Capitulo 5 – Despertado del Abismo

Desde su punto de vista, éste trabajo era totalmente estúpido.

Los altos mandos le habían asignado supervisar la extracción del barco en el fondo del mar.

No hace mucho tiempo fue descubierto el ataúd de un vampiro. Eso fue algo bueno, tal vez había algo más.

Además, tan pronto como una amenaza fuera descubierta en el interior, el objetivo debía ser una captura con máxima urgencia. Ésa era su misión.

Qué instrucciones tan absurdas.

La dificultad de la captura de un vampiro variaba en gran medida con el nivel del objetivo. Dicho esto, el uso de equipo de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales no era descabellado.

Por el bien de la investigación, las muestras eran indispensables. Algunas personas insistían en ese punto de vista. Naturalmente era comprensible.

El problema era que la investigación en sí misma era una broma.

La evolución humana, las contribuciones a la ciencia médica, la búsqueda del conocimiento académico. Las investigaciones de esas personas no eran motivadas por esos nobles objetivos. Más bien, simplemente buscaban un sueño delirante, pero todavía no realizado, algo buscado por la gente que estaba en el poder a través de los siglos, la “Inmortalidad y Eterna Juventud”.

Por supuesto, incluso si se realizaba, éste resultado no beneficiaría a la humanidad, sino simplemente sería monopolizado por quienes ostentaban el poder.

El uso de un disfraz como la Sección de Investigaciones Sobrenaturales era la fachada de una organización que ha sobrevivido hasta estos días sólo por personas con autoridad que codiciaban los poderes de las criaturas sobrenaturales, y específicamente, de los más prominentes: los vampiros.

Pero, en realidad, no importaba la cantidad de investigación que se llevara a cabo en los vampiros, nunca obtuvieron el resultado que esperaban

“La inmortalidad y la juventud eterna”. Obtenerlas era muy simple. Sólo dejar de ser humano.

Vivir sólo bajo la cobertura de la noche oscura, agobiado por todo tipo de debilidades y alimentarse de sangre fresca.

Si quisieras aceptar estos riesgos, un humano podría entrar fácilmente a las filas de la inmortalidad y ser eternamente joven en cualquier momento.

Sin embargo, aferrándose a sus vidas seguras, los gobernantes no tuvieron el coraje o la determinación de renunciar a ser humanos.

No tener que preocuparse acerca de una muerte inevitable, permaneciendo humanos, permaneciendo racionales, no requerir tomar sangre fresca, ni siquiera ser debilitados por la luz solar o cruces, viviendo para siempre. Éste era el tipo de inmortalidad y eterna juventud que en el engaño soñaban ridículamente.

Naturalmente, ninguno de los experimentos había tenido éxito hasta la fecha.

Y nadie esperaría que tuvieran éxito en el futuro tampoco.

Si uno quería la vida eterna, debía darse por vencido con ser humano. No había otra manera. Sin embargo, la existencia humana estaba limitada en primer lugar.

A pesar de que su superior nunca le habló de ello directamente, probablemente entendió todo esto en su mente.

Es evidente que él entendía, pero por el bien de su carrera, su jefe continuó trabajando en obtener la inmortalidad y la eterna juventud de las personas en el poder que controlan el mundo.

Y ella también, a pesar de que comprendía lo absurdo de esos esfuerzos, con el fin de subir

escalones junto a su jefe, no tenía más remedio que aceptar ese trabajo inútil.

Pero la realidad era desfavorable y la misión terminó siendo infructuosa.

El segundo dragado no trajo ningún resultado especial. No había ni un solo objeto único que se conociera.

Por no hablar del ataúd que fue descubierto, no tenía ni rastro de un vampiro. Examinando las cuestiones presupuestarias, se llegó a la conclusión de finalizar la misión.

Entonces lo único que quedaba era volver a la sede y presentar un informe a la dirección, hacer las cosas antes del mediodía y volver a casa. Ése era su plan original.

Conduciendo en el camino de regreso, detuvo el coche para tomar una lata de café.

Al llegar a la máquina expendedora, sonó su teléfono celular

Había registrado éste número en caso de emergencias, pero el identificador de llamadas tenía un número totalmente inesperado que era completamente increíble.

-¿Hola?-

-¿Oogami-san? Soy Kariya.-

-El sol sale desde el oeste. ¿Has oído algo del mocoso?-

-De hecho, él es quien te busca. No yo. Voy a dejar que él hable.-

Después de una pausa durante unos segundos, una voz vino desde el otro lado.

Ella reconoció esa voz. Era el chico molesto que estaba tonteando con la vampira.

-Umm, ¿Oogami-san? ¿Dónde estás ahora? ¿En el Departamento de Policía Metropolitana?-

-Qué grosero. Ahora voy de regreso.-

-Date prisa y recupera ese ataúd. Después, no le quites la vista de encima. Si se produce cualquier situación, puedes disponer de él inmediatamente.-

-¿Eh? ¿Qué tonterías estás diciendo? ¿Acaso es posible que el ataúd se mueva por sí solo? De acuerdo con los resultados del análisis…-

-No estoy hablando del ataúd.-

Hisui le habló a Rangetsu con un tono de voz firme.

Este muchacho— Él debe saber algo.

-El vampiro está dentro.-

-¿Cómo puede ser? El ataúd está vacío. Tú lo viste, yo también……-

-¿De verdad crees eso……?-

-……-

-Desde el principio… Notaste a Touko-san ¿verdad? Incluso antes de que Kariya y yo estuviéramos al tanto. Así que la última vez que nos vimos, no te sorprendiste nada en verla. Hasta llegaste a decir esa basura del exorcismo. Así que sabías desde el principio que Touko-san estaba cernida en el ataúd. Así que a pesar de que estaba vacío, todavía continuaste la investigación en secreto. Supongo que esto también es parte de las órdenes de los de arriba, o fue algo que te ordenó tu superior, ¿no?-

-Mocoso inteligente… Incluso si eso es cierto, ¿y qué? No he hecho nada malo. El hecho es que no hay vampiros. Un mero fantasma, ¿cuál es el alboroto de eso?-

-¡Necia! Ya cometiste un error al no comunicarte con Touko-san. Si no quieres cometer más errores, entonces dirígete al ataúd.-

Dicho esto, la otra persona colgó.

