Capitulo 1 – Eco, la Chica Dragón


Parte 1

El cuerpo de Ash se sobresaltó. Claramente sintió la presencia de alguien entrando sigilosamente a su cuarto y arrastrandose sobre su cama.

— ¿Tu no vas a dejarme en paz esta noche, tampoco……?

En la profunda oscuridad, el cabello y piel de la chica emanaba un resplandor helado.

La luna llena fuera de la ventana sobresalía en el horizonte.

Ash recordaba claramente haber cerrado las cortinas antes de irse a dormir.

-Fufu……es una hermosa noche, ¿no crees?-

La chica miró con desdén a Ash con los ojos de una conquistadora. Sus labios mostraban una encantadora sonrisa.

-¡Uuu!-

Ash, quien estaba recostado en la cama, de pronto no se pudo mover.

La chica se había sentado sobre el abdomen de Ash con sus piernas a los lados. En vez de presión, Ash podía sentir calidez proveniente de la parte de su abdomen que estaba en contacto con la mitad inferior del cuerpo de la chica.

Un suave aroma llenaba la habitación.

Que chica tan encantadoramente hermosa.

Tenía cabello color rosa con un brillo plateado hasta su cintura, piel blanca como nieve y ojos color rubí.

Solo llevaba puesto lo más mínima porción de ropa, estaba casi desnuda.

Las dos protuberancias en su pecho cercanas al rostro de Ash se menearon suavemente.

En cada lado de su cabeza crecía un cuerno que no era diferente a los de los dragones.

-¿Quién eres tú? ¿Por qué siempre estas……¡uuuuu!?-

La pregunta de Ash fue interrumpida por la fuerza. La parte superior del cuerpo de la chica se acercaba lentamente y abrazaba a Ash con fuerza.

Su blanca y suave piel entró en contacto con el cuerpo de Ash sin nada de por medio.

Sus suculentos labios susurraron al oído de Ash.

-También voy a consentirte bien esta noche.-

Después de dejar escapar un cálido suspiro, la chica mordisqueó el lóbulo de Ash. *Kaa—* El sonido era similar a ese de morder el hueso del oído.

-¡N-no……No hagas eso…..!-

El cuerpo de Ash tembló sin parar como si fuese golpeado por un rayo.

La chica codiciosamente devoraba el cuerpo de Ash. Cuello, pecho, cintura, brazos……el entumecimiento de la piel provoado por su suave lengua y sus destellantes dientes deslizándose a través de su piel casi hacían perder el conocimiento a Ash.

Como era costumbre, esta noche la chica movió su cuerpo a placer en esa posición. Era como una danza.

Habían sido siete días desde la aparición de la misteriosa chica.

La chica quien aparecía al lado de la cama de Ash cada noche, pasando cada momento acosándolo juguetonamente.

¿Quién rayos es ella?

¿Y qué razones tiene?

¿Por qué hay dos cuernos saliendo de su cabeza?

La chica nunca respondía las preguntas.

Ella siempre danzaba sobre su cuerpo y se marchaba lentamente con suaves pasos.

El acoso de la chica era con total fuerza. Ash siempre terminaba sobre la cama exhausto después del suceso. En este momento sentada en la ventana, la chica estaba levantando sus delgadas y hermosas piernas con una expresión compuesta.

De acuerdo a su experiencia de los seis días pasados, la chica iba a desaparecer frente a los ojos de Ash.

—Después de todo, esto es solo un sueño……

Cuando abra sus ojos, estaría viendo el acostumbrado amanecer.

Al menos, había sido así durante los seis días pasados.

-Mi nombre es Navi.-

Ash fue sorprendido de escuchar de pronto un nombre que no reconocía.

Esta era la primera vez escuchando a la chica decir su propio nombre.

Ash reunió la última porción de su fuerza y apenas se las arregló para levantar la parte superior de su cuerpo.

-Navi….. ¿Quién eres? ¿Por qué estás haciendo esto?-

-Encomendando a mi persona, que está por nacer pronto, a ti…..considéralo una forma de ritual.-

-No entiendo lo que dices.-

-¡Nos vemos, hasta la próxima vez cuando nos encontremos en la vida real!-

La silueta de Navi se convirtió en incontables partículas plateadas y desapareció en el brillo de la luz de luna.

Parte 2

*—Dong*

Al amanecer, Ash fue despertado bruscamente por el sonido de disparo de un gran cañón.

Unos pocos segundos después, se dio cuenta que el gran sonido era en realidad del lanzamiento de fuegos artificiales usando Oráculos.

Ash estaba en la Casa Apollo.

El dormitorio donde los estudiantes varones del Curso Avanzado vivían.

Unos pocos meses antes, después de completar tres años de cursos básicos, Ash satisfactoriamente se convirtió un estudiante de primer año del Curso Avanzado y se hizo acreedor a la calificación para vivir en la Casa Apollo.

La diferencia más grande entre la Casa Apollo y los demás dormitorios era el sistema de “una persona, una habitación”. Comparado a los anteriores en los cuales tres personas tenían que meterse dentro de un pequeño cuarto, la vida en la Casa Apollo era como el cielo.

-¡Uuu…..esta frio!-

Los hombros de Ash temblaron al momento que salió de la cama.

El amanecer de inicio de primavera aun traia un frio penetrante. Evitando el impulso de correr de vuelta a la cama, Ash abrió las cortinas.

La habitación de Ash estaba en el tercer piso. Uno podía ver el campo entero parándose en la ventana.

Había muchos estudiantes en el campo al amanecer llevando a cabo trabajos de preparación para la “celebración”. Había también un montón de jinetes sobre sus dragones.

Equipos de Stradas [1] atravesaban por el horizonte, en preparaciones para la celebración que estaba por comenzar.

Los gigantes lagartos corriendo atrás y adelante en el campo eran los brillantes Asias [2].

-Está por comenzar.-

El campo de tal tamaño estaba envuelto en una misteriosa e inusual atmosfera. Ash comenzó a ponerse nervioso.

-¡Hey, Ash! ¡Hora de levantarse!-

En ese momento, Ash escuchó la voz de sus amigos acompañada del golpeteo en la puerta.

-¿Raymond? ¡Dame un instante!-

Ash sacó rápidamente la venda de la caja de primeros  auxilios.

Envolvió la venda alrededor de su mano izquierda para cubrir el <<Seikoku>> en su brazo.

El patrón en su brazo era una prueba de ser un Criador.

A la edad de siete años, Ash tomó parte en la <<Ceremonia del Huérfano>> llevada a cabo en el Bosque Albión y resultó con una larva de dragón puesta en su cuerpo.

Desafortunadamente, los recuerdos de Ash de esa ocasión son brumosos con un montón de partes faltantes.

Ya que obtuvo el <<Seikoku>>, por lógica pudo haber visto la Madre Dragón dentro de las profundas partes del bosque. Sin embargo, Ash no tenía ni la más ligera impresión de tener algún recuerdo de esa escena.

Realmente lo arruine, pensó Ash burlándose de sí mismo.

En comparación a los otros estudiantes, el patrón del <<Seikoku>> en el brazo de Ash era especialmente grande.

Similar a un tatuaje de diseño único, se extendía desde su codo hasta su muñeca como una serpiente negra.

-…..Perdón por hacerte esperar.-

Habiendo terminado de envolver, Ash abrió la puerta de su habitación.

Su buen amigo, Raymond Kirkland, estaba de pie en la puerta con una cordial sonrisa.

-¿La venda otra vez? ¿Por qué no intentas algo nuevo?-

-Hmph, una persona normal como tú no entendería para anda mis sentimientos.-

Ash estaba disgustado. Raymond no pudo evitar sacudir su cabeza con una amarga sonrisa.

-Lo siento, es mi culpa….. ¿Hnn? Tu cara esta roja. ¿Tienes fiebre?-

-No. En realidad,……tuve sueños extraños la ultima semana.-

-¿Sueños extraños? ¿Qué clase de sueños extraños?-

-Una chica hermosa se arrastraba dentro de mi cama, entonces…..ella hizo un montón de cosas…..-

Era realmente vergonzoso hablar de este tipo de cosas. Ash se ruborizó mientras relataba lo que pasó.

Raymond no pudo resistir reírse.

-¿Estas así de desesperado por una chica? ¡Eso es muy exagerado!-

-¿Estas tu algo mejor? ¡Estamos en la misma situación!-

-Nonono, yo soy diferente a ti. No es que no sea popular con las señoritas; es solo que no he encontrado alguna adecuada para mí.-

Raymond sacó un pequeño espejo y comenzó a admirarse a sí mismo.

