Prólogo

-Así que, como sugerí anteriormente, para prepararnos para siguientes vacaciones de verano, me gustaría decidir las actividades del club desde ahora. ¡Muy bien, hagan favor de hacer sus sugerencias, todos!-

El club sin el reconocimiento oficial de la escuela—El Club de Investigación Sobrenatural. Las actividades del club del día de hoy iniciaron oficialmente con la declaración de la presidenta.

Reunidos en el aula vacía, los miembros del club se sumergían libremente en sus actividades personales como era común.

Ejemplo 1—Sudou Mei.

La chica que priorizaba la belleza estaba ocupada con su cabello, buscando puntas abiertas, hojeando calmadamente una revista de moda.

Ejemplo 2—Kariya Eruru.

Tecleando en su computadora, su postura característica permanecía siendo la misma de siempre. La expresión en su rostro parecía especialmente tranquila hoy.

Después estaban los ejemplos 3 y 4—Kujou Hisui y la nueva miembro del club.

A diferencia del resto, estos dos estaban trabajando con gran enfoque, grapando hojas de impresiones montón tras montón.

-Con esto, casi terminamos, ¿cierto? Senpai.-

-Si. Esto completa los requisitos para la reunión del comité de clases del día de mañana.-

Juntando los papeles grapados en un paquete, la vice-presidenta del consejo estudiantil de la Secundaria Seidou—Uno Kirika, asintió con satisfacción.

Una reunión regular mensual para todos los representantes de clase y representante suplentes seria llevada a cabo mañana.

Esta reunión era presidida por el consejo estudiantil quienes también preparaban los materiales de información.

Esto se supone que debería ser llevado a cabo por el consejo estudiantil bajo el liderazgo de la presidenta del consejo estudiantil desde su base de operaciones—la oficina del consejo estudiantil. Sin embargo, al final el trabajo había sido realizado en esta aula vacía, incluso con Hisui como asistente.

-…¡Hey, ¿Qué están haciendo?! ¡En especial tú, Hisui! ¿¡Por qué estás trabajando para esa bruja!? ¡Cuando llegue el momento, ten cuidado o serias enviado a platillos de cocina venenosos con serpientes y lagartos en calderos!-

-¿Que? ¿Hablas de ese tipo cosas rebuscadas? ¿Cómo podría existir eso aún hoy en día en esta era? ¿Cierto, Senpai?-

Hisui encontró las palabras de Rushella totalmente ridículas y pidió conformación por parte de Kirika. Sin embargo, la vice-presidenta del consejo estudiantil suspiró profundamente sin regresarle la mirada.

-Ese tipo de labores físicas son muy cansadas.-

-…-

Al parecer, algunas cosas nunca cambiaban a pesar del paso del tiempo.

Tal vez un día ella podría traer un caldero al aula del club para llevar a cabo una Misa Negra.

“Brujas”—herederas de rituales pasados desde tiempos antiguos.

Las brujas eran prácticamente inexistentes en la sociedad moderna. Sin embargo, una de sus pocas descendientes, residía en la Secundaria Seidou.

Más exactamente, esa persona en particular estaba al lado de Hisui justo ahora.

Habiendo pasado por montón de malentendidos y sospechas, incluso convirtiéndose en enemiga del grupo de Hisui en algún punto, Kirika finalmente se convirtió en una visitante regular de esta “aula de actividades de club” después del incidente de unos días atrás. Y por alguna razón, decidió tomar el lugar al lado de Hisui como su asiento permanente.

-¡Ves, ya oíste! Después de todo, las leyendas cuentan que las brujas pedían el poder del demonio, ¿verdad?-

-No importe como la mire, Senpai no encaja en esa descripción. Y aparte de las demás en este grupo, Senpai es la más cercana a mí como criatura humana.-

-Cállate, ella debe ser como digo que es. ¡De seguro prefiere al demonio!-

-¿Que rayos, estás hablando como si ella fuera algún tipo de adoradora al diablo? Según tú, ¿qué hacen en realidad las brujas?-

-Bueno… Que hacen ¿huh?-

Rushella repentinamente le pasó la pregunta a Eruru.

