Capitulo 1 – Ataúd del fondo del mar

-…Y entonces, ¿por qué me llamaste tan deliberadamente? Y de todos los lugares, ¿por qué aquí?-

La confusión de Hisui era de esperarse.

El enorme edificio frente a él era conocido por todos los pobladores de Tokio, o tal vez por todas las personas Japonesas en general.

En el residía una organización con la que nadie querría entrar para tomarse una taza de té, pero una así era indispensable para la sociedad.

Y este lugar era su cuartel general.

El emblemático y frecuentemente mostrado en dramas criminales, muy en la cima del corazón del territorio policiaco—el cuartel general del Departamento de Policía Metropolitana.

-Para mí, este es simplemente mi lugar de trabajo. Ya que el cuartel general de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales está aquí también.-

Eruru hablaba en un tono de voz muy serio.

Aunque se había cambiado en un atuendo de fin de semana con una falda muy vistosa.

Naturalmente, Hisui vestía su ropa casual también, que consistía en una camisa floja y una corbata casual encima, y unos pantalones. Había elegido este atuendo considerando que iba a salir con una chica.

Por supuesto, nunca intentó considerar el encuentro de hoy como una cita con Eruru—pero este tipo de cita lo había tomado completamente por sorpresa.

-Aunque pensé que seguramente tendría algo que ver con tu trabajo, nunca pensé que sería en este lugar. Y por cierto, ¿por qué me pediste que trajera esta cosa?-

Hisui señaló hacia lo que cargaba en su espalda. La cruz con altura como de un humano envuelta en telas blancas.

Las personas solían decir “carga tu cruz” como un dicho, pero Hisui en este momento estaba cargando una cruz real que pesaba cerca de treinta kilogramos.

Esta era la Espada Tzara normalmente enclavada en el suelo del sótano de su casa.

Hisui había traído específicamente esta enorme arma anti-vampiros con él como parte de lo que Eruru le había pedido.

-Aunque dejaste a mi disposición un auto para mi, que ayudó bastante… Esta cosa de verdad está muy pesada. Además, aun cubierta en telas, ¿no querrás acercártele verdad? ¿Qué tal si te mantienes más alejada de mí?-

-Por mí no importaría, pero te perderás, ¿entiendes? No pasa nada, así que sígueme.-

Aunque le asustaban las cruces, Eruru lo guio sin titubear.

Sin más que hacer sobre el hecho de que la cruz era excesivamente llamativa, Hisui no tuvo más elección que apurarse y alcanzarla.

A pesar del reto de caminar bajo el peso de esta cruz de treinta kilogramos, Hisui no podía permitirse pasársela a Eruru para que la cargara.

Aun separados por la tela, si ella la tocara, seguramente sufriría terribles efectos.

Como una mitad-vampiro—la descendencia de un humano y un vampiro apareándose—ella era vulnerable a todas las ´debilidades´ de los vampiros, ya fuesen cruces, luz del sol, ajo o cosas así.

Aun sabiendo eso, le había pedido a Hisui que trajera específicamente la Espada Tzara. Esto implicaba que debía de tratarse de algo bastante serio.

El camino por el que Eruru lo guio estaba aparentemente reservado para personal con acceso restringido a algunos pocos. Llevaba directo al subterráneo del Departamento de Policía Metropolitana.

Había pocas personas cerca y los alrededores habían puesto escasamente iluminados antes de que Hisui pudiese notarlo. Al final, no podía verse a nadie por ahí.

Avanzando a través del pasadizo en las profundidades del Departamento de Policía Metropolitana hacia quien sabe dónde, Hisui preguntó a Eruru sobre el tema del día anterior.

-Tú debes de haber planeado lo del buffet de pasteles de antemano, ¿verdad? Más que nada para alejar a Rushella. Si quisieras tener un día libre, no querrías tener a esa chica metiéndose en tu camino. Esta es la trampa que tramaste para hacerla que se separara de mí voluntariamente. Con el propósito de hacer caer en la trampa a esa vampiro de dientes glotones, un buffet de pasteles solo para mujeres es el mejor plan.-

-…-

-Pero dejar que esa chica anduviera por las calles sola también es bastante peligroso. Además, monitorearla es parte de tus deberes. Es por eso que enviaste a Sudou y a Senpai para que la acompañaran. Cuando Sudou recibió ese mensaje, fuiste tú quien lo envió ¿verdad? Probablemente era un mensaje como “Te daré un vale de buffet más tarde, dale tentación a esa chica para que vaya también”. Y ya en eso, Senpai fue invitada también, ¿cierto?-

-De verdad sigues siendo más brillante que el promedio. ¿Y que si es cierto? ¿Vas a reprocharme por ser una mujer calculadora?-

-Claro que no. Esta es la mejor decisión. Después de todo, nadie está controlando nada demasiado. A lo último, a lo mucho perdería tiempo libre valioso. Por cierto… Pedirme que trajera la Espada Tzara, y haciendo que hagamos equipo los dos aquí, ¿no debe ser algo sin importancia, verdad?-

Sinceramente, Hisui no estaba molesto.