Casi todos los estudiantes de la Academia para Jinetes de Dragón Ansarivan tenían severo narcisismo. Para ser justos, todos reconocían que Raymond era un joven apuesto. Sin embargo, las personas no se atrevían a acercársele a causa de su personalidad, destruyendo la gran impresión que daba debido a su apariencia. Era como arruinar tu propia imagen al momento de hablar.

-….. ¿Para qué me estas visitando tan temprano?-

Dijo Ash molesto. Raymond entró en el cuarto como si eso no lo preocupara.

-¿Lo olvidaste? La competencia que hemos estado esperando por tanto tiempo comienza hoy. Hablando de la competencia, ¡no debes olvidarte de coquetear con las chicas!-

-¿Qué tiene que ver coquetear con la competencia? ¡También deberías salir y entrar a la competencia!-

El estricto Ash subió el volumen, pero Raymond tenía una malévola sonrisa.

-Si no recuerdo mal, ¿debes ser el primer estudiante del Curso Avanzado desde la fundación de la Academia para Jinetes de Dragón Ansarivan en tener aun la larva en su cuerpo?-

-Uuu…..-

Incluso si el no deseaba que fuera así, Ash no podía negar ese hecho. Es cierto, el compañero dragón de Ash aún estaba durmiendo en su cuerpo sin una sola señal de despertar.

No había ningún cambio desde ese año cuando fue elegido para ser un Criador a la edad de siete años.

Para los estudiantes de Ansarivan, el despertar de los dragones del sueño era la misión más básica.

Otros estudiantes habían obtenido sus compañeros en el primer año de lecciones básicas. Todos excepto Ash.

—Compañero.

Esta era una palabra muy sagrada, representando “el dragón nutrido por el Criador mismo”. Una larva durmiendo aun dentro del cuerpo del Criador no puede ser llamado un compañero.

-Ash, para participar en la competencia de hoy, ¿parece que necesitas algo?-

-Así es, necesito un dragón.-

-Es correcto. Así que, ¿quieres que te preste mi compañero?-

El compañero de Raymond se llamaba Brigid.

Pedir prestado a Brigid era, por supuesto, una de las opciones que Ash estaba considerando. En realidad, Ash ya sabía que Raymond estaba planeando saltarse la competencia esta ocasión.

Sin embargo, con solo aceptar la sugerencia de Raymond de esa forma realmente hería la dignidad de Ash, así que Ash decidió negarse discretamente.

-También puedo pedir prestado a Arianrhod de Max. Él es un miembro del Consejo Estudiantil y por lo tanto no puede tomar parte en la competencia.-

Los miembros del Consejo Estudiantil conforman el comité ejecutivo de la competencia y no les era posible participar. Max también declaró claramente su intención de no participar en la competencia.

-Eres demasiado ingenuo, Ash. ¿¡Piensas que Max te prestaría su compañero!?-

-¿Qué hay conmigo?-

-¡Uohh!-

Raymond saltó sorprendido. Girando, Max estaba ahí recargado al lado de la puerta en perfectamente buena condición.

-Bueno Días, Max.-

Ignorando el saludo de Ash, Max ajustó silenciosamente la posición de sus lentes con su mano.

Maximillian Russell. El compañero de clase de Ash, estudiante de honor quien había recibido el título de Dragner por el Paladín, y también el tesorero del Consejo Estudiantil.

-Ustedes dos están siendo muy ruidosos tan temprano, ¿qué pasó?-

-Ash estaba llorando y rogándome que le prestara a Brigid para participar en la competencia.-

-¡¿Quién estaba llorando y rogándote?! Max, ¿puedes prestarme tu Arianrhod? Es solo por hoy.-

Si, por una razón en particular, Ash tenía que participar en la competencia de hoy sin importar que.

-¿Quieres que te preste mi compañero? En tu próxima vida.-

-No hay necesidad de ser tan rudo, ¿verdad?-

-No discutamos sobre esto por el momento…..-

Max examinó  a Ash con sus agudos ojos.

-¡Deberías ver por ti mismo el estado en que se encuentra este cuarto! ¿No te recuerdo una y otra vez que debes mantener tu cuarto limpio?-

El Max autoritario entró en la habitación con grandes zancadas y de inmediato comenzó a limpiar. Desde que se mudó a la Casa Apollo, nunca ha habido un día que la habitación de Ash esté limpia y ordenada.

-Esta escena de seguro trae recuerdos.-

Mirando a Max trabajando tan duro en limpiar, Raymond no pudo evitar menear su cabeza con una sonrisa amarga.

—Ash, Raymond, Max.

Cuando aún eran estudiantes del Curso Básico, habían pasado por momentos sentimentales juntos en la Casa Merk. Esa ocasión, tener un cuarto para sí mismo era aún un sueño lejano y los tres tenían que meterse en un pequeño cuarto. Ash y Raymond pasaban por dificultades para tratar con Max, quien era un maniático de la limpieza hasta el punto  de ser una enfermedad.

-……Siempre me he preguntado.-

Hecha la limpieza, Max regresó y miro a Ash.

-¿Por qué puedes montar los compañeros de otras personas?-

-Bueno…..como debería decir esto…..-

-Por lógica, los dragones solo permiten que sus propios amos los monten. Ha habido muchos Criadores en el pasado que han intentado montar los dragones de otras personas pero todos han fallado.-

-Eso es bastante cierto, pero he obtenido permiso de mi profesor, así que debería ir bien ¿verdad?-

-¿Por qué aun eres tan indeciso al hacer las cosas, como en el pasado? Pff, si de verdad intentas participar en la competencia, solo toma a Brigid. Informare a la presidenta del Consejo Estudiantil.-

Finalizando con el tono autoritario, Max se marchó sin volver atrás.

-Me pregunto quién es el que no ha cambiado para nada.-

Raymond sacudió su cabeza de nuevo con una amarga sonrisa.

De pronto Ash se acercó a Raymond.

-Me prestaras a Brigid, ¿verdad?-

Raymond asintió con su cabeza, sus ojos emitían un peculiar brillo.

-¡Por supuesto, debes hacer que esa princesa cambie su impresión de ti!-

Al escuchar eso, la expresión de Ash instantáneamente se volvió seria.

-Yo también tengo esa intención.-

Parte 3

Los grandes fuegos artificiales eran deslumbrantes.

Había una atmosfera tensa en la academia, acompañada por excitación en el aire.

La “carrera” de la que hablo Raymond era uno de los nombres por los que era conocida. El nombre oficial era “Festival para Jinetes Aries Dragón”. Un gran evento anual que se llevaba a cabo en el mes de Aries (cuarto mes)[3].

Era también una actividad primaveral llevada a cabo por la Academia para Jinetes de Dragón Ansarivan.

Ash, habiéndose cambiado en un `traje dragón[4]´ llegó al campo de deportes de la academia.

Era un día soleado sin nubes, clima apropiado para una carrera.

Muchos estudiantes sobre dragones ya se habían reunido en el campo de deportes.

Con un cálculo aproximado, debían de haber alrededor de más de cincuenta personas.

Ash estaba montando a Brigid, el cual pidió prestado de Raymond, usando las riendas en sus manos para guiar a Brigid hacia el medio del campo.

-Estas de buen humor hoy, Brigid.-

Brigid le respondió a Ash saludando con un suave chillido como un niño mimado.

Brigid era un Asia sofisticado por Ash. Tenía cuatro piernas enormemente desarrolladas y sin alas, Brigid no lucia como un dragón sino más como los enormes tipos de lagartos.

Ovaciones de pronto surgieron de los estudiantes en el campo.

-Un buen día a todos los estudiantes.-

La resplandeciente presidenta del Consejo Estudiantil apareció en el centro de la plataforma construida temporalmente.

La presidenta del Consejo Estudiantil no tenía una voz fuerte, pero sus palabras estaban llenas de confianza y tenían un poder penetrante.

Ardiente cabello rojo, ojos alargados, su hermoso cuerpo emitía el frio resplandor de una estatua de mármol y terrorífico instinto asesino. Incluso los pétalos danzantes en el aire palidecieron en comparación.

Rebecca Randall.

La <<Emperatriz Escarlata>>.

Su cabello rojo, personalidad atrevida e inigualable fuerza eran sus puntos atractivos como la ídolo de escuela Academia para Jinetes de Dragón Ansarivan.