De mala gana, Eruru levantó su mirada de la pantalla de la computadora.

-…¿Por qué me preguntas a mí?-

-¡Por qué tu sabes mucho! ¿Así que cual es la relación entre las brujas y el demonio? ¡Deben de hacer algún tipo de ofrenda, ¿verdad!?-

-Típicamente, ofrecen su cuerpo y alma… Básicamente algo como eso…-

Después de todo, ya que Kirika estaba presente, Eruru habló cuidadosamente, ligeramente aprensiva en el tono.

Pero Rushella se rehusó a ceder y continuó insistiendo.

-Ya veo. Entiendo lo de ofrecer el alma, ¿pero qué quiere decir ofrecer el cuerpo? No veo que su cuerpo este incapacitado de ninguna manera ¿o sí?-

-No, no eso a lo que me refiero, umm…-

-¡Que rayos, explícamelo bien!-

-E-Es… Umm… Entre un hombre y una mujer… Lo que se conoce como…-

El rostro de Eruru se puso rojo mientras hablaba. Incluso veía furtivamente a Kirika.

Escuchando la conversación, incluso Kirika se estaba poniendo apenada.

-¿Qué es? ¿¡Qué tiene que ver el demonio con algo entre un hombre y una mujer!?-

-Esto… Como dije, umm… Esa cosa tan preciada, llamada… Castidad…-

-¡¡Dilo más alto!!-

…Exigió impaciente Rushella. En ese momento, Kirika se levantó, con el rostro completamente rojo.

-¡Detente, ¿de acuerdo?! ¡Esos son rumores iniciados por ciertas iglesias ¿entiendes?! ¡Mi castidad está completamente intacta justo aquí, ¿de acuerdo?!-

Solo dándose cuenta del poder de sus palabras una vez que las había dicho, Kirika rápidamente observó a su alrededor.

Mei asentía sin parar con gran interés.

Eruru estaba tan avergonzada que su mente estaba haciendo corto circuito.

La despistada de Rushella seguía estando visible en su rostro.

Por ultimo… Hisui estaba mirando por la ventana, pretendiendo no oír.

Kirika no pudo evitar sentirse agradecida por el gentil silencio y delicadeza ofrecido por el joven que estaba sentado al lado de ella. Rápidamente, trató de disipar los malentendidos causados por su sobresalto.

-A-Además, ahora en este mundo, tratar de hacer contacto con una existencia espiritual de nivel superior como el ´demonio´ es prácticamente imposible. A lo mucho te encontraras con entidades sobrenaturales con cuerpos materiales, como los vampiros. A-Aunque nunca esperé que los encontraría en la escuela…-

Kirika miraba a Rushella y a Mei mientras explicaba.

Ella ya sabía el secreto vampírico de Rushella. Después de unirse al club, fue informada de que Mei también era una criatura sobrenatural no humana.

A pesar de la apariencia de Mei que no era diferente de una humana normal, la verdad era bastante increíble… Solo al atestiguar su sobrenatural fuerza bruta en alguna ocasión o cuando mostraba igualdad de poder de combate en conflictos menores con Rushella, era cuando Hisui sentía concretamente su existencia no humana.

-Hmph, como yo lo veo, el monstruo más grande aquí es Hisui que nunca se convierte en vampiro a pesar de aceptar mi ´beso´ cada mañana.-

-Como dije, es mi formación corporal. No tengo intención de abandonar mi estatus humano.-

-Cada mañana huh…-

La voz de Kirika llevaba un tono de confusión al ver a Hisui.

-…¿Estas malentendiendo algo de esto?-

-Pero tú y ella… En el cuello… ¿No es así?-

-Uh……. Sí, eso creo……-

Definitivamente, un malentendido.

Hablando de eso, cada que algo pasaba, Hisui podía sentir la mirada de Kirika.