Esto era debido a que prácticamente se había imaginado las cosas cuando Eruru se lo pidió.

Seguramente estaba relacionado con vampiros—Y ahora que habían tenido que dirigirse al Departamento de Policía Metropolitana, las cosas definitivamente parecían inusuales.

Eruru tampoco parecía tener intenciones de cubrir las cosas. Continuando caminando al frente, explicaba pacientemente sin apurarse.

-…Hace unos días, mar a dentro del muelle Seidou, fue sacado un barco hundido. Durante el proceso de inspección nada relacionado con nosotros, se descubrió algo… Después de que investigamos, nos dimos cuenta de que era una situación bastante complicada.-

-¿Qué era? ¿Algún barco hundido tan famoso como el Titanic?-

-El barco no es ni de cerca así de romántico. Este barco se hundió a lo mucho hace diez años o así. Y muy probablemente era de un dueño privado. En términos de lujo es comparable al Titanic pero no cuenta como barco de pasajeros. Además, al parecer este barco era ilegal y no estaba registrado. A pesar de haberse hundido hace tanto, para que se haya descubierto recientemente, de seguro algo sospechoso debe estar ocurriendo.-

-Ya veo. Pienso que no hay ningún tesoro dormido dentro.-

-Se encontraron varios esqueletos humanos. Sus identidades por ahora están bajo investigación.-

-……-

-Hemos llegado.-

Eruru se detuvo frente a una puerta de seguridad.

La parecía como si estuviera hecha de metal pesado. Además estaba equipada con un lector de tarjetas, verificador de huellas y otros métodos estrictos de seguridad.

Su grosor era probablemente también bastante atemorizante.

O quizás, Hisui solo estaba mirando la punta del iceberg de la primera de muchas capas de seguridad.

-De todos los objetos sacados, los más importantes fueron transportados aquí. Te pedí que vinieras hoy aquí con el propósito de hacer una prueba—O más bien, quería que participaras en la operación de des-sellado.-

-¿Des-sellado? ¿…Que rayos sacaron?-

Eruru abrió la puerta en lugar de responder.

En compañía del sonido de activación, la puerta se abrió, sus partes izquierda y derecha se abrieron de par en par.

Ante ellos estaba otra puerta, separada por un pasillo varios pasos adelante.

Hisui y Eruru siguieron por el pasillo, pasando a través de varias puertas gruesas conforme avanzaban y se abrían delante de ellos.

Después de pasar por múltiples capas de seguridad, finalmente llegaron a un enorme y plano cuarto rodeado por cuatro paredes.

La parte alta de las paredes tenía una porción hecha de cristal, que parecían contar como ventanas.

Semejaba a las salas de operaciones donde los médicos internos podían observar. Detrás del cristal, varias figuras veían hacia abajo desde una posición más alta.

Ya que se habían pasado tantas capas de seguridad camino a ahí, el cristal de arriba seguramente estaría reforzado para soportar impactos promedio.

Sin embargo—¿por qué rayos era necesaria una seguridad tan estricta?

-Espero que no sea para mantener prisionero a algún despiadado criminal… Vamos, ¿qué rayos es esa cosa?-

Como respondiendo la pregunta de Hisui, las luces encima se encendieron, enfocándose en un objeto situado al centro de la habitación.

-……!!-

Era un ataúd.

Múltiples capas de cadenas estaban envueltas alrededor de él, aprisionando lo que fuera que estuviera durmiendo dentro.

Por entre las cadenas, podía vislumbrarse una parte del ataúd y podía observarse que su diseño era bastante complejo.

Con una refinada apariencia en profundo color purpura, el ataúd estaba adornado con detallados grabados.

Como resaltando la personalidad del dueño, la apariencia exterior estaba extremadamente decorada. Este no era un simple recipiente sepulcral sino una digna obra de arte.

-Este es…-

La silueta cubierta por cadenas le parecía familiar a Hisui.

Acercándose, examinó su apariencia en detalle.

Ya fuese la artística técnica de grabado o la impresión que despedía—todo parecía tan similar.

Absolutamente tan similar.

A ese ataúd en particular al que estaba acostumbrado a ver cada día.

El ataúd que Rushella había colocado en su propia habitación.

-Esto fue sacado con el barco.-

Escuchando hablar a Eruru, Hisui lentamente se dio vuelta y preguntó:

-¿Vamos a abrir esto?-

Eruru asintió en silencio.

Hisui volvió a su posición y miró al ataúd.

Ese día, Rushella había despertado de su ataúd en las montañas.

Ese había sido el inicio de todo para esa chica “Verdadero Ancestro”.

¿Entonces qué era lo que iba a aparecer del ataúd frente a sus ojos?

Nadie conocía la respuesta, pero uno podía hacer una básica suposición. Hisui sujetó con fuerza la Espada Tzara sobre su espalda.

***

-¡Si, esto es grandioso!-

Disfrutando el buffet de pastel, Rushella estaba enormemente agradada.

Llenando su plato con pastel, barrió con todo con apetito voraz.

Habiendo comenzado con el banquete de apertura, había estado comiendo sin parar, provocando que Mei y Kirika sentadas a su lado se quedaran sin palabras.

