Prólogo


-¡El club esta en peligro de ser disuelto…!-

Su digno y hermoso rostro se contraía entre muecas de tristeza, Rushella Dam Draculea declaraba a los miembros del club que estaban frente a ella.

En este momento, al terminar las clases, el lugar en que se encontraban era un salón de clase vacío en algún rincón de las instalaciones de la escuela – en otras palabras, era el salón de las actividades de club.

De pie frente a la pizarra estaba la llamada “presidenta del club” Rushella quien había fundado el club varias semanas atrás.

No obstante, durante todo este tiempo desde que el club había sido establecido, ni el nombre del club ni sus actividades habían sido finalizadas.

-…¡Todo esto es por la negligencia de todos ustedes! ¡En especial de ti!-

-¿!Eh, mía?!-

Kujou Hisui había estado leyendo manga dándole la espalda a Rushella. Habiendo escuchado que se referían a él, se giró de mala gana.

-¡Por qué me culpas a mí… yo no hice nada!-

-¡Ese es exactamente el problema, no estás haciendo nada! Además, incluso ignoraste todas mis sugerencias… ¡Como el darle al club un nombre más amigable como ´Club ○○○´, o darle a cada uno pulseras que indicaran sus responsabilidades personales, o entrar a la ´Competencia Inter Escolar de Escritura´, o poner la ´Universidad Nacional´ como meta, o ´recibir al verano´, o acordar un enfrentamiento decisivo con el ´rival´ durante las finales en el torneo pero perder con un enemigo encubierto en las semifinales, o que un ´compañero´ muriera en un accidente de tráfico, o ´increíblemente´, ser asesinado por un adorable personaje…!-

-¡Tus sugerencias son tan ridículas que evite contestar! ¡Vamos, las cosas mencionadas en la segunda mitad de tu lista difícilmente cuentan como sugerencias!-

-…De todos modos, ¿no esta ella aprendiendo muchas cosas “oscuras”?-

Recargada en Hisui e intentando hacer conversación estaba otra miembro del club – Sudou Mei.

Al igual que Hisui, ella había ignorado varias sugerencias de Rushella y había pasado sus días perezosamente en el club.

-…Probablemente es a causa de su enorme curiosidad. Para llenar los vacíos en su memoria, ella ha estado investigando toda clase de cosas… Desafortunadamente, no es buena con los kanji aunque maneja de forma muy fluida los libros extranjeros. Además del hecho de que no le gustan los libros serios, esto fue resultado de que le ha lavado el cerebro el anime, manga, y variedad de shows de ese tipo…-

-Como resultado de eso, ¿fundó el club bajo la influencia de esas cosas?-

-¡Hey, ustedes de ahí, susurrarse no está permitido! ¡Además, tu no tienes permitido abrazarte alrededor del brazo de mi sirviente sin mi permiso!-

Rushella ágilmente señaló con su dedo, pero Mei despreocupadamente se abrazó con más fuerza a Hisui, acercando sus labios cerca del lóbulo del oído de Hisui el cual era tan lindo como el de una chica.

-Oh por favor, ¿porque todo necesita tu aprobación? Además, ¿cuándo se convirtió él en tu sirviente?-

-¡Yo lo mordí, así que es mío! ¡Y además antes de venir a la escuela hoy, ya compartimos un beso!-

-No olvides agregar la palabra “Vampiro” después de la palabra beso. Por favor no digas cosas que puedan causar malentendidos, en especial frente a los compañeros de clase.-

Recordando el dolor de la mañana, Hisui levantó su mano y se tomó su lado derecho del cuello – donde la marca de le “beso” permanecía.

Normalmente, la única marca que dejaría un beso… Sería un ligero rastro del beso a lo mucho.

…Sin embargo, los besos de Rushella no eran del tipo inofensivos.

Esas eran marcas de colmillos grabadas sobre la piel por unos dientes caninos que uno podía vislumbrar detrás de esos labios carmesí.

No solo eso… sino que ella chupaba sangre.

Correcto – aunque fuese increíble, la chica delante los ojos del chico era una verdadera vampiro.

No importa que tan bien se le viera el uniforme de preparatoria, o que tan bueno fuera su comportamiento con respecto a la sociedad moderna — ella seguía siendo una criatura inhumana sobrenatural.

Ella había mordido a Hisui cuando él iba camino a casa de la ceremonia de entrada a la preparatoria, se instaló en la casa del chico, e incluso lo siguió a la escuela. Y ahora – ella era su ama y la presidenta de este club.

-Que te chupen imprudentemente el contenido de tu corazón cada día… si no se tratase de mí, quien sabe que pasaría…-

-… Como sea, Hi-kun, tu sangre es chupada cada día, y aun así, ¿sigues sano y salvo?-

Preguntó Mei mientras daba un vistazo al cuello de Hisui.

Su delicada piel blanca era suficiente para poner en ridículo a la mayoría de las chicas y que admitieran su inferioridad. Aparte de una marca de mordida, no había ni una sola imperfección.

Si la sangre era succionada como se decía, primeramente debería haber una herida.

Más importante aún, el ser mordido por un vampiro implica la perdida de la identidad humana para convertirse en una criatura inhumana sobrenatural.