Incluso los instructores de habilidades de combate de la academia no podían derrotar a Rebecca sobre su Maestro Cú Chulainn. Cuando se habla sobre el estudiante más fuerte de la Academia para Jinetes de Dragón Ansarivan, 99 por ciento de los estudiantes pensaran inmediatamente en Rebecca.

-El clima esta grandioso hoy—perdón, no quiero hablar sobre algo tan sin sentido.-

Los estudiantes sobre el campo bajaron sus cabezas riéndose. “El clima esta grandioso hoy” era la frase preferida del director, pero el festival era un evento que se llevaba a cabo por el Consejo Estudiantil, por lo tanto el director no tenía que salir a escena a dar un discurso.

-Estudiantes de la Academia para Jinetes de Dragón Ansarivan, el Festival para Jinetes Aries Dragón no es solo una competencia de deportes, es también la fina tradición de Ansarivan con los resultados de la carrera incluidos en los registros oficiales. Ya que todos ustedes decidieron participar en la carrera, entonces deben fijar su objetivo en pararse sobre el podio de la victoria. Sin embargo, estoy al tanto de que las tradiciones finas y los registros oficiales no son suficientes como razones para motivarlos a obtener la victoria.-

Los estudiantes comenzaron a reír de nuevo, pero las risas se detuvieron de pronto.

-Así que decidí otorgar como premio al ganador un boleto de una cita de un día entero. Y la persona con la que tendrán la cita, esa seré yo, Rebecca Randall.-

Al momento en el que Rebecca dejó de hablar, ovaciones surgieron inmediatamente de los estudiantes.

-¡Silencio!-

Rugió Rebecca. Al instante, los estudiantes estaban callados como antes.

-Lo siguiente será un discurso por la representante de los participantes. Del primer año del Curso Avanzado, la Princesa Silvia Lautreamont.-

A la señal de Rebecca, una silueta de estudiante femenina apareció al otro lado de la plataforma.

Ash inconscientemente apretó sus puños.

-¡La princesa es en realidad la representante de los participantes…..!-

El deslumbrante cabello dorado de Silvia estaba recogido detrás de su cabeza. Usando un `traje dragón´ con el escudo de armas de la realeza cosido sobre él, se bajó de su compañero—Maestro Lancelot [5] y lentamente subió al escenario.

La cuarta princesa de la familia real de Caballeros Lautreamont, Silvia.

La <<Princesa de Hielo Azul>>.

Era la hija del gobernante del País Caballero Lautreamont, quien tiene el título de el Paladín.

Ash, cuyo compañero aún no había nacido después de tanto tiempo, siempre había pedido prestados los compañeros de otros estudiantes durante las prácticas de examinaciones.

De otra forma, habría estado retenido todo el año.

Para los estudiantes, montar los compañeros de otras personas era suicidio; pero para Ash, no solo no era peligroso, era algo natural para él.

No importaba que tan corto de temperamento fuera el dragón, este obedientemente permitiría a Ash montarse en su espalda. Ya fuera este un Strada, Asia o Hydria [6] él podría controlarlo con facilidad.

Sin saberlo, la reputación del “Genio Domador de Dragones” Ash incrementó, convirtiéndose en una figura famosa de la academia.

Seikoku_no_Ryuu_Kishi_v1_027

Ese accidente ocurrió hace unos pocos días.

Ash pidió prestado el compañero Brigid a Raymond para participar en entrenamiento de combate sobre el lomo de un dragón, Ash derrotó sus compañeros uno por uno en poco tiempo.

Sería una mentira decir que no se sintió orgulloso de eso.

Concentrado en el entrenamiento de combate Ash no notó a Lancelot caminando detrás de el en ese momento.

No solo era muy peligroso el contacto físico entre dragones, era también una situación que la academia hacia lo mejor que podía para evitar.

Cada vez antes de clase, el instructor siempre se los recordaba.

Afortunadamente, la parte trasera de Brigid solo golpeó suavemente en la pierna izquierda de Lancelot. Ambos dragón y jinete no sufrieron ninguna herida. Sin embargo, las imprudentes acciones de Ash enfurecieron a Silvia.

-¿Para qué tomas el entrenamiento de combate? ¡Si vienes a la lección pensando que es solo un juego, te meterás en problemas tarde o temprano!-

Aparte de su estatus especial, la manera estricta y extremista de lidiar con las cosas era una de las razones por las que ella era una de las personas famosas de la academia.

Su actitud calmada en clase y su proeza de hacer crecer a Lancelot en un Maestro en solo un corto tiempo indudablemente le ganaron la admiración de muchos. Su comportamiento irrazonable, por otra parte, era ampliamente criticado.

Todos sabían que Silvia era una viva belleza pero ni un solo estudiante quería ser amigo de ella.

-Urk…..lo siento, es mi culpa.-

Ash saltó de la espalda de Brigid y reverenció su cabeza con respeto, disculpándose.

Si fuera la Silvia de siempre, se habría calmado. Encarando a un oponente que había admitido sus errores, Silvia siempre había perdonado. Era dicho que era uno de los preceptos de la familia caballero.

Sin embargo, no era lo mismo esta ocasión.

Silvia, enojada aun, examinó a Ash de pies a cabeza, sin intención de dejarlo en paz aun.

-¡Deberías pensar con ese cerebro tuyo tamaño de chícharo! ¿Quién exactamente está pagando las cuotas para tu escolaridad, uniforme, comida, alojamiento y materiales de enseñanza?-

-….. ¿Hablas del palacio?-

-Por supuesto que no. Aunque el palacio sea el que pague, el dinero que se usa viene de los impuestos de las personas. ¡Si continúas teniendo esa mentalidad de que esto es solo un juego, entonces simplemente deberías dejar la escuela tan pronto como sea posible para que así no sigas malgastando el dinero ganado con dificultades de las personas!-

-¿Qué? ¿Dejar la escuela? ¿Hablas en serio?-

-No hay almuerzo gratis en este mundo. ¡Ese es uno de los preceptos de la familia Lautreamont!-

Había desprecio en sus ojos helados color azul. En ese momento, Ash se dio cuenta del porque Silvia era llamada la <<Princesa de Hielo Azul>>. Casi no habían existido puntos de intersección entre los caminos de Ash y Silvia durante la fase del Curso Básico. Este era el primer contacto entre ambos.

Incluso si ella era una princesa, el orgullo de Ash no le permitía ceder.

-¡Los preceptos de la familia Lautreamont no son asunto mío! Ya me he disculpado. ¿Qué más quieres que haga?-

-¡Este no es un problema que pueda ser resuelto con solo una disculpa! Tu aun no tienes tu propio compañero, ¿cierto?-

-Uu…..-

Un tema sensible sobre él había sido mencionado, Ash fue dejado sin habla. Parecía que Silvia también sabía algunas cosas sobre Ash.

-Hmph, de tal amo, tal dragón, ¡tal vez murió hace mucho!-

Al escuchar eso, ira ardió en el corazón de Ash.

-¿Qué quieres decir con eso?-

-Deja eso, Ash. Es la princesa, no puedes ganar contra ella.-

Detrás de él, Raymond trató de detenerlo pero Ash lo ignoró.

Esta no era la primera vez que sufría tal humillación. No era de asombrarse que Ash fuera el blanco de humillaciones de todos ya que aún no tenía su compañero.

Si los insultos fueran dirigidos hacia él, Ash podría soportarlo.

Sin embargo, si era un insulto directo hacia su compañero, no lo dejaría pasar tan fácilmente.

Ash pelearía con toda su fuerza hasta que la otra parte se disculpara.

Situaciones similares habían ocurrido varias ocasiones, Ash, quien debía haber sido la víctima, lentamente se convirtió en el chico problema ante los ojos de todos.

Al hablar de la persona más problemática en la academia, noventa y nueve  por ciento de los estudiantes pensarían en Ash Blake del primer año del Curso Avanzado.

-Retira inmediatamente lo que dijiste.-

Incluso si ella era la princesa del reino, no debía humillar a otros como le diera gana.

Así que, Ash dio un paso hacia adelante, sin tener intención de ocultar su enojo.

La lección fue interrumpida. La atención de todos estaba en la confrontación de Ash con la princesa.

Parte 4

Silvia, quien había subido al escenario provisional, observó a los estudiantes quienes se habían reunido en los campos de ejercicios alrededor de ella. Eventualmente, esas pupilas azules se detuvieron abruptamente en un lugar.

