Capítulo 1 – La proposición de la Princesa Caballero

Parte 1

El día siguiente después de la fiesta.

Ya que dentro de una semana más seria el fin de la prueba semestral, una vez que la clase termino, muchos estudiantes hicieron sus maletas de prisa y regresaron a casa.

Ash también había programado volver a casa inmediatamente para auto estudiar. Antes del examen, las actividades del consejo estudiantil son suspendidas temporalmente, así que no tenía que volver a la oficina después de la escuela.

-¿Por qué está ausente Eco hoy?- Raymond quien ya había hecho su maleta pregunto a Ash.

-Err, la fiesta de la noche anterior dejo secuelas….la palabra “ausente” debería usarse para describir esta situación, ¿o no? Ella es la que se mete sin permiso al salón de clase y después de eso inmediatamente cae dormida……-

-Haha, que linda. La razón por la que ella está intentando asistir a esta clase totalmente aburrida es porque no quiere alejarse de tu lado, ¿no lo crees?-

-Como sería posible….-

Mientras sonríe Ash, saca los libros del casillero que nunca ha usado y los coloca en sus maletas. Raymond da un suspiro exagerado, pero Ash no entiende la razón la razón por la que lo hizo.

En ese momento, alguien se estaba moviendo en dirección hacia Ash.

-…….Ash, ¿puedo hablar unas palabras contigo?-

Después de que Ash levantó su cabeza, esa persona era en realidad Silvia.

Silvia rara vez toma la iniciativa para hablar con otros en el salón de clase; sin mencionar si la otra persona era un chico. Pero en los pocos meses pasados enfrentaron muchos apuros juntos, y el siente que a Silvia es más fácil acercársele en comparación a antes.

Pero en el salón de clase, ella aun es la majestuosa y severa “Princesa de Hielo Azul”.

-Si ustedes dos quieren hablar solos, entonces este estorbo se ira en silencio.-

Raymond dejó el salón de clase con una sonrisa irónica.

Los demás quienes están empacando sus maletas y alistándose para ir a casa también observan un curioso espectáculo.

-Uh….. ¿En qué puedo ayudarte?-

Preguntó Ash inquieto.

-Que….de hecho…..mi padre……ordeno……quiere que me sigas…………..-

-¿Seguirte?-

-¡S-solo haz como si no hubiera dicho nada!-

-¡Princesa-sama!-

Ignorando a Ash, Silvia velozmente corrió en un abrir y cerrar de ojos, ya está fuera del salón de clase.

-…….. ¿De qué se trataba eso?-

Ash paralizado, se mantenía de pie en su lugar mirando en la dirección de la puerta por la que Silvia salió corriendo.

 

Parte 2

Después de cerca de dos horas de estudiar en la biblioteca de la academia, Ash regresó al dormitorio de chicos.

Aunque él se siente confiado en la prueba de práctica, el examen escrito es otra historia, así que es necesario revisar cuidadosamente otra vez.

De todas formas, ya que Eco está en el dormitorio, su eficacia de lectura decaería claramente. Esta es también la razón por la que Ash prefería usar la biblioteca.

Al atardecer.

El panorama afuera de la casa de Apollo se ha puesto rojizo bajo los rayos de luz del sol. Justo cuando Ash está caminando hacia la entrada-

¡Toooooom!

-¡Wah!-

Una fuerte ráfaga junta con el sonido de un impacto golpeó a Ash desde atrás. Ash tambaleó y cayó con el rostro hacia abajo, golpeando así en la puerta principal.

-¡Que paso……..!-

Ash sobaba su frente mientras giraba su cabeza a un lado y otro.

-¡Por favor discúlpeme! ¿Es usted Ash Blake-san?-

Una señorita conocida está sentada sobre un Strada. La chica parece estar en sus juveniles veinte años y es alegre. Su cabello a la altura de sus hombros se menea con la briza. Ella es la que apareció en el restaurant para estudiantes la noche anterior.

-¡Soy el mensajero de primera clase del palacio Orletta Blanc! ¡Tengo un mensaje para ti!-

-¿Para mí……?-

Ash parecía confundido, Orletta saltó de su mecanismo de jineteo, y entonces saco un sobre de su bolso y lo entregó a Ash.

-¿Puedo preguntar quién envió esta carta?-

-Ese es un secreto.-

Orletta dio una juguetona risa and monto sobre su Strada de nuevo, y en un abrir y cerrar de ojos volaron alto en el cielo.

 

Parte 3

Una vez que Ash estuvo de regreso en su cuarto, miró a Eco durmiendo sobre la cama con sus piernas y brazos extendidos. Los libros de dibujos para niños al lado de la almohada se los había dado Cosette para que no se aburriera.

Cuando está durmiendo, su rostro es como el de un ángel, inocente y adorable; justo cuando Ash pensaba en eso, Eco se dio vuelta sobre la cama.