Un mocoso de verdad molesto.

Pero sus palabras no podían ser ignoradas.

Después de algunas dudas, Rangetsu corrió hacia el almacén de pruebas donde se guardaba el ataúd.

-Parece que el ataúd tiene una especie de secreto. ¿Qué diablos está pasando? Ya es tiempo de que lo expliques, ¿no?-

Hisui terminó la llamada antes de que arrancara el autobús. Al igual que el viaje de llegada, todos se sentaron en la parte de atrás.

En cuanto se sentaron, Eruru impacientemente le preguntó acerca de la verdad.

Naturalmente, todo el mundo estaba interesado.

-No tengo ninguna prueba concreta. La única razón por la que le grité a ella justo ahora era por si acaso, para mantener las cosas seguras.-

-Entonces, lo que te preocupa es que las cosas no sean así, entonces, sólo se reduciría a un chico corriente de secundaria que proporciona mala información sin saber la situación. Gracias por tu consideración, pero date prisa y habla.-

-La primera cosa que me pareció extraña en un principio fue la primera vez que escuché la voz de Touko-san. ¿Todavía te acuerdas de lo que pasó?-

-Sí……-

Touko asintió ligeramente.

Hisui quería tocar el féretro y una voz se escuchó deteniéndolo.

En ese momento, él no sabía de la existencia de Touko y pensó que era una alucinación. Pensándolo bien, ésa fue probablemente la primera vez que los dos hicieron contacto.

-En ese momento, ¿por qué dijiste que “No”?-

-¿Eh…?-

-Era sólo un ataúd vacío. Incluso si lo tocaba, debería estar bien. Pero tú dijiste eso. ¿Por qué?-

-¿Por qué?… ¿tal vez lo dije al azar? O tal vez… Umm… Tal vez haya algún tipo de razón que ya he olvidado……-

-Yo también lo creo, probablemente lo olvidaste o es una especie de intuición fantasmagórica.-

Debido a que sentiste que tocarlo era peligroso, me advertiste. Pero ¿por qué fue eso? Debe ser porque hay algo dentro… Así es, porque tu instinto te dijo eso. Después de notar ese punto, comencé a pensar que había algo extraño en ese ataúd.-

-Entiendo lo que estás tratando de decir. Ya que Touko-san y el ataúd estuvieron juntos desde hace diez años, sus palabras deben reflejar algo al respecto. Pero exactamente, ¿qué?-

-La respuesta es simple. El vampiro sigue dentro.-

-Imposible… Tú lo viste, ¿no? Yo lo confirmé, no había ningún vampiro en el ataúd.-

-Así que, básicamente, existe en su interior de una forma invisible. Al menos invisible para el ojo desnudo. No, probablemente es imposible saberlo incluso por métodos científicos de observación.-

-¿Y eso por qué?-

-Sudou lo mencionó hace un momento.-

Cambiando el tema, Hisui ignoró la sorpresa de Eruru y señaló a Mei

-Eh, ¿yo? ¿Qué dije?-

-Los poderes especiales de los vampiros.-

-Eh, eso… pues sí lo mencioné… lo de la niebla y las nubes de murciélagos, ¿no? Pero esto no tiene nada que ver……-

-¿Niebla? Espera, ¿podría ser?-

-Parece que lo entiendes. Muy probablemente, el vampiro que mató a Touko-san puede convertirse en niebla. Aunque esto puede parecer una posibilidad muy vulgar para un vampiro, en realidad es bastante difícil de manejar en la práctica. Por ejemplo, no importa cómo se le encarcele, siempre hay algún tipo de separación, y podría escapar.

-Ya veo, así que por eso no le importó cuando yo lo cerré por dentro…-

Los recuerdos del momento justo antes de su muerte destellaban con claridad en la mente de Touko.

¿Por qué permitió que ella lo encerrara en el ataúd tan fácilmente? Eso fue porque al convertirse en niebla, podría escapar sin esfuerzo a través de pequeños huecos en la tapa del ataúd.

El ataúd no era hermético sino de diseño intencionalmente así para permitir la libertad de movimiento dentro y fuera.

-No importa cuán firmemente Touko-san cerrara la tapa, lo que por desgracia carece de sentido. Bueno, podría haber seguido el método tradicional mediante la inserción de cruces en los huecos para producir un efecto de sellado, pero sin duda se daría cuenta durante el proceso de inserción. Además, no preparaste ninguna, ¿verdad?

-Sí… Ese punto nunca se me pasó por la mente en primer lugar. Soy tan inútil… Todo fue en vano…..-

-No, en absoluto. Lograste tu misión de forma esplendida.-

Hisui afirmó en un raro momento de emoción sincera.

De hecho, hace diez años, las cosas terminaron sólo gracias a sus esfuerzos.

-Touko-san encerró al vampiro en su interior. Entonces respiró su último aliento y ese tipo podría haber escapado en cualquier momento. Sin embargo, algo inesperado sucedió de repente.-

-La tormenta… ¿no?-

Hisui asintió al comentario de Kirika.

-Los cielos respondieron a las oraciones de Touko o fue simplemente por casualidad. En cualquier caso, el barco se volcó por las olas y se hundió en el mar.-

-Me imagino que la tormenta llegó de repente. Sin nadie manejando el barco, éste se hundió rápidamente. Quien realmente se asustó debió ser ese hombre en el ataúd. Después de todo, odiaría que el agua de mar comenzara a filtrarse dentro de pronto, por supuesto que sentiría miedo. Entonces debió haberse dado cuenta… ¡Qué desastre! Ser arrojado al mar y se hundió de repente. Si quería escapar, aunque se convirtiera en niebla, se dispersaría una vez se mezcle con el agua de mar. Eso no sería un problema con el agua normal, pero el agua de mar es peligrosa para los vampiros, igual que el agua bendita. Una vez que su cuerpo se mezclara con agua de mar, perdería la conciencia y no podría reformarse nunca más, o lo que es igual seria “Destruido”. Mientras el agua de mar todavía estuviera presente, no habría esperanza para renacer.-

-Si continuaba escondiéndose en el ataúd o elegía escapar, todo iba a significar sufrir por el agua de mar…-

Kirika y Mei, que habían proporcionado involuntariamente la indirecta, asintieron con la cabeza.