Justo como las leyendas antiguas lo describen, una persona que ha sido mordida por un vampiro se convertirá en un vampiro también.

Esta era una regla y maldición absoluta a la que ningún humano podría desobedecer.

Pero solo Hisui era la excepción.

-Esa es la clase de formación corporal que tengo. Déjame recordarte, aunque no me he de convertir en un vampiro y mis heridas se recuperan más rápido, ¡el perder sangre sigue doliendo mucho! Si sufro una herida fatal instantánea, si moriré. Por culpa de esta mantenida que ha invadido mi casa, me he visto forzado a comer un montón de hígado recientemente para reponer los nutrientes…-

-¿No deberías tomar suplementos de hierro también? ¡Sufrir eso cada día de verdad que es terrible… los vampiros son realmente problemáticos!-

-¿¡A quien estas llamando problemático!? Mi raza ha existido por cientos de eras, llevando consigo el más alto prestigio por casi un millar de años. ¿Te atreves a decir algo tan ofensivo? ¡Tú, humana falsa con solo unos cientos de años de historia!-

-¿¡Que has dicho……!?-

Su botón que la ponía frenética había sido presionado, Mei se puso de pie.

Al mismo tiempo, azotó sus manos sobre la mesa.

Esta era un simpe movimiento natural  que no requería énfasis.

Pero al instante que sus manos se despegaron de la mesa – la mesa estaba partida en dos.

Esto no era porque la mesa estuviera vieja o gastada, o carcomida – había sido destruida por fuerza bruta pura.

-… No otra vez. Por favor paren ahora. Sudou, mientras más hagas esto, más lejos estas de ser una humana ¿entiendes? ¿Podrías mostrar más consideración con el público aquí presente por favor? ¡Esa fuerza tuya no se puede comparar con la de los humanos normales!-

-Yo no elegí este cuerpo. Además, ¿no está mejor mucho mejor que el anterior?-

…Al decir eso, Mei pulverizó el bolígrafo en su mano.

Con el simple hecho de partirlo en dos, hubiera sido considerado una muestra de fuerza.

Pero el que su delicado puño hubiese convertido la pluma en polvo fin, esto sobrepasaba completamente los límites de un humano.

Para ser más exactos, ella no era humana. No importa que tan seductora o tentadora fuera su apariencia.

En otras palabras, al igual que Rushella, Mei era en realidad una criatura inhumana sobrenatural.

Una criatura perfecta hecha a la imagen de un humano y con el propósito de superar a la humanidad. Pero por alguna razón, fuese una broma de Dios o una maldición del demonio, había sido concebida como un horrible monstruo. Mei resultaba ser la descendiente del infame monstruo Frankenstein.

-Hmph, no importa como lo disimules, algo falso es algo falso. ¡En definitiva, tú no puedes convertirte en una humana!-

-…Cállate, no me importa lo que tu pienses. ¡Mi deseo es precisamente convertirme en humana! Volverme un solo ser con un humano… O debería decir, tener bebes con Hi-kun❤-

-Lo siento, no es posible.-

Hisui meneó su cabeza seriamente.

Si ella siguiese abrazándose más fuerte, él de verdad estaría en riesgo de sufrir daño. Esa es Sudou Mei.

-¿Por qué? Tú ya estas dejando que tu sangre sea chupada cada día por esa vampiro, ¿¡no es así!? ¿¡No podrías inyectar un poco de líquido blanco dentro de mí también!?-

-Umm, perdón ¿¡podrías parar con esas descaradas descripciones pornográficas!? ¡Y por supuesto que la respuesta es no!-

-¡Te prohíbo que me ignores! ¡Además, abrazarse juntos no está permitido!-

Rushella entró por sí misma en la discusión.

Las cosas siempre eran así de caóticas entre los tres. Las actividades del club probablemente fracasaron en su progreso gracias a eso.

Pero como siempre, la situación era puesta bajo control por la monótona voz del miembro final.

-…No tengo objeciones en la discusión, pero si ustedes de verdad quieren detener el hecho de que el club sea disuelto, deberían pensar un plan más seriamente, ¿verdad?-

Quien hablaba era llamada Kariya Eruru.

Distanciada del ruidoso escándalo, ella había estado sentada en una esquina del salón, mirando a la computadora portátil sin decir ni una palabra, tecleando sobre el teclado sin parar.

Su rostro era tan lindo y adorable como el de una muñeca francesa, pero su frívola manera de hablar era de un tono completamente carente de emociones.

-No queda mucho tiempo. Si quieren seguir usando este salón de clase, el club primero debe ser categorizado y todo tipo de cosas necesitan ser editadas. ¿Qué les parece una discusión más seria?-

– – -…….Si……- – –

Su irrefutable sugerencia silenció a los otros tres.

Regresando a sus propios asientos, comenzaron a recordar la causa del incidente.

Al hablar de la crisis de disolución del club, se debía comenzar con una particular pregunta que alguien planteara.


Un pensamiento en “Prólogo

  1. exelente historia ya me leí el volumen 1completo y me fasino la historia sigan asi pues yo segire leyendo encantado y fasinado por la exelente redaccion . mi felicitaciones muy buena historia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s