-………-

Era evidente a donde estaba viendo Silvia. Estaba, obviamente, mirando a Ash. Ese día, Silvia no había retirado sus palabras. Si la otra parte hubiera sido un chico, esa vez Ash lo habría golpeado. Sin embargo, como era de esperarse, incluso si quería, Ash no podía golpear a una chica. Además, ella era una princesa en el círculo del palacio. De mala gana, Ash había propuesto una condición.

— Si salgo victorioso en la siguiente competencia, ¡te retractaras de las palabras que dijiste hace un momento!

Silvia, indiferentemente, había comentado: “Eso será bueno” y acepto. Eso fue suficiente para Ash. Silvia, una vez que dejo de ver a Ash, abrió su boca. Una helada voz golpeó la atmosfera, haciéndole recordar a todos el invierno que apenas había pasado.

-Deben intentar de la mejor forma en cualquier competencia. Ese es el lema de mi familia —- no menos-

Entonces descendió rápidamente del escenario y, montando de manera brillante sobre Lancelot, regresó a los campos de deportes. Después de unos pocos segundos de silencio, solo unos pocos cuantos aplausos surgieron de los campos de deportes ya que todos estaban sorprendidos por la altanera actitud de Silvia.

-¿Que?-

-Es obvio que Lancelot es el que sobresale, no la dueña.-

-¿Qué hay de grandioso sobre su amo?-

-La primera generación de paladines fueron originalmente los caballeros del Reino Chevron. En otras palabras, son solo soldados afortunados, nada más. No eran de la realeza.-

-Como era de esperarse de su hermana.-

Ash desinteresadamente echó un vistazo a unas cuantas estudiantes, quienes estaban murmurando tranquilamente detrás de él. Primero, Ash no había notado su conversación, sin embargo:

-Como era de esperarse de su hermana-

Esa frase captó su atención. El “hermano” que las estudiantes habían mencionado, obviamente se referían al Príncipe Julius —— Asesino de Dragones Julius. Aunque él era el hijo mayor de los caballeros de la familia, él había violado tabú más grande. Nadie sabía porque había asesinado un dragón, mientras él había sido ejecutado públicamente por su infracción al tabú antes de que pudiera revelar su motivo. Mencionar su nombre en este lugar, en verdad no era de agrado. Incluso si él había deshonrado a la familia de caballeros de la realeza, eso fue hace diez años. No había realmente ningún punto para mencionar viejos asuntos.

-…..Ella en realidad no la tiene fácil.-

Ash, de pronto, comenzó a simpatizar un poco por la situación de Silvia

Parte 5

La competencia estaba por dar inicio.

El orden de las líneas de los contendientes había sido secuenciado de acuerdo a los resultados de las risibles competencias que habían ocurrido durante el entrenamiento de clases.

Normalmente, los jinetes más rápidos eran situados en el frente.

Sin embargo, la competencia de jinetes de dragón de este año era diferente.

Los competidores que estaban colocados al frente, eran los estudiantes con los peores puntajes de las competencias.

Al parecer fue por petición de Rebecca; por razones de que la competencia fuese más emocionante.

Como resultado, con base en las nuevas reglas, Silvia, quien había calificado por encima de todos en las competencias, no había tenido más opción que situarse en la última fila.

Al lado de Silvia, Ash también estaba en la última fila.

Aunque el consejo estudiantil había hecho una excepción a la regla para permitirle usar el compañero de otro estudiante en la competencia, solo para ser justos, su posición inicial había sido colocada intencionalmente en la última fila.

Sin duda, este tipo de orden ponía en duda la seguridad contra una inesperada avalancha una vez que la competencia iniciase.

No obstante, a pesar de estas reglas, esta situación podría decirse que era favorable para él.

Permitírsele participar en la competencia, ya era una oportunidad en un millón, Además de eso, ser colocado al lado de Silvia, era la oportunidad perfecta para llevar a cabo su encuentro.

Con cada minuto y segundo que transcurría, él se concentraba más y más.

Silvia no le hablaba.

De igual forma, el sentía que no había necesidad de conversar con ella.

Finalmente las preparaciones anteriores a la carrera terminaron.

Los gritos de ánimo desde la audiencia alrededor de las orillas del campo de deportes habían llegado a un clímax.

Por todo el lugar, una única sensación de tensión llenaba el lugar.

Ash sintió claramente los latidos de su corazón acelerarse poco a poco. Durante las competencias, nunca se había sentido así de nervioso.

-¡En sus marcas!-

La voz de Rebecca brotó desde en medio del aire.

Vestida en uniforme, estaba montada sobre el lomo de su compañero. En esencia, esto estaba rompiendo las reglas de la escuela, sin embargo, como hoy era el Festival Anual de Montar Dragones, nadie había mencionado el suceso.

Con las manos en la cintura, ella ahora estaba de pie majestuosamente encima de la cabeza de Cú Chulainn. Su actuar de princesa heroica refinada inmediatamente atrajo la atención de todos.

Esta era su posición de jinete.

Como el cuerpo de Cú Chulainn era muy grande para encontrarle una montura adecuada, y además, porque ella había expresado públicamente que no quería retener a su amado compañero con una rienda y una montura, esto la llevó a ella a esta actual y única posición de jineteo.

Un sofocante silencio envolvió la audiencia, mientras ella levantaba una carabina mágica.

Solo el sonido de los latidos del corazón de uno mismo y la profunda respiración de los dragones podía escucharse.

-Listos—- –

La carabina apuntaba al cielo.

Y entonces, cuando un el resplandor de un Oráculo iluminó el horizonte, el arma dejo salir un gran disparo.

Alrededor de cincuenta dragones, al mismo tiempo, arrancaron, dejando detrás una nube de polvo.

Los Stradas, a cuyas colas les habían atado bombas de humo, se formaron en una columna y, al mismo tiempo, agitaron sus alas y volaron. Mientras eso ocurría, el humo de las bombas formaba un arcoíris de siete colores en el cielo

Parte 6

Brigid no traicionó las expectativas de Ash. Después de su perfecto arranque, siguió de la misma forma, justo por detrás de Lancelot. Mientras se desplazaban alrededor del campo de deportes de la academia, los competidores mantenían cierta distancia fija entre ellos.

Enseguida, en medio de los fuertes enormes gritos de ánimo, pasaron por las puertas de la escuela hacia el distrito de la ciudad.

-¡Al frente a toda velocidad!-

Al momento que Ash gritó, Brigid dejó salir un rugido.

Ash intentaba, con toda su fuerza, pasar por la avenida que llevaba a la plaza St. Durham.

Maestro Lancelot, poseía imponente velocidad. En un abrir y cerrar de ojos, había superado a muchos competidores.

Brigid seguía de cerca por detrás del cuerpo de Lancelot, donde el efecto de la fricción del aire era mucho menor, subiendo de posición junto con él. Sin embargo, cuando Lancelot estaba por entrar en un estrecho camino de la ciudad, que estaba conectado con la plaza St. Durham, de pronto bajo su velocidad.

-………Eso es extraño.-

Ash, quien había estado siguiendo a Brigid, levantó su cabeza y miró hacia adelante.

-¡Ellas…….!-

Cuatro competidoras, lado a lado en una fila, habían obstruido el camino delante. Mirando más de cerca, Ash inmediatamente se dio cuenta de que se trataba de las mismas estudiantes quienes habían difamado a Silvia antes de la competencia.

Al frente, el amplio camino de la ciudad continuaba interminable, plagado de numerosos retos. Al parecer hasta que salga del distrito de la ciudad, deberé ser paciente, pensó Ash.

Repentinamente, él se percató de sus intenciones.

-Esas personas…….-

Probablemente estaban aquí en busca de Silvia.

Cada que otros competidores se aproximaban desde atrás, ellas, al mismo tiempo, creaban automáticamente una pequeña abertura para dejarlos pasar.

Poco a poco, la posición de Silvia en la carrera iba cayendo. Pronto, ella, junto con Ash, serían los últimos.

Ash estaba en un callejón sin salida.

Adelantarse a Silvia no será nada difícil. Las estudiantes que obstruían el camino adelante seguro lo dejarían pasar. Después de todo, él era solo un espectador para ellas, así que no había necesidad de dificultarse las cosas el mismo.

-¡Ustedes en serio se han llevado las cosas muy lejos!-

Enfurecido, Ash no pudo evitar gritarles.

