si quisiera estar aquí. Estoy aquí para mantenerte bajo vigilancia. Tienes que entender su posición actual. Ahora que chupaste la sangre de alguien y lo convertiste en vampiro, en términos humanos, eres una criminal. Tengo que vigilarte para que no vayas a la cárcel o te metas en más problemas. Date prisa y dame las gracias.-

-Como cualquier persona lo haría…-

Rushella volvió la cara hacia un lado, de mal humor.

Mei empezó a comer sin decir nada.

-Date prisa y come, no malgastes la comida que preparé, ¿de acuerdo? Mis habilidades culinarias estaban hechas para servirle a Hi-kun, pero nunca pensé que tú pudieras disfrutarlas primero.-

-No es como si te lo hubiera pedido.-

A pesar de no dar marcha atrás verbalmente, Rushella aún comenzó a comer.

Pero tan pronto como ella puso un pedazo de carne en su boca, frunció el ceño.

-… Esto está demasiado cocido. ¡No está para nada jugosa!-

-Cállate. Como lo que me gusta.-

-La ensalada no es nada especial tampoco. La de Hisui sabe mejor.-

-¿Y quién es la culpable de que no puedas comer esa sabrosa comida en estos momentos?-

Golpeada en un punto sensible, Rushella se calló.

Mei obtuvo la ventaja.

-…Dime, ¿no te diste cuenta de algo inusual en Hi-kun cuando bebiste su sangre?-

-… Cierra la boca.-

-¿Cuál es la razón por la que te quedas con él? ¿Nunca has pensado en eso? La condición fisica de Hi-kun no quiere decir que sea inmune a la Vampirización para siempre, ¿no? Incluso si esta vez termina bien, tal vez algún día esto llegue a su fin. Aún está bien, él todavía sigue cambiando, pero si no te hubieras dado cuenta a tiempo, podrías haberlo convertido en un vampiro por completo, sin posibilidad de regreso. Ah, tal vez eso podría ser lo mejor para ti… ¿No era ese tu objetivo desde el principio?-

Mei se quedó mirando a Rushella y le preguntó.

Así era, ella acostumbraba mencionar esa frase.

¡Te haré mío!

Y ahora mismo, Hisui era oficialmente una posesión de Rushella.

Si Rushella lo quería, podían compartir sus sentidos, incluso estando separados.

Incluso podría llamarlo usando sus pensamientos.

Pero Rushella no hizo eso.

En vez de no poder hacerlo, ella optó por no hacerlo.

-No quiero…-

-¿No quieres qué?

—No quiero que las cosas sean como ahora… yo no quiero este tipo de Hisui…-

Rushella susurró en soledad.

Al ver este acto bastante lejos de su habitual vanidad, Mei no insistió más.

-Presta más atención antes de beber sangre. ¿Supongo que Hi-kun debería vivir en mi casa, después de todo?-

-Ese tipo está a la mitad de su Vampirización, ¿sabes? Tú, umm… quieres tener bebés con un humano, ¿no? En estos momentos… No, incluso en aquel entonces, él no era un ser humano común, no importa cómo lo mires. Aun así… ¿Todavía estás dispuesta a hacerlo?-

Rushella usó una contraofensiva.

Mei también fue golpeada en la llaga y su cara se veía algo infeliz.

-Bueno… Eso es cierto. Aunque él siga diciendo que no es más que un estudiante de secundaria, eso claramente es imposible.-

-… En ese caso.-

-Sin embargo… En mi corazón, eso no importa en realidad, aunque también estoy bastante sorprendida. Pero… ¿No es eso el amor verdadero? Sin motivos, sin reglas, en contra de la lógica… Este sentimiento de querer a tener a sus bebés a pesar de todo ❤-

-… Mmm.-

Rushella se mofó infeliz, con el ceño fruncido y continuó comiendo.

La carne que se suponía era su favorita y el sabor no era malo. Incluso profundamente disgustada, ella llevó la comida hacia su boca.

