Capitulo 3 – Campo de Entrenamiento de Verano

Un autobús en este momento conducía a través de una autopista a lo largo de la costa.

La ruta de autobuses públicos normalmente tenía pocos pasajeros y pasaba a una hora poco frecuente, casi desolada. Sin embargo, la parte trasera del autobús estaba excepcionalmente animada hoy.

Un androgénico joven estaba acompañado por cuatro sobresalientes bellezas—no, más bien, había cinco.

-¿Estas segura acerca del lugar? ¿Tu recuerdo es exacto?-

-Sí, el lugar en el que lo conocí definitivamente fue en la playa próxima.-

Si hubiera habido más pasajeros cerca, seguramente se hubieran sorprendido por la conversación de Hisui—o más bien, su aparente murmurar con el mismo.

Sentado en la parte trasera de los asientos, Hisui estaba hablando hacia el asiento vacía del lado de la ventana a su lado.

El espacio vacante era suficiente para que una persona se sentara.

El contenido de la conversación parecía sombrío y sin sentido, pero este no era el caso para Hisui y las demás.

Naturalmente, la única que iba sentada en el asiento vacío era Touko.

Aparte del grupo de Hisui, nadie podía verla. Haciendo uso del día libre de Hisui y sus amigas, Touko los guiaba hacia la playa cercana a Ciudad Seidou.

De acuerdo a ella, las miembros del Club de Investigación Oculta en el que ella participó antes—esas chicas—habían conocido por primera vez al vampiro ahí.

¿Por qué vino todo el grupo de Hisui? Buscar  la causa requeriría una explicación que comienza con la “interrogación” de la representante de club, Rushella.

El vampiro que había aparecido hace diez años, la muerte de Touko, el misterio del ataúd—Con fin de esclarecer todo esto, lo primero que hicieron fue cuestionar en detalle a Touko.

Así que, Rushella decidió iniciar una investigación. En propias palabras de ella, la “interrogación” había iniciado inmediatamente.

Entonces por alguna razón, a Hisui se le ordenó tomar notas de espalda a las chicas.

-Hey, esta escena es muy extraña. Estoy seguro que están siendo influenciadas por esas películas de detectives. Además, ¿acaso Kariya no tiene una computadora? entonces lo que estoy haciendo es completamente innecesario. ¿Puedo unirme al grupo de observación?-

-¡Estas siendo molesto así que  cállate! ¡Esta “interrogación” es absolutamente esencial! Así que apúrate y habla con esa tal Touko o como sea… Para interrogarla. Si es necesario, ordena algunas botanas rápidas. ¡Esta chica de aquí puede preparar bocadillos para el té!-

Rushella señaló a Kirika mientras hablaba.

Como nota, Kirika y Mei estaban sentadas en los márgenes, observando desde una distancia segura.

-Hey, ¿de qué tontería estás hablando? La interrogación que mencionas suena demasiado a alguna de la era Shouwa del siglo pasado… Y aunque ordenes bocadillos, Touko no puede…-

Ella no puede comerlos porque es una fantasma… Sintiendo que esa frase seria inapropiada, Hisui se tragó sus palabras.

Pero Touko sonrió con ojos brillantes.

-Bueno, aunque no pueda comer, si me los das, me daría algún tipo de… satisfacción. Tal vez lo que se llama llenarse con solo ver ¿? Antes cuando estaba viva, nunca entendí como funcionaba el ofrecer ofrendas a dioses en santuarios, pero ahora que estoy muerta, parece que lo he entendido. Cuando los muertos reciben las ofrendas de los seres amados que visitan sus tumbas, deben estar muy felices, supongo ¿?-

-…Ya veo.-

Mirando su brillante sonrisa, Hisui dejó de ridiculizar a Rushella.

La impresión de él sobre los vampiros había cambiado completamente.

-Entonces sobre el vampiro que te mordió. ¿Dónde te topaste con él?-

El hilo por el que la conversación no iba yendo a ningún lado probablemente estaba poniendo impaciente a Eruru, así que ella hizo su propia pregunta.

Touko se puso seria y regresó al tema principal.

-La primera ocasión… fue de noche en la playa. Le mentimos a las demás y le llamamos una sesión de grupo de estudio… Pero fuimos hasta ahí para reunirnos. Aunque no teníamos un propósito en claro… Ya que todos nuestros padres eran demasiado estrictos, tal vez solamente queríamos revelarnos e ir a la aventura. Eso probablemente explique nuestro entusiasmo con lo oculto. Entonces… Lo conocimos. Su apariencia… ya no puedo recordarla con claridad. Pero él debió ser bastante apuesto. Todas nos acercamos a él deslumbradas……-

-Tu grupo tal vez estaba bajo el control de los “ojos místicos”. Ya que eres una fantasma, no hay nada que hacer con tu memoria vaga. Si los fantasmas mantuvieran su cordura y recordaran con claridad sus recuerdos de cuando estaban vivos, las cosas no serían tan problemáticas. Sin mencionar, está también el efecto de los ojos místicos. Así que… ¿Qué ocurrió después?-

-…Él nos enseñó muchas cosas, sobre la magia, sobre criaturas sobrenaturales, de todo tipo… En ese entonces, solo pensaba que lo que pasaba era que él estaba bastante familiarizado con este tema, pero pensándolo bien, debió ser porque era un vampiro. Los fenómenos ocultos, él podía provocarlos a voluntad… Todas estaban enamoradas de él. Entonces una a una, todas fueron desapareciendo…-

Los recuerdos de Hisui hicieron rememorar a Hisui algo de unos días atrás.

Las estudiantes que solían ser las miembros base del Club de Investigación Oculta, el paradero de todas era desconocido. Extraviadas, transferidas a diferentes escuelas, dadas de baja— Aunque no todos los casos estaban confirmados, si la historia de Touko era cierta, muy seguramente, todas sin excepción debieron ser mordidas.