Negándose a verla esclavizarse con la carga de trabajo del consejo estudiantil, Hisui en ocasiones la ayudaba como lo había hecho con los materiales de ahora. Pero de algún modo sin querer, había descubierto a Kirika mirándolo secretamente mientras ella jugaba nerviosamente con sus dedos.-

-¡Hey ustedes de ahí, dejen de hablar de cosas inútiles! ¡Apúrense y ofrezcan su ingenio para resolver el misterio de mis orígenes! ¡Y hagan planes para las vacaciones de verano que están por venir! ¡¡Sino, al menos hagan una ´guía de viaje´ para mí!!-

Aunque era obvio que la que había iniciado el tema de conversación había sido Rushella, ahora estaba forzando a volver al tema principal.

Dos o tres días antes, había aprendido sobre la existencia de las “vacaciones de verano” mencionadas por la tutora y comenzó a estar toda emocionada.

-…¿De qué hablas aquí, vampiro? Si quieres, tener unas vacaciones de verano por todo un año, puedes ocultarte en la oscuridad todos los días. Has tus propios planes, ¿entiendes? Estoy completamente ocupada planeando mis ´recuerdos de todo el verano❤´ con Hi-kun.-

-Déjame decirlo desde ahora, no tengo intenciones de participar.-

Rechazó Hisui con expresión de poco agrado las problemáticas ideas de Mei.

Si la dejaba pensar en esto, no solo los ´recuerdos de todo el verano´, sino que seguramente sería arrastrado al ´plan de la familia feliz´.

-¡Mi misión del club es actuar con sincera devoción tal cual como mi mano derecha, para revelar los misterios de mis orígenes, e incrementar la calidad de mi vida bebiendo sangre! ¿¡Han olvidado sus deberes!?-

-Como si alguien fuese a hacer eso. En especial la segunda mitad.-

-Escucha escucha. Si quieres hacer eso, hazlo tú misma.-

-Yo no estoy disponible. Tengo trabajo del consejo estudiantil.-

Hisui, Mei y Kirika se rehusaron fríamente.

Guardando silencio, Eruru hizo una molesta expresión. Pausando sus manos de teclear, para entrar en un profundo pensar.

-Que personas tan inútiles… Como sea, como una ´Verdadero Ancestro´ soy más que capaz de manejar las cosas. No necesito para nada ninguna ayuda de una falsa barata o de una inconveniente bruja.-

-Entonces haz lo mejor tú sola.-

Declaró Mei y comenzó a hacer algo en su celular, quitando su atención de la declaración de Rushella.

-Oh, nuevos mensajes.-

Rápidamente leyó los mensajes y se dispuso a jugar con su celular.

Eruru también volvió a su computador con renovado vigor.

Estas dos estaban completamente desinteresadas desde el principio en la sugerencia de Rushella.

Dejada de lado cruelmente, Rushella estaba por pedir el apoyo de Hisui… Pero en este momento él estaba absorto en una conversación con Kirika.

-Oh, ¿así que en otras palabras, tu maestra era tu abuela, Senpai?-

-Sí, la abuela me enseñó todo lo que se. Libros de magia, pequeñas herramientas, jardines, me impartió todo su conocimiento a mí. Ella estaba muy bien preparada y equipada para la búsqueda.-

-Basándose en como la llamas… ¿Podría ser que tu abuela fuese extranjera?-

-Ella era una verdadera nativa Inglesa. Al parecer de una familia de brujas que pasaba las tradiciones de generación en generación. Además, en realidad soy un tanto extranjera.-

-Ah, lo imagine. Siempre sentí que no parecías muy Japonesa con tus refinados modos.-

-…..A-Aunque me elogies, no vas a conseguir ningún favor, ¿entendido? Hornee algunas galletas… ¿Te gustarían algunas?-

-Si por favor.-

-Toma, déjame servirte un poco de té…-

De algún modo ambos terminaron teniendo una fiesta de té.

Claramente esos dos también habían dejado a Rushella de lado.

-…Hey todos, no actúen así. Bueno, no fue fácil reunirlos a todos en el mismo club, así que deberíamos… Deberíamos de tener un poco más de ´interacción´ ¿verdad?-

Sugirió Rushella con una risita, su tono de voz sonaba como si estuviera comprometiéndose de verdad.

No obstante, nadie la apoyó.

Todos los miembros la ignoraron… O más bien, escucharon sus sugerencias y se enfocaron intencionalmente en disfrutar su tiempo en el club.