Su falda se levantó a causa de eso, revelando sus muslos rosados. Su ropa interior casi se podía ver.

-¡Waaaa…..!-

Ash rápido puso de vuelta la falda en su posición original.

Aunque él sabe que ella es un dragón, cada vez que el cae en esta clase de situaciones, su corazón comienza a latir.

-Esto de verdad, podría ser malo para mi corazón…..-

Ash dio un profundo suspiro, después de que sintió haberse calmado, se sentó de piernas cruzadas en su alfombra personal.

Entonces abrió el sobre que acababa de recibir.

Hasta ahora, Ash se dio cuenta que era un sobre de calidad muy alta. La calidad del papel que se vende en la papelería cercana no se compara con esta.

Ash cuidadosamente saca la carta, como si estuviera tomando un objeto frágil.
Mañana a la hora del almuerzo, te estaré esperando en la fuente frente a la academia.
Sin embargo, solo había una corta frase en la carta.

No hay ninguna firma en la carta.

-¿Qué es esto exactamente?-

Ash estaba sorprendido y murmuró inconscientemente.

-Hu………¿volviste?-

Eco se tallaba los ojos y se sentaba lentamente.

-Disculpa, ¿te desperté?-

-Esa carta….¿qué dice?-

-Ahh, ¿esta? El mensajero acaba de traérmela…..-

Ash le mostró la carta a Eco.

Aunque Eco era apenas una dragón de tres meses de edad, ella puede obtener toda clase de información a través de la Dragweiss. Así que desde luego, leer no sería ningún problema para ella. Aunque por ahora solo le interesan los libros de imágenes, tarde o temprano se interesara en la literatura.

Eco se quedó mirando el contenido unos instantes, y entonces sus cejas repentinamente reaccionaron.

-¡Esa persona de veras que tiene valor, como se atreve a enviar una carta de desafió!-

-No, como podría ser esta una carta de desafío….-

Aunque Ash trato de tranquilizar a Eco quien se había exaltado, aun así, de hecho, dentro de su corazón, él también se sentía desconcertado.

Parte 4

-…….¿Porque viniste junto conmigo?-

El día siguiente, durante la hora del almuerzo, Ash siguió la hora especificada en la carta y vino a la fuente frente a la academia. Hay bancas por todos lados en el campus, muchos estudiantes están platicando mientras disfrutan del almuerzo.

-¿Acaso necesito tener una razón? ¡Yo soy tu ama! ¡Al enviarte una carta de desafío a ti, es igual que si me la enviaran a mí! ¡Voy a pasar por encima de ellos yo personalmente!-

Eco en su uniforme se cruzó de brazos y se mantuvo de pie al lado de Ash, esperando a que el la misteriosa persona que había enviado la carta llegara.

-Haa, ya he dicho que no es una carta de desafío.-

Ash no podía recordar nada escandaloso, que pudiera haber causado que alguien lo desafiara en un duelo.

No hace mucho, Ash aún era ´El Chico Problema Número Uno de la academia`; y había recibido bastante atención improbable en todos los aspectos. Pero después del nacimiento de Eco y también después de que se unió al consejo estudiantil, había estado viviendo una vida de perfil muy bajo. Rebecca también lo respaldaba, lo que es probablemente también un factor muy crítico.

-De todas formas, es muy lento…..¿cuánto piensa hacernos esperar?-

No se podía culpar a Eco por enojarse.

Han pasado treinta minutos desde que comenzó la hora del almuerzo.

-¿Nn….?-

En ese instante, Ash sintió a alguien mirando su espalda, entonces se giró enseguida rápidamente.

Una estudiante se estaba escondiendo secretamente detrás de las sombras y los observaba a ambos.

Quizás ella pensaba que estaba oculta de buena forma, pero un cabello dorado no puede ocultarse así de fácil.

-¿Princesa-sama?-

En el momento que se miró frente a frente con Ash, el rostro de Silvia se puso rígido y salió corriendo.

-¡Princesa-sama espere por favor! ¿Tiene algo que tratar conmigo verdad?-

Ash la siguió de prisa.

-¿Podría ser que…la carta fuera de Silvia?-

Eco quien también estaba siguiendo a Silvia preguntó.

-Probablemente. Calmémonos y pensemos. Su forma de actuar ayer después de la escuela, usar al mensajero del palacio, el papel y los sobres de alta calidad….esta evidencia es suficiente para probar que quien envió esa carta seria la Princesa-sama. ¡Hey, Princesa-sama! ¡¿Por qué esta huyendo?!-

-¡No, no me hables en voz alta! Lancelot….te invoco por el nombre de Silvia Lautreamont!-

Justo en ese momento, hubo un flash enfrente de Silvia, el maestro Lancelot apareció.

Silvia con destreza saltó sobre Lancelot. En el momento que levantó sus piernas para sentarse sobre la silla de montar, la falda del uniforme se levantó.