-Oye, tengo una pregunta.-

-¿Cuál?-

-Dado que los vampiros no tienen concepto del hambre por falta de alimentos, realmente no necesitas comer, ¿no? ¿Por qué estás devorando la comida?-

-El cuerpo quiere…-

-Sí, he oído hablar de una teoría antes, como los llamados extremidades fantasmas. Cuando un humano se convierte en un vampiro, el cerebro conserva el sentimiento de ‘hambre’ de su época como humano, por lo que el cuerpo quiere hacerlo aun si no necesita comida… Pero tú eres una Ancestro Verdadero, ¿no? ¿Esa sensación no debería existir en primer lugar?-

-… ¿Qu-Qué hay de malo en eso? ¡Además, esa pariente de Hisui también comía e Hisui decía que era muy exigente con la comida!-

-Bueno, ya que vivió durante tanto tiempo, seguramente ella probó comida antes y se convirtió en una especie de hábito ¿Pero?… ¿qué hay de ti? ¿Cuánto tiempo has vivido? O, ¿cuántos años tienes?-

-No tengo idea… Si lo supiera, no sería tan difícil para mí.-

Las memorias sobre su pasado todavía seguían en blanco.

Ella tenía apetito.

Y era muy quisquillosa.

Pero hablando de los sabores que extrañaba, sus favoritos… ella no podía recordar ninguno.

En todo caso, le gustaba todo lo que Hisui preparaba.

-Que chica tan difícil de complacer.-

-¡Estas siendo ruidosa, cállate! Deja de hablar de cosas sin importancia… ¿Cómo está Hisui?-

Rushella estaba más preocupada por este tema.

El ambiente en el comedor al principio armónico cambio en un instante volviéndose mucho más pesado.

-Tú misma deberías saberlo, ¿verdad? Curar la Vampirización significa destruirte… O encontrar al doppelganger de Hi-kun para fusionarlos. ¿Existe una tercera solución?-

-¿Pero y si encontrar al doppelganger de ese tipo no lo cura…?-

-Entonces Eruru-chan no tendría por qué tomarse la molestia. Yo personalmente pondré una estaca en tu corazón cuando llegue el momento. No te preocupes.-

Mei afirmó audazmente tomando el último pedazo de carne con el tenedor.

Los jugos de la carne que salieron volando parecían predecir una batalla entre ellas, en caso de que se diera el peor resultado.

-Inténtalo.-

-No tendré misericordia.-

Saltaron chispas de sus miradas al mismo tiempo que sus sonrisas emergían de las comisuras de sus labios.

Un vampiro y un humano artificial, contendientes formidables para el trono del monstruo más fuerte…

¿Quién será el vencedor? algún día se decidirá.

-Dime… Umm, el doppelganger de Hisui, ese tipo…-

-Si quieres buscarlo, necesitarás del permiso de Eruru-chan primero. Pero Hisui está con ella, así que es mejor dejarles las cosas a ellos. ¿Tienes alguna idea sobre los lugares que Hi-kun frecuenta? Los del año pasado serían mejor.-

-Apenas lo conocí en abril, ¿sabes? no sé nada de él antes de eso… Él por lo general sólo va a la escuela y regresa a casa, va de compras también…-

-Para adaptarse a tu estilo de vida, redujo su círculo de actividades. Oh bueno, vamos a tratar de buscar en la casa primero. El sótano es muy amplio, ¿no? Él podría estar oculto allí.-

-… Tal vez. Pero la hoja Tzara está ahí abajo, realmente no quiero ir ahí…-

-Entonces iré yo. Busca en algún otro lugar.-

-¡No me des órdenes!-

A pesar de quejarse, Rushella hizo caso de la sugerencia y empezó a buscar más seriamente en la casa.

Mei fue al sótano en busca del otro Hisui… Naturalmente, la búsqueda no dio resultados.

-Esa espada… ¿Dónde está?-

En la habitación semejante a un estudio a su disposición, en la amplia biblioteca, en la despensa, en los bastidores de vino, buscando en todo el sótano, no vio la espada sagrada en forma de cruz, la Hoja Tzara que Hisui sacaba de vez en cuando.