-¿Cómo puedes comer tanto… nunca supe que los vampiro tuviesen dientes tan ganosos de dulces?-

-¿Tal vez tus nervios para sentir si estas llena están dañados? Ten cuidado con ponerte gorda… Aunque pienso que los vampiros no se preocupan por eso.-

Mei y Kirika se dejaron encoger de hombros con exasperación.

La porción de pastel en sus platos era relativamente normal. Los pasteles eran maravillosos y todo, pero para mantener sus figuras, no tenían más opción que controlar sus apetitos.

-No estoy segura de porqué pero mi cuerpo parece estar sediento de cosas dulces. Pero últimamente, nada me sabe más dulce que la sangre. Siento un poco de sed, sería bueno si estuviera cerca…-

Rushella lamió el helado pegado al borde su boca y murmuró con sed.

La vista de una vampiro como esta era suficiente para provocar escalofríos.

-Hey no muestres tu verdadera personalidad en un lugar como este. Si quieres algo de beber, hay tanto jugo y té como quieras.-

-Desde mi punto de vista, el sabor de la sangre no va bien con el pastel. ¿O será que después de todo el sentido del gusto de un vampiro es peculiarmente diferente?-

Kirika obviamente estaba siendo sarcástica pero Rushella comenzó a pensar seriamente sobre el comentario.

-Hmm, eso tiene sentido. La sangre de Hisui es más deliciosa cuando se saborea sola. ¡Beberé un montón cuando regrese!-

Los ojos de Rushella brillaron mientras declaraba.

Precisamente porque esta frase venía desde el fondo de su corazón, puro e inocente, se sentía aún más aterradora para quienes la veían.

Hisui seguramente habría sentido un escalofrío en este momento.

-Nunca he entendido en todo este tiempo, ¿por qué estás tan obsesionada con la sangre de Hi-kun? Aunque supongo que él es joven y apuesto, lo que seguramente complacería los gustos de un vampiro.-

-Cierto, tengo un poco de curiosidad también.  Escuché de mi abuela que los vampiros normalmente preferían la sangre de mujeres en lugar de…-

El tema de esta conversación entre chicas podría parecer un tanto sangrienta, pero precisamente como Hisui no estaba presente, era una oportunidad perfecta para explorar el tema.

Pero Rushella simplemente evadió la pregunta.

-…No tengo idea. ¿Necesito una razón para que me gusten las cosas? ¡Es solo como el pastel frente a mis ojos!-

-Eso suena como una confesión impactante cuidadosamente formulada ¿?-

-¿Así que es por eso? ¿De la misma forma como amas la comida preparada por la persona que amas, la cual te sabe especialmente buena?-

Asintió Mei en acuerdo al punto de vista expuesto por Kirika.

-¿Ustedes dos están malentendiendo las cosas…? Además, las personas que poseen sangre digna de mi atención son extremadamente raras. A simple vista, puedo decir como sabe la sangre de una persona. ¡Por ejemplo, ustedes dos fallan completamente en despertar mi interés! ¡Lo mismo pasa con todos los demás hombres! ¡No se hagan ideas equivocadas!-

A pesar del tono dominante de Rushella, estaba sonrojándose.

Para ocultar su vergüenza, giró a devorar su pastel y evitó el contacto visual.

-Oh bueno como sea. No importa que tanto afecto muestres contra Hi-kun, siempre terminas tornándote indiferente rápidamente.-

-¿De qué hablas?-

-Senpai, tú debes entender. Después de todo, uno de ellos es una vampiro mientras el otro es humano, ¿cierto? La diferencia de edad resultante tras el paso del tiempo se hará más y más pronunciada. Quizás la sangre de los jóvenes es más sabrosa, pero una vez que crecen, ¿la atracción disminuirá al menos a la mitad? ¿Al menos por la sangre?-

-Ah, eso tiene sentido……-

Kirika asintió en acuerdo.

Con un compañero humano, envejecer juntos en la vida y por el paso del tiempo era una experiencia para disfrutarse. Pero una pareja de un humano y una vampiro sería una cosa distinta. Solo el humano envejecería.

-¡E-Esto…!

El indiscutible punto expuesto sorprendió a Rushella.

Aunque ellos parecían de la misma edad ahora, Hisui iba a envejecer visiblemente tarde o temprano.

El sabor de su sangre probablemente decaería.

Además, si situación actual… No, solo la situación de Hisui cambiaria gradualmente.

-¡E-Ese tipo simplemente debe de convertirse en mi sirviente tan pronto como sea posible! ¡Entonces con eso…!-

-No permitiré que nada como eso suceda…. Es lo que me gustaría decir, pero al parecer no hay necesidad. La formación corporal de Hi-kun lo hace imposible.-

-Al parecer es así. Estaba tan impresionada hace poco… Pensar que puede dejarse drenar sangre hasta tal punto sin ser transformado. Tu método seguramente no funcionará.-

Completamente inmune a transformarse en un vampiro, el Anti-Vampiro.

A pesar de que Rushella le había chupado la sangre en presencia de estas dos chicas, el cuerpo de Hisui nunca sufrió ningún cambio.