El vampiro que había tomado imprudentemente la forma de vapor en el interior del ataúd no tenía ningún medio de escape.

-Transformarse en niebla no cambiaría la situación tampoco. Ya que su cuerpo estaba sumergido en agua de mar, así que lenta y gradualmente, su conciencia se puso más turbia. Muy pronto iba a entrar en un estado inmóvil de animación suspendida. Un vampiro de alto nivel probablemente podría romper el ataúd a la fuerza para nadar desesperadamente a tierra… Eso no sería imposible. Pero una vez se hundió en las profundidades del mar, no había esperanza. Ese sujeto probablemente entendió su situación. O tal vez ni siquiera tenía la fuerza suficiente restante para liberar a su forma de niebla. El agua continuó fluyendo sin parar mezclándose con su cuerpo. Por lo tanto, lo único que podía hacer era mantener su cordura y esperar al día en que pudiera reaparecer. Por lo tanto, para este objetivo sólo podía…-

-Filtrar su cuerpo con el ataúd… ¿no?-

Eruru encontró la respuesta.

Si su cuerpo en forma de niebla se mezclaba completamente con agua de mar, sería equivalente a la destrucción.

Pero bajo los efectos del agua de mar, su conciencia ya estaba brumosa y su cuerpo ya no respondía obedientemente a su voluntad.

A fin de mantener su cordura, lo único que podía hacer era filtrarse como niebla juntando su cuerpo con el interior del ataúd.

-Cierto. Pero hacer eso no impediría el estado de animación suspendida. Sin forma sólida, sin conciencia, ese tipo quedó hundido en el fondo del mar durante un largo período de tiempo. Escondido en el ataúd. Entonces Touko-san, con su instinto, se dio cuenta de esto, así que se mantuvo custodiando el ataúd. Debido a que no requería concentración, ella no se quedó consciente. Después de todo, su enemigo no estaba en un estado diferente a estar muerto. Hasta entonces… Cuando el féretro fue sacado a relucir. Entonces Touko-san despertó.-

-Bien… Debe de ser así, no nos engañemos. Aunque todavía no puedo recordar totalmente, lo sé… ¡No podía salir de ese lugar… creo que en ese momento…!-

-Después de eso, cuando yo quise tocar el féretro, ella inconscientemente me dio una advertencia.-

Debido a que el vampiro estaba todavía dentro. Eso era obviamente muy peligroso. Además… lo sigue siendo.

-Después de abrir el ataúd, si lo hubiéramos expuesto a la radiación solar, entonces nuestra tarea habría sido fácil. Pero habiéndolo puesto bajo tierra, y tampoco se ha movido en buen tiempo. Sería un lugar ideal para renacer.-

Eruru también consideró este punto y frunció el ceño con inquietud.

Desde que el féretro fue sacado a relucir, ya había pasado bastante tiempo.

Los efectos del agua de mar se habían ido. Convertido en niebla, el vampiro podría volver a una forma tangible en cualquier momento.

-Si el vampiro simplemente regresa a su forma sólida, no contaría como una amenaza todavía. Por ejemplo, sería como un estado de hibernación… No podría estar activo a corto plazo.-

-Pero con un ligero estimulo, que beba aunque sea una sola gota de sangre… Entonces las cosas se habrán acabado. Revivirá instantáneamente. ¡Luego, tendrá un inmenso apetito tratando de saciar el hambre de todo este tiempo…!-

Hisui esperaba estar simplemente demasiado preocupado.

No tenía evidencia concreta sobre nada.

Tal vez él y Touko estaban pensando demasiado las cosas.

O, mejor dicho, ése sería el mejor resultado.

Ocupados con sus propias preocupaciones, nadie dijo una palabra.

El grupo de Hisui se apresuró en su viaje de regreso. Con respecto a esta verdad no demostrada, todos oraron para que fuera falsa, o por lo menos, incluso si una tragedia estaba ocurriendo, que no fuera demasiado tarde.

En comparación con las pruebas de los casos policiales ordinarios, la evidencia de la Sección de

Investigaciones Sobrenaturales era completamente diferente.

Porque generalmente hablando, estaban todos los elementos peligrosos y debían tenerse conocimientos adecuados para su buen manejo.

Focos de magia negra, vasos con encantamientos de exorcismo, objetos malditos que traían calamidades a las personas. En realidad, muchos de esos artículos deberían ser destruidos en el acto.

Sin embargo, el ataúd se mantenía en una esquina de la bóveda y no era algo de lo que preocuparse.

Obviamente, ése era un objeto perteneciente a un vampiro en el pasado.

Pero estaba vacío por dentro. A los ojos de la gente, no era un problema.

Trasladado a éste lugar, estaba a la espera de ser destruido.

Teniendo en cuenta que sería más fácil moverlo para cuando lo fueran a destruir, lo habían dejado casualmente en el suelo.

En cualquier caso, era sólo una antigüedad que no causaría ningún incidente. El incidente anterior ya había terminado.

-Uh, los datos… Los datos…… que tengo.-

Un miembro masculino del personal recién contratado se había olvidado de algo y entró en la bóveda.

A pesar de haber pasado por un curso de iniciación, aún era muy nuevo en ese trabajo.

Su conocimiento acerca de las entidades sobrenaturales se mantenía al nivel de los libros de texto.

De hecho, no tenía experiencia práctica contra entidades sobrenaturales

Por lo tanto, sólo estaba autorizado a entrar en la zona más segura de la bóveda.

Todo el mundo tenía que comenzar como novato en alguna parte. No era su culpa.

Dejar un archivo o un documento en un escritorio era algo común.

Y esa mesa estaba justo al lado del ataúd que estaba esperando su destrucción… Esto era pura coincidencia.

No hubo factores particularmente especiales.

Sólo una serie de pequeños infortunios apilándose uno a uno.

Eso fue todo

En última instancia, tal vez todas las tragedias de hecho se producen de esa manera.

