Capitulo 2 – Touko-san


-Iyaaaaaaaaah!!-

Un grito a altísimos decibeles resonó a través de la sala al tiempo que Rushella se acurrucaba y se abrazaba con fuerza al brazo de Hisui.

-¡Ouch, ¿podrías parar!? Estas usando demasiada fuerza… Especialmente durante la noche. ¿¡Si dislocas mi brazo, como me vas a compensar!?-

-P-Pero… Eso…-

Rushella protestaba llorosamente mientras señalaba al televisor de la sala.

Aunque la escena ya había cambiado, un instante antes, la pantalla había mostrado una mujer vestida de blanco, saliendo de un televisor. La penetrante mirada y el acercamiento de los sangrientos ojos habían llenado por completo la pantalla.

-¿¡Que rayos era eso!?-

-Uh… No era Sadako-san[1]? ¡Además, si te asusta entonces no la rentes!-

No puedo aguantar esto. Hisui sacudió la cabeza mientras miraba la caja del DVD rentado.

Camino a casa después de recogerla, Rushella se quedó fascinada por el poster de una nueva película de horror, así que hicieron fueron a una tienda de DVD´s del vecindario para rentarla.

Rushella estaba bastante interesada en ir por primera vez a un lugar como esos. Usando su tarjeta de membresía, Hisui rentó varias DVD´s que ella había escogido.

Después de cenar y bañarse, ella estaba vestida como siempre con la camisa del uniforme de Hisui. Rushella declaró que quería ver una película, así que vieron una… Este había sido el resultado.

-¡Que pasaba con esa mujer… Ya sea su ojo o sus movimientos, ninguno de los dos era normal!-

-Uh, eso es normal… Porque ella es un fantasma, ¿ves? Como sea, ¿cómo puede ser que un vampiro se asuste por películas de terror? Además, rente esta solo porque tú la elegiste.-

-P-Pero… Nunca esperé que fuese a salir algo como eso… Oh no, que voy a hacer… también vi la ´cinta maldita´…… ¿¡Seré maldecida!? ¿¡Seré maldecida yo también!? ¿¡De aquí a una semana, vendrá también esa mujer a tocar a nuestra puerta!?-

-…Como si fuese a venir. Aunque lo hiciera, tú podrías con ella. Así es, solo chupa su sangre. Asegúrate de dejarla sin nada. Tal vez incluso se haga tu sirviente… Pero después de todo, no tengo deseos de ver el nacimiento de la vampiro Sadako.-

-¡¡Como si la fuese a morder!! ¿¡¡Además, como puede estar tan tranquilo!!?-

Rushella se recargó contra Hisui y enterró su rostro contra su pecho para escapar del miedo.

Su comportamiento parecía un poco… O más bien, bastante adorable. Sin embargo, Hisui apeló a su voluntad de acero y giró su rostro hacia otro lado.

-Porque la he visto demasiadas veces… recientemente, hay incluso un montón de versiones moe de esto.-

-¡Aun así……! Es enserio, los humanos son capaces de crear cosas así de aterradoras……-

-Halagos sobre esos son bastante extraños. Como sea, me voy a la cama.-

Hisui delicadamente empujó a un lado el delicado cuerpo de Rushella y se dirigió hacia las escaleras.

-¡E-Espera! ¿¡A dónde vas!?-

-Como dije, me voy a la cama. Desde el día, mi cuerpo tiene esta desagradable sensación e incesante frio. Pero no tengo fiebre, y de hecho, la temperatura de mi cuerpo está más baja de lo normal… ¿Qué estará pasando?-

Hisui se confundió por su inexplicable condición mientras subía las escaleras.

Rushella permanencia aferrándose fuertemente a su brazo.

-N-no te vayas tan pronto, ¿sí? Sería bueno que un chico y una chica platicaran durante toda la noche de vez en cuando❤-

-¿Estas tratando de escenificar una conmovedora reunión de viejos amigos que han estado separados mucho tiempo? Aunque no estoy en contra de la amistad entre géneros, aun así no puedo aceptar chicas como amigas cercanas o cosas así.-

-¡Como si alguien fuese tu amiga aquí! ¡Yo soy la ama y tú eres mi sirviente! ¡Entiende el lugar que te corresponde!-

-…Entonces no hay necesidad de platicar toda la noche. Buenas noches~-

Sacudiéndose los brazos de Rushella de encima, Hisui volvió a su recamara.

Después de acomodar su almohada, distendió su cobija y se subió a su cama de marcos de acero.

Se recostó y apagó la luz.

Sin embargo—

-…¿Por cierto, porque estás aquí?-

Cuestionó Hisui a Rushella.

Porque la chica estaba recostada al lado suyo.

Se había acurrucado debajo de la cobija y estaba tendida cara a cara con Hisui quien estaba de un costado recostado en posición fetal.

-Hmm, después de pensarlo un momento, me di cuenta que de todas formas iba a chupar tu sangre mañana al amanecer.-

-¿¡Podrías dejar de hacer eso!? ¿Deja de hablar de eso como si ya estuviese predestinado, ¿quieres!? ¿¡De verdad quieres que comience la mañana de domingo cubierto de sangre!?-

-Estas siendo molesto, cállate. ¿¡Ya que tengo que beber tu sangre de todas formas, no es mejor que este ocupando este lugar directamente!? ¡Me ahorra el esfuerzo de venir, mato dos pájaros de un tiro!-

Rushella cerró su puño con emoción como si de pronto hubiese pensado en una grandiosa idea.

Aja, le ahorraba un montón de esfuerzo.

Pero eso no traía nada bueno.

-Em, Rushella-san…… Lo que dices es verdad…… Pero te das cuenta… Que vas a dormir conmigo?-

-……Ah.-

Ella se percató de eso solo después de que Hisui lo mencionó.

Su rostro poco a poco se tornó rojo. Y enseguida con sus largas y hermosas piernas, pateó inmediatamente a Hisui tumbándolo de la cama.

-¡¡T-T-T-T-Tu, inferior bastardo, como te atreves a compartir cama conmigo…… Entiende el lugar que te corresponde!!-

-¡¡Tu eres la que se metió a mi cama, entiendes……!!-

Habiendo caído de cabeza sobre el piso, Hisui miró furiosamente a Rushella.

Pero no tenía esperanza en ganar.

Además, era de noche.

Después de evaluar con calma la situación de la discusión, Hisui decidió hacer una retirada táctica y salió de la habitación.