Una cuidadosa examinación del lugar mostró signos del lugar donde estaba incrustada originalmente la hoja Tzara, pero ahora estaba vacío.

Esa espada no podía ser encontrada en cualquier parte.

-Se la llevaron… ¿Quién lo hizo? Debió ser Hi-kun, ¿no? …-

Al no poder encontrar la respuesta, la única opción para Mei era dejar el sótano.

Era tarde en la noche, así que se dirigió a la habitación de Hisui.

Aunque él no estaba cerca, ya que ella ya estaba en su casa, por supuesto que dormir en su habitación era la opción correcta.

-Para darle la bienvenida a Hi-kun en cualquier momento, tengo que marcar su cama con mi fragancia❤-

…Haciendo uso de esta razón, Mei se puso un pijama altamente revelador que había usado antes y saltó sobre la cama de Hisui.

Pero no fue recibida por la sensación del colchón, sino un suave pero elástico y cuerpo y pechos.

Sí, era Rushella.

Rushella aún mantenía su costumbre de llevar puesta la camisa del uniforme de Hisui y había llegado a la cama en primer lugar, quedando ya dormida.

-… ¿Por qué estás aquí?-

Mei la agarró del cuello y sacudió a Rushella con fuerza.

Despertada, Rushella se frotó los ojos molesta.

-¡Estas siendo ruidosa, cállate! ¡Dormir donde quiera es mi libertad!-

-¡Vete a dormir en tu propia habitación! ¿¡O quizás es porque estás buscando su calor en la cama ya que no está en casa!? ¿¡Por qué encuentro esta situación tan familiar!?-

-¡Estás siendo ruidosa, ahora que estás aquí, ya no puedo oler el aroma de ese tipo! ¡Largo!-

-¡Soy yo quien quiere culparte! ¡Suelta la almohada de Hi-kun ahora mismo!-

-¡Como si fuera a dártela!-

Rushella hundió la cara en la almohada y comenzó a frotarla como si se luciera.

Luego empujó la almohada a su pecho, como si jurara defenderla hasta la muerte.

-¿Con que quieres una batalla de la superioridad aquí después de todo…? ¡La Cama de Hi-kun es mía!-

-¡¡Cállate, es mía!!-

La batalla por el título del monstruo más fuerte comenzó por esta estúpida razón.

Finalmente, golpeándose la una a la otra al mismo tiempo, las dos chicas cayeron de la cama, quedándose dormidas en el frío piso de madera. Eso ocurrió una hora después de que la batalla comenzara.

-… Siento escalofríos en mi espalda, como si un desastre estuviera pasando a mis espaldas en estos momentos.-

Hisui gruñó mientras estaba acostado en el sofá.

A pesar de dormir en muebles de clase alta, se trataba del hogar de otra persona, después de todo era normal sentirse extraño.

Un techo desconocido, muebles, aire, e incluso aquella extraña poco familiar… ella estaba tomando un baño.

Después de saltarse clases de la tarde, Hisui fue llevado al hospital Seidou.

Luego de pasar por las pruebas vampíricas, hubo un examen detallado de su tasa de Vampirización. Había oído que ya había recibido este tipo de pruebas antes, pero no tenía ningún recuerdo de ella.

Debido a que Rushella bebía demasiada sangre, comparado con casos anteriores, la Vampirización era muy grave. Según el informe, la pérdida de sangre había alcanzado el 60% de la Vampirización completa.

-Eso significa que ahora estoy más cerca del lado de los vampiros, eh.-

Hisui tocó sus colmillos alargados y suspiró.

Esta serie de pensamientos aún permanecían en su cabeza.

Durante el camino, le había pedido a esa chica Eruru sobre la situación.

Para ser honesto, mucho de ello le era totalmente incomprensible y difícil de creer.

Pero ella no se veía como si estuviera mintiendo y el año vacío en sus memorias era real.

Ya sea en los periódicos o la televisión, todo probaba el paso del tiempo. Sólo él estaba fuera de tiempo.