-Por un vampiro viviendo en el mundo moderno, apegarse a los rituales antiguos es bastante difícil, esto requiere alimentarse de victimas una a la vez en intervalos de siete días. Los riesgos de ser descubiertos son bastante altos, y si no se quiere dejar descendientes, asesinarlos produce cadáveres. Y ocultar cadáveres requiere esfuerzo. Sin embargo, entre más nivel tengan los vampiros, mas obstinadamente se apegan a estos rituales. Es probable que él confiara en el control mental de los ojos místicos para alejar poco a poco a las chicas de la sociedad. Debe haberle tomado bastantes planificaciones tediosas.-

Con base en su investigación sobre las miembros del club, combinada con su propio conocimiento existente, Eruru ofreció sus deducciones respecto al vampiro.

Touko asintió de acuerdo.

-Creo que… debió ser así. Antes de darme cuenta, de entre todas las personas que lo habían encontrado en la playa, yo era la única que quedaba. No es que sea narcisista… pero creo que yo era la que le gustaba más. Es por eso que me guardó para el final… Cuando estaba por chupar mi sangre, eso fue lo que dijo.-

El lugar se había llenado de una pesada atmosfera sombría.

Preguntarle a una persona muerta sobre sus experiencias durante sus últimos momentos—¿Había algo más insensible y cruel que eso?

Todos los presentes comprendieron el miedo sufrido por esos que eran mordidos por vampiros.

Además, esta era una chica indefensa de la misma edad que ellos.

Incluso Eruru estaba sin palabras.

En búsqueda de la verdad, Hisui alzó la voz para tomar la responsabilidad.

-Entonces… ¿Cómo fue cuando te mordió? En otras palabras,  las circunstancias de tu muerte, Touko-san. ¿Podrías decirnos también sobre como sellaste al vampiro en el ataúd?-

Todas giraron a ver a Hisui.

Todas habían estado dudando sobre si hablar o no, pero alguien necesitaba hacer la primera pregunta. Hisui había dado un paso adelante para tomar la iniciativa.

Después de un breve momento de silencio, Touko continuó.

-……Él me invitó. Me preguntó si quería visitar la playa. Tenía un bote preparado y me preguntó si quería ir a dar un paseo en bote…-

-¿Una cita vampiro en un bote huh? Invitándote aunque era obvio que le temía al agua, debió ser o un completo idiota ignorante o un vampiro de muy alto nivel. ¿Entonces aceptaste, Touko-san?-

-No estaba siendo controlada por él. Por supuesto, estaba siendo influenciada hasta cierto punto… Mis compañeras se habían ido, sentí que algo sospechoso pasaba. Probablemente por sentido de auto-preservación, podía resistirme. Más tarde, me di cuenta de que era un vampiro, así que yo…!-

-Aceptaste a propósito la invitación, esperando vengar a tus amigas… ¿Si?-

Touko asintió.

Para buscar vengar a sus amigas, la recia chica desafió al vampiro—Sin embargo, la realidad era cruel e implacable.

-Hice mis preparaciones, como estacas de madera pura y una cruz. Sin embargo, me las arrebató y las arrojó al mar… Entonces chupó mi sangre. Mi conciencia se puso borrosa, y poco a poco… no me pude resistir. ¡Sin embargo, aun así… use lo poco que me quedaba de fuerza y lo ataqué! Entonces él……-

Touko se abrazó a si misma con fuerza.

La imagen del vampiro, se plasmó en sus ojos antes de morir.

La risa burlona, mirando a los humanos con desdén.

Su apuesto rostro estaba lleno de un burlesco júbilo mientras la miraba.

-Él estaba completamente despreocupado. Mientras yo lo atacaba, él tomó la oportunidad para ocultarse en su ataúd. El ataúd estaba en el bote desde el principio. Él había tomado algo de vino de antemano, así que debía estar algo tomado… Pero creo que entró al ataúd a propósito. Se estaba burlando de mí: Tú querías esto, así que te concedí tu deseo…! Pero ya no me importó, así que corrí y cerré la tapa. Envolví cadenas alrededor, y después— –

-Lo arrojaste al mar… ¿cierto?-

Describió Hisui el final, pero Hisui sacudió su cabeza.

-No… Después mis recuerdos se detienen ahí. Mi visión se volvió completamente oscura y no puedo recordar nada más. Probablemente… morí en ese momento. Antes de poder empujarlo al mar, exhale mi último aliento… probablemente. Para cuando volví en mis sentidos, diez años habían pasado y tú apareciste frente a mí.-

-……Ya veo.-

Después de un breve suspiro, Hisui juntó sus pensamientos y trató de deducir la verdad sobre el relato de Touko.

Sin embargo, aún había muy poca información a la mano.

-Touko-san murió… Pero el ataúd cayó al mar. ¿Entonces el vampiro fue encerrado dentro? No, el ataúd estaba vacío… ¿A dónde escapó? Como vampiro no tendría problema… Pero el ataúd no estaba dañado… Las cadenas también estaban intactas… ¿Qué rayos pasó?-

Hisui se quedó mirando a la nada y habló poco a poco.

Eruru también se cruzó de brazos y recargó su espalda para contemplar.

Viéndolos a ambos pensativos, Mei, que había estado en silencio, levantó su mano con expresión dudosa.

-Disculpen… Tal vez sea un poco maleducado de mi parte decir esto, pero el testimonio de Touko-san… ¿de verdad es confiable?-

-“ “ “……” ” ”-

Mirando a todos girar sus miradas hacia ella, Mei evitó el contacto visual.

Ella debió esperar este resultado.

Pero se sentía obligada a mencionar esto.

No había tomado este rol de villana a voluntad, pero esta era una pregunta que seguramente todos debían estar pensando.

-No es que piense que Touko-san esté inventando todo. Pero esas personas afectadas por los ojos místicos no pueden actuar por su voluntad, y en especial ahora que se ha convertido en fantasma, sus recuerdos de los días viva son aún más inciertos, ¿verdad? Pienso que no podemos tomarlo todo como verdad, ¿cierto?-

-…Tienes razón. Es verdad, no recuerdo los detalles, y ahora que lo mencionas, yo también……-

Touko perdió confianza.

Su intangible, o más bien, transparente cuerpo se volvió aún más transparente, casi como si estuviera por desaparecer.

Rushella rompió el estancamiento con una simple declaración.

-Detalles irrelevantes y triviales. ¡Ya que dije que vamos a investigar esto, no me retractare de mi palabra!-

-Uh, pero….-

Hisui quería decir algo pero Rushella levantó su dedo índice para frenarlo.