-¡Hey, espera ahí, ¿a dónde vas!?-

-Ir a donde sea es libertad mía, ¿cierto? No soy exigente de donde dormir. Estoy bien pasando una noche en el sofá.-

-¡¡E-E-Espera, no tan de prisa!! ¡Compartir una cama no es bueno… Pero umm, yo podría dormir en la cama mientras tu duermes en el piso!-

-¡Como si alguien quisiera dormir en el piso! Adelante si quieres dormir en esta cama. Pero de nuevo, esa cama de ahí… Esta de cara al televisor.-

Solo después de que Hisui señaló con su dedo índice, Rushella descubrió la existencia del televisor.

Esta mini televisión LCD personal estaba colocada justo a mitad de altura y distancia para ser vista cómodamente desde la cama.

Obviamente, no había nada en la pantalla ahora, pero volviendo a la película, la televisión se encendería repentinamente por sí sola, y de la pantalla saldría…-

-¡C-Cállate! ¡Aleja esa cosa de mí! ¿¡Por qué está en tu habitación!?-

-Hey, yo ni siquiera he cuestionado que tu estés en mi habitación. Bueno, si esa cosa sale arrastrándose del televisor, has lo mejor que puedas para lidiar con ella. ¡No te preocupes, puedes ganar!-

Dijo Hisui animándola entusiastamente y se preparó a abandonar la habitación. Pero Rushella saltó de la cama y lo sujetó.

Y abrazándolo por detrás, lo inmovilizó.

-¿Qué diantres haces…? Anda y déjame ir a dormir, ¿quieres?-

-Prohibido. ¡Mientras un resquicio de luz carmesí aun quede en mis ojos, nunca te dejaré ir!-

-¿Que? ¿Qué rayos quieres en realidad que haga?-

-Oooh… Umm… Ah sí, aún no hemos terminado de mirar todas las Di-Wi-Di que rentamos. ¡Ven y miremos! ¡¡Intentemos una diferente. Ven a verlas, ven a verlas!!-

-El periodo de alquilación es de una semana, hay un montón de tiempo aun… O tal vez puedas verlas sola……-

-¿¡Que importa!? ¡¡Apúrate y acompáñame!!-

…Al final, ella llevó a Hisui a la sala y lo forzó a ver películas con ella.

Después de colocar otro DVD en el reproductor, la pantalla comenzó a reproducir.

Al final—la sala retumbó con un grito de nuevo.

-¡¡Iyaaaaaaaaah!!-

-…Otra vez, huh.-

Rushella se enredó con fuerza a Hisui, provocando que él resoplara profundamente.

-E-Es porque…… ¿Qué rayos era esa cosa? ¡La horrorosa mujer, toda cubierta de sangre, apareciéndose en una enorme casa tenebrosa, y después estaba también ese niñito pálido, ¿que eran ellos!?-

-Uh…… ¿No eran Kayako-san y Toshio-kun[2]? ¡Hey, ¿esta no es otra película de terror!? ¿No querías poner algo diferente? ¿¡Por qué cambiaste a algo aún más aterrorizante!?

-P-Porque nunca esperé que fuera del mismo género……-

-…Vamos, debiste haber mirado antes en el envoltorio al menos.-

-Analizándolo bien, esa casa no es parecida a esta…¿? ¿¡Podría haber fantasmas aquí también!? ¿¡Esta casa tiene esas cosas también!?-

-No digas algo tan maleducado. Aunque mi hogar sea una casa del oeste, su estilo es completamente diferente. Y tiene un vampiro en lugar de fantasmas. O más bien, te tiene a ti. No puedo seguir acompañándote. Mi cabeza se siente de verdad pesada, me estoy volviendo loco del frio además……-

Hisui sacó el DVD del reproductor y lo regresó a su caja.

Apagando el televisor, él pensó que finalmente podría dirigirse a su cama, pero solo escuchó el grito de Rushella de nuevo.

-…¿Ahora qué?-

-¡E-En el televisor! ¡¡Había una silueta en el televisor hace un momento!!-

-¿Huh?-

Con escéptica expresión, Hisui giró a ver el televisor apagado.

-…¿Eh?-

El televisor mostró un pequeño resplandor por un momento, como si alguien lo hubiese encendido.

Pero no mostró nada y se puso oscuro como era de esperarse.

-¿Estará rota….? Este televisor no es más que una antigüedad.-

Asegurándose de nuevo, Hisui miró al televisor un largo instante pero no hubo cambios.

Aunque el reflejo no era tan claro como un espejo, Hisui podía ver su propio rostro en la pantalla.

-¡De verdad había algo! ¡¡Una silueta de una chica de cabello largo!!-

-Hey, ¿viste demasiadas películas?-

-¡Claro que no!-

Rushella se acercó también a la pantalla para examinar de cerca.

Tal y como en las leyendas, los vampiros no se reflejan en los espejos. No había señal de Rushella en la pantalla.

Agua, ventanas, paredes—ninguna superficie reflejante era capaz de reproducir la imagen de un vampiro.

-A lo mucho, encuentro aún más aterrador que no haya reflejo tuyo en esta superficie. No hay siluetas aquí, ¿de acuerdo?-

-De verdad había una hace un momento…-

Dijo Rushella en un puchero, descontenta.

Mientras Hisui negaba con escepticismo, las baldosas del piso crujieron.

-Crack, crack… Claramente lo escuchaban como el sonido de alguien atravesando el piso.

-¿¡Que es este ruido!? ¿¡Podría haber… alguien aquí!?-

-¿Cómo podría haber alguien? Después de todo, la casa es bastante vieja… Probablemente algo está demasiado viejo y necesita repararse.-

-¿De verdad……?-

Preguntó Rushella sin terminar de creer. Un enorme ruido se escuchó de pronto desde la cocina.

-¿A-Ahora qué?-

-Tal vez algunos platos se cayeron al piso. ¿No sería porque estás haciendo demasiado escándalo aquí? A juzgar por el ruido, probablemente nada se rompió. Iré a checar.-

-E-Espera. ¡No me dejes!-

Rushella abrazó con fuerza a Hisui, derribándolo contra el sofá.

Y para asegurar todas las formas de escape, aseguró sus manos firmemente detrás de su espalda, inmovilizando el cuerpo de Hisui.