Ese hecho se mantenía firme, más que cualquier argumento.

-Hmph… Un día ten por seguro que lo haré mi sirviente. Por ahora… Bueno, ¡¡recuperar mis recuerdos es lo más importante!!-

-Cierto. Aunque detesto ayudarte, es mejor hacer que recuperes tus recuerdos pronto. Una vez que suceda, voluntariamente abandonaras a Hi-kun.-

– “ ”……? “ ”-

Kirika y Rushella parecían confundidas.

-¿No lo entiendes? Porque una vez que recuperes tus recuerdos, por supuesto recordaras a tus parientes… O sobre tu familia, entonces volverías a casa, ¿verdad?-

-Ah… eso tiene sentido. Aunque no se sabe cuánto tiempo has vivido, dado que eres una vampiro inmortal con eterna juventud, no sería extraño que tuvieras una gran familia.-

Kirika fue la primera en entender, asintiendo de acuerdo.

Ciertamente, los vampiros que han vivido durante eras muy probablemente tendrían sus propias familias.

-No solo un novio, tal vez puedas tener un esposo, con niños incluso. Al final, podrías enterarte de que eres la madre de algunos dos o algo así. Si ese fuese el caso, Hi-kun ya no necesitaría hacerse cargo de ti, y te irías a casa, ¿cierto?-

Sonrió Mei malévolamente.

Rushella objetó con sonrojante vergüenza.

-¿¡D-De que estás hablando!? C-Claro que no… ¡Ningún amante! Primero que nada, otros hombres ni siquiera se recuerdan grabados ante mis ojos…-

-…Tal vez no en el presente, ¿pero quién dice que no ocurrió en el pasado? No es como que te crea que eres una “Verdadero Ancestro”, pero dada la eterna juventud, es probable que hayas experimentado algunos romances en mayor o menor medida ¿verdad? En ese caso, el matrimonio y los niños son perfectamente normales. Además, sin tus recuerdos, ¿en qué te basas para negarlo?-

Incapaz de encontrar palabras para contradecir eso, Rushella no tuvo más opción que girar su cabeza a otro lado.

Enfocando su desagrado a otra parte, acercó el tenedor para robar el último trozo del pastel de chocolate Sachertorte del plato de Mei.

-¿¡Hey, que estás haciendo!? ¡Quería guardar este pastel, del que había menos, para el final!-

-¡¡Estas siendo molesta, cállate!!-

Rushella se puso de pie y se dirigió a encontrar una nueva presa.

-…Jeez, ¿tiene que ponerse tan nerviosa cuando le tocan su punto sensible? ¡¡Que “Verdadero Ancestro” tan insignificante que es!!-

-…Ciertamente, más que el señor de la noche… Describirla como una chica de nuestra edad le quedaría mucho mejor. ¿Pero por qué es así…?-

Kirika comenzó a preguntarse con expresión perpleja.

En comparación con Mei, ella no había pasado tanto tiempo cerca de Rushella.

Aunque ya había escuchado la explicación básica por parte de Hisui del hecho de que ella era una “Verdadero Ancestro” y sobre la “amnesia”—esto era difícil de comprender.

-Tu pareces tener mucho que decir… ¿Pasa algo malo con esa chica?-

-¿No te es sospechoso? Su personalidad, preferencias, tono de voz… Ninguno de ellos parece de un “Verdadero Ancestro” que ha experimentado eras eternas. Ella es prácticamente una chica de secundaria mimada que hace berrinches todo el tiempo.-

-Bueno, aparte de beber sangre, eso es en realidad cierto… ¿Pero no es eso simplemente el resultado de perder su memoria?-

-Con los recuerdos borrados, supongo que la edad mental será regresada o algo así…. Una falta de experiencias de vida ciertamente la haría más infantil. Pero aun así, su personalidad no puede cambiar completamente ¿cierto? No es como si al borrar datos de una maquina se produjera como resultado una chiquilla pura.-

-Lo que dices tiene sentido…-

Recuerdos—en otras palabras, todo lo que uno ha visto y escuchado a través de la vida tiene una gran influencia en la formación de la personalidad. Esto era indiscutible.

No obstante, Rushella ciertamente era bastante extraña considerándola desde esta perspectiva.

-Y hablando de perder los recuerdos, no debería de tener recuerdos de antes de haber despertado en su ataúd, ¿verdad? Pero sobre los mínimos recuerdos… O más bien, ella tiene recuerdos esenciales para el estilo de vida. No, basándose en lo que he escuchado de Kujou-kun, ella sabe bastante sobre vampiros. En ese caso, su personalidad se supondría debería semejarse más a los vampiros que han vivido por centenarios, no, milenios… Pero en realidad…-

-No se siente para nada así. Tienes razón, si todos sus recuerdos se hubiesen perdido completamente, entonces aunque su cuerpo hubiese madurado, su mente hubiera regresado a ser la de una niña… Pero Rushella no era infantil a ese grado, aunque no se perciben pistas de su edad por experiencias de vida… ¿Qué está pasando?-

-¿De verdad… Perdió sus recuerdos?-

Se preguntó Kirika con tono serio.