-¿Hmm……?-

La tapa del ataúd no estaba bien cerrada, dejando una pequeña brecha.

No había ninguna norma que obligara a que las tapas estuvieran firmemente cerradas. Hubiera estado bien dejarlo así.

En realidad, dejando el trabajo de lado, éste funcionario no era el tipo de persona que insistía en los detalles en su vida personal. Normalmente, no se preocuparía por algo tan pequeño.

Pero cuando vio lo que parecía ser un rostro humano a través de la brecha, la situación se volvió completamente diferente.

-¿……..?-

Debía estar viendo cosas.

Después de todo, él había participado en la operación de apertura. No sólo él, muchas personas habían confirmado con sus propios ojos la escena. No había nadie en el interior de ese ataúd.

Sin embargo…

Alguien jugando una broma, eso es fácilmente descartable.

Incluso si alguien pudiera deliberadamente acostarse dentro del ataúd de un vampiro, ninguno de los empleados de allí tenía ese tipo de humor depravado.

-Imposible…-

Tal vez había cometido un error en lo que vio.

Después de mirar por un rato, llegó a tocar la tapa.

De pronto sintió un fuerte dolor en la mano.

-Hm……-

Mirando hacia abajo, su dedo tenía un corte. En un examen más detenido de la orilla de la tapa, encontró pequeñas cuchillas instaladas en varios lugares. Cualquiera podría salir herido.

-¡……!-

Él recordó espontáneamente el conocimiento sobre ataúdes de vampiros de su curso de formación.

Con el fin de proteger sus cámaras para dormir, desde hace mucho tiempo, los vampiros comenzaron a instalar todo tipo de mecanismos.

Por supuesto, la instalación de ellos en sus ataúdes era muy común también.

El cumplimiento de las metas de confort durante el sueño y la capacidad defensiva no era algo fácil, pero muchos vampiros instalaban todo tipo de trampas en sus ataúdes.

Como ejemplo reciente de hace unos años, había un ataúd cuya capa externa fue electrificada.

En cuanto a los clásicos tradicionales, habría agujas venenosas o cuchillas afiladas para dañar a los intrusos.

Hacer pequeños cortes, naturalmente, no dañaba al enemigo. Ni siquiera tendría éxito como una amenaza.

El verdadero propósito de este tipo de situación era extraer la sangre enemiga.

No importa qué tan profundo sea el sueño, basta con que sangre fresca fluya hacia ellos, los vampiros sin duda despertarán debido a su agudo sentido del olfato.

Éste era el despertador más confiable, capaz de despertar a un vampiro de su sueño profundo, lo que les permitía preparar contramedidas contra estacas, cruces, ajos y otros adversarios.

-¡P-Podría ser……!-

El hombre se cubrió la herida y pateó la tapa desde un lugar seguro para abrirla por completo, mirando el interior.

Dentro había un hombre rubio de casi veinte años de edad, tendido allí completamente desnudo.

Una cara noble de ascendencia europea, fácilmente recordaba la patria de los vampiros. Ese hermoso rostro sin duda podría ser descrito como perteneciente a un descendiente de nobles.

La pálida piel blanca característica de los vampiros estaba llena de un sentido de belleza. Los músculos vagamente visibles presentaban un magnifico cuerpo.

La característica más distintiva era ese par de labios rojos intensos.

Así de roja era su boca que parecía una línea roja dibujada con sangre fresca.

Por otra parte, su boca de verdad estaba manchada de sangre fresca.

La sangre derramada por el hombre herido ahora se había convertido en una red brillante que hacía parecer los labios aún más vivos.

-A-Ahhh……-

Envuelto en el terror, retrocedió paso a paso.

Ya había entendido las consecuencias de sus actos involuntarios.

El joven se movió ligeramente.

Se levantó lentamente y lamió la sangre en sus labios.

A pesar de ser un hombre, el movimiento de su lengua lamiéndose llevaba un sentido fascinante de belleza que era difícil de expresar con palabras

Incluso el joven se olvidó de salir corriendo, quedando en trance.

Pero esto le llevó a perder su vida.

-Mierda-

Al decir esto, el joven ya se había dado cuenta de su destino.

La sensación de los colmillos afilados penetrándolo se podía sentir en su cuello.

La sangre fue despiadadamente succionada, muy pronto superaría el límite fatal. Entonces su vida se hundió en un abismo maldito.

-Háblame de la situación en este lugar. En primer lugar, ¿en qué fecha estamos? ¿Cuánto tiempo he dormido?-

Una voz seductora y noble.

Frente a este enemigo terrible, el joven miraba con ojos vacíos, diciéndole todo lo que conocía al hombre.

-Hmm, parece que mi sueño no fue corto. Esa chica realmente me hizo una buena. Bien, estás despedido.-

Obedeciendo las órdenes de su amo, el joven del personal se retiró.

Sus ojos brillaban con luz roja, mientras que los colmillos sobresalían de entre sus labios.

Ya no era un oficial de policía y definitivamente, no era un humano.

-Iré a satisfacer mi hambre primero.-

Ojos brillando con una luz roja peligrosa, el vampiro que recién despertó comenzó a cazar.

-¿Qué está pasando?-

De regreso al Departamento de la Policía Metropolitana, Rangetsu corrió hacia la bóveda y no pudo evitar fruncir el ceño.

El hedor de la sangre permanecía en el aire. A pesar de que se dio cuenta de que la cantidad de sangrado era bastante baja, fue debido a su especial ubicación, Rangetsu comenzó a entrar en estado de alerta.

Siguiendo las instrucciones de Hisui, se acercó con cuidado el féretro. La sensación de nerviosismo iba aumentando.

Había una gota de sangre en el borde de la tapa

Entonces, un grito de mujer se escuchó a lo lejos.

-¿Podría ser?……-

Vacilando sólo por un instante, Rangetsu rápidamente tomó una decisión.

Rápidamente sacó su teléfono celular y dio órdenes.