-¿De demonios estás haciendo? Duele un montón, no puedo moverme……-

-Tengo un mal presentimiento….. ¡Algo en esta casa, debe haber algo!-

-…¿Eres alguna experta paranormal de algún tipo de espectáculo de terror? Es solamente un ruido y algunos platos cayéndose, ¿entiendes? Si ver películas de terror provocara eventos sobrenaturales, ¿entonces no todo Japón sería un caos total?-

-No tiene nada que ver. Simplemente estoy diciendo que sentí algo malo. P-Por cualquier cosa… Ni siquiera pienses en dejarme sola esta noche……-

Diciendo eso, Rushella se acomodó y se presionó aún más junto contra Hisui.

Se veía como si de verdad sintiera una presencia que Hisui no podía sentir. Pero innegablemente, era en parte por influencia de las películas.

-…Pensé que habías prohibido compartir la misma cama?-

-¡T-También puedo conceder privilegios especiales! Así que mientras no te hagas ideas raras. ¡Simplemente quédate ahí obedientemente y no te muevas!-

-Que rayos. ¿¡Ahora me estás usando como una almohada corporal!?-

Desafortunadamente, los vampiros eran excepcionalmente fuertes durante la noche. Hisui no podría escapar aunque quisiera.

Mientras Hisui pensaba sobre cómo arreglárselas al estar debajo del peso de ella… Él de un momento a otro escuchó unos calmados sonidos de respiración.

-Hey… Rushella-san……-

No hubo respuesta.

Mirando hacia arriba, vio a la vampiro que usaba el pecho de él como almohada, que ya estaba descansando en la tierra de los sueños.

Su poderoso agarre que lo mantenía retenido probablemente se había relajado, así que liberarse sería fácil… Pero Hisui desistió de moverse.

Si fuese a despertarla por accidente, seria traer una calamidad ante él… Aún más importante, su rostro dormido era demasiado encantador.

No había ya ningún rastro de sus ruidosos fastidios y su arrogancia. Abrazando a Hisui, la chica respiraba tranquilamente.

Parecía que había encontrado esta almohada corporal muy cómoda, tanto que su rostro mostraba encanto y tranquilidad.

-……Esto sin duda es hacer trampa.-

Protestó levemente Hisui. Y obedientemente hizo su parte como almohada corporal de su ama.

Varias horas más tarde—

O más bien, cuando llegó la mañana.

-¡¡Ouch—!!-

Hisui sintió un agudo dolor en su cuello como era costumbre, provocando que saltara de la cama.

O mejor dicho, antes de que pudiera incorporarse, un sublime cuerpo le impidió levantarse.

-(Buenos días)-

Con el miedo de la noche anterior habiendo desaparecido de su corazón, el rostro de Rushella estaba radiante mientras le mordía el cuello, chupando su sangre.

-¡Maldición, ¿es así como me pagas por dejarte descansar sobre mí!? ¡Mi cabeza duele suficiente ya…!-

-¿¡Que importa de todas formas!? Además, beber sangre tan pronto como abro mis ojos por la mañana resulta ser realmente grandioso. ¿¡Qué tal si dormimos juntos de ahora en adelante!?-

-Uh, eso, no…… ¡Hey, apúrate y detente! ¡No bebas más!-

-(¡Estas siendo molesto, cállate!)-

Así que, Rushella continuó disfrutando su hora de beber sangre.

Con el agudo dolor en su cuello como diaria alarma de reloj, así comenzó el domingo de Kujou Hisui.

***

-…Y entonces, ¿todavía sigue con la tontería del fantasma?-

-…Si. Los síntomas no son visibles en realidad durante el día, pero todo el infierno se desencadena al anochecer.-

Después de las clases el lunes, Hisui estaba matando el tiempo otra vez en el “aula de club”.

Mei estaba sentada a su lado, escuchándolo rememorar la mentira de Rushella del fantasma que había comenzado con las películas de terror.

-Una vampiro asustándose con películas de terror y temiéndole a los fantasmas, vamos… ¿De verdad eres una ´Verdadero Ancestro´?-

-¡Cállate, todo es culpa de los humanos por crear esas cosas! ¡Son incluso más terroríficas que los fantasmas de verdad y que las criaturas sobrenaturales! ¡Y que esas ´armas nukuleares´ de las que hablan en televisión, ¿por qué los humanos crean esas cosas terroríficas que pueden destruirlos a ellos mismos!?-

Ocupando el lugar al otro lado de Hisui, Rushella protestó furiosa.

Eruru y Kirika aún no habían llegado así que los tres estaban solos en esta aula.

-No espere que sacaras un tema tan serio. Creo que yo cuento como un producto de los interminables deseos de los humanos, así que en realidad no estoy en posición de comentar. ¿Pero que hay con los fantasmas?-

-No es mentira, ¿de acuerdo? ¡De verdad existen! ¡Solo mira la apariencia de Hisui y te darás cuenta!-

Rushella señaló a Hisui.

Ciertamente, él en este momento se veía un poco apagado.

Con círculos oscuros bajo sus ojos, su rostro también se veía bastante demacrado.

-Te ves un poco enfermo… ¿Pescaste un resfriado o te dio un golpe de calor?-

-No, nada de eso… Ni fiebre, solamente escalofríos. No tengo apetito pero tampoco tengo nauseas… A lo mucho, solo siento letargo y frio.-

-¿No es solamente porque tú le chupaste mucha sangre? Debes haber drenado mucha por accidente, provocándole anemia, eso debe ser, ¿verdad?-

Preguntó Mei con tono acusatorio.

Desaprobando ya a Rushella. Viendo la salud de su amado amenazada, puso una seria expresión.