Entrando en contacto con Rushella, pareció imaginarse algo sobre el tema.

-Hey hey Senpai, ¿estás sugiriendo que lo está fingiendo? Eso no puede ser posible no importa como lo veas. Al menos no creo que pudiese engañar a Hi-kun… Además, ¿qué ganaría haciendo eso?-

-No, no estoy diciendo que mienta… Más bien, me pregunto primero que nada si sus recuerdos llegaron a existir.-

-……!?-

-Viéndola, en realidad no puedes decir si ella es una “Verdadero Ancestro” que ha vivido por milenios y que ha gobernado por sobre todos los vampiros siendo superior. ¿Cómo debería describirla? Tal vez no estoy expresándome claramente, pero toma como ejemplo a una chica de nuestra edad, repentinamente convertida en vampiro…Esa es la clase de sensación que me da.-

-…..-

Mei era incapaz de negar su hipótesis.

Naturalmente, tampoco había pruebas.

No obstante, la “Verdadero Ancestro” ante sus ojos por ahora llenaba su plato de pastel.

Sin poseer ni experiencias de vida ni fragmento de sus recuerdos perdidos, ella era simplemente una chica en la primavera de la juventud, con una sonrisa en apareciendo en su rostro a causa de la dulzura esparcida en su boca.

Manteniendo su seria expresión, Kirika dio un sorbo a su té.

En medio del flotante vapor, entrecerró sus ojos y lanzó una penetrante mirada de “Bruja” analizando a Rushella.

-¿De dónde rayos… vienes en realidad?-

***

– —Entonces vamos a comenzar con la operación de retirar el sellado.-

Anunció Eruru con voz calmada en el subterráneo del Departamento de Policía Metropolitana.

En respuesta a sus órdenes, los miembros de un grupo de policía táctica se colocaron un equipo protector, sacaron sus herramientas y rodearon el ataúd.

Debido a los requerimientos especiales en las labores de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales y además como protección contra alguna amenaza oculta en el ataúd, tenían protectores en el cuello, protegiéndolos. Otras partes también estaban cuidadosamente reforzadas para prevenir la penetración de los colmillos de los vampiros.

Solo por seguridad, todos colgaban cruces de sus cuellos.

Una persona normal se caería de la risa si viese tal escena, pero todos los presentes tenían expresiones completamente serias. Además, la Espada Tzara en la espalda de Hisui también podría considerarse en la que confiaban psicológicamente.

Bajo la mirada de Hisui y Eruru, los miembros del equipo comenzaron la tarea de cortar las cadenas.

Debido a haber estado sumergidas bajo el agua del mar por tanto tiempo, las cadenas estaban severamente oxidadas y habían perdido toda su solidez.

Muy rápido, todas las cadenas fueron cortadas, revelando por completo la apariencia del ataúd a todos los presentes.

Se veía más y más familiar.

Al menos, Hisui estaba seguro que había sido hecho mismo artesano que había fabricado el ataúd de Rushella, o de alguien fabricante cercano a él.

-Entonces… Ábranlo por favor.-

Ordenó Eruru con seriedad.

Los miembros del equipo asintieron unos con otros en confirmación y sujetaron la tapa del ataúd.

Lentamente, lentamente—la tapa por tanto tiempo sellada, poco a poco fue abierta.

Una fina fragancia a marea brotó en el aire.

El ataúd del fondo del mar, su contenido iba a ser revelado por completo el día de hoy.

Los miembros del equipo cuidadosamente movieron la tapa a un lado—Enseguida retrocedieron y mantuvieron la distancia.

Más que llenarse completamente de miedo, probablemente estaban siguiendo las estrictas órdenes de Eruru dadas de antemano.

Esto era para lidiar con lo que estaba dentro del ataúd, para reducir las casualidades al mínimo.

Sin embargo—

-¿Eh…?-

No había nada dentro.

El ataúd estaba cubierto con un cómodo relleno tan grande como para alojar un vampiro dormido dentro—pero el dueño estaba ausente.

Completamente vacío.

Eruru estaba sin palabras de pie en un lugar, mientras su equipo se veían unos a otros confundidos.

Solo Hisui camino hacia el ataúd para confirmar su interior.

Nadie intentó detenerlo.

O más bien, no había necesidad de detenerlo.

Porque no importa como lo vieras, no había nada ahí.

-…..-

Examinando el interior en detalle… Aun no se pudo encontrar pistas.

Porque un montón de agua se había filtrado, había un fuerte olor a humedad y estaba bastante mojado.

Pero aparte de eso no había nada que ver. Ningún rastro ni posesiones dejadas por el dueño se pudieron encontrar.

Acercando su cuello para investigar más de cerca, Hisui siguió sin encontrar nada.

Entonces para entender la estructura del ataúd y su sensación al tacto, Hisui acercó su mano hacia la superficie del ataúd.

Justo cuando las puntas de sus dedos estaban por hacer contacto con el borde del ataúd—

—No—

Hisui retrajo su mano en sorpresa.

Pero las personas a su alrededor simplemente reaccionaron expresiones de confusión ante su comportamiento.

Al parecer ellos no habían escuchado la voz.