-El DPM está en riesgo de una intrusión de vampiro. Evacuen a todo el personal ordinario de inmediato. Preparen a los equipos anti- vampiros y esperen en todas las entradas. ¡De inmediato!-

-Hemos llegado… Después de correr durante tanto tiempo, estoy algo cansada…… ¿Oogami te ha devuelto la llamada? ¿Cuál es la situación actual?-

-Naturalmente, no es demasiado optimista. Vamos a darnos prisa.-

En la sede de la DPM Hisui y Eruru estaban corriendo por el edificio con Rushella y el resto de las chicas siguiéndolos muy de cerca.

El destino era el ascensor subterráneo reservado para el personal que había visitado unos días antes.

En el camino, vieron a una persona extraña.

Un joven europeo de cabello rubio hermoso. Más sorprendente fue el hecho de que llevaba nada más que una manta casualmente alrededor de su cuerpo.

Por otra parte, en el instante en que pasó a su lado, había un olor distinto

Sin lugar a dudas, es el olor de la sangre.

-………-

Hisui se dio la vuelta con fuerza.

Pero el joven fue aún más rápido y escapó hacia la salida.

-Ese tipo……-

-Es él……-

Touko habló temblando

Todo su cuerpo temblaba de miedo. Señaló la parte posterior del hombre que habían visto y dijo:

-¡Es él… él nos mató……!-

Los del grupo se miraron unos a otros después de escucharla.

Al final, sus peores temores se habían hecho realidad.

La situación se había deteriorado hasta el peor de los casos. El enemigo había despertado.

-Voy a ir. Ya que los dos somos vampiros, no hay problema, ¿verdad?-

Rushella fue la primera en asignar roles.

Mei la siguió de cerca.

-Voy a ir también. Eso es más seguro, ¿no?-

-Yo también. Kujou- kun y Kariya-san deberían ir a ver la situación en el lado de la policía.-

Kirika añadió

Hisui y Eruru se miraron y asintieron con la cabeza, dejándoles a ellas tres al vampiro.

-No hagas nada precipitado, ¿de acuerdo?-

-Todas nosotras somos más resistentes que tú. ¡Tú deberías ser el que tenga cuidado!-

Rushella sonrió sin miedo y persiguió al vampiro. Mei y Kirika también salieron corriendo.

-Vamos.-

-Sí.-

Hisui y Eruru fueron en la dirección opuesta.

Hacia el subterráneo, la sede de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales.

Eruru evitó el ascensor y optó por tomar otras medidas.

Una que era diferente a la que habían tomado la última vez.

-¿Qué está pasando?-

-Durante las emergencias, la Sección de Investigaciones Sobrenaturales también actúa como un centro de cuarentena para encarcelar a criaturas sobrenaturales. Después de todo, el centro neurálgico del sistema de defensa de la capital nacional se encuentra arriba, así que estos asuntos problemáticos deben resolverse bajo tierra.-

-En las crisis, los ascensores se apagan y los pasajes se bloquean. En estas circunstancias, sólo un puñado de personas, entre ellas yo, estamos autorizadas a entrar desde afuera.-

-Ya veo… ¿Así que las medidas de emergencia ya están activadas?-

-Hay un anuncio de advertencia desde el interior que se está emitiendo ahora y que sólo puede ser entendido por el personal relacionado. Ésta es actualmente una alerta de nivel 2, lo cual implica que hay múltiples vampiros confirmados en la invasión.-

-En otras palabras…-

-Varias personas han sido mordidas ya.-

Eruru inclinó la cabeza con tristeza

Hisui no dijo nada, pero continuó de prisa en su camino

-El siguiente nivel es la sede.-

-¡E-está bien……!-

Una muralla gruesa apareció ante ellos.

Después de que Eruru utilizó su tarjeta de identificación en el lector junto a la puerta, entraron a la sede. En ese momento, se encontraron con varias figuras colapsadas cerca de la pared.

-Hey, ¿estás bien?-

Hisui corrió.

Era una persona joven

A juzgar por su atuendo, parecía ser una empleada y, definitivamente, estaba mal equipada para manejar una crisis como ésta.

-Cálmate… ¿Estás herida?-

Hisui preguntó mientras examinaba su cuello.

En efecto, no había marcas de dientes.

Totalmente convertidos en vampiros. Las marcas de dientes podrían desaparecer de la víctima.

-¡Aléjate de ella ahora!-

La chica joven había comenzado a moverse antes de la advertencia de Eruru.

En su rostro originalmente suave, dos ojos emitían una luz roja al tiempo que enseñaba los colmillos para morder a Hisui.

-¡……!-

¡Bang! Se escuchó un disparo nítido.

La bala penetró con exactitud a la mujer vampiro en el centro de la frente.

Para que un disparo mate a un vampiro es necesario apuntar al cerebro o al corazón, así como el uso de balas de plata procesadas de forma especial.

El disparo de Eruru era tan perfecto que podría ser utilizado como un ejemplo de algún libro de como liberar una mujer vampiro de su vida maldita con una sola bala.

Su expresión pacífica mientras se apoyaba en el cuerpo de Hisui era su única salvación.

Sin embargo, el rostro del vampiro no duró mucho y pronto, todo su cuerpo se convirtió en cenizas, dispersándose en el aire.

Al final de sus vidas malditas, se convertían en una completa nada. Eso era un vampiro.

Incluso si los convirtieron en contra de su voluntad, ésta regla férrea se mantuvo sin cambios desde tiempos inmemoriales.

-Si soy yo… Ser mordido no importa.-

Hisui habló calmado.

Aunque sabía que decirlo era inútil.

También sabía cómo contestaría Eruru

-Pero si tu garganta fuera desgarrada por la mordedura, podrías morir como resultado. O por pérdida excesiva de sangre. Vamos, date prisa-

-……-

En realidad, Hisui lo sabía muy bien.

¿Quién había sufrido más hace un momento?

Sin duda, quien se vio obligada a tirar del gatillo del arma sagrada contra su colega.

Una persona que se había convertido completamente en un vampiro estaba más allá de poder salvarse. Si Eruru simplemente les trataba como enemigos de la humanidad. Entonces Hisui no estaría ayudándole.

Los dos llegaron en silencio a las instalaciones de la sede.

En ese momento, sonó el celular de Eruru.

-Hey…-

—¿Kariya -san? ¿Dónde estás ahora?