-…No he bebido desde el domingo en la mañana. Y fue la cantidad de siempre… Además, si la causa fuera pérdida de sangre, esto hubiera ocurrido desde antes, ¿verdad?-

-…Si. Yo tampoco creo que sea culpa de Rushella. Pero tampoco creo que esté relacionado con fantasmas.-

-¡Como dije, de verdad hay uno! ¡Cuando la representante de clase miró a Hisui, ¿acaso no se le puso el rostro pálido y comenzó a rezar con su cruz!? ¡¡ Me puso tan incómoda!!-

-¿Entonces por qué simplemente no realizas unas ultimas plegarias para ayudar al fantasma a partir? O mejor aún, ¿simplemente clavemos una estaca de madera en ese maldito busto enorme tuyo?-

-¡Estas siendo molesta, cállate! Tu eres una criatura sobrenatural ¿verdad? ¿¡No me digas que no lo sientes!?-

-Ah, ¿no hemos pasado por esto ya? A lo mucho, soy cercana al lado científico… Sentidos sobrenaturales o esas cosas, para nada. ´La intuición de una mujer´ es más que suficiente para arreglárselas, no voy a envidiar algún llamado sexto sentido.-

-…Que tonta fui, pensar en poner mis esperanzas en ti.-

-¿Que? Oh, como sea… probablemente siento algo. Hey, Hi-kun, déjame echar un buen vistazo a tu rostro.-

-No le vayas a dar un beso sorpresa, ¿entendido?-

-…Claro que no. Anda y déjame darte un vistazo en el costado de tu rostro.-

-…¿Así?-

Confundido, Hisui giró su cabeza para mostrarse de perfil a Mei.

Mei se acercó y Hisui no tomo precauciones. Después de todo, estaba de perfil hacia ella, aunque lo besara… Simplemente sería un beso en la mejilla.

Entonces Mei se acercó más.

La respiración de ella contra su oído se sentía cosquilluda.

Y… De verdad estaba demasiado cerca.

Pero para cuando Hisui se percató de algo andaba mal, ya era demasiado tarde.

Mordida.

-…¿Eh?-

Una dulce, húmeda sensación inesperadamente atacó su lóbulo.

Antes de que pudiese resistirse, los labios, dientes y lengua de Mei ya habían capturado a Hisui firmemente.

Se sintió como si fuese solo un instante—que hubiese durado por varios minutos.

Tan pronto como la humedad de Mei abandonó el lóbulo de Hisui, él colapsó en silencio.

-¿Q-Que te pasa, Hisui?-

Rushella apuradamente corrió.

Con la cabeza de Hisui en medio de ella y Mei, no había mirado lo que Mei hacía.

Pero la aturdida expresión de Hisui la alertaba de verdad.

-Mi lóbulo estaba siendo chupado… Después también mordido… También lamido….-

-¡Resiste! ¿¡De qué clase de ilusión sin sentido estás hablando!?-

-Estaba siendo usado, disfrutado, humedecido, después una lengua fue introducida ahí… Y…-

-¡Apúrate y vuelve en sí! ¡¡No pierdas la noción!!-

-No me veas… No veas a este sucio yo…-

Susurró en voz baja Hisui.

A pesar de sus palabras, su rostro mostraba un rastro de placer.

-Nadie se casará conmigo ahora… Mi oído, ha llegado a la madurez… Ha subido hasta el nivel cinco……-

Murmuraba Hisui sin parar, entonces cayó ahí mismo.

Con el rostro lleno de éxtasis.

-¡Perra, ¿qué demonios le hiciste!? ¡¡Y estando tan débil…!!-

-Oh querida, sentí pena por el por ser siempre la bebida y el juguete para morder de alguien, así que yo lo mordí ligera y sutilmente. ¿Ahora ves el poder de la ´Dulce Mordida de la Seducción´ realizado combinando a la muñeca para adultos perfecta con las cuarenta y ocho funciones de placer de Sudou Mei-sama? Mi lengua está aún más adiestrada que el comedia de Okada[3] sabias?-

-¡GRRRRRRRR……!-

Rushella no encontró palabras para responder, en especial después de ver a Hisui aun perdido en el éxtasis.

Se veía claramente que lo estaba disfrutando más que cuando le chupaba la sangre una vampiro.

-Si no puedes aceptar esto ¿entonces qué tal si intentas morder el lóbulo de Hi-kun? ¡Si no sabes cómo morder suavemente, entonces eres peor que los gatos y perros, ¿verdad!?

-¡GRRRRRRR—!-

Provocada por Mei, Rushella se aproximó al oído de Hisui.

Su húmedo oído goteante aún estaba rojo cuando los labios carmesí de Rushella hicieron contacto.

Y entonces en un instante, unos pulcros colmillos blancos aparecieron.

Reforzando su determinación, Rushella abrió su boca.

Mordida.

-¡¡AWWWWWW—!!-

Sujetándose su oído, Hisui se levantó de un brinco.

-¿¡Que estás haciendo tan de pronto!? Mordiéndome despiadadamente en un lugar sensible… ¡Nunca me he tenido perforaciones en el oído antes y aquí vas tu a hacerme un agujero directamente en mi oído!-

-Qué bueno… ¡Ya estás en tus sentidos, verdad!?-

-¿¡Qué clase de terapia horrorosa es esta!? Es como si me hubieran sujetado el oído y después de pronto me hubiesen arrojado agua helada en el rostro. Mata totalmente la sensación anterior. ¿¡Que tan terrible puedes llegar a ser!?-

-Arara, ¿de verdad mi mordida fue así de placentera?-

Mei lamió sus labios seductoramente, provocando que Hisui rascara nerviosamente su cabeza.

-¿¡Por qué estás haciendo esa descarada expresión!? ¡¡Como sirviente mío, muestra algo de dignidad!!-

Diciendo eso, Rushella se preparó para dejar caer sus puñetazos.

Al momento que el acto de golpes de cada día estaba por comenzar, la puerta del aula se abrió.

Eruru y Kirika entraron.

Mirando el estado del aula, ambas fruncieron el ceño. Eruru fue la primera en hablar con desaprobación.

-Ustedes son demasiado ruidosos. Y aparte huh… ¿¡Qué es eso!?-

-Podíamos escuchar sus voces desde el pasillo. No olviden que este es un club no oficial, podrían prestar más atención…!?-

Tan pronto como entraron dentro del aula, Eruru y Kirika instantáneamente miraron nerviosas.

Entonces Eruru sacó su arma sagrada favorita “Argentum” mientras que Kirika sacaba de su busto una botellita de poción con una calavera grabada.

-¡Hey… Que están haciendo ustedes dos tan de pronto!?-

-¿¡Por qué Eru-chan y Senpai tienen esas intenciones asesinas!?-

-¿¡Que intentan hacer!?-

Ignorando sus dudas, ambas chicas se mantuvieron armadas.

Eruru y Kirika cuidadosamente se acercaron al grupo de Hisui y apuntaron sus armas mientras hablaban.

-¿Ninguno lo han notado…?-

Preguntó Eruru con su cañón dirigido a Hisui.

Sus ojos no bromeaban.

Por cómo se veía, realmente jalaría el gatillo si era necesario.