Una ropa interior de un blanco puro recibió los de Ash. Justo cuando Ash se sonrojaba, Lancelot ya había salido disparado.

-¿Es magia?-

Ash estaba paralizado. ¿Silvia estaba tan desesperada por escapar que necesito invocar a Lancelot?

Además, montarse en un dragón sin el ´traje dragón` es una violación a las reglas de la escuelas. ¿La Silvia siempre cumplidora de la ley había de verdad violado las regulaciones de la escuela? Esto quería decir que la situación no se trataba de algo trivial.

-¡Detente, ¿Sabes quién soy yo?! ¡Si no quieres ser aplastada por mí, entonces regresa de inmediato!-

Eco pisoteaba el suelo mientras gritaba hacia el cielo.

-Vamos, es Lancelot de quien estás hablando….la que sería aplastada serias tú.-

Ash se encogió de hombros con una sonrisa.

-¡¡¡Que dijiste!!!-

Las mejillas de Eco estaban rojas de enojo, entonces vuelve su atención hacia Ash.

En ese momento….-

-¡Hey, hey, Lancelot! ¡Te ordene que volaras! ¡Quién te dio permiso de aterrizar!-

Inesperadamente, Lancelot hizo un aterrizaje de emergencia enfrente de la fuente, y se sentó. No solo eso, también bajo su cuello enfrente de Eco.

-No puede ser……¿de verdad obedeció las ordenes de Eco?-

Ash lleno de dudas miro a Eco.

Eco orgullosamente infló su pecho plano y dio un paso al frente

-Bien, ahora no tendrás a donde huir. ¡Solo dime porque le enviaste una carta de desafió a Ash!-

-E-esa no es una carta de desafío….-

Silvia está sentada encima de la inamovible montaña que es la espalda de Lancelot. Sus ojos están llorosos. Tal situación es extremadamente humillante para un Dragner- mucho más para la altamente egoísta Silvia.

-Princesa-sama….Si tiene algún problema, puede hablar conmigo….-

-¡No me hagas esa clase de mirada simpática!-

-Lo siento….-

-¡Bien, entiendo! ¡No huiré de la verdad! ¡Ya no estoy confundida! ¡Porque yo soy la Princesa del País Reino Lautreamont! ¡Ash, escucha con atención!-

Silvia gritó desde encima de la espalda de Lancelot.

-Espero que te unas a mi…¡ven conmigo a casa a conocer a mi padre!-

En ese instante, al mismo tiempo el campus entero estaba como congelado en silencio.

Ash también estaba paralizado, y su cerebro paró de funcionar.

-¡Woooow! ¡La princesa se le está declarando a alguien!-

El grito de esa persona se convirtió en el detonador y causo un alboroto en el campus entero.

Inconscientemente, los estudiantes que estaban regados por el campus almorzando de pronto los rodearon.

Hay una razón para el alboroto causado por los estudiantes.

En general, para que un Dragner se declare, normalmente deben montar en un dragón. Y Silvia….coincidentemente estaba montada sobre Lancelot, y estaba pidiendo que conocieran a su padre.

Desde otros puntos de vista, esta es la escena de una proposición.

-He tenido mis sospechas desde la última vez…..¡pensar que ellos dos ya han llegado hasta este punto!-

-¡Imposible, la diferencia de status entre ellos es muy grande!-

El campus ahora está en una tranquila tormenta, todos miran con curiosidad a Silvia y Ash.

Silvia se ruborizaba mientras se retractaba de lo que dijo:

-¡L-lo que he dicho no se refiere a tal cosa! ¡Es totalmente diferente! De todas formas….es más apropiado para la declaración de un hombre……¡No, no es así! ¡Ash, por favor hazte cargo de las cosas aquí!-

Después de que Silvia gritó desesperadamente, se desentendió de eso.

-¡E-eh! Como puede dejarme a mi este problema, Princesa-sama…..-

Dijo Ash sorprendido.

-¡Ash! ¿¡Al final, aceptaras!?-

Un gran número de estudiantes continuaba acercándose y rodeando a Ash. Eco estaba al lado suyo y naturalmente estaba envuelta en eso. Los dos están siendo apretados por los demás.

-¡Arghhh! ¡Es suficiente! Por eso es que digo que los humanos son estúpidos e ignorantes….¡los aplastare a todos!-

El rugido de Eco puede ser escuchado hasta lo alto del cielo.

Parte 5

Silvia proponiéndosele a Ash-después de usar un montón de esfuerzo para desenredar este malentendido, y después de pedirle a Silvia que explicara sus intenciones, él se dio cuenta de algo aún más sorprendente que el hecho de que Silvia se le declarara.

Él no pensó que el Paladín Oswald convocaría a ambos Ash y Eco.

Él es el rey del país.

Por supuesto, Ash no tiene derecho a negarse.

-Tradición Dragner ~A.S.B.1365.7~- cerrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s