Parecía como si lo que le dijeron las chicas sobre su otro yo era cierto.

Pero sólo el hecho de su físico le era incomprensible.

A pesar de su educación inusual, un físico inmune a la Vampirización era algo inaudito.

No, espera.

Miraluka parecía haberlo mencionado.

La clave para desentrañar el vínculo entre humanos y vampiros.

Una de las teorías mostraba la posibilidad de una coexistencia.

-No es bueno, todavía no puedo recordarlo… Recuerdo oírla hablando de algo después de beber demasiado vino tinto…-

La madre adoptiva que lo había criado, tenía más de mil años de edad, de vez en cuando murmuraba cosas incomprensibles llenas de sabor filosófico.

Eso en sí no representaba un problema, pero lo peor era que cada vez que ella terminaba borracha, acababa abrazándolo.

A pesar de tener un cuerpo tan delgado, esos pechos presionándose contra él eran excesivamente enormes… Además sus repentinos ataques a su oreja, ya eran demasiado estimulantes para un chico en la pubertad.

Corría el rumor de que ser mordido por un vampiro estaba acompañado por la excitación y el placer, lo que muy bien podría ser cierto.

Aunque al haber sido mordido esta mañana fue súper doloroso.

Realmente tan doloroso como morir.

Aparte de eso… realmente hermoso.

Esos labios tocando su cuello, la lengua lamiendo cada gota de su sangre, todo era hermoso hasta el punto de sofocarse.

Sin embargo, cuando la chica se enteró de que él se estaba convirtiendo en un vampiro, su rostro se puso pálido como si hubiera visto el fin del mundo.

¿Pero por qué?

Ella evidentemente era un vampiro.

-Realmente no la entiendo…-

Hisui murmuró sin comprender, se puso de pie y miró a su alrededor.

Después del examen de hospital, Eruru lo llevó a su casa.

Era como un elegante apartamento de clase alta y además ella vivía sola.

Justo cuando estaba dudando frente a la puerta, se preguntó si era apropiado entrar, una patada en la espinilla lo envió dentro.

-¿Siempre soy tratado de esta manera?-

Parecía que era particularmente popular entre las niñas desde la secundaria, este inquieto Hisui.

Hablando de eso, ¿cómo fue que llegó a conocer a esta persona?

Con este tipo de preguntas, Hisui miró a la amplia sala de estar.

Anteriormente, ella le dijo que se sintiera libre de beber algo de la nevera.

Él quería tomar algo para saciar su sed, pero cuando Hisui vio la otra nevera, no pudo evitar sentir curiosidad.

El otro refrigerador era sólo de la mitad del tamaño de una nevera personal y se veía como esos que abundaban en los hoteles.

Viviendo sola, un solo refrigerador era más que suficiente. Sin embargo, Hisui no encontró esta nevera fuera de lugar.

Debido a que en su casa era igual.

Había una nevera normal para para la comida de él y Miraluka.

Al lado había otra nevera pequeña.

Era exclusivo de Miraluka, él nunca antes la había abierto.

Más bien, Miraluka le prohibió hacerlo.

Si este refrigerador aquí era el mismo, el contenido en su interior era…

-¿Tienes sed?-

En el momento en que su mano tocó la manija, Eruru apareció en la sala de estar después de tomar un baño.

Ella todavía estaba usando la toalla de baño para secar las gotas de agua que caían de su cabello.

Eruru estaba vestida con un lindo pijama de un color blanco puro, decorada con abundantes volantes como su ropa casual. Por alguna razón, su tono de voz era aún más frío.

-Esta nevera no tiene nada para beber. Por favor, abre la otra. Debe haber agua mineral y leche.-

-¿No es este más adecuado para la forma en la que soy ahora?-

Hisui señaló a la pequeña nevera.

Eruru apartó la cara, básicamente diciendo que sí.

Con eso, Hisui ya estaba seguro del contenido de la nevera.