-¡Hey, tranquilízate… Esta es una escuela, no hagas ninguna locura!-

Hisui levantó sus manos rindiéndose, indicando que no tenía ni armas ni hostilidad, pero Eruru no bajó la guardia.

-…Parece que ustedes de verdad no pueden verlo. Kariya-san, ¿puedo manejar esto?-

Kirika suspiró y caminó al frente.

Aun sujetando el revólver, Eruru asintió. Sus ojos seguían fijos en Hisui.

-Senpai, porque tiene esa expresión tan aterradora…-

-No pasa nada, solo espera y quédate quieto.-

Kirika sacó otra botellita y vertió su líquido sobre las cabezas de Hisui, Rushella y Mei.

El líquido transparente se transformó en humo, regándose por el lugar, provocando que la visión se hiciese borrosa.

-¡Tu, bruja, ¿para qué era eso!?-

Kirika ignoró la protesta de Rushella y comenzó a cantar suavemente en algún tipo de lengua con expresión seria.

Hisui y Rushella podían ver que las frases estaban en Latín e Inglés Antiguo, pero el significado y la gramática no la entendían nada.

Era como una lengua única para brujas, dirigida directamente a existencias de otro mundo— en otras palabras, lo que llamaban “conjuro”.

Catalizadores, conjuros, combinados con los poderes mágicos de Kirika, formaban un simple “ritual”.

Aunque el acto era rápido y conciso, producía un efecto en el ambiente.

-¿Por qué siento algo de frio…?-

Aparte de Hisui quien había estado sintiendo frio durante los pasados días, incluso Mei estaba abrazándose a sí misma y temblaba.

Se sentía como una disminución repentina en la temperatura—tan inesperada que incluso el aire junto a su piel comenzaba a producir vapor.

-Senpai, que rayos nos hiciste……-

—Pueden oírme……?

-“ ” ”……!?” ” ”-

Hisui, Rushella y Mei se miraron unos a otros con sorpresa.

Una chica estaba susurrando suavemente en sus oídos.

Pero la voz no venía de ninguno de los presentes.

-¿Hay alguien…. aquí?-

Hisui hizo la pregunta pero los tres se mantenían quieto mientras observaba los alrededores.

Naturalmente, no había nadie más alrededor.

Solamente Eruru y Kirika del otro lado permanecían misteriosamente.

Ambas resoplaron y señalaron hacia el pecho de Hisui.

-¿Aun no lo has notado?-

?—Los tres giraron su vista hacia el pecho de Hisui.

Y quedaron sorprendidos.

Porque había otra cabeza brotando de su pecho.

Un cabello impresionante, largo y negro con flecos cortados uniformemente. El cabello colgando al frente bloqueaba su rostro, ocultando su expresión—pero esta era la cabeza de una chica, de complexión extremadamente pálida.

Su piel—de verdad estaba muy blanca.

Daba una sensación de transparencia, en realidad esto no era una metáfora—Porque ella de verdad era semi-transparente.

Se podían ver las baldosas del piso a través de ella. La silueta de su rostro también se movía de manera inestable.

La cabeza sonrió a los tres cuyos rostros se pusieron pálidos.

-Por fin, pueden verme.-

-“ ” ”Yaaaaaaah—!!” ” ”-

Los tres gritaron a la vez, cayendo de sus sillas.

En ves levantarse, retrocedieron mientras seguían en el piso.

La cabeza también cayó desde el pecho de Hisui.

O más que caer, atravesó.

Pasando a través de Hisui, ella permanecía hecha un bulto en el mismo punto donde estaban en contraste a Hisui que retrocedía tan pronto como podía.

-¿¡Q-Que es esa cosa!?-

Rushella se abrazó al brazo de Hisui al tiempo que señalaba a la cosa.

Como Hisui había retrocedido, la apariencia completa era visible.

Más que una simple cabeza… Obviamente era el cuerpo de una chica.

Un cuero esbelto vestido en un uniforme escolar de marinero que estaba ligeramente pasado de moda. Se veía tan intangible ya que era medio transparente… Su silueta se mezclaba con el ambiente alrededor.

-…¿Podría ser de verdad?-

Preguntó Hisui con expresión rígida y Eruru asintió.

-Así es, esto es lo que se conoce como un fantasma.-

-¿¡De verdad!?-

Exclamo Hisui por reflejo, su rostro se había puesto completamente pálido. Solo entonces notó los movimientos de la chica.

Se estaba moviendo hacia él… Arrastrándose a gatas.

Paso a paso…… Estirando sus delgados brazos, se aproximaba.

-¡H-Hey, Seidou, apúrate piensa algo!-

-¡U-Umm, yo soy del lado de la ciencia, no puedo hacer nada a algo que sea inmune a los ataques físicos… Apúrate tu piensa en algo!-

-¡Y-Yo tampoco soy buena con este tipo de cosas! ¡¡Ni siquiera sé si funcionan con ella los ojos místicos o no…!!-

Las dos entidades sobrenaturales eran completamente incapaces.

Mientras se lanzaban la responsabilidad una a otra, la chica ya se había arrastrado hasta los pies de Hisui y se dejaba caer sobre el piso.

-H-Hey espera…. ¡Tranquila, no traigas tu maldición aquí!-

-…-

En lugar de responder, la chica poco a poco acercó su rostro.

Los tres permanecían sin moverse.

Mientras la chica se acercaba, su rostro poco a poco entró ante la vista de ellos.

Detrás de esos flecos, su rostro—

-…¿Hmm?-

Hisui estaba sorprendido, Rushella y Mei también se veían entre ellas.

Él con cautela se acercó al rostro de la chica, inhalo—y exhaló:

-Que linda……-

Al instante, los puñetazos como de acero de la vampiro y la humana artificial lo golpearon desde derecha e izquierda en un ataque sin escape.

-¡Auch, ¿qué están haciendo!?-

-¡Cállate, ¿pensar que desearías a una fantasma!?-

-¡Es verdad, ¿dejarme sola, para correr a tener intimidad con fantasma huh!?-

-¡Solo estoy expresando mi sincera impresión! ¡¡Y de hecho, ella es mucho mejor que ustedes dos riesgos mortales!!-

-¿¡Que dijiste!? ¡¡Yo simplemente te chupo un poco de sangre y te doy ordenes arbitrariamente!!-

-¡¡Todo lo que yo quiero es tener un bebe para crear una familia feliz, eso es todo!!-

-¿Acaso no es suficiente eso? ¡¡Ustedes chicas son mucho peor que la típica violencia intrafamiliar!!-

Los tres al instante iniciaron una guerra verbal.