-…¡¡Eso es inaceptable, ustedes, son totalmente inaceptables!!-

Lagrimas surgieron en sus ojos, Rushella gritó furiosa, y Hisui estaba junto a ella.

Pero no le dio mucha atención, simplemente ondeó su mano sin interés antes de seguir enfocado en su conversación con Kirika.

-¿Así que como ha estado tu abuela recientemente?-

-Su salud no ha estado bien recientemente. Tuvo que dejar la casa y recuperarse en una clínica en algún lado.-

-Ya veo… Me gustaría conocerla y hablar con ella.-

-¡¡Tu, habla conmigo primero!!-

Rushella finalmente explotó.

Rota en llanto, jalaba la camisa de Hisui y gritaba.

Hisui no tuvo más opción que escucharla.

-…Ya que me hiciste voltear para hablar, ¿Qué sucede? Podrías darme algo de paz…-

-Pero…-

-De verdad te ves como una estudiante de primaria que deja una nota y huye de casa, solo para regresar con el estómago hambriento antes de la cena.-

-¡Que molesto, cállate!-

Rushella empezó a golpearlo con sus puños.

Ella era ya de por si más fuerte que Hisui. Ahora que la puesta de sol se aproximaba, su fuerza era aún más alarmante.

Draculea_V03_-_BW01

Viendo a Hisui sufrir de nuevo, Eruru no pudo evitar hablar.

-Por cierto, un conocido me dio varios de estos vales para el buffet de pasteles del Hotel Seidou. Los dulces no son lo mío, así que si les interesan, por favor tómenlos.-

Presentados en la pequeña mano abierta de Eruru, estaban tres vales de entrada.

Rushella paró su violencia y giró su atención hacia ella.

-¿Qué es eso? ¿Y qué es eso de ´buefet´?-

-Dicho simplemente, puedes comer tanto pastel como quieras. ¿No es este buffet el más popular últimamente? Los postres en ese hotel parecen bastante caros, he querido ir en realidad.-

Explicó Mei mientras se acercaba y tomaba uno de los vales.

-¿Qué piensas, Senpai? Estoy seguro que te interesara, ¿disfrutas bastante haciendo bocadillos no?-

-Es verdad… Hmm. Hace poco, consideré ir a probarlos. El chef de la pastelería del hotel es bastante famoso.-

Kirika también parecía interesada y tomó un vale de la mano de Eruru.

Quedaba uno.

-¿Puedo comer tanto como quiera…? ¿Y pensar que un lugar tan de ensueño existiría……? ¡¡Usando una analogía, sería como Hisui ofreciéndome voluntariamente su cuello, rogándome que bebiera su sangre!!-

-Qué clase de analogía es esa… ¿Y bien, vas a ir? La fecha de vencimiento es el sábado, en otras palabras, mañana es el único día que queda.-

Viendo la pensativa expresión de Rushella, Hisui le hizo un amistoso recordatorio.

-Pero solo queda un vale……-

-Oh, no estoy interesado en realidad. Por otro lado, los dulces tampoco son lo mío. Además, ¿no está restringido solo a chicas? Aun si soy admitido, prefiero evitar este tipo de situación con repleta de chicas.-

Hisui tembló y tranquilizó sus miedos.

Escuchándolo decir eso, Rushella finalmente paró sus lágrimas y sonrió.

-De verdad… Muy bien, aceptaré. Estoy segura que estarás bastante solo sin mí a tu lado el fin de semana. Cuida la casa como un buen chico y no llores, ¿de acuerdo?-

-¿Realmente crees que estas en posición de decir eso?-

Hisui no estaba completamente tranquilo pero ya que el ánimo de Rushella estaba más arriba, sumado al raro arribo de un sábado completamente en libertad… Sin embargo, las cosas no siempre salen como se espera.

Porque un poco más tarde camino a casa, Hisui se dio cuenta de que había recibido un mensaje de texto de Eruru.

Aunque sus ojos no se habían encontrado demasiado hoy, el contenido del mensaje hizo acelerarse su corazón.

-Por favor acompáñame un momento mañana.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s