-En el edificio. Ya tengo una idea de la situación.-

Rangetsu finalmente hizo la tan esperada llamada. Eruru respondió con una expresión dura.

-Los miembros principales del personal de combate se han dado cita en el pabellón de cuarentena. La situación detallada se informará allí.-

-Lo sé.-

Al colgar, Eruru le informó el destino a Hisui.

-Vamos al lugar donde te llevé antes. Eso se podría considerar la instalación prohibida dentro de esta instalación de cuarentena. En cierto sentido, es el lugar más seguro.-

-Entendido.-

Hisui respondió, luego se dio la vuelta y miró hacia atrás.

Rushella y las chicas… ¿Cómo estaban?

Mei estaba allí.

Y Kirika también.

Sin embargo, el malestar en su corazón no se podía disipar.

-¡¡Espera!!-

Rushella, Mei y Kirika lo siguieron de forma loca por las calles.

Pero el hombre era aún más rápido.

En términos de una competencia pura de velocidad en carrera, Rushella y Mei definitivamente no estarían en desventaja. No, teniendo en cuenta que era de día, Mei debería haber ganado.

Pero el hombre que seguían era muy imprudente, casualmente agarraba a los transeúntes y los lanzaba arbitrariamente hacia las chicas. Combinado con el poder de sus ojos místicos, instantáneamente creaba una barrera.

-Ese canalla……

Rushella originalmente tenía la intención de contrarrestarlo con sus propios ojos místicos, pero abandonó la idea considerando los efectos en la gente común.

Como un “Ancestro Verdadero” ella podría utilizar fácilmente su propio poder para anular los efectos de los ojos místicos de un vampiro que era de un rango más bajo.

Sin embargo, si utilizaba los ojos místicos para oponerse a él, las personas afectadas por tanto poder místico sufrirían graves daños mentales.

-¡Bastardo…!-

Justo cuando ella vaciló, terminaron por perder el rastro de aquel hombre.

Rushella impacientemente pateó el suelo, pero no podía cambiar la realidad.

-Date prisa y cálmate. Ser impaciente no ayudará en nada-

-Pero… Por fin lo encontramos después de tanto esfuerzo, ¿no? Y Touko… ¡Una vez que exterminemos a ese desgraciado…!-

-Vaya, eres muy entusiasta para matar a tu propia raza.-

El comentario de Mei no fue sarcasmo, sino una simple consulta.

Si le hubiera hecho daño, sería algo diferente, pero la única víctima de la que sabían era un insignificante ser humano y en la actualidad, ya estaba muerta.

-En su estado actual… no puede “pasar” ¿verdad? Esa herida… no va a desaparecer.-

-Eso lo entiendo. Simpatizo con ella también y me gustaría ayudarla. Pero… ¿No es ese tipo alguien que actúa como un vampiro normal? Si lo vemos desde ese punto, no es que haya sido la gran cosa tampoco.-

-……-

Rushella se quedó en silencio.

Naturalmente, ella lo entendía muy bien

Como un vampiro, hacer algo así era simplemente hipócrita.

-No es tan malo, ¿no? Al menos… Ya que ella no ha tomado la sangre de nadie, sino la de Kujou-kun, probablemente no ha sentido los sentimientos de un vampiro normal.-

Kirika intervino como si tratara de calmar las cosas.

Pero su expresión era muy seria. Ella no parecía que estuviera haciendo esto en defensa de Rushella

-Pero tal vez un día, la sangre de Kujou-kun ya no te satisfaga. O consideremos otra posibilidad, si recuperas tus recuerdos, es posible que alguna vez hayas bebido la sangre de otras personas. En ese caso, tal vez tu relación actual con nosotros no podría sostenerse, ¿no?

-Tal vez.-

Rushella reconoció la posibilidad sin evitarla.

Porque ella también entendía ese problema muy bien.

Lo sabía desde el principio.

-Entonces, muy bien. Así que… ¿Cómo debemos perseguir a ese tipo?…… te lo podemos dejar a ti.-

-Por supuesto.-

Rushella sacó su espada corta y se hizo una herida en la muñeca.

La sangre roja goteaba sobre el suelo.

Mei y Kirika se cubrieron la nariz para evitar oler la fragancia de la sangre.

Era un aroma dulce, delicioso y seductor.

Suficiente para encantar a todas las personas, no, a todas las criaturas.

Eso incluía a todos los vampiros. Éste era un poder único en los “Ancestros Verdaderos”.

Una vez que la cautivadora y dulce sangre se olía, no sólo perros y gatos, sino también un sinnúmero de pequeños animales, insectos y aves, se reunieron en los alrededores.

De rodillas para adorar a la chica que emitía una luz carmesí, escucharon sus pedidos.

-Hay un bastardo en la zona que es un vampiro como yo. Vayan a encontrarlo. ¡Díganme dónde está!-

Utilizando los ojos místicos conocidos como “Puntería Mortal”. Rushella podía dominar a todas las criaturas y hacerlas entrar en su servicio.

Usando sus poderes demoníacos completos, les ordenó a sus criados desde su posición, en la cima de la cadena alimenticia.

-¡Vayan!-

El enjambre de animales se dispersó bajo sus órdenes.

Totalmente despreocupados por los transeúntes sorprendidos, simplemente comenzaron sus respectivos caminos para cumplir con las órdenes de su ama.

Era de esperarse que noticias favorables llegaran en poco tiempo.

Aunque no era la primera vez que Mei veía esto, todavía no podía dejar de maravillarse ante lo visto.

-El poder de un vampiro para dominar a los demás es realmente incomparable, más allá de su alcance.-

-Esta capacidad de los tuyos es tan increíble.-

-Incluso si es así de sorprendente, sigue siendo inútil en Hisui, no importa lo mucho que me concentre y me quede con él. ¡Pero si me quedo mirándolo, de alguna manera se sonroja y gira su rostro a otro lado, y luego parece estar de acuerdo con mis exigencias!-

-Si lo miras con ojos suplicantes, trata de decir muchas veces “por favor, te lo ruego” ❤. Él obedientemente escuchará todo lo que le digas.-

-Mmm, no eres más que una falsa, ¿cómo lo sabes tan bien?-

-Mi experiencia como mujer puede derrotarte al instante. Puesto que él no puede ser tu servidor y los ojos místicos no tienen ningún efecto, entonces simplemente cambia a una estrategia de ataque diferente, ¿Qué tal eso?-

-Ya veo… ¡Bien, te debo una!-

Pensar que Rushella agradecería sinceramente.