Viéndolos estar a punto de comenzar un prolongado dilema, la chica levantó su mano débilmente.

-“ ” ”Ah—!?” ” ”-

Volteando a mirar a la intrusa, los tres parecían como gánsters o rufianes.

-L-Lo siento…….-

La chica retrocedió asustada.

Aunque obviamente era una fantasma.

Jugando nerviosamente con sus dedos, insegura de que hacer, dio una suplicante mirada de ayuda hacia las dos detrás de ella.

Eruru y Kirika asintieron con expresión de completo entendimiento. Y Eruru fue la primera en tomar acción.

-¿Podrían controlarse? Su situación debe ser bastante difícil.-

-“ ” ”Ah—!?” ” ”-

Sin decir una palabra, Eruru metió el cañón de su arma sagrada “Argentum” dentro de la boca de Hisui.

-(Es culpa mía…)-

-Muy bien. Entonces, Señorita Fantasma… ¿Quisiera comenzar?-

-S-Si……-

A causa de la ayuda de Eruru, la chica parecía bastante impactada.

***

—Varios minutos después, la chica estaba de pie frente a la pizarra como una estudiante transferida enfrente de Hisui y los demás, su cabeza hacia una reverencia ligeramente.

-Umm… Comencemos una presentación, gusto en conocerlos a todos por primera vez, mi nombre es Fuwa Touko. Uh, mi pasatiempo era leer cuando estaba viva, habilidades… creo que serían las actividades literarias. Recientemente… me refiero a cuando morí…… he tomado interés en observar a los humanos… O más bien, no puedo hacer nada más que eso… Aptitudes… Hmm… ¿Provocar fenómenos sobrenaturales cuenta? Bueno, como no puedo tocar objetos directamente, tengo que moverlos con mis pensamientos…-

-Permíteme interrumpirte aquí, ¿¡por qué esta presentación es tan tenebrosa!? Ah, ahora que lo pienso, ¿¡Tú me poseíste antes!?-

-Hmm, no planeaba poseerte, solo te seguía, ¿de acuerdo? Te hable mucha veces pero no parecía escucharme. Entonces intenté hacer que lo notaras, así que hice ruidos y moví objetos alrededor……-

-¡Así que de verdad fue cosa tuya……! Intentando espantarnos… ¿Pero por qué no podíamos verte hasta ahora?-

Rushella comenzó a preguntarse.

Kirika exhaló y le explicó.

-La habilidad para ver fantasmas y sentir su existencia varía completamente de persona a persona. Incluso las personas que son descritas como de sentidos espirituales fuertes no necesariamente detectan todo tipo de almas. Esto está relacionado con una complicada interacción de la longitud de onda, compatibilidad y tiempo que pasen juntos, por lo tanto uno no puede asegurar lo mismo en todos los casos. Habiendo pasado por un cierto tipo de entrenamiento, Kariya-san y yo podemos ver fantasmas con un poco de concentración. Desde mi punto de vista, el hecho de que falles en ver fantasmas a pesar de ser una vampiro es bastante sorprendente, ¿no crees?-

-…Que molesta, cállate. ¡Simplemente falle en verla con mis ojos, eso es todo! ¡Pero lo sentí desde el principio! ¿Y es ahora por tu hechizo que puedo verla?-

-Si. En una analogía, es simplemente como ajustar la antena para recibir ondas electromagnéticas. Como una bicicleta sin ruedas de entrenamiento, una vez que comiences a verla, esta Touko-san de aquí no desaparecerá ante tu vista nunca más. Por cierto… ¿Por qué elegiste poseer a Kujou-san?-

Touko misma no sabía la respuesta a esta simple pregunta.

-¿Preguntas por qué? …Pero en realidad fue él quien se aceró a mí… Y se colocó a mi lado.-

-…¿Podrías estarte refiriendo a…… El ataúd?-

-Así es……-

-Espera un minuto, ¿qué ataúd es ese?-

Cuestionó Rushella con sorpresa.

-¿Te refieres al Sábado? ¿El ataúd de vampiro sacado del mar?-

Mei descuidadamente dijo un secreto.

-Ah, es el que se parece mucho al ataúd de Draculea-san. ¿Así que qué pasó después?-

Preguntó Kirika a Eruru con algo de curiosidad.

-…¿De qué se trata? ¿Grandioso, me estás ocultando algo de nuevo!?-

Rushella sujetó a Hisui y preguntó.

-Eh… Uh, eso…-

Hisui miró hacia Eruru por ayuda pero ella ni siquiera le dirigió la mirada, tecleando sobre su computadora, declaró indiferentemente:

-Te lo recordé anteriormente, que le explicaras las cosas. Esto es culpa tuya.-

-…Ya que ella ha dicho eso, entonces dame una buena explicación, ¿entendido….?-

-……Si.-

***

Después de escuchar la explicación de Hisui, Rushella miró a Touko una vez más.

-…¿Esto quiere decir que tú estabas dentro del ataúd todo este tiempo?-

Preguntó a la fantasma. Además, el destino de que Hisui siendo golpeado no hay necesidad de mencionarlo.

-Si… Siempre he estado… Junto al ataúd. Aunque no puedo recordar nada de todo ese tiempo en el fondo del mar… Pero siento… Como si siempre hubiera estado junto a él.-

Touko buscaba entre sus recuerdos mientras murmuraba.

Igual que su cuerpo semi-transparente, su tono de voz era bastante impreciso e intangible.

-…Entonces abandonaste el ataúd y seguiste a Hi-kun. ¿Acaso este no es el caso de… Ir a un sitio paranormal, y ser poseído por un espíritu……. Las llamadas longitudes de onda compatibles?-

Comentó casualmente Mei.

Touko asintió y recordó su primer encuentro con Hisui—aunque él no estaba al tanto de eso en ese momento.

-Siento que… Eso debió ser. Lo vi acercándose al ataúd y sentí que probablemente me había descubierto. Pero al final no lo notó…-

Touko miraba nostálgicamente a Hisui.

Aunque era una mirada adorablemente tímida, su mirada era un poco penetrante.

Después de todo, ella era capaz de provocar fenómenos sobrenaturales, lo que muy bien podría ser un poder maldito.