-Además, si no creemos lo que esta persona Touko nos dice, no hay donde comenzar. Suponiendo que nos esté mintiendo completamente. El vampiro fue destruido o tal vez escapó a un lugar lejano, o no hubo vampiro desde un principio… Simplemente asumamos eso por ahora. Pero dado que ese es el caso, entonces no hay problema, ´¿verdad?-

La última pregunta de Rushella iba dirigida  a Eruru.

Sentada del otro lado, Eruru estaba sorprendida por la opinión de Rushella, pero aun así asintió.

-Así es. Aunque sería lamentable que la investigación no rindiera frutos, sería mejor si no hubiera vampiro que amenazara a las personas. Si somos los únicos investigando, entonces no habría problema en pagar dinero a contribuyentes…-

-Ves, ¿tengo razón? Si no existe, no existe. Si existe, entonces deberemos tomar medidas preventivas. No importa que, debemos encontrar la verdad. Entonces tu serias capaz de… “cruzar”, ¿verdad?-

Rushella miró a Touko, quien asintió de vuelta ligeramente.

Hisui notó ligeras lágrimas en el borde de sus ojos.

-Bueno entonces, la “interrogación” terminó. Terminemos la habladuría, ¿qué haremos ahora?-

-Probablemente… Reunir información. También necesitamos verificar que tan confiable es su testimonio así como recolectar información detallada del vampiro. Además, para ayudar a que su memoria regrese a un estado más exacto, debemos tratar de visitar los lugares con fuertes conexiones hacia ella…-

-¡Muy bien, primero iremos… a la playa donde conoció al vampiro por primera vez! ¡¡No hay objeción!!-

Normalmente, esto terminaría como una de las presuntuosas proclamaciones de Rushella a la que nadie prestaría atención.

Pero ese día, todos sonrieron y asintieron de acuerdo.

Y ahora, Hisui y compañía estaban en la playa.

Bajando del autobús, caminando una corta distancia, arribaron a la extensa playa.

Este lugar solía ser una estación balnearia a pequeña escala, pero ahora estaba bastante desierta sin ningún visitante.

Un edificio de natación bien equipado había sido construido ahí simplemente porque el lugar era conveniente. Pero aun incluso en un día caliente y soleado como hoy, en el que uno de verdad disfrutaría un buen chapuzón, no había personas aquí.

Se encontraron con la placentera sorpresa de tener una playa completa para ellos. Pero naturalmente, el grupo de Hisui había venido aquí con otro propósito.

Obviamente, ese no era su propósito.

Sin embargo, ante sus ojos—

-Hey, ¿esto no es extraño? ¿¡Por qué todas ustedes están en traje de baño!?-

Al lado de Hisui, las bellezas hicieron una glamorosa entrada, de pie una al lado de la otra.

Como comentario, Rushella había hecho un viaje especial para comprar un traje de baño, llevando a Hisui al centro comercial para que la acompañara.

-Oh querido, ¿acaso esto no es culpa de Hi-kun, pensándolo bien? Tiene tantas alternativas en nosotras, y aun así está obsesionado con una Gravure Idol.-

Diciendo eso, Mei se inclinó hacia adelante.

Dada su voluptuosa figura y delicada piel tersa, uno no podía para nada asociarla con el original y feo monstruo Frankenstein.

Su traje de baño color negro era un micro bikini, cubriendo su busto extremadamente amplio y áreas cercanas.

Las zonas importantes apenas y estaban cubiertas pero ella no mostraba intención de ocultarlas, incluso su presencia decía “ven aquí y mira”.

-¡No no, como dije, fue malentendido de Touko-san! Solo fue que el manga que estaba leyendo tenía una gravure idol en la página a color, ¿de acuerdo? ¡No estaba mirando a la idol, solo quería checar si no había páginas a color para series manga cuando fue que me topé con esa parte!-

Hisui huyó del ataque de los gigantescos pechos de Mei mientras recordaba la conversación en el aula del club.

Ya que los miembros del club eran prácticamente todas chicas, Touko se hizo gran amiga de ellas rápidamente.

Eso no era problema.

Sus temas de conversación, sin embargo—

-Hey, ¿cómo es Hi-kun cuando está solo en casa?-

-He escuchado que vive junto con Draculea-san… ¿Podrías contarme los detalles actuales?-

Mei y Kirika examinaron en la vida privada de Hisui con gran curiosidad.

Ya que Touko estaba en su mismo grupo de edad, ella felizmente se mezcló en sus conversaciones y contribuyo acosando, proveyendo sensacionales noticas a ellas una y otra vez.

-Veamos… ¡Se queda encerrado en su habitación, leyendo revistas con gravure idols en la cubierta! ¡Con pechos gigantescos!-

-Oh~~ lo sabía, ¿aun… le gustan esos?-

-Como sea, tú ya perteneces a esa categoría…..-

-¡Mumumu, es obvio que ya me tiene a mí!-

…De alguna manera, incluso Rushella disfrutaba la discusión.

Con extrañas motivaciones.

-Me rehúso a perder. ¡Me levantaré triunfante sobre esas mujeres que solo saben mostrar su espalda y escote, para que no ponga sus ojos en nadie más que en mí!-

-…Ciertamente, ahora que las vacaciones de verano se acercan, debo seducirlo con mi traje de baño.-

-Estaba pensando en conseguirme uno nuevo. Ah, n-no es que vaya a hacer esto solamente para mostrárselo a Kujou-kun……-

Algo hacia ruido abajo, sin que Hisui lo supiera.

Entonces el día llegó.

-…Hey, esto es de verdad extraño. ¿No? ¿¡Por qué fui forzado a vestirme como ustedes chicas!?-

Hisui estaba lleno de quejas.

Había sido forzado a cambiarse en un traje de baño con el torso desnudo.

Ya que él no tenía ningún traje de baño, fue forzado a comprarse uno de color rojo durante su ida de compras. Para ser honesto, no quería para nada este color, pero desafortunadamente, había sido comprado por fuerte recomendación de Rushella.

-¿No sería bueno… disfrutar algo el tiempo en esta ocasión? Además, Touko-san no va a recordar todo su pasado quedándose confinada en casa.-

-Si… eso creo…..-

Kirika se inclinó mientras hablaba, provocando que Hisui entrara automáticamente en estado de alerta.