-¿De verdad no te importa?-

Exclamó el, con voz fuerte, mientras espoleaba a Brigid al lado de Lancelot.

A causa de la diferencia de estaturas entre el Maestro y el Asia, Ash tuvo que ver hacia arriba a Silvia.

En contraste, Silvia dio un vistazo abajo hacia Ash, el rostro de la chica estaba lleno de desprecio.

-…………No hay nada que hacer sobre esto, ya sea que estén bloqueando el camino o trabajando en equipo, eso no viola las reglas de esta carrera.-

-¡Ahora es el momento para que actúes como una noble! ¿Podría ser que no te moleste esto para nada?-

-¡No quiero hablar con enemigos! ¡Lárgate, no es nada de tu incumbencia!-

-¡Tu, vaya que eres una persona orgullosa, no me extraña que no puedas hacer amigos!-

-¡T-tu, que dijiste!-

Ignorando las protestas de Silvia, Ash espoleó a Brigid hacia adelante, dejando rápidamente a Lancelot detrás y acercándose a las cuatro estudiantes, quienes bloqueaban el camino del frente.

Como era de esperarse, tan pronto como una de las chicas se percató de él, rápidamente se movió, creando una abertura a su derecha.

Ash, sin ver a ninguna de ellas, apuró a Brigid de frente hacia la abertura que ella había creado.

Probablemente ellas pensaron que el simplemente iba a pasar de largo.

-¡Ja…….están equivocadas!-

Con un tirón de las riendas en su mano, el enorme cuerpo de Brigid se movió inmediatamente para golpear a las cuatro estudiantes al lado de él.

Ambas partes estaban ahora extremadamente cercanas, casi llegando al punto de romper con las reglas de la competencia.

-Hey, ¿qué intentas hacer?-

Una de las chicas se puso pálida, a causa del susto.

Debido a la confusión causada por Ash, las cuatro jinetes que habían estado ordenadas en una fila, ahora estaban demasiado cerca una de otra. Pronto colisionarían una con otra.

Solo había una opción para prevenir esto: abandonar sus posiciones. Sin embargo, si hacían eso, destruirían su propia formación.

Sin duda, este era el objetivo que Ash había intentado lograr, y, después de lograr tener la ventaja, no dejó pasar la oportunidad de burlarse de ellas:

-Lo siento mucho por el problema que causé. ¡Este dragón es prestado de alguien más y parece ser un poco desobediente!-

La expresión de una de las chicas, repentinamente cambió.

-¡Tú eres Ash Blake!-

Fuese suerte o no, el nombre de Ash parecía tener un profundo efecto sobre ellas.

-¡Es el Chico Problema Número Uno de la academia!-

-¡Uhh! ¡Permanece alejado de mí!-

-¡Kyaaa!-

Las cuatro estudiantes, inmediatamente, rompieron la formación, y, después de un breve momento de confusión, todas cayeron, irremediablemente, al lado del camino.

Sus agudos chillidos de las chicas, junto con los rugidos de los dragones, retumbaron incesantemente en el amplio camino de la ciudad.

Silvia, quien había estado detrás, elegantemente evitó a las estudiantes y los dragones, y rápidamente tomó velocidad.

-¡Q-quien te pidió que te entrometieras en los asuntos de otras personas!-

A pesar de su rudo tono, sus mejillas, aun así, se pusieron sutilmente enrojecidas.

Parte 7

Después de dejar el distrito de la ciudad, él se puso en curso hacia el norte por el camino principal, llegando así al Bosque Fianna.

El bosque era también una parte del recorrido de la competencia. Las habilidades requeridas en este momento, eran bastamente diferentes de las necesarias para guiarse a través de los caminos de la ciudad.

Después de entrar al bosque, una extraña cosa ocurrió.

-………¿Brigid?-

Brigid, quien había estado siguiéndole el paso a Lancelot durante todo el viaje, de pronto bajó su ritmo.

Silvia, obviamente, tomó ventaja de esta oportunidad. En un instante, ella había desaparecido.

-¿Que pasa……..?-

Brigid, finalmente, dejó de caminar.

Respiraba pesadamente y su expresión era de mucho dolor.

Ash, ahora, finalmente se había dado cuenta del error que había cometido.

-Fui muy descuidado.-

Mientras Ash se había estado preocupando de estar siguiendo a Silvia, no se había fijado que Brigid se había quedado sin energía.

Desde el principio, Brigid había mantenido la misma velocidad que Lancelot, a pesar de la diferencia de energía entre un Maestro y un Asia. Generalmente, para completar satisfactoriamente la competencia, el paso para completarla, se determinaba por la energía del dragón.

-…….Lo siento, Brigid.-

Después de disculparse, Brigid dejó salir un resoplido, como si se sintiera avergonzado de su fuerza física.

Ahora, grupos de competidores, poco a poco, lo habían alcanzado. Uno por uno, pasaron de largo al lado de Ash.

El sonido de del estruendoso retumbar sacudió la tierra, al tiempo que el aire se llenaba de polvo.

El panorama de un grupo de Asias corriendo por el bosque era algo espectacular de admirarse. Ash podía sentir el suelo sacudiéndose incesantemente, Por un largo periodo de tiempo, esto no se detuvo.

La competición de Ash, en este punto, había acabado.

Entre él y Silvia, se había decidido un ganador. Su objetivo de forzar a Silvia a retractarse de sus palabras, al final, no se había logrado.

Si esto se describiera como infortunio, sería una mentira. Ash de verdad había querido completar la competencia. Todo el tiempo, él se había propuesto la meta.

Sin embargo, extrañamente, el ánimo de Ash estaba bastante despreocupado.

-La competencia con la princesa terminó siendo bastante interesante.-

No importa que no quisiera aceptarlo, él no podía negar esto.

Entonces, en ese momento—–

Un sonido susurrante, sin previo aviso, se escuchó detrás.

-…..¡!-

Ash por acto reflejo miro hacia atrás, observando el bosque detrás de él.

-……¿Quién está ahí?-

Por razones de seguridad, los guardias de seguridad de Ansarivan, durante la carrera, patrullaban el bosque.

En el bosque, percatarse de la presencia de otra persona, no era algo como para crear un alboroto.

Sin embargo, quien sea que fuera, no había respondido. Si fuera un guardia de seguridad, el debería haber aparecido directamente delante de Ash, quien había sido eliminado.

Ash agudizó sus sentidos y cuidadosamente analizó los alrededores.

Aunque no había descubierto ninguna figura sospechosa, él sentía como si alguien lo estuviera observando. Podía sentir un presentimiento surgiendo dentro de sí.

-Espérame aquí.-

Después de dejar a Brigid ahí, Ash se encaminó hacia las profundidades del bosque.

Parte 8

El Bosque Fianna, bordeado en el oeste por el Lago Rubina, estaba localizado al noroeste de Ciudad Ansarivan. Es uno de los bosques más grandes dentro de los límites del Reino Caballero Lautreamont.

Mientras Ash corría en el bosque, miraba constantemente hacia sus pies como para no tropezar con las raíces que se arrastraban sobre la tierra como una telaraña de intrincados vasos sanguíneos.

Entonces, una vez más, sintió la presencia de alguien más.

-¡Te encontré!-

Confiando en su propia intuición, Ash lanzó una roca hacia los arbustos que estaban enfrente de él.

Los arbustos se sacudieron de derecha a izquierda, haciendo un sonido susurrante.

-Tu intuición es bastante acertada. De verdad es uno de tus talentos.-

Dijo una voz que poseía vitalidad y juventud y la seriedad de un mayor.

-¿Tú eres……….?-

De los arbustos, un hombre alto emergió. En su mano derecha, sostenía la misma piedra que Ash acababa de lanzar.

Aunque iba vestido con un atuendo de viajero, que no era nada fuera de lo ordinario, Ash quedo sorprendido.

Esto era porque ese hombre estaba usando una máscara plateada sobre su rostro, que cubría todo excepto su nariz y boca.

Además de esto, su deslumbrante cabello plateado tenia mechones de cabello color carmesí, que hacia venir a la mente una imagen de seda plateada que derramaba sangre poco a poco, así como la sangre usada para redactar escritos malditos.

En su mano derecha, sujetaba un objeto negro que emitía luminosidad.

-Un arma mecánica……….¿del ´Imperio´?-

Ash, enmudecido, permanecía ahí de pie, incapaz de moverse.

No es que él no supiera sobre eso.