-Dentro de este refrigerador… hay sangre, ¿no? Bolsas de sangre.-

-…-

-Debido a que mi madre adoptiva lo hizo antes. Ella también comía normalmente, pero el alimento principal para mantenerse con vida era esta. Pero ella nunca me permitió verla bebiendo sangre y me prohibió abrir el refrigerador. En realidad no me importa. ¿Qué tiene de raro ver a los vampiros bebiendo sangre? Pero tú…-

-Yo soy una dhampira.-

Eruru confesó sin mirar a Hisui a los ojos.

Para Hisui en su amnesia, esta era la primera vez que le revelaba su identidad.

Pero Hisui no parecía haber entrado en pánico.

-Ya veo… Es por eso que entiendes tanto a los vampiros.-

-Esto no tiene nada que ver con mis padres. Es el resultado de mi propio aprendizaje. Además, es tu culpa que mantenga bolsas de sangre de reserva….-

-¿Eh?-

-¡Fuiste tú quien me dijo que dejara de tomar medicamentos para suprimir la necesidad de beber sangre, es por eso que yo…!-

Increíblemente, Eruru había perdido la compostura y comenzó a explicar.

Naturalmente, el actual Hisui no recordaba lo que le había dicho.

Él simplemente se rascó la cabeza e imaginó lo que sentía ese momento.

-… Dije algo así, eh. Pero sí, los dhampiros son como los vampiros, tienen un límite de resistencia, por lo que beber con moderación es mejor…-

-¡Ya lo sé! De lo contrario, no podría mantener la cordura. Eso sería verdaderamente trágico. Dime… ¿Tienes ganas de beber sangre?-

Eruru se inclinó preguntándole, con claridad y sin disgusto, al parecer realmente preocupada por el cuerpo de Hisui.

Los dhampiros heredan rasgos de los vampiros y los humanos. En este sentido, eran muy similares a las víctimas de los vampiros.

Al igual que un dhampiro ansiaba la sangre, las víctimas de los vampiros también sienten sed de sangre fresca como si trataran de recuperar su sangre faltante.

-No… En realidad aún puedo soportarlo. Por otro lado, estoy un poco sediento.-

-… Muy bien. Avísame si no puedes soportarlo. Te enviaré al hospital para una transfusión.-

-…-

En principio, la sangre debe ser tomada por vía oral como un vampiro lo haría, así que una transfusión tenía poco significado en este sentido.

Pero para una víctima en proceso de vampirización, todavía era posible suprimir el impulso de beber sangre como método para reponer la sangre perdida, por lo tanto, se trataba de un tipo de tratamiento eficaz.

Incluso si la pérdida de la racionalidad por la vampirización era severa, las transfusiones podrían producir un efecto de alivio en alguna medida para mantener la cordura.

-Pero… ¿beber sangre no sería menos molestia?-

-¿Quieres elegir una solución tan horrible?-

-Quién sabe.-

Hisui sacó una botella de agua mineral de la nevera normal y se sentó en el sofá.

Bebiendo un poco de agua, habló lentamente.

-Cuando era pequeño, me caí delante de ella. Mi rodilla estaba raspada y sangraba.-

-…-

-Hubo una gran cantidad de sangre y fue muy doloroso. Corrí hacia ella, llorando. Entonces… Ella se lamió los labios.-

-Muy normal. Es un vampiro después de todo.-

Para un vampiro, la sangre era un deseo prioritario por encima de cualquier cosa.

Incluso con un niño pequeño herido y llorando, siempre y cuando hubiera sangre, en el primer instante sus ojos ignorarían todo lo demás.

Instintivamente, ella deseaba beber sangre.

Ningún vampiro podía escapar de este destino.