Ella estaba usando un monokini, un traje de baño de una pieza color violeta.

Aunque era menos revelador que el bikini de Mei, la espalda de Mei estaba completamente expuesta. Los cortes laterales en la tela marcaban las curvas, enfatizando aun mas las líneas de su estrecha cadera, creando una sensación de sensualidad comparable a la de Mei.

En combinación con sus atributos de madurez, la acción de Kirika de inclinarse… Se sentía irresistible.

-¿Por qué escapas?-

-Uh, no estoy escapando….. ¿Eh, Touko-san?-

Escuchando la pregunta de Touko, Hisui se dio la vuelta… para encontrarla detrás de él.

Al parecer ella era capaz de controlar su vestimenta mentalmente. Por lo tanto, se había cambiado en un traje de baño para adecuarse al lugar.

El suyo era de los que usaban en las escuelas.

Un traje de baño escolar azul marino.

Además, había una parte de tela blanca que decía el nombre “Touko” sobre su pecho.

-Touko-san, umm, aun sin imitarlas a ellas con esos trucos de ellas, estas ya muy atractiva, ¿sabes? Eres esbelta y elegante, tienes un temperamento gentil y con gracia, tu busto también… está al nivel del de Senpai.-

Draculea_V03_-_BW05

Hisui miraba a la distancia mientras hablaba, con un toque de soledad en su voz.

¿Por qué seria así?

-¡Hey, espera un minuto, deja de mirarme con ojos de pena!-

-Uh, pero mira, esto no es una lección escolar de natación…-

-¡Solo puedo usar este tipo de tajes de baño! Porque mi familia era demasiado estricta, no me permitían usar de otro tipo…-

Explicó con resentimiento Touko, apretando sus manos.

A pesar de estar bajo el abrasador sol, Hisui sintió que la temperatura del aire descendió repentinamente. Con suerte, sería solo su imaginación.

Tenía un terrible presentimiento.

-Hey, espera, Touko-san… ¡No uses tus habilidades de maldecir!-

-Muy bien, si enfocó mi imaginación, estoy segura de que puedo ponerme un traje de baño que me guste… ¡Si, uno como el de Sudou-san…!-

-Umm, disculpa, no podemos hacer eso. ¡El atractivo de ustedes dos provocaría desatar una guerra, no podemos hacer eso!-

-Es verdad, si alguien va y se pone más reveladora, Hi-kun seguramente se verá forzado a tener que inclinarse para ocultar como está ya❤-

Diciendo eso, Mei se abrazó al brazo de Hisui y presiono la mano de él contra su busto.

De hecho, Hisui ya estaba al borde de tener que inclinarse. Sin embargo, ignoró sus sensaciones a través de fuerza de voluntad.

-Como si alguien fuera a hacer eso… Hey, ¿podrías soltar mi brazo?-

-Pidiéndome que te suelte… Porque simplemente no te abrazo tan fuerte que tu brazo se rompa❤-

-¡Qué miedo! ¡Viniendo de ti, para nada suena como una broma! ¡Eres perfectamente capaz de eso!-

-Oh querido, siempre he hablado en serio, ¿no es así?-

-Vamos…-

-Si no quieres que eso pase, entonces juega apropiadamente conmigo. Bien, aquí hay una pelota así que juguemos voleibol de playa? Quien falle en devolver él envió tiene que participar en un juego de castigo, ¿de acuerdo?-

Mei se dirigió a un lado, recogió la pelota y se preparó para comenzar.

Sin red ni límites, jugar con reglas tan simples resultaba ser más divertido.

-…Jeez, no uses toda tu fuerza, ¿de acuerdo?-

-Entiendo❤-

Entonces ambos comenzaron a jugar voleibol de playa.

Desde cierto rincón, una figura los observaba con resentimiento.

Más temprano, Hisui había preparado una sombrilla en la playa y tendido una manta para ella. Después de eso, todo lo que había podido hacer era sentarse sin poder hacer nada bajo la sombra.

Esta chica definitivamente se convertiría en cenizas si fuese alcanzada por los abrazadores rayos del sol de este día.

Se llamaba, vampiro.

O más bien… Rushella.

*sollozo sollozo sollozo~~* -Pensar que compré esto para usarlo en esta ocasión…-

Rushella había llevado a Hisui en una salida de compras especial para comprar este bikini.

Habiendo sido alerta de antemano, Rushella había elegido un traje de baño especialmente pequeño para competir así con el de Mei.

En particular, la débil tela de la parte alta era incapaz de lograr su cometido de ocultar los generosos frutos de su busto.

Como Hisui había mencionado que no le gustaban los colores excesivamente llamativos, Rushella había escogido un traje de baño de color suave para estar en zona segura… Sin embargo, olvidó que no podía estar expuesta a la luz del sol.

Mirando a su rival arruinada, Mei se tomó el tiempo de lanzar miradas presumidas de victoria mientras jugaba voleibol de playa, causándole aún más enojo a Rushella.

-Traidor. Pensar que jugaría tan alegremente con esa falsa…-

Rushella hizo un puchero y miró con resentimiento a Hisui.

Pero Hisui estaba completamente inmerso en el juego de voleibol de playa totalmente ignorante de eso.

Al momento que lagrimas brotaban en los ojos de Rushella, Kirika llegó a la sombra de la sombrilla encogiéndose de hombros.

-Vamos… ¿qué estás haciendo? Si eres una vampiro, presta más atención a los rayos del sol, ¿de acuerdo?-

-Estas siendo molesta, cállate……-

No había espíritu en su voz.

Abatidamente, Rushella trazaba círculos con su dedo sobre la manta.

-…De acuerdo. Quédate quieta y no te muevas.-

Kirika suspiró y sacó un ungüento blanco, aplicándolo al cuerpo de Rushella.

-¡D-Detente ahora, ¿qué estás haciendo!? ¿¡Que es esto!?-

-Un agente bloqueador de sol. Todos los vampiros deben conocerlo, ¿verdad? Un ungüento para bloquear el sol. Los modernos son  creados usando la ciencia, pero se originaron de brujas como yo, inventados a petición de los vampiros. Si lo aplicas a tu piel, bloqueara la luz del sol al menos durante el tiempo que estemos de visita en esta playa. No te preocupes, es inofensivo a la piel.-

Explicó Kirika mientras aplicaba la capa de bloqueador sobre el cuerpo de Rushella.