(¿…Estaba alucinando?)

Al tiempo que esta posibilidad cruzaba su mente, repentinamente sintió un intenso frio.

Quizás por haber estado sumergido en el agua del mar por tanto tiempo, los alrededores del ataúd estaban relativamente helados.

Hacia un momento había escuchado lo que se sonaba como una voz humana, Hisui había percibido una helada sensación pasar cerca… Pero todo eso era.

El ataúd vacío frente a él no mostraba signos inusuales.

-…¿Qué está pasando?-

Hisui se dio vuelta y preguntó. Antes de que Eruru pudiera responder, otra persona en la esquina de la habitación respondió.

-Vaya vergüenza, ¿no cree, consultora especial Kariya?-

-…¿Quien?-

Había varios miembros de la policía frente a Hisui.

La que había hablado era una mujer vestida en un traje y con zapatos de cuero que parecía ser la líder.

Tenía una figura alta y elegante con piernas y brazos esbeltos. En conjunto con un corto cabello negro, la descripción de una “bella cross-dresser [1]´” parecía quedarle muy bien.

Si fuese a aparecer en un escenario haciendo el personaje de un hombre, seguramente saldrían gritos de emoción de la audiencia.

Su exquisito rostro no mostraba indicios de cosméticos. Más que hermosa, sería más apropiado describirla como cautivadora.

A lo mucho en los veinte años más o menos—Bastante joven para una oficial de policía, pero dada su presencia aquí, seguramente no sería un miembro ordinario de la policía.

-Oogami Rangetsu—aquí para tu conocimiento. A diferencia de la consultora especial de allá, yo soy una oficial de policía de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales.-

Como presumiendo su identidad, Rangetsu mostró su placa de identificación de policía.

-Uh…Hola… ¿A qué te referías hace un momento cuando dijiste vergüenza?-

-Como ya lo ves. Claramente no hay vampiro pero se ha reunido tanto personal y malgastado tanto tiempo, vaya derroche de recursos policiacos e instalaciones. Todo este esfuerzo para nada.-

Su voz sonaba ronca como la de un joven mientras que sus palabras eran completamente desconsideradas.

Este tono de voz de alguna forma le recordaba a Hisui su primer encuentro con Eruru.

Draculea_V03_-_BW02

-Pero como podría uno saberlo sin abrirlo……-

-Que estupidez. Antes de ser abierto, el ataúd ya había sido examinado de varias formas como rayos X y ultrasonidos. Todas las pruebas reportaron que el interior estaba vacío… Pero esta persona aquí tercamente insistió en llevar a cabo la operación de des-sellado en esta instalación en especial.-

-…..-

-No quiero decir que no debiera ser abierto. Todos en la Sección de Investigaciones Sobrenaturales lo reconocen como una posesión de un vampiro. Además, como un objeto sacado de entre restos hundidos, las investigaciones por supuesto son ordenadas. Sin embargo, no hay para nada un vampiro ¿verdad? Entonces es simplemente una antigüedad y las investigaciones se le deben dejar a los forenses escaleras arriba. ¿Lo entienden todos aquí?-

Las palabras de Rangetsu iban dirigidas a las personas mirando desde arriba del otro lado del cristal.

Aunque Hisui no podía ver las expresiones de las personas arriba, podía observar a varias de ellas asintiendo de acuerdo.

Las palabras de Rangetsu eran como una declaración de cierre. Perdiendo su interés, las siluetas se dieron vuelta y se alejaron, desapareciendo detrás del cristal.

Entonces el equipo a cargo de la operación de retirar el sellado comenzó a limpiar y a abandonar la escena abatidamente.

-Oh vaya desastre para ustedes dos también, ser traídos aquí exactamente en un día libre. Oh bueno, dado que ella exterminó personalmente al vampiro que ella misma había enseñado, no tuvo más opción que ser un colaborador civil.-

Dijo con desdén Rangetsu.

Sus palabras hacían burla completamente de Eruru.

El vampiro que ella había enseñado personalmente—esto era obviamente una referencia a ese hombre que había ocultado su identidad y había trabajado al lado de Eruru, había secuestrado a Rushella y finalmente había sido exterminado por Hisui.

Era verdad que él era un subordinado que ella había entrenado. ¿Pero acaso ella sabía que era un vampiro? si hubiera sido así obviamente no lo hubiese mantenido a su lado.

-Puedo entender que puedas estar un poco ansiosa por enmendar tu pasado error, pero deberías de prestar un poco más de atención a los demás. De otro modo, solamente terminaras causando problemas a los demás— –

-En realidad, ¿acaso no salió esto muy bien?-

Escuchando las interminables replicas, Hisui habló interrumpiendo.