Del otro lado de la cordillera de la escarpada montaña, sin tener la bendición de los dragones, el Imperio, no obstante, tenían una civilización altamente desarrollada basada en la maquinaria.

El arma que el hombre enmascarado sostenía en su mano probablemente era producto de la ingeniería mecánica. Si él lo recordaba correctamente, eso era un ´ametralladora corta´, un arma que combinaba la portabilidad de una pistola y el disparo rápido de una ametralladora. Ash no se arriesgó a actuar imprudentemente. Él sabía que ese hombre fácilmente podría, en cualquier momento, dejarlo con tantos agujeros de bala que se vería como un panal.

Tal vez debido a que se había dado cuenta de la desconfianza de Ash, los bordes de la boca del hombre se curvaron ligeramente hacia arriba.

-Hombrecito, eres muy brillante-

-¿Tú eres………..un soldado del Imperio?-

-¿Parezco uno?-

Ash no sabía que decidir.

El objeto en mano del hombre era un arma fabricada en el Imperio.

Sin embargo, ese hombre no tenía un acento del Imperio. Al contrario, tenía un fuerte acento del Reino Chevron. Aparte de eso, la manera en que hablaba era altamente refinada. Para ser más precisos, él estaba hablando casi como si fuera el Rey Chevron.

Ash se dio cuenta de que estaba en una situación desventajosa.

Si el hombre enmascarado era del Imperio, ¿porque estaría vagando por los límites de Ansarivan?

Tal vez, era un espía del Imperio.

El Reino Chevron y el Imperio Zepharos, dos de los grandes poderíos de este continente, habían estado en una Guerra Fría, que había durado ya, cinco décadas.

En medio de estas dos naciones, se encontraba el País Caballero Lautreamont, el pequeño país del Reino Chevron.

Inicialmente, el País Caballero era parte del Reino Chevron, por ende, la relación entre estos dos países era, naturalmente, mucho más cercana que con ninguno de sus aliados.

En esta situación, si personal armado del Imperio apareciese dentro de los límites del País Caballero, este país, simplemente, lo interpretaría como una operación militar por parte del Imperio.

Sin embargo, la fuerza de Ash tenía un límite. Definitivamente él era incapaz de oponerse al hombre que estaba frente a sus ojos.

-Hombrecito, ¿cuántos años tienes?-

La inesperada pregunta del hombre enmascarado lo distrajo por un momento.

-……..Dieciséis. ¿Algún problema con eso?-

-Es extraño. ¿Por qué aun tienes la larva dentro de ti?-

Ash, sorprendido, inconscientemente retrocedió unos pasos.

-¿C-como lo sabes?-

-La maldición en tu cuerpo me permitió percibir claramente eso.-

-¿Maldición……….?-

Ash hizo un gesto. El nunca esperaría escuchar, de la boca de una persona del Imperio, palabras tan anticientíficas.

Desafortunadamente, no tenía tiempo para preguntar que significaban en realidad esas palabras.

-Aléjate de Milgauss-sama-

Una delicada, pero autoritaria voz resonó en sus oídos.

Por acto reflejo, miró detrás y observó una pequeña silueta moviéndose hacia él. Entonces, inmediatamente después de desenfundar un objeto de su brazalete, se escuchó el agudo sonido del aire siendo cortado.

-¡Argh!-

Moviendo su cuerpo velozmente, Ash torpemente evadió el ataque sorpresa hacia él. Una serpiente de un negro profundo pasó a través del espacio donde su cabeza había estado. En realidad, mirando más detenidamente, la serpiente negra en era en realidad un largo látigo, el arma preferida de la Tribu Tantalos.

Aquellos que dominan esta arma se dice que tienen un ataque impredecible. Incluso soldados armados con espadas, pistolas o cañones, no eran rival.

Ash se arrojó al suelo y rodó, intentando distanciarse.

Aunque su atacante también usaba una máscara, por sus ojos, se dio cuenta que no era más que una jovencita adolescente.

Su hermoso cabello de un negro intenso estaba sujetado detrás de su cabeza y, a pesar de su pequeña estatura, sus ojos estaban repletos de asesinas intenciones.

Ash, improvisando, se levantó del suelo, tomó un puñado de tierra, se lo arrojó a la chica, se giró y corrió.

-¡Argh………!-

La chica tambaleó, y por un breve momento, cubrió sus ojos. Entonces comenzó a perseguir a Ash.

Ash, a toda prisa, saltó hacia un matorral.

-¡Maldición……..porque tengo tan mala suerte!-

Al salir corriendo fuera del bosque, su campo de visión inmediatamente se expandió.

Sobre el, un deslumbrante cielo azul se extendía tan lejos como el ojo podía mirar, forzándolo a entrecerrar los ojos.

Rocas áridas, grandes y pequeñas, superficie inestable.

Ash pasó saliva. Esta situación no era buena. Enfrente de él había un acantilado. Su borde estaba unos diez pasos adelante. Ash miró alrededor pero no pudo encontrar un puente.

-¡Acepta obedientemente tu derrota!-

La chica apareció de dentro del bosque.

Ash, con su espalda hacia el barranco, la confrontó.

-¿Cuándo fue que hice algún mal a ti?-

-Encontrarnos. Ese fue tu gran infortunio.-

El tono de la chica era sereno, carente de cualquier rastro o gota de duda, haciéndola sonar sin emociones.

-¡Eso es absurdo!-

-La guerra no necesita razón.-

-¿No hay alguna tregua?-

-¿Tregua? Eso no es nada de lo que pretendamos agregar. ¡En realidad la guerra entre el Imperio y el Reino aún no ha terminado!-

La chica tomo impulso, y, blandiendo el látigo en su mano, poco a poco forzó a Ash hacia el borde del acantilado detrás de él.

Aunque Ash había puntuado bien en las clases de técnicas de pelea, los movimientos de la chica eran demasiado rápidos. El solo podía, paso a paso, retraerse.

En unos pasos más, caería en el acantilado.

-¡Hmph……… me pregunto qué tanto puedes seguir resistiéndote!-

Ella se escuchaba irritada. De hecho, ella era una persona bastante impetuosa.

—— ¡Ahora!

Ash sujeto la punta del látigo, que había fallado en golpearlo, y entonces, con un fuerte tirón, rompió el balance de ella.

-¡Uooo!-

Él la sujeto por el collar y, usando su propia inercia, la arrojo. Su cuerpo trazó una parábola en el aire. Ash estaba sorprendido, pues no había esperado que su cuerpo fuera tan ligero.

-¡Kawaa!-

Cayendo pesadamente, la chica dio un doloroso grito y su mano derecha involuntariamente soltó el látigo.

-Uguu……….-

Aun consciente, lágrimas de desdicha comenzaron a aparecer en sus ojos. Aparte de eso, se retorcía constantemente, como con un gran dolor. Probablemente no sería capaz de estar de ponerse en pie por un buen rato.

Regulando su respiración, Ash lentamente extendió su mano derecha hacia la máscara en el rostro de ella. Quería ver cómo era ella. Entonces, en ese instante.

—– ¡Bishi!

Un peculiar sonido, similar al de un objeto rompiéndose, se escuchó.

-¿Eh………?-

Ash apenas pudo creer lo que veían sus ojos.

La parte de roca donde estaban, inesperadamente, comenzó a colapsarse.

Esto era sobre todo debido a fallas geológicas en las rocas. Esta pelea nunca debió llevarse a cabo en un lugar como este. Entonces él lo notó, un señalamiento de advertencia que decía “Cuidado con algún Colapso”.

-¡Ku…….!-

Ash no tenía tiempo para reflexionar. Levantó a la chica y la arrojo hacia atrás.

Ella cayó a salvo en una porción estable de terreno.

Sin embargo, por hacer eso, el no tuvo suficiente tiempo para escapar. En cambio, cayó junto con los rocosos escombros hacia el acantilado.

-¡Aaaaaaaaaaaaaah!-

La inmensa fuerza del viento casi desgarraba su piel.

Ash estaba asustado de caer en un barranco sin fondo. Entonces, en ese momento, sintió su muñeca izquierda ponerse tibia.

-¿Eh………?-

Un destello de luz quemó a través de su ropa. El <<Seikoku>>, que se extendía desde su codo hasta su muñeca, de pronto comenzó a emanar calor y luz escarlata.

El penetrante sonido del viento se silenció.

En efecto, todo sonido se había ido.