Rushella permaneció callada hasta que finalmente se decidió a hablar.

-Uh… Umm.-

-¿Si?-

-Uh, u-umm…… Grac-i… auch…-

Probablemente como nunca había pronunciado gracias, Rushella se mordió la lengua por accidente.

Kirika suprimió su urgencia por reírse y continuó en su labor.

-Si quieres agradecerle a alguien, agradécele a Kujou-kun. Debe haberse preocupado por el cuidado de tu piel cuando me pidió que preparara esto.-

-¿Eh…?-

Rushella fue tomada por sorpresa. Kirika continuó y sacó un atomizador para rociar algo en el aire.

-¿¡Hey, que estás haciendo!? ¡No rocíes cosas raras!-

-Esto también es un tipo de agente bloqueador. El cabello también se considera una parte de la piel y debe ser protegido con cuidado. De otro modo, se convertiría en polvo bajo los rayos del sol también.-

-……U-Ummm……-

-Como dije, a quien debes agradecerle es a Kujou-kun. Tu orgulloso cabello fue también parte de su petición. Al principio yo solamente consideré la piel pero me había olvidado del cabello si él no me lo hubiese recordado.-

-…..-

Rushella ya no sabía que decir.

En silencio, observaba a Hisui jugar alegremente voleibol de playa.

-Bien, ya está. ¿Por qué no vas y te unes?-

-…..Si.-

Rushella se puso de pie entre el límite de la sombra y los rayos del sol.

Nunca había caminado bajo los rayos del sol sin la sombrilla.

Miedo estrujó su corazón hasta cierto punto.

Si Kirika hubiese tenido malas intenciones, ella habría sido quemada por los rayos del sol al momento que diera el primer paso.

Sin embargo—No titubeó.

-Hmm… Umm.-

-¿Si?-

-…..Gracias.-

Esta vez no mordió su lengua.

Sonrojada, Rushella corrió fuera de la sombra de la sombrilla.

Experimentando directamente los rayos del sol por primera vez, se sentían más calientes que bajo la sombrilla.

No obstante, se sentía bastante bien.

-¡Bien, Hisui, apúrate y déjame unirme también!-

Corrió con gran entusiasmo… Pero el juego de voleibol ya había terminado.

Mei ahora estaba tendida de espaldas sobre una manta encima de la arena.

Con la parte alta de su bikini desatada.

Al lado de Mei estaba Hisui, aplicando de mala gana loción bronceadora sobre el cuerpo de ella.

-¿¡Q-Que están haciendo!?-

-Uh, perdí y tuve que aceptar el juego de castigo. Me hizo ponerle loción bronceadora encima.-

Draculea_V03_-_BW06

-Si si. Este juego erótico es completamente consensual.-

-¡No lo llames juego erótico!-

-El perdedor no tiene derecho a quejarse. Apúrate y aplícalo bien.-

Mei jaló la mano de Hisui hasta la parte baja de su antebrazo.

Esta era un cautivador jardín revelado por el traje de baño desatado.

Llamado, el costado del pecho desnudo.

Boing, la punta de los dedos de Hisui tocaron algo.

-Ahh mmm, Hi-kun, no toques…-

-¡Deja de hacer esos sonidos pervertidos! ¡N-No toqué nada… Nada de nada……!-

-…Yo ya quiete mi mano, ¿por qué tus dedos aún están ahí?-

-……Grrrrrrr!!-

Rushella lanzó gruñidos de furia desde su garganta mientras levantaba sus puños para golpear a Hisui.

-…¡¡Tu, traidor!!-

-¡Wah, espera, de verdad duele! ¡Detente!-

-Hey, hey, que estás haciendo…-

Diciendo eso, Mei se levantó.

Naturalmente, tenía el pecho desnudo.

Hisui reflexivamente giró a otro lado su mirada… Imposible, había tenido una vista completa.

Los enormes frutos estaban coronados con suaves colores de forma pequeña, frutos exquisitos y adorablemente prominentes.

Mei no hizo esfuerzo por ocultarlos. En vez de eso, infló y sacó su pecho y dejó que los demás admiraran la vista.

Mientras tanto, Rushella golpeaba la parte trasera de la cabeza de Hisui tan fuerte como podía.

Esto resultó en que las seductoras imágenes fueran forzadas a borrarse del disco duro de la mente de Hisui, con un bonus especial de ver estrellas.

-¡¡Tu, traidor!! ¡¡Teniendo una amorío justo aquí!!-

-¡¡N-No… Esto es un accidente… Tú fuiste quien……!!-

Antes de que pudiera explicar, el ataque combó de Rushella llegó.

Sentada encima del cuerpo de Hisui, seguía golpeándolo.

-¿Qué estás haciendo…?-

-¡Ah, Senpai, llegaste a tiempo! Apúrate y detén a esta chica…-

-Si si… ¿Podrías ayudarme a ponerme un poco de bloqueador también?-

Diciendo eso, Kirika giró su espalda expuesta hacia Hisui.

Esto provocó que la fuerza de los golpes de Rushella aumentara directamente.

-¡S-Senpai… Por favor no agregues leña a la hoguera……!-

-¡Estas siendo molesto así que cállate! ¡¡Voy a golpear tu cuerpo tanto que no puedas volver a querer tener amoríos nunca más!!-

Al tiempo que la arena blanca como nieve de la playa y la piel pálida de Hisui eran teñidas ambas de color escarlata, Eruru se alejó de las estúpidas disputas y permanecía en silencio sola a la orilla del mar.

Estaba vistiendo un traje de baño de una pieza de tenia una falda con vuelo y patrones decorativos. Se adecuaba muy bien a su pequeña figura. Sin embargo, ella no tenía ninguna intención de nadar.

Simplemente observaba en calma el agua del mar llegando con las olas rompiendo contra sus pies regularmente.

Su cuerpo temblaba ligeramente como si estuviera soportando algo.

Al igual que Rushella, ella le temía al agua del mar.

Como descendiente de un vampiro y un humano—una dhampiro, había heredado las debilidades de los vampiros.

Le temían al “agua viviente” que fluye.