-Cállate, niño. Esto es una investigación…-

-¿Por qué no podemos estar felices de que las cosas hayan terminado pacíficamente? No importa como lo veas, esto pertenece un vampiro, y ultimadamente el ataúd necesita ser abierto directamente para confirmar. Suponiendo que el ser en el interior del ataúd de verdad existiera, debería estar bastante débil después de haber estado sumergido en el mar por tanto tiempo, y ciertamente una seguridad tan estricta no debería haber sido necesaria… ¿Pero esto no es solamente retrospectiva? ¿De verdad podrías asegurar que solamente por qué tomaste fuertes medidas de seguridad y resultaron negativas, ya por eso era innecesario tomar precauciones? ¿De qué sirve criticar después de eso? Las precauciones son tomadas por si acaso. Si no pasa nada, es un final feliz. ¿No es así como debe ser?-

Hisui no parecía nada impresionado, sus ojos estaban llenos de burla.

Después de escucharlo, Rangetsu respondió agresivamente.

-Parece que te has convertido en el perro de esta mitad-vampiro. ¿Has caído en la magia de los “ojos místicos”?-

-¿Eh? Los mitad-vampiro no pueden los ´ojos místicos´. Pero tiene una vista más aguda que los humanos normales.-

-Estaba siendo sarcástica. ¿Eres así de tonto?-

-Oh vaya, hay alguien que en realidad necesite dejar en claro que estaba siendo sarcástica ¿? Vaya fracaso.-

Hisui se cubrió la boca y evitó la urgencia de echarse a reír.

Rangetsu hizo un gesto y resumió con cara de desagrado.

-…De todos modos, aprende de tus errores. Por favor piensa con cuidado antes de actuar, consultora especial Kariya. Aunque según mis predicciones, los de arriba estarán poco interesados en escuchar tus opiniones de ahora en adelante.-

Entonces siendo seguida por sus subordinados se retiró.

Hisui permaneció ahí de pie con expresión cansada, mirándolos alejarse.

-…Salgamos de aquí. Disculpa por darte problemas.-

Dijo Eruru y guio a Hisui de regreso al nivel de piso.

Por el camino, Hisui cuidadosamente escogió sus palabras y preguntó sobre lo que había pasado.

-¿Podría ser que… estés en algún tipo de posición complicada ahora?-

-Siempre ha sido así. El propósito de organizar la Sección de Investigaciones Sobrenaturales era para usar efectivamente a los críptidos aún vivos en la sociedad moderna. Los humanos bajo mis órdenes tienen la tarea de monitorearme al mismo tiempo que de ayudarme. Bueno, quien podría culparlos siendo yo la mitad-vampiro que ha heredado la mitad del linaje de los vampiros.-

-No digas eso. ¿Entonces quien se supone que es esa mujer Oogami?-

-Tal y como ella se presentó, una oficial miembro de la Sección de Investigaciones Sobrenaturales. Con varios subordinados a su mando, puede ser considerada una lidera de escuadrón. Por alguna razón, siempre está tratando de competir contra mí… Pero es bastante hábil en todas las cosas, especialmente en manejar a los de arriba.-

-Parece que tú también estas llena de sarcasmo. Bueno, puedo entenderlo. Pero tengo la impresión de que antes cuando te conocí, que tu autoridad parece ser más alta que la de Oogami. Podría ser que… ¿Hayas sido disciplinada por ese incidente en particular?-

-Que mi propio subordinado fuese un vampiro, y en especial uno que chupaba sangre humana ¿? Es natural que tomara la responsabilidad como líder. Además, sobre el incidente de Kishida, es muy probable que las personas al mando supieran que él era un vampiro y hayan arreglado que trabajara específicamente a mi mando. ¿Considerarían que alguien coexistiría mejor con los de su raza?-

Rio Eruru consigo misma.

Al parecer el incidente la había herido bastante.

A pesar de quien debería tomar responsabilidad, pero que sus superiores colocaran un vampiro a su lado—no sería extraño si comenzara a odiar al mundo.

-Escuché por Sudou ya. Pusiste bastante esfuerzo para permitir que Rushella y yo tuviésemos una vida normal. Sobre mi formación corporal… No lo reportaste a tus superiores, ¿verdad?-

-¿Por qué me hablas de esto tan de pronto? Solo hago lo que es mi deber. Las cosas por ahora son que los superiores están teniendo una política de clemencia con la amnésica vampiro que no ha herido humanos. Además, la única víctima, tu, en realidad no cuenta como víctima…-

-Es verdad, pero aun no te he expresado mi gratitud apropiadamente. Gracias.-

-…..-

Caminando frente a él, Eruru comenzó a sonrojarse, pero Hisui no lo notó.

En cambio, él cambió el tema a algo que había ocurrido hacia un momento.

-Por cierto, sobre el ataúd… Es probable que supieras que no había nada dentro, ¿verdad? ¿Pero aun así me llamaste por si acaso?-

-Como ya  no hay subordinados bajo mi mando… Al único que puedo usar es a ti. Además…-

-¿Además?-

Eruru pausó a medio camino.

Parecía bastante dudosa.

-…Porque quería escuchar tu opinión. Estaba segura de que era un ataúd de vampiro, pero aparte de eso, me preguntaba si tú descubrirías algo más…-

-¿Por qué confías tanto en mí? ¿No se supone que este es tu trabajo?-

Diciendo eso, Hisui acercó su cabeza para ver el rostro de Eruru—provocando así que Eruru le diera una cachetada sin previo aviso.

Plap, el claro sonido del impacto resonó por todo el pasillo.