-…Entonces, ¿podrías dejar de mirarme? Siento como, umm, es un poco escalofriante… De hecho, no me he estado sintiendo bastante incomodo, teniendo escalofríos por todas partes……-

-La clave es fuerza de voluntad y acostumbrarse a ello. Mejorará con el tiempo. Si ella fuera malvada, pudiste haber sido poseído, maldecido y asesinado en el peor de los casos.-

-…Senpai, eso no me sirve de consuelo. Uh, entonces, Touko-san?-

-Llamarme Touko está bien.-

-Umm, Touko-san…… ¿Por qué estabas junto al ataúd? Sin duda ese es el ataúd de un vampiro. Pero tu… Resididas en él. ¿Por qué? Además, ¿que querías decirme?-

Touko no respondió.

Aunque ella había poseído a Hisui con ese propósito, ella seguía sin responder.

La fantasma levantó ligeramente el cabello de su lado derecho y lo empujó detrás de su oído.

Entonces girando a un costado, les mostró el cuello a todos.

-……!?-

Hisui no pudo evitar levantarse. Las demás miraban con los ojos abiertos.

En su semi-transparente cuello translucido—había una herida.

Penetrada por dos orificios.

Claramente era una marca de mordida.

Prueba de un “beso” de vampiro.

La horrible herida provocó que Hisui entrecerrara sus ojos y preguntara en voz baja.

-¿Tu… Fuiste mordida por?-

-Probablemente esta sea… la causa de mi muerte. Fui mordida por un vampiro y morí. Debió ser el dueño del ataúd, además… Él aún existe en este mundo.-

-En otras palabras, aún no ha sido destruido huh……-

-No lo sé…..-

-……?-

-Él estaba en el ataúd en ese entonces. Se suponía que estaba… encerrado dentro. No pudo haber escapado del océano. Sin embargo, para cuando recuperé la conciencia, el ataúd estaba vacío, tal como ustedes lo vieron con sus ojos.-

-…Ciertamente. Así que lo que querías decirme… ¿era esto? ¿Quieres que destruya al vampiro que te mordió, para vengarte?-

-Ya… no me importa. Después de todo, ya estoy muerta.-

-……-

-Odio mucho a los vampiros, pero la venganza no tendría sentido. Por otra parte, si se le deja andar por ahí, habrán muchas más víctimas. ¡Así que por favor, detenlo……!-

Su voz estaba llena de dolor.

Habiendo perdido su cuerpo, la chica era incapaz de producir ondas en el aire. En lugar de eso, su voz entraba directamente a la mente de los oyentes.

Aun habiendo perdido su vida, para prevenir que ocurrieran nuevas tragedias, se había mandado a dormir junto con el ataúd al fondo del mar.

¿Entonces que deberían hacer los vivos que estuviera dentro de sus capacidades?

Hisui habló y puso fin al pesado silencio.

-¿Por qué… me escogiste? Quizás si las amplitudes de onda no son compatibles, no puedas comunicarte con palabras, ¿pero no serían esas personas de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales alrededor del ataúd una mejor elección? Dado un cierto tiempo, las personas comenzarían a notarte. Como Kariya aquí ahora.-

-Tal vez…. Tengas razón. Esas personas alrededor del ataúd, pude sentir por su aura que eran expertos, sin embargo, tan pronto como te vi… Lo sentí.-

-…¿Sentir que?-

-Que estaría segura siguiendo a esa persona… Esa sensación fue la que sentí.-

-…Perdón pero eso no me pone muy feliz. Con ´seguir a esa persona´ en realidad te refieres a poseerme, ¿verdad?-

-No me veas como algo así…-

Touko se sonrojó y giró a otro lado su rostro.

Mirándola, la chica comenzó a lanzar miradas picaras a Hisui.

-¡Tu, mujeriego! ¡Viendo mujeres en todos lados ¿planeas dejarme de lado a mí!?-

-Si vas a pasar la noche con una fantasma, entonces tener un bebe con una humana artificial no será problema para ti, ¿verdad?-

-Yendo detrás de cualquiera, dominado por tu hambre de deseo, que espectáculo tan lamentable. ¿Qué planeas hacer con alguien muerta?-

-… No creí que Kujou-kun fuese este tipo de persona……-

Aunque normalmente estaban en formas de pensar distintas, las cuatro chicas actuaban con sorprendente unidad en ocasiones como estas.

Hisui no tenía oportunidad de ganar contra ninguna de ellas, mucho menos juntas.

-¡No no, esto es muy extraño, ¿de acuerdo!? ¡Yo soy la victima aquí! ¡Yo fui el poseído!-

-¿No… me quieres?-

Touko jugaba nerviosamente con sus dedos mientras miraba a Hisui.

De verdad era adorable.

Aunque semi-transparente.

-¡Ah, yo pienso que con los flecos cubriendo tu rostro, de verdad te pareces a Sadako! ¿Acaso el suplicar no son las señales del comienzo de un espíritu malvado?-

-Al principio me pregunte si me descubrirías antes si usaba mis poderes espirituales para meterme en una película. Pero tú solamente tienes DVDs en tu casa así que no pude hacer mucho. Cuando estaba viva, solo habían cintas de VHS, no entiendo estas cosas DVD.-

-Em, por favor no hagas que aparezcan DVDs malditos en el mundo real. De otra manera necesitaríamos un exorcismo. Además…¿esto te parece bien? Hay un vampiro aquí, uno de la misma raza al que te asesinó…-

-Pero este chico aquí es mi sirviente, ¿sabes?-

Rushella señaló orgullosa a Hisui.

A pesar del desagrado de Hisui, él sabía que sus objeciones serian regresadas diez veces, así que se rindió.

Además, primeramente debía esclarecerse el tema en cuestión.

La chica había sido asesinada por un vampiro y aun buscaba a ese vampiro después de la muerte. ¿Cómo vería ella a otros vampiros y a sus sirvientes?