Esto aplicaba especialmente a fuentes de agua natural, aún más a las aguas del mar que contenían sales purificadoras de demonios. Introducir estos cuerpos a agua significaría ahogo instantáneo.

Aunque esta debilidad era menos severa que con los vampiros completos, los dhampiros en esencia eran no-nadadores.

Si uno fuese a enlistar las excepciones, solamente un nadado breve en una piscina poco profunda de agua tibia para niños de primaria, solo ahí sería posible.

Eruru conocía mejor que nadie esta propiedad de su cuerpo.

Pero en este momento al borde del agua… Ella no quería aceptar su cuerpo maldito.

Deseaba superar la debilidad tanto como pudiera.

Comenzando con confrontar el agua de mar.

Tranquilizando su respiración, relajó su mente y cuerpo—

-…¿Cuánto tiempo vas a estar parada ahí?-

Pregunto Touko a su oído.

Sus palabras venían acompañadas de una ligera exhalación.

El exhalar de un fantasma se sentía como un viento helado, que invadía el oído de Eruru a mitad de su nervioso estado.

-¡Eek……!-

El escalofrió recorriendo su espalda provocó que Eruru temblara y perdiera el equilibrio.

Antes de poder guardar compostura, su pequeño cuerpo ya había caído al agua.

Y entonces llegó una inesperada ola.

-~~~~…!!!-

Incapaz de hacer ningún sonido, Eruru fue tragada por las aguas del mar.

Para una persona normal, esto no sería nada más que experimentar las olas. Pero para ella, este impacto era como un tsunami.

-¡¡Q-Que debo hacer… Hey, alguien ayúdeme!!-

Hisui y compañía escucharon los gritos de auxilio de Touko.

Aparte de Rushella que le temía al agua del mar, todos fueron corriendo.

Afortunadamente, Eruru fue rescatada y sacada a tierra antes de que sufriera contacto excesivo con el agua del mar.

Tendida sobre la playa, con sus labios morados, y su cuerpo temblando.

-…Hey, ¿no es malo para ella? Parece como si… ¿¡hubiera dejado de respirar!?-

Al escuchar el comentario de Mei, Hisui se dio que cuenta que era necesario tomar medidas de emergencia inmediatamente.

-¡En ocasiones como esta, ¿no se debe comenzar a aplicar RCP!? Umm…-

Quien iba a hacerlo… Hisui miró a las presentes.

Rushella y Mei—No. Su fuerza excesiva podría terminar provocando más mal que bien, quizás incluso detener el corazón.

Kirika—No. Ella era tranquila y serena, pero no sabía cómo aplicar RCP.

Touko—No hay ni que comentarlo. Ya que ella no podía tener contacto físico para nada.

-Parece que tendré que hacerlo yo…-

El propio Hisui recordaba solamente más o menos el método. Trataba de recordar lo que había aprendido del libro de Educación Física.

Colocando una mano sobre de ella, las posicionó al centro del pecho de Eruru.

Entonces sin dudarlo, presionó en el esternón—

-¿¡Que estas tocando!?-

Tan pronto como Hisui hizo contacto con esa suave sensación, Eruru reaccionó.

Inmediatamente, se levantó y lanzo a volar a Hisui de un puñetazo.

-¡Qué demonios! Era una emergencia… No tuve elección…-

Antes de que Hisui pudiera terminar, Eruru colapsó de nuevo.

Esto no era de sorprenderse. Había sufrido un shock y había reaccionado enfurecida en cuanto había despertado.

-¡Por qué dejó de respirar de nuevo! ¡Jeez……!-

…Entonces, Hisui comenzó a realizar compresiones en el pecho de nuevo.

-¿¡Hey donde estas tocando!?-

Eruru se incorporó y lo golpeó nuevamente.

Y colapsó otra vez.

Esto se repitió muchas veces hasta que Eruru finalmente reaccionó por completo.

Calmando su respiración, rio en tono de burla consigo misma y giró hacia otro lado su rostro.

-…Adelante ríanse de mí. ¡Quieren reírse, ¿verdad!? ¡Ahogarme en aguas tan bajas, adelante y ríanse si quieren, todos!-

-…No voy a reírme. Hey, de verdad me hiciste daño con esos puñetazos. Cuantas veces vas a golpearme antes de calmarte…-

Después de sufrir una golpiza de Rushella poco antes, Hisui ahora estaba bastante herido.

Pero el trauma psicológico de Eruru debía ser peor.

-Kariya-san… ¿no puede nadar? Y aun grado bastante extremo… ¿Tal vez sea una fobia?-

Preguntó Kirika con curiosidad. Touko también parecía igual de confundida.

Rushella había descubierto la identidad de Eruru hacia bastante, mientras que Mei probablemente lo sabía también aunque no lo había mencionado. Las otras dos no tenían ni idea.

-Todos tenemos algo… que no se nos da bien. Ven, sécate primero. El sol se está metiendo así que cámbiate la ropa.-

-No es necesario… que me tengas lastima. Solo dile a todos sobre mi condición, no me importa…-

Secando su cabello, Eruru le susurró a Hisui lo suficientemente bajo para que solo él escuchara.

Pero Hisui ignoró el tema con gentileza.

-Si piensas que le estas causando problemas a alguien, diles tu misma. Sino, deja de hacer un alboroto todo el tiempo sobre las características que te han heredado.-

-…..-

Hisui quitó su mirada de Eruru quien había bajado su cabeza, y se giró hacia Touko.

-Entonces… Touko-san, ¿has recordado algo?-

-No. El lugar es aquí, pero no…-

-…Entonces probemos suerte en otra parte. ¿O qué tal si preguntamos en los alrededores?-

-Se está haciendo tarde, déjenmelo a mí de aquí en adelante. Ya he reservado una posada para mí.-

-¿Pero no puedes investigar si yo no voy, cierto?-

Al escuchar la sugerencia de Eruru, Touko se señaló a sí misma.

Ciertamente, había poco que investigar si ella no estaba presente, sin embargo… En este momento ella solo estaba obsesionada con Hisui.

-Entonces Hisui-kun vendrá también. Continuaremos la investigación nosotros tres.-

Sugirió inocentemente Touko.

Pero la propuesta provocó que las miradas de las otras bellas chicas se sobresaltaran.