Mei se rascó el cuello de vergüenza.

-¿Eso está realmente bien? Asesorar a un rival…-

-No voy a perder. Tampoco voy a perder ante ti, Senpai.-

-¿Es así?-

Kirika suspiró profundamente.

La batalla entre las chicas también persistía en ese momento.

-Mmm… esto está mal. No esperaba encontrarme con alguien que usara el poder de los ojos místicos a este grado.-

En un rincón de un gran centro comercial, el joven rubio de ojos azules suspiró.

Este tipo de centros comerciales en un gran centro urbano normalmente no tenían ese tipo de errores, pero en este momento, las plantas estaban llenas de una gran cantidad de animales y aves.

Probablemente lo buscaban a él.

Su posición, sin duda, seria expuesta en poco tiempo.

Lo que sea.

Después de todo, su intención original era ir proactivamente a la ofensiva.

-Buena tela.-

El joven llevaba ese tipo de camisa de seda por primera vez y sonrió con satisfacción.

Había llegado a este centro comercial con el fin de encontrar ropa y ponerse presentable.

Llevando su mano al pelo muy rubio que ya estaba peinado y fijado con gel para el cabello con cuidado, dejó la tienda de ropa para hombres.

A pesar de que no había pagado, no había nadie que lo detuviera.

Porque todo el mundo estaba muerto, fueron drenados hasta quedar secos.

Los cadáveres esparcidos alrededor parecían cadáveres disecados, fueron vaciados por completo, hasta la última gota de sangre. Esto demostraba la locura de la “Sed” del joven.

Descubriendo una situación anormal, los guardias de seguridad entraron corriendo.

Naturalmente, no podían escapar del mismo destino sufrido por las personas tiradas en el suelo.

Llamar a la policía era igualmente inútil.

Las principales fuerzas anti-vampiros de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales se encontraban actualmente en un estado grave de caos, no podían funcionar normalmente.

Dondequiera que el vampiro pasara, sólo dejaba devastación a su paso.

-Básicamente todo está limpio. No te preocupes.-

Rangetsu habló cuando Hisui y Eruru llegaron al bloque aislado de la sede.

Una cantidad incontable de cenizas estaban esparcidas por todas partes.

Ésta era la prueba de que Rangetsu y sus subordinados habían exterminado a una gran cantidad de vampiros.

Sin lugar a dudas, sus capacidades de ninguna manera eran inferiores a las de Eruru.

-Las cifras detalladas sobre las víctimas… No, sobre los vampiros, no están disponibles todavía. Probablemente queden unos dos o tres. Seguramente no pueden escapar de las instalaciones de la sede y las entradas del DPM ya están selladas. Parece que podemos limpiar internamente.-

-Incluso si esto cuenta como misión cumplida… ¿Está realmente bien?-

Hisui habló inexpresivamente.

No tenía intención de felicitar a Rangetsu.

En cierto sentido, la responsabilidad de Hisui era mucho mayor desde el momento que empezó a recibir pistas de Touko.

-Creo que… Esto no es realmente un escándalo de la policía, sólo un hecho fortuito y lamentable. Pero el criminal del ataúd se ha escapado. Inmediatamente después de despertar, la sed de un vampiro es definitivamente horrible. Definitivamente va a beber la sangre de las personas sin discriminación alguna. Ya sea anunciar la verdad al público u organizar evacuaciones, ¿no tienen más cosas que hacer?-

-No es necesario. La labor de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales es un absoluto secreto. En cierto sentido, se requiere aún más discreción y secreto para con la seguridad pública. Además, ¿cómo podría la nación admitir la existencia de entidades sobrenaturales? Hemos hecho todo lo que debemos, no te preocupes por eso. Y ese vampiro no es imbécil, ¿no? Incluso si no sabe nada sobre el mundo, debe entender cómo sobrevivir en la sociedad moderna. Él no ira matando indiscriminadamente.-

-Hey, oye, ¿realmente una policía debería decir eso?-

Su tono de voz era casual y relajado como siempre.

Pero los ojos de Hisui se llenaron de ira.

-De hecho, éste es el trabajo de la policía. Mantener la seguridad nacional, el mantenimiento de la propia organización. Hablar de justicia en cada oportunidad, ¿no es molesto? Hablar de ser un aliado de la justicia sería aún más molesto. Aunque cientos de personas murieran, miles se pueden salvar, eso es lo que cuenta. Las ganancias no vienen sin pérdidas.-

Éstas fueron las palabras de un adulto.

La justicia personal y la justicia de la organización, esto era un principio que los adultos tenían que tener en cuenta para tomar una decisión.

Por lo tanto, para Hisui, que aún no era mayor de edad, era totalmente inaceptable.

-Gracias por tu discurso. ¿Entonces me puedo ir ya?-

-¿A dónde vas? No hagas nada estúpido. Si quieres irte, por lo menos espera aquí hasta que todo se resuelva.-

-Sólo soy un niño que saldrá a jugar, así que no causaré problemas. Sólo espero que mi problemática compañera no haga nada imprudente.-

-Eres lo bastante problemático ya. Honestamente, dejar a los dos vampiros luchar sería lo mejor. Basura como los vampiros, extintos están mejor.-

-…..-

-Oh vaya, ¿te volviste loco? Realmente eres esclavo de esa vampira, ¿verdad? Si optas por obstaculizar las cosas, eso te haría un criminal total. Un enemigo de los seres humanos.

-Los seres humanos… ¿eh?-

Hisui repitió esa palabra y miró a Rangetsu sarcásticamente.

Por alguna razón, su mirada hizo disgustar a Rangetsu, que chasqueó su lengua y preguntó:

-¿Y ahora qué?-

-¿Sabías que cometiste un error? Tal vez no eres enemiga de la raza humana… Pero sí enemiga de su raza.-

Rangetsu cambió al instante su expresión a una de alarma.