-…Si, como un vampiro, era algo perfectamente natural. Pero cuando se dio cuenta de que estaba mirando, su cara se puso pálida de repente. Contuvo el aliento y desvió la mirada lejos de la herida, vendándola desesperada. Fue la primera vez que la vi en pánico.-

-¿Qué estás tratando de decir?-

-No mucho… Su mirada en aquella época era muy similar a la expresión de Rushella. Cuando Rushella chupó mi sangre y me estaba convirtiendo en un vampiro.-

-Ya que se siente arrepentida, ¿por qué no evitar la ingesta de sangre en primer lugar? Si el autocontrol no funciona… Entonces no debería vivir con los humanos.-

-Tal vez. Pero Miraluka tampoco me hizo nunca nada… realmente no me importa. Aunque eso sentía… nunca se lo dije. Por supuesto, nunca mencioné nada relacionado a ese incidente después de eso.-

Hisui recordó a su madre adoptiva en aquel entonces.

Después de que su herida hubiera sido vendada, el seguía sin poder hablar.

Después de haber visto la parte vampira de Miraluka… Él debió haber sentido miedo en aquel entonces.

Luego después, todo ese tiempo… todo el tiempo, no supo que decirle.

Entonces, ¿qué paso con él durante el período de tiempo del que no tiene recuerdos?

¿Su yo de este último año?

¿Acaso se lo dijo?

-Dime… ¿Dónde está mi madre?, ¿lo sabes?-

-…-

Eruru fue incapaz de responderle. Trató de ser una oyente inexpresiva durante todo el proceso, pero sin importar lo cuanto fingía estar calmada, no podía controlar la expresión de su rostro.

-Revisé la casa antes de ir a la escuela hoy. Su habitación parece haber cambiado, pero no había ninguna nota. Ella solía dejarme notas cuando salía de casa y tampoco mensajes en mi celular. Las llamadas y mensajes son todos de ustedes. ¿Qué fue exactamente… lo que le pasó?

Hisui miró fijamente a Eruru. Ella no tenía palabras para responderle.

Para ser honestos, el Hisui actual estaba inestable. Eruru dudaba si ponerle en manifiesto esas malas noticias a él.

Pero Hisui descubriría la verdad por sí mismo tarde o temprano.

Cualquier falsa amabilidad podría lastimarlo aún más.

-Escuché que ella falleció. Tú me lo dijiste.-

-… Ya veo— Inesperadamente, Hisui estaba bastante calmado- él no lloró, ni estaba enojado, simplemente aceptó la verdad con indiferencia.

-¿No sientes curiosidad? La historia de su muerte… Aunque sé muy poco de ello. ¿O es que lo recuerdas vagamente?-

-No, nada de eso. Yo también siento que debería estar deprimido… no me esperaba estar tan calmado. ¿Qué pasó durante este último año?-

-Nos conocimos en abril. Si algo importante sucedió, sólo tú podrías saber sobre eso.-

-… ¿Qué tan desafortunado soy exactamente?- Hisui sonrió en auto burla, tendido en el sofá.

Eruru no le preguntó más sobre su pasado y cambió de tema a algo más práctico.

-Para evitar el proceso de vampirización, por favor no hagas contacto con Rushella-san. Si ella te visita, no la dejes entrar.-

-… ¿Y si tira abajo la puerta?-

-Le dispararé.-

-Está bien, no iré a verla.-

-Por nuestra parte, trataremos de localizar a tu doppelganger. Por favor,… no hagas nada por tu cuenta. Ahora mismo, sólo eres un humano ordinario.-

-Lo sé- Hisui murmuró y cerró los ojos.

Probablemente debido a los rayos del sol, sintió la falta de fuerza en sus extremidades.

Combinado con los síntomas de la Vampirización, su cuerpo anémico también era motivo de esto.

Suspirando, Hisui se quedó dormido.

Eruru lo cubrió con una manta, pero Hisui no se dio cuenta, después de haber caído en un profundo sueño.

-… ¿Está esto bien?- Reina estaba de pie en un callejón oscuro que parecía el lugar de reunión de los gánsteres.

Más exactamente, era la otra Reina, la doppelganger.

El cuerpo principal ya había vuelto a casa, probablemente había ido a la cama.

Pero esta todavía seguía con su uniforme, merodeando en las calles a una hora en la que seguramente provocaría el interrogatorio de la policía.

Además, ella fue a encontrarse con alguien en un callejón. No, si la otra persona era un ser humano, aún era desconocido.