-…No puedo regresar dejando a mi sirviente sin supervisión. Además, yo soy la presidenta del club. ¡Voy a supervisarlos hasta que la investigación termine!-

-Eruru-chan va a tenerla difícil cuidando de ustedes, déjenme ayudar.-

-A-Alumnos de grado menor andando por ahí afuera en la noche… ¡Inaceptable! Como la que estoy a cargo, yo también debo ir. ¡E-Esto es solamente como alumna de grado superior, y como presidenta del consejo estudiantil, solo para que sepan ¿de acuerdo!?-

Las tres chicas dieron sus respectivas razones para unirse.

Mirándolas a las tres, Hisui, que al principio había planeado irse a casa, no tuvo más elección que suspirar mirando al cielo.

-…¿Entonces nos quedaremos aquí por la noche?-

Después de eso, el grupo decidió registrarse en una posada cercana.

Gracias a Eruru, la decisión de la posada se tomó de inmediato. Sin medir palabras, esta posada era más como una casa de huéspedes. Además, debido a un inesperado aumento de huéspedes, todas las chicas tenían que quedarse en la misma habitación.

El único chico—Hisui, tomo la otra habitación. Pero debido a lo inesperado de la llegada, la habitación tendría que ser preparada primero. Hisui no tuvo más opción que visitar la habitación de las chicas primero.

Después de la cena, los miembros del grupo fueron a tomar un baño uno después del otro.

Así transcurrió, Rushella fue la última en tomar su baño. Al encontrar a Hisui y a Mei vestidos con yukatas al regresar a la habitación, su rostro instantáneamente se llenó de desagrado.

-¿¡Que están haciendo!?-

-¿Haciendo……?-

Mei estaba sentada en un cojín mientras que Hisui estaba al lado de ella.

Él tenía un peine un secador de cabello en sus manos.

-Haciendo es ´haciéndolo´, ¿eh?-

-¡Déjate de bromas! Como tú misma puedes ver, estoy secando su cabello. Ya que esta secadora es muy tardada, sería más rápido su la ayudo.-

Ocupado callando las sugerencias de Mei y explicándole a Rushella, las manos de Hisui continuaron ocupadas en secar el cabello de Mei.

Mirándolo usar habilidosamente a la vez el secador y peine, Rushella no pudo encontrar ninguna señal de intenciones indecentes.

Aunque no completamente satisfecha, Rushella se sentó al lado de ellos.

-Y pensar que dejas que un hombre mueva tan libremente sus manos entre tu cabello. No piensas que el cabello de una mujer es su vida ¿? Si yo fuera tú, nunca lo permitiría.-

-Así es, tocarse el cabello sugiere algo más allá… He escuchado de eso. Pero, esto es debido a la intimidad de mi relación con Hi-kun…-

-Anda engáñate sola. Yo aquí solo soy un voluntario. ¿Podrías dejar de moverte tanto?-

-Bien bien. Sin embargo, las habilidades de Hi-kun son realmente buenas. Lo seca tan rápido  y se siente tan bien…-

Mei no dudó y se recargo hacia atrás en Hisui, relajando su cuerpo y disfrutando de la experiencia.

Ciertamente, desde el punto de vista de un observador, los esbeltos dedos de Hisui peinaban el cabello, tirando de él algunas a veces, extendiéndolo en ocasiones, secándolo bastante rápido. Y de vez en cuando, también daba masajes de cabeza y hombros.

-Wow, esto se siente realmente placentero……-

-Oh, ¿en serio? Solo lo hago como de costumbre. Incluso me estaba preocupando que haría si de pronto gritaras por tocamientos sexuales. No es novedad para mí.-

-De verdad, podrías incluso abrir un salón de belleza… Por cierto, ¿cómo te hiciste tan bueno en secar cabello? Tal vez sea algo maleducado de mi parte decirlo, pero Hi-kun, ¿no eres así de cuidadoso con tu cabello verdad?-

Mirando el semblante de éxtasis de Mei, las otras escucharon su pregunta y se acercaron para escuchar con interés.

Hisui simplemente respondió con indiferencia.

-Por qué solía hacer esto a menudo con mi familiar. Ella me pedía que peinara su cabello, lo secara y la ayudara a cuidarlo…..-

La respuesta le dijo a Rushella exactamente el cabello de quien era el que Hisui solía cuidar, o más bien, el cual se suponía debía cuidar.

La vampiro que lo había criado—Miraluka.

Mei también parecía comprender la inesperadamente complicada situación de Hisui. Disfrutando el cálido viento, ella hizo una pregunta que partió por la mitad el tema.

-Esa vampiro, huh… Aunque de verdad no debería decir esto, ¿no podía arreglar su cabello ella sola?-

-Se lo dije muchas veces… Pero ella no tenía reflejo en el espejo, después de todo…-

Esto hizo que todos los presentes rememoraran las características de los vampiros.

Espejos, cristales, superficies acuosas—Todo objeto reflejante fracasaba en producir imágenes de un vampiro.

En otras palabras, los cosméticos y el cuidado del cabello eran un total desafío.

-Ya veo, eso realmente necesita la ayuda de alguien más… Ah, y no podía ir a un salón de belleza, por no tener reflejo en el espejo.-

-Así es… Aunque está el control mental haciendo uso de los ojos místicos, requeriría reservar todo el lugar. Además, si no se controlaba cuidadosamente el nivel de hipnosis, podría resultar desastroso. Así que lo hacia ella misma. Y termino con ese cabello tan largo. Probablemente esta era la razón de porque no usaba demasiado maquillaje. Bien, ya está.-

Hisui terminó su labor y apagó la secadora.

Secado meticulosamente, el cabello de Mei parecía como si fuese la obra de arte de un estilista profesional, deslumbrante con un impactante brillo.

Al parecer no bromeaba cuando lo llamaba placentero. Tendida sobre el piso mientras el confort del baño aún permanecía en su cuerpo, su rostro parecía como si estuviera en el paraíso.

-E-Entonces, Kujou-kun…… ¿Podrías ayudarme… a mí también?-

Nerviosamente, Kirika levantó su mano y preguntó.

Aunque su cabello no era tan largo como el de Mei, aún estaba bastante húmedo ya que no hacía mucho acababa de salir de bañarse.