-Oh cierto… Estaba bastante sorprendida al principio, nunca esperé que la persona que poseí tuviera un vampiro en su casa.-

-Disculpa, ¿podrías dejar de usar el término “poseer”? Suena realmente escalofriante.-

-Pero… no importa. La persona que poseí es el sirviente de una vampiro. Eso es todo.-

-Hey, ¿podrías parar de decir eso? ¿¡Podrías dejar de hablar como si esto fuera algún tipo de historia de amor!? A lo mucho, es como un acosadora.-

-Además… A pesar de haberle chupado la sangre por tanto tiempo, no muestra signos de convertirse en vampiro. A diferencia de mí, no tiene una herida en su cuello. Durante el periodo de posesión, me pareció escuchar el término de ´formación corporal´.-

-Ahora estas usando el término ´periodo de posesión´ directamente. Bueno, ese es el tipo de formación corporal que tengo. Y Rushella… ¿Cómo debería decirlo? Ella es un poco diferente a los demás vampiros que te hayas topado, ella no ataca al azar a las personas.-

-…Así parece. A diferencia del vampiro que estoy buscando. Así que… Si pudieras ayudarme, estaría verdaderamente agradecida. ¡Por favor ayúdame!-

Escuchando a la chica suplicar nuevamente, Eruru habló con calma mientras continuaba ante la pantalla de su computadora.

-Fuwa Touko… He encontrado este nombre en los registros de la escuela de hace diez años. Extraviada como estudiante de primer año—en medio de un incidente anterior donde muchas chicas se extraviaron, las personas sospecharon que un criminal era el responsable, y la policía movilizo un montón de personal… Pero no sirvió para nada.-

-Recuerdo ese uniforme que ella está usando. Hay registros en la oficina del consejo estudiantil y luce exactamente como nuestro viejo uniforme escolar. Aunque eras más joven que yo en ese entonces, creo que debo llamarte Senpai ahora.-

Murmuró Kirika con una complicada expresión.

-Yo también he visto tu nombre antes, Senpai. En la parte del reverso del pequeño folleto de la otra vez. El folleto del Club de Investigación Oculta—tu nombre estaba escrito en la página trasera.

Hisui y Rushella giraron a verse uno al otro en sorpresa.

El club no oficial de hobby que solo existía en esta escuela—el Club de Investigación Oculta.

En ese entonces, los estudiantes en el grupo de hobby estaban fascinados con el estudio de las “brujas”. Cayendo en eso, Hisui casi había muerto y Rushella había sufrido mucho.

Después de que el incidente llegó a su fin, aun quedaron muchos misterios sin resolver con respecto al Club de Investigación Oculta.

Las personas involucradas ya no estaban en esta escuela, mientras que el miembro menos reconocido—la tutora de aula de Hisui—no entendía los detalles de la situación de entonces.

-Touko-san… ¿De verdad eras miembro del Club de Investigación Oculta?-

– —Si. En ese entonces, nosotros… Debimos llegar demasiado lejos. Al principio, solo estábamos jugando con pequeños hechizos y adivinación de la fortuna porque era divertido. Pero entonces… después de eso se puso serio. Había una chiquilla que entendía muy bien estas cosas. Si simplemente se hubiese quedado así.-

Touko bajó la mirada con expresión de soledad.

Los restos de recuerdos de su juventud, eran al mismo tiempo, recuerdos trágicos.

-Antes de que nos diéramos cuenta, habíamos perdido todo el miedo. Olvidado la naturaleza de los seres no-humanos. No le temíamos a lo sobrenatural. Fue por eso que cuando él se mostró, nos acercamos sin tomar precauciones. Entonces… me volví esto.-

Dijo Touko riendo y señalando su cuerpo semi-transparente.

Naturalmente, nadie más pudo reír.

-De verdad deberían reírse en este momento… Me siento peor si ustedes hacen esa cara.-

-…N-No, no me puedo reír. Sola en el fondo del océano… ¿Diez años en un instante? ¿Y aun trabajando tan duro por bien de los demás? ¿Cómo podría reírme de alguien así?-

Escuchando las palabras de Hisui, Touko permaneció sonriendo.

Todos los presentes sabían que su sonrisa no provenía de su corazón.

-Hmm, parece que la historia está demasiado bien hecha, así que permíteme, que la presidenta del club, tome una decisión.-

Rushella se cruzó de brazos y dio un paso al frente con magnificencia.

Touko pareció reaccionar ante su uso del término ´presidenta de club´.

-Presidenta de club… Eh, ¿todos están aquí por actividades de club? ¿De verdad están haciendo una investigación oculta de club también? Pienso que sería mejor que se rindieran… No quiero ver a otros terminar como yo.-

-¡No! Este club es para buscar mis recuerdos y mejorar mi calidad de vida. ¡Nos llamamos el ´Club de Investigaciones Sobrenaturales!-

-Por cierto, sería mejor que primeramente reconsideraran el nombre del club.-

Ignorando el insidioso comentario de Hisui, Rushella miró la horrible herida en el cuello de Touko.

-Que fea mordida. Uno puede darse cuenta por su forma que inferior era ese tipo. Tratar a la presa cuidadosamente, para añadirla amablemente a nuestra raza o para concederle descanso eterno en paz—ese es el propio lema de nuestra raza. Este tipo no solamente paso de tomar solamente la mitad de la sangre sino que también fue tan lejos como para dejar una herida tan horrible después de la muerte. ¡Que completa desgracia! ¡Como una ´Verdadero Ancestro´ debo restaurar el honor de mi raza!-

-…¿Quieres decir que quieres ayudarme?-

-¡Así es! ¡Pero la mayoría del tiempo, serán Hisui y esas otras insignificantes miembros del club quienes estarán trabajando lo más duro que puedan para ayudarte!-

-“ ” ”¡Tú también participarás!” ” ”-

Ignorando las quejas del club entero, Rushella extendió una mano hacia Touko.

-Al parecer los humanos hacen esto en ocasiones.-

-…Así es. Bueno, entonces, gracias a todos.-

Touko sonrió ligeramente y extendió su mano… Pero no pudo sujetar la mano de Rushella.

Porque pasaba a través de ella.

En medio de la incómoda atmósfera, solamente Rushella permanecía sonriente sin darse cuenta.

-¡Déjamelo a mí! ¡Ten por seguro que te ayudaré a capturar a ese vampiro!-

Draculea_V03_-_BW04


1.- Sadako-san: La fantasma antagonista de la franquicia de peliculas de terror El Aro.

2.- Kayako-san y Toshio-kun: Un par de vengativos fantasmas (madre e hijo respectivamente cuando estaban vivos), de la franquicia de películas de terror Ju-on(呪怨)

3.- Comediante Okada (岡田): Cierta celebridad comediante de Japón.

3 pensamientos en “Capitulo 2 – Touko-san

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s