-…¿Por qué me pegaste?-

-Cállate. Lamento confiar en ti. Que tonta soy.-

Sin decir nada más, ella aceleró su andar y siguió caminando al frente.

Hisui no tuvo más elección que caminar más rápido para alcanzarla.

-Era ciertamente el ataúd de un vampiro. Pero por qué estaba hundido en el fondo del mar, fuertemente envuelto en cadenas, eso no lo entiendo. Si fuese para sellar a un vampiro… Envolverlo en cadenas y tirarlo al mar tiene sentido. Pero ya que estaba vacío, esto…-

-…Correcto. Con respecto al ataúd y el barco hundido, las investigaciones continuaran. Pero basándose en las reacciones de los superiores, el progreso será retrasado aún más. Lo que es más importante…-

-Lo que quieres decir… Es que es muy parecido al ataúd de Rushella ¿cierto? En realidad no puedo asegurar nada por ahora así que esperaré por el análisis de tu parte primero.-

-Por favor explícaselo tan pronto como te sea posible. Si se lo ocultaras, probablemente resultaría en más problemas. A pesar de tu astucia, pareces seguir cometiendo tonterías con esas cosas.-

-Si si, entiendo.-

Respondió Hisui en su conocido tono de voz cansado. Mientras eso pasaba, ya habían llegado a la entrada del Departamento de Policía Metropolitana.

En ese instante, su celular sonó.

Sacándolo, Hisui vio un mensaje de texto de Mei.

…No, a juzgar por el contenido… Estaba escrito muy torpemente:

Comer paztel tmo ms d lo sperado

Apúrate y vn x mi!

-…¿Qué es esto? Se siente como si fuese una estudiante de primaria enviando su primer mensaje de texto a su mama……-

-Los estudiantes de primaria de estos días no solo saben cómo teclear apropiadamente sino que también usan emoticones. En todo caso, sería una anciana no familiarizada con los dispositivos electrónicos, intentando enviarle un mensaje a su nieto, tecleando con manos temblorosas en el nuevo celular que compró… Este tipo de analogía quedaría mejor, ¿verdad?-

Eruru leyó el mensaje desde un costado y sonrió.

Intercambiando miradas con una sonrisa, ambos sabían quién lo había enviado.

Aunque el nombre decía Mei.

De hecho era alguien más.

Obviamente Rushella.

-…No tiene un celular así que pidió el de Sudou. ¿Debería comprarle una tarjeta para teléfono?-

-Pienso que deberías dejar en paz esas raras casetas de teléfono públicas, para las que preveo un terrible destino de destrucción. Además, no estoy seguro si el celular de Seidou-san haya sobrevivido…-

-¿Podrías darme tú el costo de reemplazo?-

-Mantén tus fantasías en tus sueños, por favor.-

Rechazado completamente, Hisui decididamente tomó como primera prioridad ir a recoger a la problemática princesa Rushella.

-La Espada Tzara es demasiado pesada… Estoy casi sin fuerza.-

-Enviaré un auto. Puedes usarlo para ir a recogerla de camino.-

-Gracias…-

Justo cuando agradecía a Eruru, Hisui se sintió invadido por un intenso frio.

Esta presencia heladamente fría que calaba hasta los huesos lo hizo abrazarse a sí mismo.

-¿Qué estás haciendo tan de repente?-

-Uh, se siente muy frio de alguna manera…… ¿El aire acondicionado esta encendido tan fuerte?-

-Este es un aire acondicionado amigable con el ambiente, así que el termostato está configurado a veintiocho grados Celsius… En realidad, yo siento un poco de calor.-

-¿De verdad? ¿Por qué siento tanto frio desde que salí del subterráneo?-

-¿Tal vez hayas pescado un resfriado de verano? Al menos, mañana es Domingo así que deberías volver y recostarte pronto.-

-¿Eres mi mama? Bueno, como sea, apresurémonos y recojámosla.-

Diciendo eso, Hisui salió del edificio.

Eruru  lo seguía de cerca.

Dos personas en fila… O más bien, eran tres.

Una más.

En este concurrido recibidor había demasiadas personas yendo y viniendo, ¿cuántas personas lo notaron en realidad?

Hisui y Eruru no parecían enterados, pero algunas personas gritaron en voz baja y retrocedieron después de ver en dirección a ellos.

Esas personas diferían en género, edad y apariencia. Sin embargo, todas compartían cierta habilidad secreta de la que no estaban particularmente orgullosos… Más que habilidad, sería una aptitud más que una habilidad.

Ya que ellos eran los únicos capaces de ver.

Una chica siguiendo a Hisui no muy de lejos, vestida en un uniforme escolar de estilo marinero, su cuerpo semi-transparente.

Solo las personas con sentidos espirituales relativamente más fuertes podrían percibirla—un ser que no existía en el reino de los vivos.


1.- cross-dresser: Una persona que se viste del sexo opuesto, PERO no es lo mismo que un travesti, es mas bien una persona que realmente se ve bien vistiendo y actuando del sexo opuesto.

2 pensamientos en “Capitulo 1 – Ataúd del fondo del mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s