Mientras recorría las calles, una alta y oscura sombra la llamó.

Entonces le dio el medicamento que dio lugar a su nacimiento.

Sólo hubo una orden dada… Hacer que Kujou Hisui aspirase la droga.

Sólo eso.

La chica sólo accedió porque quería saber la verdadera naturaleza del corazón de Hisui. Quería saber cómo era el chico que estaba con Rushella todo el día, de vez en cuando mostrando suspiros de tristeza.

Por supuesto, suponiendo el nacimiento del doppelganger, podría no ser una cosa buena para ella necesariamente.

Basándose en un fenómeno incierto que sólo brinda resultados inciertos. Nadie podría garantizarle que esto podría ayudarla.

Si se tratara de su otro yo, si ella fuera quien siempre ha sido considerada con los demás, seguramente no elegiría hacer las cosas de esta forma.

…Por lo tanto, seré yo quien elija hacerlo.

-Ustedes realmente están buscando su propia destrucción. Como era de esperarse, tu cuerpo principal sigue siendo más humano.-

-¿Me estás alabando?- Reina respondió brevemente a la seductora voz.

Su voz sonaba más como una jefa de un establecimiento nocturno que invita a los clientes en las calles en lugar de la estudiante de honor de siempre.

-Eventualmente desaparecerás. Pero si no regresas al cuerpo original, el cuerpo no podrá escapar del destino del debilitamiento. Así es como funcionan los doppelganger. Si la personalidad adquiere un ego bien definido, entonces ambos desaparecerán. Pero si regresas al cuerpo original, te hundirás en las profundidades de su conciencia de nuevo. Ese ser altamente auto disciplinado no permitirá que veas la luz del día otra vez.-

-… ¿Qué quieres que haga?- La otra persona no respondió.

Esa persona se encogió de hombros en una forma exagerada, como si no le importara.

Colocando la botella pequeña de la mano de Reina, no tenía intenciones de darle otras misiones.

-Eres libre de hacer lo que quieras. Haz algo que tu otro yo no haría.-

-… ¿Quién eres? ¿Por qué… a Kujou-kun…?-

-Quiero entenderlo más. Además, quiero probar a esa ‘Ancestra Verdadera’ irregular. Estos son mis dos únicos objetivos.-

-…¿?-

-Probablemente nunca nos encontremos, así que actuaré conforme a su deseo., Eso es todo- Ella levantó su larga capa y se desvaneció en el aire como un ave desplegando sus alas.

Reina se quedó sola bajo el cielo de la noche. La silueta de un cuerpo translúcido haría que uno se preguntara si todo el mundo se hubiera desvanecido. Y finalmente, la figura de la chica desapareció en medio del paisaje de las calles de la noche.

Al día siguiente, hubo muchos rumores entre los estudiantes. La seria y trabajadora representante de la clase fue vista a altas horas de la noche en el centro de la ciudad. Por supuesto, la persona en cuestión no tenía ni idea de nada de esto.

Había otro rumor… Bajo los colores de la noche, un chico vagaba por las calles cargando consigo un paquete blanco en forma de cruz sobre la espalda.

Él no hizo nada especial, simplemente frecuentaba tiendas y almacenes de conveniencia moviendo la cabeza en soledad.

Sólo un comerciante de ramen lo había visto antes, junto con una mujer que parecía ser su pariente.

Cuando vio al chico de pie frente a su tienda, el tendero entabló una conversación con él.

-Oye, muchacho, creo que solías venir aquí a menudo…-

-Sí, venía con mi familia. El sabor de aquí no es malo y no usan ajo.-

-… Hmm, ¿eh?, ¿qué pasó con la señora bonita?- Al oír la pregunta del tendero, el muchacho se limitó a sonreír con soledad.

Era sonrisa con una mirada llorosa, concentrado en esa tristeza infinita.

Se dio la vuelta y se fue sin contestar. A medida que el comerciante lo vio salir, oyó un suspiro lastimero:

-Miraluka…-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s