Rechinando los dientes, apretando los puños, sus uñas se clavaban en su carne.

-¿Pensaste que no me daría cuenta? Después de todo, no importa la cantidad de entrenamiento que recibieras, es imposible que envíes a un vampiro volando de una patada en plena noche solo con fuerza física. Al menos, es imposible para un ser humano.-

-……-

-Echemos un vistazo a la situación actual. Puesto que estamos tratando con vampiros, deberías estar en alerta máxima y armarte adecuadamente. Naturalmente, el equipo de protección para el cuello no puede ser omitido y los escuadrones móviles deben vestirse adecuadamente para la seguridad. Pero mirándote, todavía estás en ropa casual. Dado que aún están en alerta, no pudiste haberte cambiado ya. Además, estás desarmada también. Sin balas de plata ni estacas de madera, ¿cómo exterminaste a los vampiros?-

-………Cállate-

-Tus dedos están teñidos de color rojo sangre. Si ese fuera un esmalte de uñas, el color sería demasiado tonto. También está el hedor de la sangre en tus manos. ¿Arrancaste sus corazones verdad… con tus manos?-

-……… ¡Cállate ahora mismo!-

-Una criatura sobrenatural con capacidad física que rivaliza con las de un vampiro, y que incluso puede arrancar corazones con las manos vacías. Y que se asemeja a los seres humanos. Por lo que yo sé, sólo hay algo así. ¿Estoy en lo cierto? ¿Señorita Mujer-Lobo, Oogami-san?-

-¡Te dije que te calles!-

Rangetsu pateó el suelo.

La aceleración fue máxima. Tan rápido que podría considerarse un record mundial.

La velocidad era como la de un guepardo, más allá del reino de los humanos.

Al mismo tiempo, la apariencia de Rangetsu cambió.

Unos colmillos sobresalían de su boca, similar a los vampiros, pero claramente diferentes. De su mano también liberó afiladas garras de un animal carnívoro.

Ésa era, de hecho, la apariencia de un Hombre-Lobo.

Compitiendo con el vampiro y la creatura de Frankenstein como representante de las entidades sobrenaturales, ésta era la bestia humanoide de más alto rango que con frecuencia hacia apariciones en las leyendas y mitos de todo el mundo.

Unas afiladas garras de una bestia legendaria actualmente apuntaban al cuello de Hisui.

Antes de que las garras afiladas pudieran perforar su cuello, Eruru se interpuso entre los dos

-¡Detente ahora mismo!-

Levantó su arma sagrada, Argentum.

Una pistola armada con balas de plata era un arma segura para asesinar a hombres lobo también.

-¡Vaya!… ¿Quieres protegerlo? Qué show tan raro, nunca pensé que te enamorarías de alguien.-

-Nada de eso. Date prisa y detente. Tal vez sus palabras son inadecuadas, pero pelear aquí no va a resolver nada. Debes conocer mi puntería muy bien, ¿verdad? ¿De verdad quieres probar el poder de una bala de plata personalmente?-

-Eso es sólo si alcanzas a tu objetivo, ¿no? No creo que alguna vez me hayas visto al máximo, ¿verdad?-

A pesar de que su oponente tenía un arma cargada con su debilidad, Rangetsu todavía reía sin miedo. Su hostilidad hacia Eruru parecía ser incluso más fuerte que contra Hisui.

-Has sido una monstruosidad desde hace mucho tiempo… Dhampira. Ni humana ni vampira, todavía puedes chupar sangre y matar personas. En cierto sentido, eres incluso algo más bajo que un vampiro. Mi raza también ha sido diezmada por los de tu tipo.-

-Los vampiros y los hombres lobo son completamente incompatibles. Ya sea una guerra abierta o luchas secretas, los conflictos por la supremacía que han tenido lugar son demasiados para contarlos. Pero, por desgracia, no tengo ningún interés en ese tipo de historia. Por favor, sigue adelante si quieres exterminar a los vampiros. Sin embargo, si tú o tu raza quieren dañar seres humanos, entonces voy a apretar el gatillo sin dudarlo.-

Eruru respondió con frialdad.

El hecho de que no se molestó con los asuntos de la tensión racial, ella no mostraba consideración por Rangetsu simplemente porque ambas no eran humanas. Ésta era Eruru.

-Hazte a un lado, Kariya. Si quiere una pelea, está bien. Estoy listo en cualquier momento-

Hisui empujó a Eruru lejos y casualmente se adelantó. Aunque su rostro mostraba compostura, sus habilidades físicas eran naturalmente de la media de un ser humano. No había absolutamente ninguna posibilidad de ganar

-¿Te atreves a menospreciarme?… Después de todo, lo que desea Kariya-san es ayudarte, ¿no? A pesar de su exterior frío y despiadado, en realidad es bastante inexperta. Muy inexperta. Así que incluso sus subordinados la traicionarían. En el momento crítico, ella seguramente disparará su arma para protegerte. Te atreves a hablar con tanta arrogancia simplemente porque lo sabes, ¿verdad?-

-Si eso es lo que piensas, ¿por qué no te lanzas contra una bala? Deberías ser capaz de hacer eso como una Mujer Lobo, ¿no? O ahora no puedes… Perro obediente, ¿has caído tan bajo como para convertirte en un perro policía?-

Los ojos de Rangetsu cambiaron instantáneamente de color y brillaban con una luz dorada. Al mismo tiempo, su ropa se abrió de golpe.

Completamente desnuda.

Eso podría decirse, pero su pecho y abdomen estaban ambos cubiertos con piel densa, cubriendo su cuerpo como ropa. Más claramente, por debajo de las muñecas, sus manos se habían convertido como las patas de un lobo con garras, incluso más que antes.

Orejas puntiagudas, una lengua larga y roja como la sangre, una bestia de ojos dorados.

Un lobo humanoide, o tal vez un ser humano que se había convertido en un lobo.

Ante sus ojos estaba el monstruo contado por leyendas transmitidas de generación en generación.

Un pensamiento en “Capitulo 5 – Despertado del Abismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s