-¡Ugh………!-

Ash sintió un insoportable dolor dentro de su pecho, como si estuviese siendo partido a la mitad, como si alguien estuviera intentando salir de su cuerpo.

El dolor casi lo hacía perder el conocimiento.

Mientras soportaba el dolor, miró su pecho y encontró que estaba emanando un deslumbrante resplandor.

-¡Guaaaaaaaaaah!-

Ash dio un enorme grito al tiempo que su conciencia gradualmente se desvanecía.

Sin embargo, dentro de su borrosa visión, vio algo claramente.

Una chica flotando en medio del aire.

Completamente desnuda.

Con sus ojos cerrados fuertemente y sus brazos abiertos, ella flotaba junto a él.

Inconscientemente, Ash extendió sus manos hacia su pequeño cuerpo.

Ella resbaló sin poner resistencia sobre sus brazos.

Alrededor de ellos, una enceguecedora luz había, sin que ellos lo notaran, envuelto sus cuerpos.

No solo eso, sino que su descenso habían bajado de ritmo.

Abrazando a la chica, Ash lentamente flotaba hacia abajo, como uno lo haría dentro de un infantil cuento de hadas.

Pronto, aterrizaron sobre una roca al lado de un arroyo.

La esfera de luz, que los había protegido, instantáneamente se convirtió en incontables partículas y despareció sin dejar rastro.

-¿Estoy a salvo ahora………..?-

Murmuró Ash para sí mismo, mientras veía a la chica en sus brazos.

La respiración de la chica, cuyos ojos estaban aún cerrados, se escuchaba tranquila.

-¡Uwaa!-

Ash sintió un poco de calor mientras se percataba de que la chica estaba dormida.

Su delicada figura, junto con su pecho ligeramente abultado, y su tersa y delicada piel blanca era definitivamente algo que difícilmente se veía en este mundo. En efecto, daba la impresión de ser la ilusión de un ángel descendiendo en el mundo de los mortales.

Seikoku_no_Ryuu_Kishi_v1_055

Su edad probablemente era catorce o quince años.

Depositándola gentilmente en el suelo, Ash rápidamente quitó la capa de su Traje Dragón.

Con solo esta capa, fue capaz de cubrir suficientemente su pequeño cuerpo.

-Fuu…….-

Habiendo hecho esto, Ash sintiéndose aliviado, se sentó en el suelo.

Una vez más, miró al rostro de la chica.

-¿Podría ser ella………Navi?-

Dentro de su mente, surgió una imagen de la chica que, desde el inicio de esta semana, había estado jugándole bromas dentro de sus sueños.

-No, es cierto que eres parecida……..pero sigues siendo un poco distinta.-

Poniéndolo en una analogía, Navi sería una súcubo de esas de las novelas Góticas, que poseía un rostro que conservaba la inocencia de la niñez y también el encanto de una mujer madura.

Por otro lado, la chica frente a sus ojos era simplemente una chica. Ash no percibía ningún tipo de encanto de mujer madura de ella.

-………¿eh?-

Ash frunció una ceja. Algo pequeño, circular y del color del marfil, sobresalía del costado derecho e izquierdo de su cabeza.

-¿Qué es esto?-

Con la punta de sus dedos, Ash gentilmente examinó las misteriosas protuberancias.

Estaba suave y un poco flexible y parecía estar hecho de algún tipo de cartílago.

Las misteriosas protuberancias tenían una peculiar sensación, haciéndolo querer tocarlas de nuevo después de hacerlo. Sin embargo, Ash resistió la urgencia de tocarlas de nuevo, como si fuera de mala educación.

Parecía ser que las misteriosas protuberancias no eran accesorios sino parte del cuerpo.

-¿Podrían ser……..cuernos?-

Las pequeñas protuberancias encima de su cabeza, ciertamente, parecían ser idénticos a los cuernos de un joven dragón.

Ash no pudo evitar recordar los detalles del suceso, lo que había ocurrido anterior a esto, estaba en su mente.

La chica había emergido de dentro de su cuerpo y ella tenía dos cuernos que crecían del lado de derecho e izquierdo de encima de su cabeza.

Como resultado, no podía sacarse ninguna conclusión.

-……..¿Esta jovencita es mi compañero?-

Ash estaba confundido.

Siempre había deseado despertar a su compañero de su sueño, sin embargo, ¿porque su compañero era una chica cuando los de los demás eran dragones?-

-Uuu………nnn………-

Las largas pestañas de la chica vibraron un poco.

-Huwaaa……..-

La chica, en contraste a su bella apariencia, dio un enorme bostezo.

Uno de sus parpados poco a poco comenzó a abrirse.

Ash, inconscientemente, se inclinó hacia adelante y la miro directo al rostro.

Sus pupilas color rubí eran demasiado fascinantes.

Con ojos somnolientos, poco a poco abrió grandes sus ojos y la expresión de su rostro se tornó sorprendida.

-¡Hugiyaaaaaaa!-

-¡Oooof!-

Ash, recibiendo una cacheta en su mejilla, cayó hacia atrás y su cabeza fue a dar al riachuelo.

Afortunadamente, la corriente no era fuerte, así que aparte de su lamentable posición, él no estaba herido.

-F-Fuerza tan enorme……-

Con sangre goteando de su nariz, Ash con esfuerzo se puso de pie.

-¡Ir tan lejos como para tomar ventaja de una dama dormida es demasiado! ¿No sabes quién soy?-

Completamente sonrojada, ella se puso de pie.

La chaqueta que Ash había usado para cubrirla, cayó al suelo.

Su delicado cuerpo desnudo podía verse claramente.

Sin embargo, ella no hizo ningún movimiento para cubrirse.

-¡P-Por favor primero ponte tu ropa antes de hablar!-

Ash rápidamente miró hacia otro lado.

-¿Ropa? ¡Ridículo! La ropa es simplemente algo que los humanos crearon para ocultar su fealdad.-

-¿Que?-

-¡Así es, una verdadera dragón no necesita ropa!-

-¡No me importa si necesitas ropa o no, solo póntela!-

Después de decir eso, Ash giró su espalda hacia ella.

-¡Sé que eres una dragón! Bueno……..hablando claramente no estoy seguro. ¡Sin embargo, aun si eres una dragón, justo ahora, eres una chica!-

-¿Y qué?-

-Que………una chica desnuda parada enfrente de mí…….. me está poniendo incomodo.-

-¡Hmph! Que tipo tan inútil. Como dije, los humanos simplemente son ——- –

En ese momento, una fuerte ráfaga de viento sopló a través del barranco.

-¡A……Ahchoo!-

Comparado con su arrogante actitud de hace un momento, su estornudo fue extremadamente lindo.

Después de que ella estornudó, una inimaginablemente enorme ráfaga de viento se dirigió hacia Ash.

-¡Uoo!-

Inmediatamente, Ash se sujetó de la roca al lado de él y, de esta forma, evitó salir volando por el viento.

-El estornudo de un dragón parece ser bastante impresionante…….-

Después de tranquilizarse, con su espalda hacia la chica, Ash procedió a defender su posición:

-Tienes razón, la ropa hace a las personas verse mejor. ¡Sin embargo, aparte de eso, también protegen del frio!-

-Muuu………-

La chica hizo un puchero, como si no estuviera completamente de acuerdo con el punto de Ash. Sin embargo, al final, aceptó su opinión.

Poco después, se escuchó un suave sonido.

Girando su cabeza cuidadosamente, Ash vio que ella obedientemente se ponía la chaqueta.

Como su cuerpo era muy pequeño, solamente con el abrigo era suficiente para cubrir sus partes importantes. Sin embargo, sus piernas seguían expuestas.

Sus blancos y delicados muslos provocaban que Ash respirara con dificultad. Vistiendo simplemente un abrigo de hombre, la apariencia de ella, comparada a cuando estaba desnuda, provocaba que uno fantaseara aún más.

Después de alejar su mirada de sus muslos, Ash suspiró unas cuantas veces.

-No hay nada que confirmar. Tú debes ser el dragón que estaba dentro de mí.-

-Diciéndolo más correctamente, simplemente estaba usando prestado tu cuerpo temporalmente.-

-¿No estuviste dentro de mi cuerpo demasiado tiempo? ¡Ya me he convertido en un estudiante de primer año del Curso Avanzado!-

-¿Qué dijiste?-

La chica miró a Ash con un siniestro destello en sus ojos.

Su expresión, tan penetrante como una espada, se fijaba sobre el pecho de Ash.