-Uh, seguro… Pero Senpai, pienso que a ti tal vez no te guste tener a chicos haciéndote esta clase de cosas. ¿De verdad no hay problema?-

-Hmm, bueno, umm…… No es como si fuera permitirle a cualquiera hacer esto…-

Kirika se sonrojó pero Hisui no notó lo que trataba de decir.

Tocar el cabello en cierto modo era aún más desafiante que tocar la piel—Mei había dicho algo así hacia poco.

-Por cierto, en ocasiones me pregunto si en casa tienes una maid que haga esto por ti, comenzando por secar tu cuerpo.-

-¿¡Qué tipo de ´pregunta´ es esa!? Ya que mis padres generalmente están fuera de casa, sí, tengo una sirvienta para que ayude en la casa. ¡Pero yo me encargo de mi vida personal yo misma! No le permito a nadie entrar a mi habitación…-

-Oh wow, de verdad existen. Señoritas de clase alta.-

-…Esto es irrelevante de todos modos. Entonces… ¿no quieres?-

Moviendo sus dedos nerviosamente, Kirika lo miró hacia arriba y suplicó a Hisui.

Para alguien que no conociera el verdadero rostro de la presidenta, verla dejar caer usual conducta recia esto debería una vista impactante.

-No, por mi está bien mientras tu no tengas problema, Senpai.-

-Bien entonces, gracias……-

Kirika se giró y le encomendó su cabello a Hisui.

Hisui comenzó a trabajar tranquilamente, provocando que Rushella, cuyo humor ya era malo para empezar, mostrara aún más desagrado en su rostro, quejándose con sus labios en un puchero.

-Hmph, ¿por qué todas tienen tan pocos principios? Tomarse tan a la ligera la vida de una mujer…-

Murmuró ella por un momento pero ni Hisui ni Kirika la oyeron.

Sonrojándose, Kirika charlaba con Hisui sobre su cabello.

-…Mi cabello tiene puntas abiertas, ¿verdad? ¿Te… dará problemas?-

-Oh no para nada. Pienso que tu cabello es muy bonito.-

-…¿D-De verdad? P-Por favor hazlo más fuerte cuando me masajees… Por favor masajéame más…-

-Bien, el trabajo del consejo estudiantil debe ser bastante agotador~~-

Respondió Hisui mientras friccionaba los hombros de Kirika con sus esbeltos dedos.

Justo al lado de ellos, Rushella rechinaba sus dientes con asesinas intenciones en su rostro. Sin embargo, los dos no lo notaron.

-Que agradable, me agradaría uno también……-

No solo un masaje, Touko era incapaz de tomar un baño también. Murmuró ella en admiración. En ese instante, el cabello de Kirika también había terminado de secarse y otro cliente caía en el paraíso del éxtasis. Mei seguía durmiendo donde se había tendido anteriormente.

-Bueno, ya está.-

-¡Hmph… A juzgar por tu apenada expresión, debiste estar haciéndolo solamente por la oportunidad de tocar a las chicas, ¿verdad!?

-¡He estado tratando de suprimir desesperadamente esas sensaciones, entendido!-

-…Sin embargo, tus habilidades parecen bastante buenas….. Bien, umm… Si de verdad lo quieres, sin importar que… puedo permitirte peinar mi cabello también?-

Preguntó Rushella a manera de prueba mientras mostraba su hermoso cabello.

Sin embargo, Hisui sacudió su cabeza irritado.

-*Resoplo*, olvídalo. No he hecho esto en un largo tiempo e incluso hice dos seguidos. Mis manos están cansadas. Esto necesita bastante energía. Además, ¿tu cabello no está seco ya?-

Tan pronto como terminó, el rostro de Rushella fue recibido por el puño de Rushella.

-Auch, que rayos……-

-Idiota…..-

Gritó levemente Rushella.

A diferencia de sus usuales arranques violentos emocionales, su callado tono de soledad dejó pasmado a Hisui.

Sin decir una palabra, Rushella salió de la habitación.

Seguramente habría dejado la posada… Pero en vez de salir corriendo enfurecida a través de la puerta, simplemente caminaba normalmente.

Hacia dentro de la habitación, el sonido de las pisadas de Rushella fuera se escuchaba especialmente fuertes.

-Que hay mal en su cerebro ahora…… ¿No lo creen?-

Hisui buscó apoyo en las chicas.

-Eh… ¿Qué ocurre con esta atmosfera?-

-Fue completamente culpa tuya, Hi-kun.-

-No puedo negar el rol de Sudou-san y el mío en esto, pero es culpa tuya, Kujou-kun.-

-Hisui-kun, será mejor que te disculpes.-

No solo Mei y Kirika, sino que también Touko remarcaban con gran énfasis. A pesar de ser una fantasma de la misma edad, quizás por haber pasado una década dormida bajo el mar, se oía con tono especialmente maduro.-

-Eh… ¿Ahora qué?-

Asediado desde todas direcciones de nuevo, Hisui buscó por su última posibilidad de esperanza—Eruru.

Ya que ella había sido la primera en entrar a bañarse, junto a su estilo de cabello corto, el cabello de Eruru se había secado hacia mucho y ella simplemente observaba en silencio todo este tiempo. Ahora, ella refutaba como si estuviera mirando basura:

-Anda y muérete.-

-No hablas en serio… ¿Verdad?-

-Lo siento, por favor no me mires. Tu mirada provoca que mi valor decaiga al de una humana.-

-¿Por quién me tomas……?-

Hisui enfrentaba un fuerte ataque. Se giró y miró a las tres a su lado.

Sin mirarse una a otra, todas señalaron simultáneamente a la puerta.

En otras palabras, “Anda y muérete”

-…¿Este es el resultado final? Honestamente, de verdad quiero dormir……-

-Duerme todo lo que quieras. Simplemente te concederé descanso eterno usando mi fuerza.-

-Ten cuidado de que yo no te maldiga con pesadillas.-

-…¿No se dice que cuando se viaja, uno puede sufrir parálisis de sueño, atados por camas embrujadas?-

Frente a los sonrientes rostros de la humana artificial, la bruja y la fantasma, el indefenso chico no tuvo más elección que resignarse a su destino.

-…Ya vuelvo.-

-“ “ “Cuidate.” ” ”-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s