-N-Nada……-

Ash, un poco sobresaltado por la reacción de la chica, solo pudo responder esto.

-No soy una dragón ordinario. No me compares con los demás.-

-¿Qu-?-

Claramente inconforme, la chica colocó ambas manos sobre sus caderas y miró a Ash.

-Escucha con cuidado, ¡quiero no pensar para nada que crees que eres mi amo! A quien le importa el acuerdo secreto de Albión……-

Ash se sorprendió un poco cuando la chica mencionó ese dato histórico.

——El acuerdo secreto de Albión.

Hace tiempo, confrontados con la crisis de la extinción, los dragones estipularon un tratado con humanos que querían su magia.

-……Habiendo dicho eso, tu y yo compartimos un destino en común. Aunque tú no puedas verlo, estamos unidos juntos por un lazo invisible.-

De lo que ella estaba hablando probablemente era el tan mencionado Flujo Astral.

-Después de combinarse con los humanos, los dragones obtienen una porción del Astral. Como resultado, los dragones obtienen la fuerza para sobrevivir, superando así la crisis de la extinción.-

Esto fue enseñado durante el Curso Básico. El Astral era algo similar a la energía vital y era fuente de una enorme fuerza.

La historia de los dragones era mucho más antigua que la de los humanos. Con cada nueva generación, el Astral contenido dentro de sus cuerpos era menor.

Debido a la falta del Astral, antes de ser completamente adultos, muchos dragones jóvenes morían prematuramente.

Si los dragones jóvenes no podían madurar en dragones adultos, tarde o temprano, los dragones irían al camino de la extinción.

Consternados con tal situación, los dragones decidieron combinarse con los humanos que poseían la mayor cantidad de Flujo Astral, para evitar así la extinción.

-Exactamente. Pero, aun así, yo no creo que les debamos nada a los humanos. Al contrario, los humanos deberían sentirse honrados.-

-No, ¿no deberías sentir al menos un poco de gratitud?-

Al terminar de hablar, le abdomen de Ash recibió un golpe del codo de la chica.

-¡Gah!-

-Como sea…-

Después de dar un vistazo a Ash, quien estaba retorciéndose de dolor, la chica, pensando en algo, rápidamente alejó la mirada. Su vigor, que había mostrado hasta ahora, desapareció y fue remplazado por timidez y pena.

-M-Mi nombre……-

-¿Ehh?-

Ash, confundido, frunció el ceño. La chica se puso un poco roja y gritó.

-¡Mi……nombre, mi nombre! ¡Dame un nombre! ¡E-Este es una, de alguna manera, cosa muy importante!-

-¿De verdad quieres que yo te de un nombre?-

-¡No hay elección! ¡Aunque no apruebo el tratado secreto de Albión, yo tampoco, puedo romper las reglas! ¡Debes darme un nombre para que el contrato sea completado!-

-¿De eso se trata? Los dragones también tienen muchas reglas difíciles.-

-¡N-No necesito cosas como tu simpatía!-

Encarando la extrema actitud de la chica, Ash mostró una tenue sonrisa.

-Si así es como va a ser, relájate. Ya he pensado en tu nombre.-

Desde que se había convertido en un Criador, siempre recordaba este nombre-

-Tu nombre es Eco.-

En comparación a Lancelot y a Cú Chulainn, este estaba un poco pasado de moda. Sin embargo, era un nombre bastante histórico, que aparecía con frecuencia en la historia o en textos religiosos.

——Primer año de D.N.S (Después del Nacimiento de su Santidad)

Por primera vez en ña historia de la humanidad, una joven doncella había logrado despertar a la larva de su sueño.

Su nombre era Rosa María.

Después de su muerte, las personas se referían a ella como una santa, como la primera progenitora de los Criadores.

En esa ocasión, el nombre de su compañero era Eco.

-Eco…-

La chica parecía distraída y su peligrosa expresión se había tranquilizado.

-Nnn, no está mal. Eco…… felicitaciones por pensar en este nombre. ¡Bien, por ahora te perdonare!-

-Uff, por suerte te agrado bastante este nombre.-

Si el nombre elegido hubiera sido considerado inaceptable, tal vez él hubiera sido una víctima de violencia. Llegando a esta conclusión, Ash sintió que comenzaba a sudar frio.

-Oh, por cierto, aunque acabes de despertar, parecer saber bastante sobre el tratado secreto de Albión y el Flujo Astral.-

Aunque Ash no había mencionado esto con intención de adular, ella, aun así, infló al frente su pecho con orgullo.

-Esa es la diferencia más grande entre los totalmente sabios dragones y los estúpidos humanos ignorantes.-

-Vamos, los humanos no están así de mal, o sí?-

– ——Dragweiss.-

-¿Ehh?-

Eco de pronto comenzó a mirar a la distancia, tomando a Ash por sorpresa.

-Para sobrevivir, la larva aun dormida automáticamente hereda conocimiento relevante. Como este conocimiento heredado viene desde generaciones, no hay necesidad de que alguien más se los enseñe.-

-Wow, eso es impresionante…… Por cierto, ya que eres una dragón, ¿por qué tomas la apariencia de una humana?-

-Emm……-

Eco bajó su cabeza pensativa. Después de un momento, no pudo hacer más que encoger sus hombros.

-No está bien, el Dragonweiss no contiene información sobre esto…… No, deben haber registros relacionados, solo que no se puede acceder a ellos. ¡Olvídalo, no lo sé! ¡No preguntes más sobre eso, o te aplastaré!-

-¿No está bien…..? ¡Aun quiero vivir algunos años más!-

Pensando en la fuerza poco ordinaria de Eco, Ash tembló.

En ese momento, Ash repentinamente recordó algo, ¡él aún no se había presentado!

Así que, tranquilizó el acelerado latir de su corazón, y extendió su mano derecha hacía Eco. Independientemente, Eco siempre seria su compañera.

Obtener su propio compañero había sido su deseo por muchos años.

-Muu….. ¿qué estás haciendo?-

-¡Me llamo Ash, desde hoy, yo soy tu amo!-

-¿Que?-

Eco no solo se negó a aceptar la buena intención de Ash, sino que también abrió grandes sus ojos y se quedó mirando a Ash.

-¿Q-que pasa?-

-Parece que has malentendido algo, creo que te lo aclararé. Tú no eres mi amo.-

Poniendo firme su casi plano pecho, los ojos de Eco comenzaron a emitir una extraña aura.

-¡Yo soy quien es tu ama!-

Una vez más, un viento helado sopló a través del barranco.

Parte 9

…… Unas pocas horas después.

Como era seguro, Silvia no traicionó las expectativas de la gente, con un actuar propio de un Jedi en el ´Regreso del Jedi´, se había proclamado en el primer lugar y—–

Los guardias de seguridad habían encontrado a Brigid dentro del bosque, dieron por hecho que el jinete había tenido algún problema, e inmediatamente formaron un equipo de rescate, y comenzaron la búsqueda del jinete.

El jinete se llamaba Ash Blake, un estudiante de primer año del Curso Avanzado quien montaba el compañero de su amigo para competir, el Chico Problema Número Uno de la academia.

La presidenta del consejo estudiantil, Rebecca, y muchos otros estudiantes se unieron al equipo de rescate.

Ya que el bosque Fianna cubría una enorme parte del terreno, al principio, creyeron que la operación de rescate no tendría éxito; sin embargo, después de un tiempo, encontraron a Ash y a Eco.

Cú Chulainn, con Rebecca montada en su cabeza, sin mirar atrás, voló directo hacia el barranco al borde del bosque, como atraído por algún tipo de fuerza.

Después de eso, Rebecca comentó.

-Hoy fue la primera ocasión que Cú Chulainn desobedeció mi orden.-

“El Despertar de la Bella Durmiente ~D.N.S. 1365.5~” se cierra.


1.-Strada: Literalmente aire/dragón alado , los únicos dragones que pueden volar aparte de los Maestros.

2.-Asia: Literalmente tierra/dragón de tierra, se pronuncia Aashia en vez de la manera normal que nosotros pronunciamos ese continente.

3.-Los nombres de los meses son tomados de los nombres en orden de los horóscopos.

4.- Dragsuit: termino usado para las ropas que se usan al montar un dragón.

5.-Lancelot: uno de los Caballeros de la Mesa Redonda en la leyenda de Arturiana.

6.- Hydra: Literalmente dragón de agua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s